20 de febrero de 2019
Nueve youtubers
Hace ya varios años que mi televisión es sólo el YouTube, con algún uso esporádico del Spotify, y he ido viendo cómo crecía el fenómeno de los youtubers, primero con los videojuegos y payasadas varias, luego con una mayor diversificación en diarios de viajes, opiniones, expresión de intimidades y cursillos de cocina, y ahora mismo con una efervescencia cultural más que interesante.

El fenómeno de los youtuber está relacionado con la generación millennial. Mi generación usó los blogs y luego, con demasiada facilidad, ha accedido a la prensa generalista y los medios oficiales. Yo sigo usando el blog porque soy un "looser" (como dice el Choto Ivars) y no voy al canapé, pero también porque es una herramienta libre basada en estándares. La gran debilidad de los youtubers es su pertenencia a una empresa privada que poco a poco va mostrando una línea ideológica concreta, igual que la prensa tradicional. Pero mientras dura la manga ancha está habiendo una interesante difusión de ideas.

En mi historial de YouTube ahora mismo hay un 80% de música, y dentro de ese porcentaje alrededor de un 50% de muchachas que cantan covers, luego hay un 10% de vídeos sobre inversión, en especial la Value School de Paramés, y otro 10% de youtubers contraculturales, antisistema y de la Derecha Alternativa.

Y de este último grupo voy a presentaros, igual como hizo Josep Maria Castellet con los nueve novísimos, un grupo de nueve youtubers que considero interesantes.

El primero no puede ser otro que UTBH. Estoy suscrito a su canal y lo vengo siguiendo desde hace seis meses, aproximadamente. Tiene ahora mismo 225.000 subscriptores y está prácticamente profesionalizado gracias a las donaciones en Patreon. El canal está íntegramente dedicado a combatir la ideología de género y la puesta en escena incluye el ya conocido disfraz "de condón". Es un poco más intelectual que los otros, le gusta Jordan Peterson y se mete a veces en honduras filosóficas en plan "el marxismo cultural". Es el gran animador del grupo, creo que suele socializar bastante y por sus directos van pasando unos y otros. De hecho, es el gran maestro de los directos, se monta ahí un rollito tertuliano intelectualón con unas cañitas que a mí me divierte. Anoche estuve viendo el que grabó con Alonso DM.

El segundo youtuber es Joan Planas. El canal suyo comenzó hace un montón de años con temática variada, temas personales, saludito enlatado, y un buen día salió de la matrix y comenzó a acercarse a posturas masculinistas. Tiene un libro titulado España desde el bar, que se lo han bloqueado en la distribuidora y que vende ahora en Amazon. Planas no usa ni capuchas, ni gafas de sol, ni pelucas, él pone su nombre y su apellido, se graba a cara descubierta y cualquiera sabe dónde encontrarlo, en el pueblecillo de Sant Fruitós de Bages, en la provincia de Barcelona.

Relacionado con UTBH, en su línea intelectual y ensayística aunque con una temática más variada, está Quetzal. Tiene vídeos más trabajados, con más edición, es otro estilo.

Alonso DM trata los temas de actualidad y no se anda con rodeos. De los nueve, es el que más me recuerda a un locutor radiofónico, y es también uno de los más convincentes y con mejor bagaje intelectual.

Inocente Duke es también interesante, aunque su postura no la encuadraría tanto en la Derecha Alternativa como en la derecha tradicional.

Isaac Parejo carga contra la LIVG, el PSOE y la izquierda en general en unos monólogos que parecen los de La voz de Iñaki.

DalasReview es sin duda el tío más polémico y follonero del YouTube, siempre está al borde la cárcel, aireando las denuncias de su ex pareja, humilla a Frank de la Jungla y al que se le pone por delante, dice lo que le sale de los huevos y tiene 8,5 millones de suscriptores.

Interesante también es el canal de La gata de Schrödinger, que tiene una temática de divulgación científica pero de vez en cuando critica al feminismo o desmonta las mentiras de GreenPeace.

Y finalmente incluyo a Ernesto Castro, que es el filósofo de los millennial y un gran animador cultural, que monta performances como "El entierro de la filosofía" y va cambiando de indumentaria y de color del pelo. Yo, la verdad, no entiendo la mitad de lo que dice, pero me divierto viéndolo. Se supone que es de izquierdas, o al menos está obligado a serlo si quiere permanecer en la universidad, pero no veo la intolerancia ni la superioridad moral del verdadero izquierdoso. Castro, de momento, es un profesor showman que oscila entre Ortega y Gasset y Gómez de la Serna.

Y podríamos hablar también de audiencias e influencia. Alardea el periódico El País de que tuvo 14 millones de visitas en diciembre. Esto son unos 450.000 visitantes al día. Si le pongo un 50% por ciento de tráfico de Google dirigido a artículos viejos, aunque suele ser más, tenemos a unos 225.000 lectores que pegan una miradita diaria al periódico. Estos 225.000 se tienen que repartir entre los cientos de artículos y columnas que va produciendo el periódico, porque nadie lee todos los artículos, ni siquiera un porcentaje apreciable de ellos. La inmensa mayoría de los "visitantes únicos" del periódico se quedan en la portada y nada más. Una columnita publicada en la web de El País si consigue 10.000 lectores puede considerarse afortunada.

Entonces, tíos que en su casa se graban y en cada vídeo suman 200.000 visualizaciones de perfiles reales y para vídeos más bien cortos, pues tienen unas 10-15 veces más audiencia que uno de los santones columnistas de El País. Si a eso le sumamos la libertad que el otro no tiene, la novedad del discurso y la capacidad viral, pues entendemos que la influencia cultural del fenómeno youtuber que los medios están silenciando es muy profunda.

Enlace permanente   

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


15 de febrero de 2019
Sánchez, knock out
Calificaron algunos la manifestación de la Plaza de Colón del domingo pasado como un fracaso. El País titulaba algo así como "hay unos miles de personas". Otro dijo: en un partidito de fútbol hay más gente. Pues hombre, para ser un fracaso de manifestación, ha dejado a Sánchez noqueado y en la lona.

Ya con las últimas declaraciones de la ministra Celáa, cuando dijo que "en política cinco días es mucho tiempo", me parecía que había una velocidad mental ya muy acelerada que abocaría al error en poco tiempo.

Sánchez es muy suave, tiene modales finos y la mandíbula de plastilina. Los tres cruzados de la causa avanzarán sin apenas resistencia. Pablo Iglesias, desprestigiado por el casoplón y apuñalado por Bruto, ya poco le podrá ayudar.

El gobierno de Sánchez ha sido el más ridículo del R78. Llegó al poder con una maniobra artera, metiendo prisa y chantajeando con "ser cómplice de la corrupción". Engañó a los catalanes con la ayuda inestimable de Marta Pascal. Luego se había imaginado unos efectos Moncloa que nunca llegaron, porque el efecto es el efecto victoria, no Moncloa. Y él victorias ha tenido pocas. Su gestión ha consistido en subir impuestos con perspectiva de género y gastar más. El elenco de feministas que lo han rodeado ha demostrado también una gran resistencia.

No pasa nada. A mí me cae bien, al menos no se ha agarrado al sillón. Ahora muy tranquilo, con la paguita de ex presidente (80.000 al año), en el chiringuito con la boina y las alpargatas de esparto, cañita y pinchito de tortilla, y para qué más.

Enlace permanente   



1 de febrero de 2019
Los resultados del BBVA (4T2018)
Han salido esta mañana los resultados del BBVA para el cuarto trimestre y son mediocres dentro de lo que se esperaba. Como siempre, han salido sacando pecho por los grandes beneficios, pero la cosa, mirada en detalle, no está tan clara.

