19 de enero de 2021
Mi cartera vuelve a máximos
Con el empujoncito del Bitcoin que compré ayer y la subida de las tecnológicas chinas, que no han parado de subir desde que las compré a principios de mes, mi cartera ha roto los máximos que había marcado el 2 de septiembre cuando me salí del Nasdaq. Cuatro meses de aguantar perdiendo en el oro y la plata se han resuelto en semana y media. ¿Valía la pena estar ahí aguantando como doña Rosita la soltera en el muelle de San Blas?

A esta hora llevo acumulado:
Tencent: +16,99%.
Meituan Dianping: +15,87%.
Alibaba: +7,72%.
JD: +3,54%.
KingDee: +0,19%.
Fondo Hang Seng Tech (HSTE): +9,15%.
Fondo blockchain (BCHN): +5,49%.
Bitcoin (ABTC): +3,06%.
iShares Digitalisation (DGTL): +0,34%.

Se puede ver que me salí hace unos días de Microsoft, Apple y Nvidia, simplemente porque no me fío ya de la renta variable norteamericana.

No quiero que esto se interprete como que estoy aquí fardando ni presumiendo, pero sí que quiero que se entienda lo fácil que a veces es salir de los problemas si de verdad quieres salir de ellos y no te obcecas en tus propias falacias. Tampoco se puede decir que no haya reconocido aquí los errores cuando los he cometido.

Enlace permanente   



18 de enero de 2021
Ya he comprado Bitcoin
Hoy por fin me he decidido y he metido un 12% de mi cartera en bitcoins. He usado el ETP de 21Shares que se llama ABTC. Este producto está completamente colateralizado igual que los famosos ETC de oro, a cada acción le corresponden 0,005 bitcoins y tienen la obligación de vender las acciones al precio de cotización del Bitcoin y recomprarlas también a ese precio menos las comisiones. Las comisiones son del 0,33% para comprar y para vender, y del 1,49% al año. No son comisiones pequeñas, pero sí más bajas que la competencia. Lo más importante es que no hay un "premium" como en el caso de los productos de GrayScale, que cotiza el fondo como le da la gana y ha llegado a veces a estar un 100% por encima del precio oficial del Bitcoin.

Se llama este fondo ETP y no ETC aunque no es más que un instrumento de deuda. La descripción que ellos mismos dan en el folleto es clara:
Este producto es un bono sin devengo de intereses según la legislación suiza y que está totalmente garantizado por las posesiones de Bitcoin (BTC) u otros activos denominados en él.
Aunque cotiza en Suiza, lo he podido comprar en euros.

No sé cómo irá la cosa a corto plazo, es posible que corrija bastante, pero yo nunca he acertado los movimientos de las gráficas, normalmente cuando tengo la decisión tomada compro.

He estado pensando también en comprar Ether porque me gusta mucho el proyecto de Ethereum. Tengo que escribir otro artículo sobre él. Pero al final prefiero esperar más, porque ni Ethereum es la única plataforma de blockchain ni la moneda parece algo central en la plataforma. Parece más bien que le han puesto una monedita ahí integrada en el protocolo porque hoy es esto lo que se estila, pero Ethereum no es una reserva de valor en ningún caso. Si de verdad se agarran las empresas a usar Ethereum y se convierte en un estándar, ya hablaremos. También hay que tener en cuenta que dentro de Ethereum se puede usar cualquier otra moneda digital, incluyendo las referenciadas al dólar o el euro.

La valoración del Bitcoin no se hace por "fundamentales" sino por la tasa de adopción. Que es un activo no replicable es evidente y está demostrado, por lo que para saber su grado de uso como reserva de valor sólo hay que ver su aceptación social. ¿Esa tasa de adopción va a ir a más o a menos? Obviamente, ¿quién no está hablando hoy del tema? El Bitcoin es una especie de iPhone, un producto que se va generalizando, por eso cuanto más sube su precio más seguro y menos volátil es. Pienso que tiene razón Max Keiser cuando dice que las correcciones ya no van a superar el 20% en el camino al alza.