En lo que es el grupo, las cosas mal no están, después de la cantidad de problemas y cagadas que ha habido. Hay una continua discusión sobre si tenemos que considerar los resultados a tipo de cambio constante o hay que incluir la devaluación de las divisas. Para mí, cuando en un país hay inflación y se devalúa su moneda, los bancos aumentan las comisiones y los tipos de interés para seguir a la inflación, por tanto no es aceptable el cálculo a tipo de cambio constante, porque si el tipo de cambio hubiese permanecido constante los ingresos serían mucho menores. Así que yo voy a seguir los resultados incluyendo la devaluación de las monedas. En ese caso, el Grupo BBVA pierde un 0,9% en su margen de intereses pero acaba con un beneficio neto algo mayor, porque no ha tenido que hacer tantas provisiones y sobre todo no ha tenido que descontarse los mil millones del año anterior por la caída en bolsa de Telefónica. En general, el banco aguanta como puede la cantidad de hostias que le van dando, lo que no es mala noticia.

Mirando los resultados país por país, hay unos que van muy bien y otros que van mal, pero se supone que para eso se hizo la diversificación.

EEUU es el que mejor va, con una moneda fuerte y un margen de intereses que sube un 12,1% con respecto al año anterior, lo que da un margen neto al final que sube un 14,5%. Al final, el beneficio antes de impuestos sube un 27,6%, porque no han hecho tantas provisiones ni ha habido tanto deterioro de activos financieros, y al final, con las rebajas de impuestos de Trump, el beneficio después de impuestos se ha disparado un 56,9%.

El BBVA Compass es ya el 30º banco de EEUU por volumen de activos y el primero en el llamado Cinturón del Sol, que es la zona que más crece en población. En realidad, es un banco principalmente texano. De las 672 sucursales que tiene, 344 están en Texas, 89 en Alabama, 75 en Arizona, 62 en California, 45 en Florida, 38 en Colorado y 19 en Nuevo México. Su clientela tiende a ser hispana, en muchas ocasiones mexicanos que ya estaban usando BBVA Bancomer en su país. Yo veo ahí unas posibilidades excelentes de crecimiento. Si el BBVA consigue expandirse por el resto de estados y situarse entre los 10 primeros bancos del país, el Compass será el primer banco del grupo.

El otro país que va bien es México. Aquí se declara un crecimiento interanual del margen de intereses del 1,7% medido en euros. El margen neto sube el 3,3% porque se han reducido los gastos. Al final, haciendo menos dotaciones y provisiones, se sube el beneficio total un 9%. Las bajadas de gastos no creo que duren siempre y el crecimiento está más bien estancado.

Se cierne sobre este banco la amenaza de un cantamañanas llamado Monreal de prohibir ciertas comisiones. Primero hizo una gran declaración, que fue desmentida por López Obrador, y ahora vuelve diciendo que buscará un propuesta "consensuada y responsable". López Obrador ya le dijo que en tres años no va a tocar las comisiones, y él parece que no escucha. En México, todas las decisiones del Senado las tiene que ratificar el jefe del ejecutivo, así que lo tiene crudo. Es cierto que López Obrador ha declarado que quiere "respetar la independencia del Senado", pero no desacreditándolo a él. Por tanto, pienso que si hay reducción de comisiones será muy limitada, y el BBVA tiene que ir rebajando esas comisiones por su propia cuenta usando la app. A ver si ahora resulta que todo el beneficio del grupo venía por la consulta de saldo en ventanilla.

Luego está el bloque llamado América del Sur, que comprende Colombia, Perú, Argentina y algún otro. Son bancos muy pequeños que en conjunto aportan 591 millones al resultado, con un descenso del 31,3% por la venta de BBVA Chile y la hiperinflación de Argentina. En Colombia se han ganado 229 millones y en Perú 195 millones, con incrementos alrededor del 10%. En Argentina se ha volatilizado todo el beneficio y se ha convertido en pérdidas de 29 millones. Lo que daba Chile, algo más de 100 millones, se pierde porque se ha vendido ese banco por 1.800 millones. Existe todavía el BBVA de Venezuela, que se llama BBVA Provincial y lo tienen provisionado a valor cero, si bien sigue operando y aún tiene 3.500 empleados que abren la persiana cada día en 300 sucursales. Si Guaidó consigue tomar las riendas del país, cosa que no tengo tan clara, pues igual en Venezuela ya el banco no vale cero.

Y luego está el desastre de Turquía, que sigue su curso esperado. Se han gastado allí 7.000 millones y ahora en la bolsa su participación vale 3.200. Creo que en dividendos han sacado unos 2.000 hasta ahora, lo que deja la cagada de momento en unos 2.000, cálculo aproximado. Sin embargo, a los accionistas no nos ha costado sólo 2.000, porque nos han dado un varapalo de más de un euro por acción que ya veremos cuándo se recupera. Yo puedo entender el error de comprar en primera instancia, por la torpeza de ver en Turquía un país europeo sin considerar la religión, pero no entiendo que se aumente la posición tres veces, y sobre todo me resulta inexplicable la última entrada con 1.000 millones en 2017 a precios al doble de los actuales cuando ya se estaban largando los otros bancos. Esto sólo se explica por una gestión personalista y de chulería. Luego hablaré de este individuo.

A fecha de hoy el Garanti declara una morosidad del 5,18%, que es el doble de lo que declaraba hace un año (leed al final del todo). Y eso que está a toda prisa vendiendo paquetes de créditos morosos para rebajar esa cifra. De momento, se ha sabido que está ya embargando resorts de lujo y el 12% de la mayor operadora de telecomunicaciones por los impagos. Las agencias de calificación esperan una morosidad en los próximos tres años de hasta el 10%, y vamos a ver si el Garanti puede soportar eso. En la presentación de resultados, dan unas pequeñas explicaciones y dicen que han reducido ya los préstamos en moneda extranjera un 19%, se han pertrechado bien de efectivo y han aumentado los seguros de impago, aunque veo venir unos vencimientos de deuda en 2019 más bien brutales, así que durante este año no se puede descartar otro meneíllo como el del pasado agosto por culpa del banquito éste de mierda. Una sola cosa le veo a favor, y es que los tan traídos y llevados bonos de Erdogán se están pagando a buen precio y dan una liquidez que va a venir muy bien.

Y luego está España, que ya no pierde dinero por el "non core real estate" y declara un margen de intereses que baja un 1,8% con respecto al año anterior, un margen bruto que baja un 3,8% y un margen neto que baja un 3,9%. Entonces, la idea de que con la digitalización se reducen los ingresos pero mucho más los gastos y se acaba ganando más dinero aquí habría que abandonarla. Lo que parece más bien es que todo el negocio va para atrás, en un entorno de crecimiento de la economía de casi el 3%, con una masa laboral que ya está en 20 millones y el paro en mínimos de la década. El Santander, en su informe del mismo periodo, declara un aumento de un 15% en el margen bruto y del 21,1% en el margen neto en España. CaixaBank, que hoy se está hundiendo en la bolsa, declara en su informe un crecimiento del 3,4% para el margen de intereses, del 6,6% para el margen bruto, y del 12,7% para el margen neto. El Sabadell ha declarado también un crecimiento del 2,2% del margen bruto. Incluso Bankia ha declarado un crecimiento del 9,9% en el margen bruto y del 1% en el margen neto.

Entonces, ¿aquí qué pasa? El BBVA en España no va bien, los demás están ya creciendo con el impulso del ciclo, y nosotros vamos para atrás. La excusa de que "nos devuelven más créditos de los que damos" o de que "no suben los tipos de interés" ya no vale. ¿Toda la cancamusa de la "transformación" era para esto? ¿No podemos ya ni con las cajitas de ahorros agrupadas en Bankia? La responsable del BBVA España se llama Cristina de Parias, y ella es la que debe dar las explicaciones. Y si no las tiene, que se largue.