¿Va a superar el Bitcoin al oro? En mi opinión, lo hará muy pronto, y ahí se convertirá en el activo más seguro del mercado. El oro para el pequeño ahorrador es un problema, ya expliqué en otro artículo que las tiendas de lingotes los recompran un 20% por debajo de lo que los venden, y abrir un broker para poner 5.000€ en un ETF de oro es un engorro. Al final, la gente va al banco y los estafan. Por eso el Bitcoin tiene tanto arraigo entre el pequeño ahorrador, y en estos tiempos de inflación va a ser cada vez más usado. La eficiencia del Bitcoin no se puede igualar, lo llevas siempre contigo mientras recuerdes la contraseña, y es inenajenable si dices que no la recuerdas. El coste de compraventa es cero si usas un programa P2P y un 0,1% si usas Coinbase o similar. La custodia es completamente gratuita si te descargas tu clave privada. El riesgo de robo, por más que por ahí se esté asustando, es muy inferior al del oro.

De modo que le pongo al Bitcoin una capitalización a final de año de 2 billones mínimo, multiplicando por dos o tres a partir del nivel actual. Luego puede que se vaya calmando un poco, pero la implosión del dólar no le va a dar respiro. Si no he comprado más es por miedo a las correcciones.

Enlace permanente   



11 de enero de 2021
He vendido la plata
El sábado después de la gran caída de un 10% en pocas horas puse ya la orden para liquidar toda mi plata. Me he acabado convenciendo de que lo increíble está sucediendo, la gente no quiere usar los metales preciosos como reserva de valor porque prefiere el Bitcoin y otras criptomonedas. Va a tener razón al final Max Keiser.

Se dice que hay manipulación de precios. Cierto, la plata es una especie de chicharro hispano manejado por Josef Ajram, pero el problema no está ahí. Estos manipuladores al final salen huyendo cuando entra dinero de verdad. El problema es que no entra dinero, el oro y la plata suben poco cuando se hunde el dólar y bajan mucho cuando el dólar se recupera un poco. El comportamiento que están teniendo es ya bajista, a mi entender.

Todo está sucediendo más rápido de lo que esperé. Acerté en que Biden ganaría, en las expansiones monetarias, en los planes de estímulo, en el hundimiento del dólar. ¿Por qué, entonces, he perdido dinero? Porque infravaloré al Bitcoin y, sobre todo, porque no diversifiqué. El mundo viejo se está cayendo y ya nada es seguro. Te encuentras en el YouTube a esos viejecitos canosos diciendo que el oro subirá a $10.000. Están en el siglo XX.

He perdido con la plata casi un 10% de la inversión, mucho más que con el oro. Con todo, aún mi cartera suma algo en este mes de enero, gracias sobre todo a las tecnológicas chinas y al fondo de blockchain.

En este artículo se explicaba ya hace un año la realidad de la plata: se produce más de la que la industria consume y depende de las compras de lingotes por parte de los ETF. Este año esas compras se han llevado casi un 50% de la producción, pero si eso afloja el precio se desploma. El oro no lo menciono porque directamente no vale para nada, si no se usa como reserva de valor caerá sin parar.

Enlace permanente   



7 de enero de 2021
Boletín Financiero de enero de 2021
Acabo de poner el Boletín Financiero de enero, analizando todo lo que ha pasado en diciembre.

En la situación macro, hablo del resultado de las vacunas, que no será tan milagroso como el mercado cree, y comento la situación de España, Europa, EEUU y China. España se ha fundido el 7,1% del PIB sólo en octubre y vive absolutamente del QE, con el paro subiendo y una infinidad de pymes diciendo que quiebran en enero. Europa, por una vez, ha tenido suerte y entre el tratado comercial con China y la victoria de Biden tiene el viento a favor. EEUU no ha resuelto sus problemas, el virus está en récord, y mientras algunos se lanzan ya a por las acciones "de valor" los otros preparan la guerra civil. El dólar comienza a ceder y yo estoy muy infraponderado en ese país. Luego está China, que ha bajado un poco los precios de exportación y aumentado ligeramente sus inventarios, pero está demostrando una gran fortaleza y tiene años de mucho crecimiento por delante.

En la renta variable, explico por qué pienso que la "rotación" es un error y hay que mantenerse en las tecnológicas e incluso acelerar hacia las nuevas tendencias, por ejemplo el blockchain. Es cierto que en EEUU hay capitulación bajista y que el uso de opciones call y compras apalancadas está en máximos, pero resulta que el DAX está por encima de sus máximos en euros, mientras que el S&P500 no ha llegado a sus máximos si lo medimos en euros, toda la supuesta subida y la supuesta burbuja no es más que la caída del dólar. Comento luego la posibilidad de poner cortos y cuáles son los escenarios más probables.