Este verano se me ocurrió dar de alta una cuenta on line en el BBVA para probar el pago por móvil con Google Pay. Yo tengo mi nómina en ING Direct y estoy contento, pero el pago por móvil no me funciona bien. Di de alta por teléfono la cuenta, con un promoción de 100 euros si domiciliaba mi nómina, y después de una semana esperando ciertas comprobaciones me dijeron que estaba ya operativa y que indicase la dirección para recibir la tarjeta de débito. Cuando intenté meter mi dirección en la web, la aplicación no entendía el formato y me quería forzar hacia otras direcciones que no eran correctas. Cuando conseguí meter mi dirección me respondieron que esa dirección figuraba como "de correo devuelto" y que no se aceptaba. Yo no he devuelto en mi vida ningún correo de estos tíos. Intenté luego ejercer mi derecho de desistimiento y largarme, porque estaba claro que me iban a dar problemas. Me mandaron a la sucursal y de la sucursal me mandaron a la web y de la web me volvieron a mandar a la sucursal y así en un bucle infinito. A fecha de hoy, la cuenta sigue abierta, aunque he podido dar de baja la tarjeta de débito.

El otro día tuve que ir a pagar 2,5€ por las tasas de inscripción de mi título de inglés B2 en la Consejería de Educación. Ya que iba a pagar en efectivo en cualquier banco, decidí meterme en la sucursal del BBVA de Denia. Había allí no menos de 40 personas entre mesas, ventanillas, cola de pie y bancos sin respaldo. Saqué un turno que ponía BR246 y me puse a mirar las pantallitas. En la zona de la caja, apenas un empleado iba atendiendo, y a veces se levantaba y no había nadie. Comenzaron a pasar los turnos AT687, EO349, BN334, hasta que me di cuenta de que gente que acababa de pedir turno estaba pasando por delante de mí. Salí y me metí en la sucursal del Sabadell, y con un poco de cola, aunque una cola mínimamente lógica, pude pagar los 2,5€.

Unos días después, viajé con mis padres hasta Torrevieja para ver al traumatólogo que me hizo la operación del codo. Hay antes de llegar unos peajes que se deben pagar con tarjeta. Intentaron mis padres pagar con su tarjeta de crédito del BBVA y no hubo manera. Pasé yo la mía de ING y funcionó perfectamente.

Entonces, vamos a ver el BBVA, en esa lucha que tiene contra los molinos de viento en forma de amazones, si no pierde su negocio de España por su estulticia y desorganización.

Y luego quería comentar también el relevo que ha habido en la presidencia. Está claro que siempre es mejor tener a dos tíos jóvenes que a un viejo mafioso con poder absoluto. Sorprendió tal vez la elección de Onur Genç, esa pasión turca que tenía Torres Vila bien escondida, pero a mí me parece un buen elemento y sobre todo me ha gustado su máxima de "poner por delante a las personas". Creo que Genç tiene el sentido común que ha faltado en ese banco, su misión principal será derribar los castillos en el aire y pelarse los codos en la banca de toda la vida, en la atención al cliente, con apps y sin apps. Torres Vila es un tío inteligente pero un poco cándido y creo que con ideología progre. En todo caso, para mí el banco está ahora mucho mejor dirigido.

Y ya que estamos hablando un poco de todo, ¿qué son todos esos vídeos que ponen en el diario El País? ¿Están promocionando con el dinero del accionista unas charlas progres y feministas para adoctrinar a la gente? ¿Están subvencionando a fondo perdido a un periódico alineado en la izquierda política? Para mí, un banco no tiene que tener "línea editorial" ni nada parecido. Un banco tiene que hacer publicidad de sus productos, no creación de contenidos con sesgo ideológico. Pienso que ese dinero se tendría que usar para hacer publicidad efectiva, como la que hizo ING con el anuncio de Bob Dylan, en el contexto de una campaña clara. Tiene el BBVA una serie de chiringuitos adosados que van lentamente creciendo y acabará el banco pareciendo un ministerio. Ha habido alguno de esos vídeos en el que ha aparecido una feminazi atacándome y criticándome con mi dinero. Yo no sé si por ahí se ha ido colando alguna sinvergüenza, de ésas que llegan con buena carita, y cuando se ha puesto de "directora de comunicación" o similar se ha dedicado a usar el dinero de los demás para sus fines políticos, pero esto me gustaría que se acabase.

Y luego está el calvo, está claro que hoy hay que hablar del calvo. Se pone este individuo a dedo de Aznar, el creador de la burbuja inmobiliaria, a presidir una empresa pública como fue Caja Postal y la candidez de Emilio Ybarra lo coloca como "copresidente" de la entidad resultante de la fusión con el BBV. A partir de ahí, cuando le cuentan que hay un temita que no era ni la décima parte de lo que presuntamente él acabó haciendo, le pega la puñalada al "clan de Neguri", que no eran otros que los creadores de los bancos Bilbao y Vizcaya, y los que habían realmente impulsado el negocio, y se queda como jefe supremo con poder omnímodo para ir a quemar dinero a China o fundir 4.000 millones en Turquía, aparte de poner la acción de 13€ a 5€ en 20 años. Así que teníamos un presidente de la misma calaña que César Alierta o Juan Luis Cebrián, un completo desastre. Pero es que parece además, según indicios y publicaciones periodísticas, que se dedicaba a investigar el tamaño del cipote del amigo del ministro de Economía con dinero del banco. Allí, en aquel pollón, al nivel del de Archidona, estaba la solución a la OPA hostil. Han salido luego otras acusaciones que dicen que incluso se sobornó también con dinero del banco a fondos de inversión para impedir que el tío de Sacyr comprase más acciones. No sabemos realmente lo que ocurrió, todo tiene muy mala pinta, pero si ha usado el dinero del banco por un interés personal, como es el mantener su sillón, estamos ante un delito de administración desleal. Yo lo único que le pediría a esta persona es que se largue ya, que se vaya con sus juicios lo más lejos posible, que se deje de presidencias de honor y otras zarandajas. Y que dé la puta cara, que lleva semanas escondiéndose.

Y para terminar: ¿cuánto creo que vale el BBVA? Para mí no existe un motivo claro para rebajar su cotización por motivos de "incertidumbres" de Turquía o Argentina, porque es evidente que tiene una diversificación geográfica que le permite equilibrar esos problemas con crecimientos en otras áreas. Por lo tanto, partiendo de los múltiplos a los que históricamente se han valorado los bancos en ausencia de incertidumbres, el BBVA si saca 5.000 millones al año debería valer 11,24€ por acción a un PER de 15, y 11,89€ si tomamos 1,5 veces su valor en libros. Desde los 5,14€ a los que está ahora, "peleando" por los 5,23€, la situación es bastante ridícula.

Actualización:
Como sé que algunos accionistas están preparando una querella por administración desleal, quiero también aportar un par de reflexiones al respecto:
  1. El año pasado soportamos una pérdida de beneficios de 1.000 millones porque el BBVA tenía en cartera acciones de Telefónica por valor de un 5% de la compañía y esas acciones no han parado de bajar. Ahora salen enjuagues entre FG y Alierta, ambos nombrados por Aznar al malbaratar las empresas públicas y grandes amigos, con presuntas escuchas de líneas telefónicas y desencriptación de claves. ¿Qué chanchullo hicieron para que el BBVA adquiriese el 5% de Telefónica? ¿Pretendía Alierta blindarse ante OPAs y perpetuarse en el sillón con el dinero del BBVA?

  2. En otra ocasión leí un artículo que ahora no encuentro en el que un directivo del BBVA decía que no era tan mala compra Telefónica porque habían cobrado varios miles de millones en dividendos. Otra periodista dijo que Telefónica era muy generosa con los dividendos, casi hasta el 8% de su cotización. Luego apareció la empresa con un brutal endeudamiento que casi comprometía su viabilidad. La combinación de dividendo más endeudamiento en una empresa se llama descapitalización y sólo se da en administradores sinvergüenzas. ¿Recapitalizó FG el BBVA descapitalizando Telefónica?


Enlace permanente   



26 de enero de 2019
Michel Houellebecq: Serotonina
Acabo de terminar Serotonina, de Houellebecq, y me ha parecido un libro magnífico. Hay quien dice que su mejor libro es Plataforma, para mí es Las partículas elementales, por razones que luego explicaré, pero Serotonina, por composición y calidad de estilo, me parece que está al nivel de los mejores suyos.

Si yo tuviese que envidiar una carrera literaria, sería la de Houellebecq. No le he conocido un libro malo, es un best seller brutal en todo el mundo y su influencia intelectual es cada vez mayor. Sus enemigos siguen, y seguirán, esperando infructuosamente su declive, pero es innegable que no hay un escritor como él en el mundo y que es un autor que ha marcado todo el primer cuarto del XXI.

De entrada, la edición de Anagrama demuestra que la sinvergüenza de Silvia Sesé lo ha publicado de mala gana. Un libro de Houellebecq es una máquina de imprimir billetes, y veo venir que esos billetes acabarán financiando las promociones de la Fallarás y Sara Mesa. Houellebecq tendría que dar orden a su agente de cambiar de editorial en España, una distribución con Alfaguara sería más aconsejable. Anagrama ha puesto en la cubierta un globo pinchado, no sé si para simbolizar la trayectoria literaria de Andrés Barba, y en la contracubierta ha escrito con cierta sorna: "Francia se hunde, la Unión Europea se hunde, la vida sin rumbo de Florent-Claude se hunde. El amor es una entelequia. El sexo es una catástrofe. La cultura -ni siquiera Proust o Thomas Mann- no es una tabla de salvación". A mí me parece que no es muy exagerado opinar que quien ha escrito ese texto no ha leído la novela o la ha leído en diagonal sin entenderla. A esta actitud se han sumado también todo tipo de reseñistas que han censurado los contenidos del libro desde la ética y la moral y "lo que podemos soportar". Después del #metoo, en esta nueva era, ya no cabe un escritor como Houellebecq. Ahora mismo figura como el segundo libro más vendido en las librerías después de Cómo hacer que te pasen cosas buenas, de Marián Rojas.

Aunque muchos de los reseñistas no han entendido de qué va este libro, para mí está muy claro. Es un relato sobre las rupturas amorosas. El protagonista comienza con una ruptura con su actual pareja, por culpa de unos vídeos pornográficos, y va rememorando sus anteriores relaciones fracasadas e incluso haciendo algo siempre desaconsejable como es encontrarse personalmente con algunas de ellas. Houellebecq describe con su frialdad naturalista el declive físico, el ajeno y el propio. También hay una visita a un antiguo amigo llamado Aymeric, también destrozado y arruinado por su divorcio, que va a una manifestación de agricultores y se suicida. Con esto de los chalecos amarillos, hay quien ha querido destacar este pequeño pasaje del libro como "premonitorio", un poco como ocurrió con Sumision, pero yo creo que toda la estructura del libro gira alrededor de las relaciones rotas y las tonterías y estupideces que provocaron esas rupturas. Aparece un Houellebecq sorprendente, muy alejado ya del Houellebecq triunfante de 42 años que publicó Las partículas elementales y que usaba el narrador omnisciente como una apisonadora de progres. El Houellebecq de Serotonina muestra nostalgia y ternura, habla cándidamente del amor, y presenta un final conciliador, en el que el protagonista por fin encuentra la pastillita del autoengaño y abraza la fe cristiana:
En realidad, Dios se ocupa de nosotros, piensa en nosotros a cada instante y nos da instrucciones a veces muy concretas. Esos arrebatos de amor que nos embargan el pecho hasta cortarnos la respiración, esas iluminaciones, esos éxtasis, inexplicables si se considera nuestra naturaleza biológica, nuestra condición de simples primates, son signos extremadamente claros.
Y en el párrafo anterior da la clave de todo el libro:
Yo podría haber hecho feliz a una mujer. Bueno, a dos: ya he dicho a cuáles. Todo estaba claro, sumamente claro, desde el principio; pero no lo tuvimos en cuenta. ¿Cedimos a ilusiones de libertad individual, de vida abierta, de posibilidades infinitas? Es posible, eran ideas propias del espíritu de la época; no las formalizamos, nos faltaban las ganas; nos conformamos con adaptarnos a ellas, con dejar que nos destruyeran; y luego, durante mucho tiempo, con padecerlas.
¿Estamos ante un Houellebecq ya otoñal, que avanza hacia un espiritualismo parecido al de Galdós? Ciertamente, ha perdido casi todo el hilo narrativo, tiende a divagar y fragmentar más, como le ocurrió también al Baroja anciano, pero Houellebecq, aun en esa ancianidad prematura, mantiene las dos cualidades que lo han hecho grande: la elegancia del estilo y la lucidez intelectual.

Para mí Houellebecq es el Zola del siglo XXI. Yo no sé si os habéis fijado en que después de la eclosión del naturalismo en la literatura europea comenzaron a crecer los movimientos obreros que marcaron todo el siglo XX. Cuando se explica esto en las facultades de historia siempre se achaca el proceso al Manifiesto Comunista, de 1848, pero hasta que los obreros no vieron, a través de los ojos de Zola, su verdadera situación no hubo un cambio real. En el caso de Houellebecq, a partir de Las partículas elementales se inicia una corrosión irreversible del mundo progre que cristaliza en los movimientos de la Derecha Alternativa que están dando vuelcos políticos en todas las potencias occidentales. Este cambio de paradigma marcará todo el siglo XXI y Houellebecq es sin duda el escritor más influyente del primer cuarto del siglo.

Enlace permanente   



20 de enero de 2019
El conflicto de los taxistas
Hace tiempo ya que se arrastra el conflicto del taxi y yo he ido poco a poco variando mi opinión. En principio estaba con la mentalidad de usuario rácano, que quiere el servicio cuanto más barato mejor. Luego me di cuenta de que el ahorro era sólo del 20% como mucho, y eso en plena guerra. Ahora pienso que con Uber, igual que con muchas otras apps, lo que quieren es meternos otro gol a los trabajadores.

El taxi tiene una licencia emitida por el ayuntamiento, un taxímetro que te asegura la igualdad de precios, un taxista registrado que no tiene antecedentes penales y una pintura distintiva. El taxi es un servicio público, y el servicio de Uber es un negocio de una multinacional norteamericana que intenta sacar el máximo beneficio y llevárselo a EEUU. El dinero que se paga a los taxistas se queda en nuestra economía, porque se lo van a gastar aquí. El taxi es un mediocre negociete del que viven las familias, mientras que Uber va a pagar los mínimos cacahuetes posibles, buscando sobre todo la mano de obra inmigrante o desesperada.

Una cosa que la gente no sabe de Uber es que tiene precios flexibles y que a la mínima especula con ellos. Hace poco estaba viendo un vídeo de unas muchachas norteamericanas que se estaban quejando de que acudieron a un concierto con Uber por un módico precio pero para volver a sus casas, ya tarde por la noche, Uber les pedía una millonada porque todos estaban llamando al mismo tiempo. Unos tíos que son así de cabrones, cuando hayan matado el servicio público del taxi comenzarán el aumento de precios, y los membrillos que están ahora defendiendo el caramelito americano acabarán pagando mucho más.