He puesto también un apartado sobre las monedas digitales. Como sé que muchos economistas no entienden su funcionamiento técnico, lo explico detenidamente. La Fed prepara ya el dólar digital en la Banking for All Act y se confirma que quiere quitar el multiplicador bancario. Ésos que andan ahora comprando bancos como locos tendría que leer esa norma. También comento el significado macroeconómico de esto, que básicamente será una disminución continuada del crédito con su correspondiente deflación. Esa deflación a buen seguro que estarán encantados de equilibrarla con los QE. Esto va a ser una parte fundamental del Great Reset.

Comento luego la situación de las materias primas, explico por qué he vendido el oro, he mantenido la plata y sobre todo soy ahora alcista con el Bitcoin.

Y acabo comentando el rendimiento final de mi cartera en 2020 y las compras que he hecho en los primeros días de enero, porque básicamente me he montado una cartera nueva.

Enlace permanente   



6 de enero de 2021
Las consecuencias de la "ola azul"
Han ganado los demócratas en Georgia y ahora van a concentrar todo el poder en EEUU. Parece que la película que se montaron algunos en Wall Street, diciendo que una Casa Blanca demócrata y un Congreso dividido era el mejor de los mundos posibles, se acaba de caer. Lo que va a pasar a partir de ahora iba a pasar de todas formas, porque Biden desde el poder iba a tener capacidad de presión suficiente para sacar adelante sus reformas. Entonces, mi cartera norteamericana, que apenas suma un 26% del total, pienso que está preparada para las nuevas regulaciones antimonopolio, aparte de que mi 31,76% de plata espera con los brazos abiertos la reconversión a las placas solares.

En el informe que sacaron los demócratas en octubre, al que el mercado hizo poco caso, ya se señalaba directamente a cuatro empresas: Facebook, Google, Amazon y Apple.

El problema de Facebook es clarísimo, hace todo tipo de enjuagues con los datos y ha ido comprando agresivamente a toda la competencia real o potencial. Esta empresa para mí habría que cerrarla, porque tiene también otras estrategias para generar adicción en los usuarios.

El Google es muy claro que va manipulando las búsquedas, poniendo sus contenidos delante, recopilando datos sin permiso, rastreando nuestras ubicaciones y en general ha montado todo el negocio con contenidos que los demás hemos ido dando gratis. Pienso que le pueden quitar el YouTube y el Gmail, que nada tienen que ver con el buscador y sólo recopilan datos.

Amazon es claramente monopolística, siempre ha operado a pérdidas con la idea de matar negocios viables, ha usado el burbujón bursátil para financiar su negocio, hasta Warren Buffet ha llegado a invertir. No para de buscar formas de acaparar, llamadlo Amazon Locker o Amazon Prime. En la tienda, deja entrar a vendedores externos y, cuando ve que venden bien, los sustituye por sus propios productos.

Lo que no entiendo es lo de Apple, no sé en qué sentido es monopolística una empresa con una cuota de mercado tan minoritaria. Dicen que cobra demasiada comisión por vender en su tienda de aplicaciones, pero la tienda mayoritaria es la de Google. Es posible que la obliguen a ser más amable con los desarrolladores, pero poco más, es la más respetuosa con los datos y yo el monopolio no lo veo por ninguna parte.

Y a Microsoft y Nvidia ni las mencionan. Microsoft ya tuvo sus juicios en los 90 y bajo la dirección de Satya Nadella es una empresa que no se mete en problemas. Nvidia es claro que nada tiene que ver con esto.

Entonces, para mí ahora está bajando todo el Nasdaq, como era previsible, porque la gente se sale del QQQ, pero en los próximos días el mercado debería filtrar mejor quién tiene un problema y quién no lo tiene. Compré esas tres acciones ya pensando en que esto iba a pasar.

Por lo demás, aquí se abre la veda del Gran Reseteo ya a toda mecha. Biden sólo era el muñeco que usaron para sacar los votos. Entre Kamala Harris, Janet Yellen, Kristalina Georgieva y Christine Lagarde van a implementar el cambio.

Enlace permanente   



4 de enero de 2021
Mi cartera para 2021
Hoy me he montado ya una cartera que espero que me dure unos cuantos meses.



De EEUU he comprado sólo Microsoft, Apple y Nvidia. Las dos primeras porque pienso que son las tecnológicas menos amenazadas por las regulaciones que van a surgir. La tercera, porque tiene unos procesadores que van a multiplicar por mil la capacidad de cálculo y pienso que va a ser una empresa estratégica para la inteligencia artificial. No sé si están muy caras, hace unos meses que están planas y no suben, lo que en su caso suele preceder a más subidas.

No he comprado nada de Europa y la considero muy sobrevalorada. Covestro cotiza hoy un 24,3% por encima de sus máximos del 20 de febrero, a un PER de 50. ¿Esto qué es? Si medimos las cosas en una misma moneda, por ejemplo el euro, el DAX está cotizando hoy a 13.903 puntos, un 0,8% por encima de su máximo del 19 de febrero, mientras que el S&P500 en euros está cotizando hoy un 2,45% por debajo de sus máximos de ese mismo día.

La burbuja, si la hay, está en las rotaciones y las empresas "de valor", que tienen hoy negocios mucho peores y que se han disparado al alza sin sentido. Veo gran burbuja en los bancos, que van a seguir el camino de los periódicos de papel.

Pero hay también una burbuja en el dólar, y los otros bancos centrales están buscando formas de devaluar sus monedas.

Soy muy alcista en China, se dice que ha habido aumento de inventarios y ligera caída de los precios de las exportaciones. Esto me parece muy poco para todo lo que ha ocurrido, y creo que en los próximos meses las cosas van a mejorar bastante. Pienso que China va a ser el país que más crezca, y dentro de China el sector tecnológico. Entonces, he vuelto a comprar Tencent, Meituan, Alibaba y KingDee. He quitado esta vez Netease porque no para de bajar y he añadido JD, que es más parecida aún a Amazon que Alibaba porque usa sus propios almacenes y es una empresa que aparenta bastante calidad. Pienso que si las regulaciones limitan el monopolio de Alibaba, JD es una de las grandes beneficiadas. Pero he comprado también Alibaba porque el descuento del 25% me parece suficiente.

Como novedad, he añadido un fondo de empresas que trabajan con el blockchain: Invesco Elwood Global Blockchain UCITS (BCHN). Está bastante correlacionado con el Bitcoin y ahora mismo, después de mi crisis existencial inversora de estas navidades, soy también alcista en el Bitcoin. He mirado de comprar Bitcoin con algún ETF pero el broker me dice que no tengo permisos. Hay como seis o siete ETFs de Bitcoin a punto de ser aprobados y veo que se va a convertir en una alternativa muy clara al oro. Si total, el oro no es más que un activo no replicable y un consenso social acerca de su uso como reserva de valor. Si la gente quiere usar el Bitcoin como si fuese oro, no hay nada que lo impida, lo que promete el Bitcoin lo cumple: no ser replicable. Veo que los grandes inversores ya están entrando y que va a ser uno de los activos financieros a tener siempre en cuenta. El Bitcoin ahora mismo capitaliza menos de un billón, el oro está en los 12 billones. No sé si el Bitcoin puede sustituir completamente al oro, o incluso llegar más allá, pero sé que la limpieza con la que cualquiera lo puede comprar y vender sin comisiones no tiene rival, y sé que lo cibernético distribuido suena más a era de Acuario que la materia prima que se extrae de la tierra. El Bitcoin va para arriba y yo me equivoqué, ¿qué queréis que os diga?

Algo más del 10% de mi cartera lo he dedicado a ese fondo de blockchain. Cuando vea cómo comprar un ETF de Bitcoin, igual pongo otro 5%.

En general, la tecnología de cadena de bloques tiene un potencial tremendo. Desde que salió la base de datos de Oracle, se ha estado usando el paradigma ACID como si fuese lo único que existe, pero ese tipo de base de datos centralizada se satura enseguida y tiene riesgo de pérdida de datos, aparte del poder excesivo que tiene el administrador. Para algo que "es de todos" se va a usar el blockchain, y las empresas lo van a aprovechar también para el big data, porque se llevan muy bien los dos. Esto daría para un artículo entero y hoy no tengo tiempo, pero hacedme caso y poneos en las nuevas tendencias, porque todo va a empezar a cambiar muy rápido.