Apoyo totalmente al servicio del taxi, pienso que Uber tiene que ser prohibido completamente. Y pienso que deberíamos extender esa prohibición a gente que opera desde Luxemburgo enviando paquetitos desde almacenes españoles. El negocio hecho en España se tiene que tributar completamente en España. Y tampoco se tiene que permitir el operar a pérdidas, porque es clara la estrategia de destruir nuestro tejido comercial y subir luego los precios. Hay que tener cuidado con supuestas apps que sólo son máscaras de negreros que precarizan el empleo con la excusa de "el futuro". El futuro va a ser en España lo que digamos nosotros, y los futuros de precariedad y mierda no nos interesan.

Así que me sumo al peseto loco y compañía, hay que defender los garbanzos con uñas y dientes. Si aguantan hasta las elecciones, igual sacan algo.

Enlace permanente   



16 de enero de 2019
En memoria de Blasco Ibáñez
Están otra vez a la greña los herededos de Blasco Ibáñez y el ayuntamiento de Valencia a cuenta de los legajos de Blasco Ibáñez. Piden los herederos más actos en memoria del escritor, y los políticos valencianos se ponen de perfil.

En el departamento de Filología Hispánica de la Universidad de Valencia, viendo la gente que se ha quedado después de jubilarse Joan Oleza, no sé si se esforzarán mucho por ir catalogando los papeles. Blasco era un hombre del XIX, un republicano liberal, y esto hoy en día ni es de izquierdas ni de derechas, así que se queda en el limbo.

Blasco no fue un buen escritor en el sentido literario. No tuvo oído con el lenguaje. Y esto se lo echó en cara el joven Azorín, que había ya pasado por la escuela de Rubén Darío, en su libro La voluntad, cuando cita una página de Entre naranjos:
—Lo que da la medida de un artista es su sentimiento de la naturaleza, del paisaje… Un escritor será tanto más artista cuanto mejor sepa interpretar la emoción del paisaje… Es una emoción completamente, casi completamente moderna. En Francia sólo data de Rousseau y Bernardino de Saint-Pierre… En España, fuera de algún poeta primitivo, yo creo que sólo la ha sentido Fray Luis de León en sus Nombres de Cristo… Pues bien; para mí el paisaje es el grado más alto del arte literario… ¡Y qué pocos llegan a él!… Mira este libro; lo he escogido porque a su autor se le ha elogiado como un soberbio descripcionista… Y ahora verás, prácticamente, en esta lección de técnica literaria, cuáles son los subterfugios y tranquillos de que te hablaba antes… Ante todo la comparación es el más grave de ellos. Comparar es evadir la dificultad… es algo primitivo, infantil… una superchería que no debe emplear ningún artista… He aquí la página:
"En el inmenso valle, los naranjales como un oleaje aterciopelado: las cercas y vallados de vegetación menos obscura, cortando la tierra carmesí en geométricas formas: los grupos de palmeras agitando sus surtidores de plumas, como chorros de hojas que quisieran tocar al cielo cayendo después con lánguido desmayo; villas azules y de color de rosa, entre macizos de jardinería; blancas alquerías ocultas tras el verde bullir de un bosquecillo; las altas chimeneas de las máquinas de riego, amarillentas como cirios con la punta chamuscada; Alcira, con sus casas apiñadas en la isla y desbordándose en la orilla opuesta, todo ello de un color mate de huevo, acribillado de ventanitas, como roído por una viruela de negros agujeros. Más allá, Carcagente, la ciudad rival, envuelta en el cinturón de sus frondosos huertos; por la parte del mar, las montañas angulosas esquinadas, con aristas que de lejos semejan los fantásticos castillos imaginados por Doré, y en el extremo opuesto los pueblos de la Ribera alta, flotando en los lagos de esmeralda de sus huertos, las lejanas montañas de tono violeta, y el sol que comenzaba a descender como un erizo de oro, resbalando entre las gasas formadas por la evaporación del incesante fuego".
El maestro saca su cajita de plata y prosigue:
—Es una página, una página breve, y nada menos que seis veces recurre en ella el autor a la superchería de la comparación… es decir, seis veces que se trata de producir una sensación desconocida o apelando a otra conocida… que es lo mismo que si yo no pudiendo contar una cosa llamase al vecino para que la contase por mí… Y observa —y esto es lo más grave— que en esa página, a pesar del esfuerzo por expresar el color, no hay nada plástico, tangible… además de que un paisaje es movimiento y ruido, tanto como color, y en esta página el autor sólo se ha preocupado de la pintura… No hay nada plástico en esa página, ninguno de esos pequeños detalles sugestivos, suscitadores de todo un estado de conciencia… ninguno de esos detalles que dan, ellos solos, la sensación total… y que sólo se hallan instintivamente, por instinto artístico, no con el trabajo, ni con la lectura de los maestros… con nada.
A mí no me parece tan mala la página de Blasco, al menos para una novela, no digo que vaya a ser Juan Ramón Jiménez. Pero Blasco no tenía el refinamiento de un autor del siglo XX y se conformaba con copiar a los narradores del XIX, porque su idea de la novela era utilitarista. O bien la usaba para influir en política o bien para ganar dinero.

Pero lo que nunca hizo Blasco fue refugiarse en un periodiquillo quebrado y vivir del pienso de la columnita y el bolo. Tampoco se autocensuró ni puso pose ambigua, todos sabían en qué posición estaba, y si hacía falta se montaba su propia editorial, además de su propio periódico, o se iba a la Argentina a montar una colonia y arruinarse. Blasco no fue ni Verlaine ni Rimbaud, pero tuvo huevos, que es lo que ahora falta.

Yo he leído de Blasco Ibáñez Arroz y tartana; La barraca; Entre naranjos; Los cuatro jinetes del Apocalipsis y La horda.

Arroz y tartana corresponde a su primera etapa naturalista, simplemente hace un retrato de la pequeña burguesía de la ciudad de Valencia, centrándose en el inmigrante aragonés y en las tiendas de ropa. Es una novela correcta pero fuera de época, publicada ya en 1894, cuando el naturalismo había declinado en toda Europa y Galdós y Clarín estaban en su etapa espiritualista.

En La barraca, que es su novela más difundida, hace un pequeño thriller al modo de Ken Follett. Porque Ken Follett dice: el thriller se basa en poner al protagonista en una situación de tensión insuperable. La barraca trata de un agricultor aragonés al que dicen que ha recibido en herencia unas tierras en la huerta valenciana, y al ver que allí podrá vivir mucho mejor vende lo poco que tiene, monta los bártulos en el carro, incluidos mujer y churumbeles, y parte hacia Valencia a tomar posesión de sus huertas, que son buenas y de tierra roja. Pero allí hay otro tío, que está desde hace años en usufructo y que no figuraba en el testamento, y ese tío además está un poco trastornado y va haciendo veladas amenazas. Es uno de los mejores principios de novela que nunca se han escrito, no puede el lector dejar de leer. Quien quiera saber lo que pasa luego, tiene que leerse la novelita, que la tiene en el Kindle completamente gratis.

En Entre naranjos Blasco cae en un cierto preciosismo, no sé si aturdido por el incienso modernista o deseoso de recibir la admiración de la generación más joven. Claramente, lo que recibió fue un buen palo y además Baroja le copió todo el argumento de La barraca para escribir La casa de Aizgorri. Supongo que él tampoco se quedó corto, puteando un poco a los jóvenes, que es lo que se lleva en España, alabando tal vez a algún jovenzuelo segundón con la esperanza de que desplazara al que realmente lo podía sustituir a él. Es algo que me imagino, simplemente.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis es la novela suya que más me gustó. Ahí Blasco demuestra su profundo conocimiento de los movimientos políticos e históricos europeos. Es en realidad una historia de amor, pero tiene unos pasajes inolvidables, como cuando describe cómo se creó la Línea Maginot, que fue la trinchera con la que los aliados contuvieron a los alemanes, los soldados con los pies desollados, incapaces de caminar más, tirándose al suelo y arañando la tierra para poder protegerse de las balas. El talento de Blasco era la viveza con la que contaba las cosas, no la perfección de su estilo, era que te lo hacía creer. Tiene también ese libro un discurso escalofriante, de uno de los primeros nazis, una especie de científico que explica la superioridad aria por el cráneo dolicocéfalo, en contra del braquicéfalo de los rusos, y cómo esa genética les permitirá dominar el mundo. Blasco murió en 1928, no llegó a conocer el III Reich. La traducción al inglés de esta novela fue el libro más vendido de EEUU en 1919. En 1929 Rex Ingram dirigió la adaptación cinematográfica para la Metro Goldwyn Mayer, con Rodolfo Valentino como protagonista, que costó un millón de dólares, una cifra inédita hasta la fecha pero que batió todos los record de taquilla. Claro, la poetambre madrileña con esto rabiaba y luego venían los navajazos.

¿Fue Blasco el inventor del best seller? Claramente no. El best seller es un compendio de técnicas de intriga de la literatura popular que viene del folletín francés, de la novela de aventuras anglosajona, de la novela histórica de Walter Scott y en general de toda la tradición de lo que fue en el Renacimiento la novela bizantina, la novela de caballerías, la novela morisca, la novela picaresca y, si nos vamos para atrás, el romancero viejo y los cantares de gesta. El best seller es la Odisea de Homero y hasta el mito de Gilgamesh, y probablemente estuviese ya en las narraciones orales anteriores.

En La horda Blasco hace una copia de La busca, de Pío Baroja. La busca es una novela más estética, más basada en descripciones, y La horda intenta explicar un poco más las causas políticas de esa miseria. Realmente, prefiero La busca, por el estilo de Baroja, pero en La horda saca Blasco su experiencia como diputado en Madrid y describe a Pi i Margall dando uno de sus discursos. Recuerdo que dice que el Congreso tenía "un olor a cerrado, como de bodega".

Así que esto es lo que sé de Blasco Ibáñez. Pienso que la literatura en España es ya un juguete de los politiqueos y hay ahora una moda de recuperar "autores perdidos", cuando no autoras que no llegan ni al taller literario, pero pienso que lo recuperable ya está todo recuperado y que los escritores del XX que merecen reconocimiento ya lo han tenido. De entre los novelistas, está Baroja por encima de todos y, si se quiere, Delibes y Vázquez Montalban, de los que he leído. También habría que poner al Muñoz Molina de El jinete polaco, al menos para el lector de 20 años que fui. Los demás han tenido más reconocimiento que obra, así que no se quejen.

Enlace permanente   



12 de enero de 2019
A Karginov hay que juzgarlo
Está todo el mundo viendo el vídeo del atropello del rally Dakar del ruso Andrey Karginov, que pasa con un camión por encima de un espectador. Y todo lo que aparece son referencias a que el piloto "ha sido descalificado".

¿Sólo descalificado? Este tío ha embestido a unas personas con un camión y ha pisado a una. La última vez que vi algo similar fue en un atentado del Estado Islámico. No le veo ánimo de frenar ni de virar en ningún momento.

Hermanos peruanos: ponedle una orden de busca y captura a este tío antes de que intente salir del país, no hagáis de panchitos tercermundistas igual que Alfredo Landa en Los Santos Inocentes. Si esto ocurre en Europa, obviamente ya estaría detenido. Este tío atenta contra las personas de manera muy clara, y con rally o sin rally el código penal se tiene que cumplir.

El Dakar hace tiempo que da asco. De los pilotos españoles que conocí cuando lo cubrí periodísticamente, uno se mató en carrera al año siguiente y el otro está parapléjico. Van como bestias arrasando la naturaleza y acaban siempre dándose el piñazo. Dicen que este año es el último, vamos a ver si es verdad.

Enlace permanente   



9 de enero de 2019
Ciudadanos sólo molesta
A ver, que me digan a mí qué hace un partido ahí en medio, que no puede pactar con Podemos y no puede pactar con VOX. ¿Con quién puede pactar? Si tenemos en cuenta que ya el bipartidismo PP-PSOE va a ir encogiendo, la idea de que con uno de esos dos partidos y Ciudadanos se pueda sumar una mayoría de gobierno se tiene que ir abandonando, los extremos van a hacer falta para sumar. Pero si está en medio un bobo que no sabe si es de derechas, de izquierdas o todo lo contrario, si va el tío recogiendo votitos de un lado y del otro, sólo se puede formar gobierno con "gran coalición", lo que es un fraude para la mayoría de votantes.

De modo que para mí Ciudadanos ya lo único que hace es molestar, cinco son ya demasiados partidos. La gente debería decidirse por el bloque derechista o por el bloque izquierdista y dejarse de medias tintas.

Enlace permanente   



29 de diciembre de 2018
El hostión de Torremendo
El sábado del puente del 8 de diciembre salí a darme la vueltecita cicloturista de costumbre y, pasando Torremendo, por una carreterita agrícola sin tráfico, acabé de subir un repecho y me incorporé en la bici para pegar un trago y relajar la espalda. No había habido en toda la semana un momento más tranquilo y relajado, con el paisaje de la dehesa murciana, las montañas bajas y el olor de los naranjos. Y de repente me vi con el culo en el suelo, en un hostión de los fuertes que he sufrido. No me podía mover ni casi respirar. Vi el sillín en medio de la calzada y entendí que se había roto por mi peso, y yo no sabía si acabaría en silla de ruedas porque el golpe había sido criminal, con los pies anclados a los pedales automáticos, la bici que se había adelantado un poco y un impacto tremendo en la espalda y los brazos. Saqué el móvil como pude, aunque luego supe que tenía una fractura en esa muñeca, y llamé a los servicios de emergencia y me quedé tirado en la calzada de cara a los almendros y al sol de la tarde. Esa hora aproximada que tardaron en venir fue de las que se recuerdan, tenía los ojos cerrados y veía el resplandor rojizo mientras se enfriaba mi cuerpo, y sólo me acordaba de los versos de José Martí: "No me encierren en lo oscuro a morir como un traidor, yo soy bueno y, como bueno, moriré de cara al sol".

No pasó ni un vehículo hasta que me encontraron los de la ambulancia y me subieron en camilla y me llevaron al Hospital Universitario de Torrevieja. Ya algo más tranquilo vi que lo que tenía, sobre todo, era un brazo roto y que en la columna no tendría afectación porque movía perfectamente las piernas, aunque la espalda me dolía horriblemente y no me dejaba ni moverme. En el hospital no se ponían de acuerdo sobre si tenía fractura vertebral o no. Detectaron rápido la fractura de radio, pero en la de cúbito tenían dudas. Después de dos días sin intervenirme, esperando al especialista, con el codo ya enyesado y sobreviviendo del goterito, cuando llegó el especialista dijo que hacía falta un TAC, que había que desenyesar y estirarme el brazo izquierdo. Para cambiarme de camilla me cambiaban con una bandeja de hierro, primero me giraban un poco, ponían debajo la bandeja, luego me volvían a poner en el sitio y pegaban un tirón. La primera vez lo hicieron entre cuatro, luego ya con dos lo hacían bien. Ahora mismo estoy en los 92 kg. aproximadamente.