Y he mantenido la plata porque me da que se va a poner a subir. Es posible que tengan razón los que avisaban de manipulaciones de precios para cerrar el año. La plata hace mucha falta ahora mismo para fabricar las placas solares y las baterías, y además está históricamente barata. Es incómoda por su volatilidad, pero aporta una descorrelación a la cartera que puede venir muy bien. Hoy mismo, por ejemplo, estoy ganando bastante dinero, a pesar de que Microsoft y Apple se están despeñando.

En un par de días voy a sacar mi boletín y ahí me extenderé un poco más.

Enlace permanente   



1 de enero de 2021
Balance de 2020
Este año he conseguido cerrarlo con un rendimiento del 27,10% en mi cartera:



He batido al S&P500 y los índices mundiales, pero he vuelto a quedar detrás del Nasdaq. En lo que sí que he ganado al Nasdaq es en menor volatilidad, apenas un 10% de drawdown:



No sé si ha sido un año raro o difícil, porque empecé a invertir en mayo del 17 y para mí el más difícil fue el 2018. Este año a mí me ha ido bien porque me he dedicado a invertir a mi manera y no a seguir consejos de nadie. Si alguien está todavía pasmado ante la subida de las tecnológicas, que se prepare porque viene la era de Acuario y estas tendencias se van a acelerar.

El mejor acierto de este año fue salirme antes del crash, y el principal error haberlo puesto todo en materias primas en el último trimestre, cuando podía haber diversificado más.

De todas formas, mi cartera, aunque al final se ha desinflado un poco, ha cerrado el año a un 4,1% de sus máximos.

Las operaciones concretas que he hecho ya las comenté el mes pasado en mi boletín financiero y no voy a repetirme aquí. La conclusión a la que llego, viendo mi operativa, es que gano más operando más y que cuando me olvido y me estoy quieto muy pronto la cosa se va pudriendo. El problema es que no me gusta mucho operar, me da pereza.

A principios de 2020 me definí como un 85% Ray Dalio y un 15% George Soros. A estos dos maestros ahora añadiría a Stanley Druckenmiller, creo que es el inversor al que más me parezco en mi forma de entender las cosas.

Lo que viene en 2021:
Reconozco que tengo miedo. Hay una euforia muy clara y hay demasiado tonto con los bolsillos demasiado llenos. Es claro que hay una burbuja, pero ¿dónde? ¿Está la burbuja en el Nasdaq o en el dólar? En estos meses he venido pensando que la burbuja estaba en la bolsa, ahora me inclino más por un pinchazo del dólar. Si yo miro el S&P500 en euros, veo que todavía no ha vuelto a sus máximos de febrero y que lleva tiempo bastante plano. No parece que esto sea una gran burbuja, aunque sí que se nota el efecto de la liquidez.

Pienso que uno de los errores que se está cometiendo es seguir el tópico de la "rotación" y de la vuelta a las acciones "de valor". Lo quebrado no tiene valor, la economía anterior al virus no va a volver y va a desencadenarse una espiral de quiebras muy pronto, cuando los bancos centrales dejen de financiar zombis y prefieran dedicar el dinero a crear una economía nueva.

También he cambiado de opinión al respecto de la inflación. No hay ningún dato que avale ya esta teoría, sólo el aumento de la masa monetaria, pero es una masa monetaria que se ha quedado quieta y así va a seguir. No sé cómo se puede poner en movimiento ese dinero, porque ha quedado en pocas manos, no es igual que cuando los bancos van dando créditos al consumo.

El crédito está cerrado y no lo van a abrir ya nunca, van a ir a las monedas digitales, que no tienen multiplicador bancario. Esto va a ser muy deflacionario y va a permitir que los QE se alarguen infinitamente sin crear inflación. Esto es una parte fundamental del Gran Reseteo, la asignación del capital recaerá en los estados, y se dará de lado al sector financiero. Supongo que habrá inflación, pero sólo la que los estados quieran, será mucho más fácil controlar la masa monetaria. No va a haber hiperinflaciones ni pérdidas de control, esto lo voy a explicar en mi boletín de enero.

Entonces, ya no soy tan alcista en el oro y creo que es tiempo de irse colocando en las tendencias del mundo nuevo que va surgiendo. Estoy mirando ETFs para hacerme una cartera que se aproveche de la reconversión económica. Cuando la tenga montada la pondré aquí.

El oro debería haber subido ya y ha defraudado a todos. La tesis de inversión era que ganaría Biden, que aumentarían el QE, que harían planes de estímulo, que se hundiría el dólar. Todo esto está sucediendo y el oro sigue bajando. No así el Bitcoin, que ha subido ya a la primera división financiera y está atrayendo capitales cualificados.

Lo único que me frena a la hora de lanzarme a comprar es que estoy seguro de que falta una corrección fuerte y rápida, no creo que el clima de euforia se pueda mantener. Aun así, lo más normal es que en los próximos días acabe colocando todo el efectivo, aunque con mucha diversificación.

Os deseo un muy feliz 2021 y que podáis disfrutar al máximo de este inicio de la nueva era.

Actualización:
Ahora que lo estoy mirando, Interactive Brokers ha hecho mal la gráfica de arriba, porque ha mezclado mi cartera en euros con la gráfica del S&P500 en dólares. Medido en euros, el S&P500 ha obtenido en 2020 un +5,64%, es decir que lo he batido por 21,46 puntos. El Nasdaq medido en euros ha sacado un +32,63%, es decir que me he quedado a 5,53 puntos.

Enlace permanente   



28 de diciembre de 2020
El canario en la mina
Se ha despeñado hoy Alibaba un 8%, y ya acumula un 32% desde máximos. El gobierno chino ha dicho que no puede exigir la exclusividad a los comercios que vendan en su web, porque tiene ya una cuota del 50% en China y esto prácticamente mata a toda la competencia.

Alibaba ha sido la joya de la corona tecnológica china, Ray Dalio estaba invertido y aumentando la posición, todos hablaban maravillas. Yo estuve este verano invertido y la cosa fue muy bien.

Esta caída me recuerda bastante a la de SAP del 26 de octubre. Hay un miedo creciente a las grandes sobrevaloraciones de estas tecnológicas, y es un miedo de los inversores más grandes, no de los particulares. La idea de que hay una burbuja se va extendiendo y de ahí vienen estos movimientos tan bruscos. Esto lo comenté en mi boletín de diciembre, y ahora en el de enero me extenderé más.

Las tecnológicas, tanto chinas como norteamericanas, tienen unos riesgos regulatorios muy fuertes porque sus prácticas monopolísticas son evidentes. Además, si no va a haber libre competencia, los estados van a querer quedarse con los beneficios.

En el caso de Alibaba, yo veo que se va a detener su crecimiento. Una cuota del 50% es ya excesiva y es posible que se tenga que reducir. Han aparecido ya cazadores de gangas que van haciendo sumas, pero a mí no me motiva entrar ahí. Si estas empresas pierden el aura de crecimiento infinito, sus múltiplos se van a hundir, y ya no será si pierden un 30% del beneficio, sino que las cotizaciones pierden un 80% y no suben más.

La próxima será Amazon en Europa, donde también hace lo que puede para matar a la competencia. Amazon Prime y Amazon Locker son dos prácticas monopolísticas muy claras. Aparte hay una ausencia de beneficios reales que tendrá que explicar. Luego irán Google y Facebook y sus enjuagues con los datos. Microsoft y Apple creo que se van a librar de los juicios, pero no de los ajustes de las valoraciones.

Las bolsas pueden volver a caer de repente. Hace ya unos tres meses que apenas suben, y las valoraciones se mantienen por la euforia de los particulares. Yo no tengo ningún interés en la renta variable ahora mismo, e incluso el oro que tenía lo he vendido a la espera de volverlo a comprar más barato cuando el pinchazo bursátil lo arrastre otra vez. Mantengo sólo la plata, y de mala gana. Estoy incluso valorando el poner algunos cortos ya en el año nuevo.

Enlace permanente   



7 de diciembre de 2020
El grado 0 de Acuario
Estaba viendo el excelente vídeo de José Millán sobre la conjunción Júpiter Saturno que ya se nos viene encima, y veo que menciona que el evento se va a dar en el grado 0 de Acuario, y dice que es "un grado muy especial". ¿Pero en qué sentido?

Hay también otro vídeo de Vicente Cassanya en el que menciona esta conjunción, pero no el grado en el que se produce.

Buscando por ahí, he encontrado opiniones de todo tipo: el grado 0 es una mezcla del signo anterior y ése; el grado 0 da las características de ese signo pero de manera más floja; el grado 0 da la intensidad máxima, como un pincel que suelta más pintura al principio de la pincelada.