Pero para estirar el codo me llevaron hasta la sala con el aparato aquel, que es un tubo redondo en el que te meten, y vino el celador cañero, el "chungo", me me dijo: "Tengo malas noticias". Y ahí me dijo que el codo se estiraba sí o sí, sin anestesia. Yo recuerdo que cuando éramos pequeños cantábamos: "El dolor más doloroso, el dolor más inhumano, es pillarse los cojones en la tapa de un piano". Estirar un codo que lleva tres días roto y enyesado, con la inflamación y la primera cicatriz de colágeno, se acerca bastante a este ideal. Lo que salió fue que tenía el codo como un botijo estrellado contra el suelo, cúbito y radio rotos y una parte hecha gravilla. Luego miraron bien la columna y detectaron una pequeña fractura sin desplazamiento ni afectación a la médula, pero también dijeron que podía ser algo viejo, tal vez consecuencia de otra caída similar que tuve en 1999 en Castell de Castells. El que analizaba las radiografías dijo: "Este tío es más duro que una piedra". Y es que la caída que yo he tenido dejaría en silla de ruedas a más de la mitad.

Yo he hecho cicloturismo durante 28 años, primero con una mountain bike Orbea, luego con una Zeus y luego con una GT de aluminio. Habré hecho aproximadamente 100.000 km., porque durante muchos años hacía unos 5.000 al año. Ahora ya no pasaría de los 2.500, a razón de unos 60 cada sábado. Sólo he tocado tierra tres veces: una en 1999 exactamente igual a la de ahora, por simple rotura del sillín mientras voy sin manos, pero sin que me fracturase nada, otra en 2015 en la que me encontré un coche parado tras la curva y, al intentar esquivarlo, se puso a girar para meterse por un camino, en la que rodé por el suelo y salí ileso, y ésta de 2018 que pone fin a mi trayectoria cicloturista, porque son ya muchos kilos los que tengo y los huesos no son tan fuertes.

No sé muy bien cómo hacen las bicis. La Zeus era de alta gama y tenía apenas dos planchitas de aluminio para aguantar el sillín. Cuando fui a comprarme la GT, que costó 1.500€ del año 2003, le pedí al tío una bici bien fuerte y reforzada, y me recomendó ésta, que tiene el chasis con "triple triángulo", las soldaduras reforzadas y las piezas bien gruesas, pero tiene también un único tornillo para sujetar el sillín a la barra de aluminio, un tornillo grueso, pero único, que al cabo de los años ha ido cogiendo fatiga y se ha roto sin avisar.

Ya para la operación, yo tenía miedo de que empleasen anestesia general y me despertase en el País de Loix, pero desperté en el mismo hospital, con un brazo en cabestrillo, el otro inutilizado por una fisura y un esguince, y con mi madre de 66 años pasándome la botella para mear.

Y luego nos venimos para Pedreguer y ha seguido la convalecencia, gritando el "mamá, ya está" desde el retrete y desayunando zumo con una pajita. En la operación me metieron dos placas de hierro, mi fractura es una "monteggia cerrada", y no ha habido complicación por el momento y parece que el pronóstico es bueno. Ahora para año nuevo, el primer propósito es estirar el brazo izquierdo, luego ya veremos lo demás. Yo creo que tengo un muerto colgado a la espalda o algún gafe, o el karma me castiga por lo que escribo aquí en el blog. Que os vaya bien en 2019 a vosotros, al menos mejor que a mí.

Enlace permanente   



7 de diciembre de 2018
El programa de VOX
Así como hice con el programa de Podemos cuando comenzó su andadura, voy a repasar los puntos del programa de VOX y a dar mi opinión sobre cada uno.
  1. Unidad de España:
    VOX pretende suspender la autonomía catalana y juzgar por rebelión, sedición y uso de la violencia a quienes perpetraron lo que ellos llaman "golpe de estado" poniendo las urnas aquellas de plástico. Yo no sé si VOX sabe lo que es un golpe de estado, no sé si le suenan los nombres de Miguel Primo de Rivera, Francisco Franco o Alfonso Armada. Aparte, pueden acordarse de la "sanjurjada" del 32 y otras dos en el 27 y 30 que fracasaron. No hace falta irse al siglo XIX, en el que hubo 19 intentonas, de las cuales diez salieron bien y nueve mal (Riego, los sargentos de La Granja, Bravo Murillo, Prim, Pavía, con una república de por medio). Un golpe de estado es cuando se toma el poder por las armas en todo un estado, no cuando un territorio intenta la secesión. Creo que ya se ha visto cómo Bélgica, y luego Alemania, han dicho muy claramente que aquí no pasó nada y han negado la extradición de Puigdemont. Lo digo porque usar las palabras a lo grande, al estilo feminista, puede acabar produciendo que cuando llegue el problema real ya no tengas palabras que poner.

    Por tanto, no estoy de acuerdo con este primer punto del programa.

  2. Recortar el despilfarro:
    Propone VOX eliminar las autonomías, previa reforma constitucional, y recortar gasto en general, incluyendo el cierre del Senado. Yo estoy de acuerdo en reformar la constitución para poner un estado federal como el de los EEUU y que cada territorio recaude sus impuestos y que cada empresa declare el impuesto de sociedades allí donde haya hecho el negocio. Llegar al estado unitario ellos saben que no es posible y proponen que el estado central recupere las competencias de educación y sanidad. Esto no tiene por qué ser ni mejor ni peor, prefiero una autonomía bien llevada que un estado central mal llevado, pero sí que tienen razón en el hecho ya ampliamente comprobado de que la corrupción ha sido inversamente proporcional al tamaño de la administración: ayuntamientos los que más, autonomías que no se han quedado cortas, y estado central también sucio y pringado pero no a unos niveles tan salvajes.

    En lo de recortar el despilfarro está todo el mundo de acuerdo, y lo de eliminar el Senado parece otro brindis al sol que necesita una reforma constitucional (y no pueden ponerse de acuerdo para formar un gobierno en Andalucía).

  3. Educación y sanidad:
    Otra vez, la solución a todos los problemas es la recentralización, si se pone todo en Madrid funcionará como la seda. No dicen qué planes hay de promover la escuela concertada, de volver al "modelo Alzira" para los hospitales, de poner los servicios públicos en manos privadas. Esos planes, obviamente, me los voy temiendo. Parece que, 118 años después de la publicación del libro de Joaquín Costa, VOX ha encontrado la solución a la oligarquía y el caciquismo: inflar la oligarquía para acabar con el caciquismo. No creo que la solución para España esté en ponerlo todo en Madrid, creo que está en la tecnocracia, en la mejora de la educación y en la eliminación del sufragio universal.

  4. Impuestos, los mínimos:
    Quiere VOX poner el IRPF a un tipo plano del 21%, igual que el IVA. Esto, obviamente, beneficia muy directamente a quien tiene unos ingresos muy altos, y perjudica a quien tenga ingresos más bajos, porque recibirá menos prestaciones. Esto es una medida ultraliberal que yo no comparto, y además creo que el ultraliberalismo no aporta progreso a largo plazo, porque al final se inhibe el consumo por el empobrecimiento del trabajador y baja también la productividad por el deterioro de la educación privatizada. Creo que hay que cuadrar las cuentas y no gastar más de lo que se ingresa, pero las rentas más altas deben pagar mucho más, sobre todo en un país que tradicionalmente ha tenido un capitalismo muy deficiente basado en amiguismos y centralismos.

    La industria española no está en Madrid, está en el País Vasco, Cataluña y algo menos en el País Valenciano. La obsesión por ponerlo todo en Madrid no les viene por la gestión eficiente sino por la necesidad de vivir de la burocracia y las concesiones públicas, hasta el punto de que han vaciado toda Castilla en su afán por succionar del Mediterráneo.