Aparte de esto, está la discusión sobre las fronteras entre signos en sí mismas. Los astrólogos actuales dividen el cielo en franjas de 30 grados exactos, como si fuesen los quesitos del Trivial. Pero detrás de los signos se supone que están las constelaciones que les han dado nombre, y estas constelaciones son en unos casos más anchas y en otros más estrechas. También hay que tener en cuenta que las constelaciones se van moviendo muy lentamente a lo largo de los siglos, y que actualmente la constelación de Acuario ocupa un trozo grande de Capricornio. Pero tampoco los astrólogos afirman que las franjas en las que dividen el cielo correspondan exactamente a esas constelaciones.

El único artículo que me ha convencido un poco es éste de Segundo Ruiz, sobre todo el tercer gráfico que aporta, en el que se ve que las fronteras son difusas y que el elemento tierra es el más compacto, mientras que el aire es más expansivo y ocupa espacio en los signos aledaños. Según ese gráfico, ahora mismo Júpiter y Saturno están ya ejerciendo una energía aérea y su conjunción marcará muy claramente las características de Acuario.

Pero, en todo caso, pediría a José Millán y Vicente Cassanya, que son las dos máximas autoridades en España, que explicaran esta cuestión en detalle.

Enlace permanente   



1 de diciembre de 2020
Boletín Financiero de diciembre de 2020
He publicado ya mi Boletín Financiero de diciembre. Los temas que trato siguen un poco la línea del mes pasado.

En la situación macro, opino que habrá W y que el cambio de ciclo no se puede parar con QE. La euforia tras la vacuna dará luego lugar a un ánimo más gris.

Comento también cómo veo el mandato de Biden, sobre todo la parte que me interesa de expansiones monetarias y de cargarse el dólar.

Luego comento el Gran Reseteo, la situación de burbuja en la renta variable, los planes quinquenales de China y la situación actual del oro y las materias primas. Pienso que el oro es oportunidad de compra, lo vengo diciendo en el canal de Telegram también.

También hablo de los broker que yo he usado y de qué criterios hay que seguir al elegir uno. Hago también un breve comentario sobre los stop loss.

Y acabo haciendo un resumen de mi operativa durante este año y expongo la situación actual de mi cartera, que está como a un 9% de sus máximos.

Enlace permanente   



20 de noviembre de 2020
La chapuza electoral norteamericana
No tengo unas pruebas fehacientes de que se haya cometido un fraude en las elecciones de EEUU, pero lo sospecho. Ya hablé en mi última entrada de que unos tíos que manipulan la información y las encuestas de esa manera no van a tener vergüenza de hacer pucherazos. Yo no sé cómo hay alguno que aún cree que el mundo en el que vivimos es limpio y ético.

Si yo quiero hacer un fraude electoral en EEUU, ya de entrada detecto dos vulnerabilidades: las sacas del voto por correo y las máquinas electrónicas de votación.

Los votos por correo supongo que se van acumulando en las oficinas durante algunos días, los tienen allí en una cubeta en un armario, se van por la tarde a casa y queda todo aquello vacío, al cabo de unos días viene el del camión, que se lleva luego los votos tranquilamente por una carretera, que para a mear en las gasolineras, y finalmente esas sacas se dejan en el colegio electoral para ser luego recontadas.

Las máquinas electrónicas de votación son aún más cojonudas: entra el ciudadano y pulsa en la pantallita su opción. Luego el software cuenta ese voto o no. El mensajito final dice que sí, pero de la inserción en la base de datos no hay garantía alguna, como tampoco se dispone del código fuente del software, ni se instala con una verificación clara, ni se controlan las actualizaciones.

Acabado esto, se mandan los datos por internet a otro país, a servidores en manos de empresas privadas españolas, y luego se devuelven con las sumas ya hechas. Estos recuentos pienso que sí son rastreables si se han dejado registros en cada mesa electoral, pero aun así sorprende el desmadre.

Entonces, nunca esto se va a saber. Si se ha hecho fraude, obviamente la operación se habrá diseñado a prueba de recuentos manuales. Trump se tendrá que marchar por no haber sabido controlar como presidente su propio proceso electoral.

Enlace permanente   





© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago
Pepita Nuncabaja
Seis meses en meetic
Etapas de la burbuja

RSS del blog

Boletín Financiero:
Enero de 2021
Diciembre de 2020
Noviembre de 2020

Canal de Telegram

Últimos libros:
El País de Loix
2016 en Denia

LinkedIn