  5. Apoyo a los que crean empleo y riqueza:
    Propone VOX bajar la cuota de autónomo, simplificar licencias y eliminar trabas a los pequeños empresarios. En esto, estoy totalmente de acuerdo. España es un país de notarios, registradores y otros sacacuartos de opereta que cobran 300€ por pegar un cuño diciendo "doy fe". En el momento en el que intentas crear una SL empiezan a dentelladas unos y otros hasta matarte. Hacienda te trata como un delincuente y te usa de recaudador, los bancos no quieren más que endeudarte con garantía personal, pero lo peor son las otras empresas que te ofrecen sus servicios muchas veces estafándote. Presentar las cuentas al Registro Mercantil ya requiere un master en contabilidad o pagar al amigo asesor de barrio que te succiona bien tu dinero. No existe la responsabilidad limitada, cierras la empresa y Hacienda te sigue persiguiendo. Ahí hay un margen de mejora muy claro que no costaría dinero y ayudaría a crear empleo.

  6. Apoyo a la familia, vida y valores:
    VOX defiende el modelo católico de familia nuclear heterosexual. En esto, estoy completamente de acuerdo y creo que, en el camino de manipulación social que está llevando a cabo el feminismo, hay una estrategia de represión de la heterosexualidad. El objetivo más inmediato es eliminar la presunción de inocencia en acusaciones de violación, con el eufemismo del "sí es sí", invirtiendo la carga de la prueba y dejando a los varones en una situación de total inseguridad y sumisión en las relaciones. Esto sólo llevará a más personas solas, menos natalidad y el suicidio demográfico de este país. Hay que promover la heterosexualidad como orientación sexual natural y productiva.

    Pero VOX en este apartado lanza también su idea de "cheque escolar", un sistema de privatización de la educación pública que sólo está implantado en el mundo en cuatro países, que son los más ricos. La idea, obviamente, es transferir dinero público a toda esa red de centros privados de Hermanos Maristas, jesuitas, monjas y demás. Puedo decir, por varias experiencias, que los centros privados de este país tienen a los peores profesores. No hay ningún docente que quiera trabajar como Alfredo Landa en Los Santos Inocentes, haciendo reverencias al señor propietario, al señor director, al señor padre de un alumno y al mismo alumno, que lo desprecia abiertamente. El profesor está continuamente metido en todo tipo de reyertas y rifirrafes con adolescentes y no puede trabajar sin un blindaje sólido de su plaza. Si a eso unimos que deben trabajar más horas por menos sueldo, tenemos que sólo aquéllos que se ven imposibilitados de entrar en el sector público acaban en el privado. De ahí les vienen también las ganas de despedir a los interinos, porque saben que irán directos a los concertados y tendrán al menos a gente con experiencia, porque normalmente el profesor de los centros privados desaparece en cuanto saca las oposiciones. La fama que tienen los centros privados de buena educación se debe simplemente a la selección de los alumnos por motivos económicos, porque educar niños bien es extremadamente fácil y cualquier tonto sabe escribir en una pizarra y poner unos exámenes. Los centros concertados se quitan de encima a los alumnos de pocos recursos con trucos sucios como imponer cuotas para ir de excursión y otras actividades que espantan a los padres que no llegan a fin de mes. Así también pueden presumir de lo bien que se portan y lo mucho que progresan los niños.

    Si se impusiese ese cheque escolar en España, la estrategia de los centros privados sería la misma que ahora: buscar la forma de sacarles a los padres más dinero y así expeler a los pobres hacia la pública. Pero la diferencia principal (muy importante) sería que los señores del Audi Q7 no tendrían ya que pagar el centro privado de los Legionarios de Cristo, se lo pagaría el Estado (y eso que en IRPF sólo pagarían el 21%).

    De modo que no puedo estar de acuerdo en el cheque escolar y sólo propongo la eliminación de todos los centros concertados de España y que quien quiera una educación privada con profesores malos pero niños buenos que se la pague. Y el dinero de los servicios públicos que vaya al bolsillo de los funcionarios, seleccionados por oposición, no al de un oscuro empresario que consiguió la concesión no se sabe cómo y colocó en su plantilla a otros a dedo.

  7. Lucha contra la corrupción:
    Propone VOX en este apartado endurecer las penas, eliminar el indulto y, ya que están, centralizar en Madrid todo el poder judicial. Todo el mundo está de acuerdo, otra cosa es qué hacía Abascal cuando había correas, bigotes, pequeños Nicolás, zaplanas, barberás y otros en su partido, y no digo ya Granados, al que en su etapa de director de la Agencia de Protección de Datos de Esperanza Aguirre debió conocer porque andaba suelto por allí.

    Entonces, lucha contra la corrupción a punta pala, empezando por la derecha española, que tiene todavía causas abiertas.

  8. Fundamentalismo islámico:
    VOX quiere cerrar las mezquitas fundamentalistas e imponer mano dura en el asalto de fronteras. Estoy completamente de acuerdo en esto. Es demasiado evidente que Arabia Saudí nos está haciendo una guerra silenciosa, financiando imanes que adoctrinan y que promueven los atentados. Al primero que se pille levantando el dedito contra nosotros en suelo español se le tiene que encarcelar. Al terrorista yo le ponía pena de muerte, la vida suya nos importa lo mismo que a él la nuestra. El Islam no tiene un papa ni es un poder centralizado, cada país gestiona su versión del Islam, y además el poder político y el religioso son lo mismo. Entonces, el error nuestro ha sido no entender esta característica y querer tratar el Islam como una religión más. En España debe haber una autoridad islámica centralizada, que nombre y controle a todos los imanes, que predicarán en español. No se aceptan predicadores no censados. La versión española del Islam será la moderada e integrada en democracia, y cualquier otra versión será prohibida. Todo 100% legal y somos buenas personas. Y al que toque los huevos, candela.

  9. Inmigración e identidad:
    VOX propone, como ya todo el mundo sabe, limitar la inmigración a las necesidades de mano de obra. Esto, que se hace en todos los países, parece que ha soliviantado a algunos. En Australia, por ejemplo, si entras ilegal, o te largas o te meten en un campo de concentración, pero si quieres entrar legal lo tienes fácil, envías tu CV y tu certificado de antecedentes penales y ellos te dicen si tu perfil es demandado. Si sabes programar en Java o dar clases de español, el visado es pan comido, muchos jóvenes españoles se han ido allí. Pero lo que no hacen es dejar saltar la valla a los tutsis y los hutus, sin saber si son personas de bien o criminales de guerra, pegando patadas a la policía. Dejar pasar sólo a los que demuestren su intención de quebrantar nuestras leyes y violar nuestra frontera es hacer una selección a la inversa, me parece a mí.

    Se ha explicado ya hasta la saciedad, lo dice ahora hasta Julio Anguita, el cuento de la "acogida" de inmigrantes es sólo una forma de inhibir a la izquierda, que está a tope de tontos y tontas, para que no proteste ante el dumping laboral y la continua devaluación de sus salarios. Los inmigrantes, igual que las mujeres, son consumidores de empleo, no creadores de empleo, y su efecto en el mercado laboral es de aumento del paro y bajada de salarios.

  10. Recuperar nuestro peso en Europa y el mundo:
    El último punto de VOX pretende reforzar la soberanía española, supongo que frenando la integración europea. Sabe muy bien VOX que esas integraciones pacíficas empiezan con buenas palabras y acaban siempre en opresiones, y si no se lo puede preguntar a Cataluña. Pienso que Europa es un territorio derrotado, afeminado y sin fuerza vital, por lo que estoy de acuerdo en no acelerar demasiado la integración. Si pueden los partidos identitarios ir tomando más posiciones, entonces es posible que empiece a mejorar. En todo caso, Europa sigue siendo el área económica más importante del mundo y tenemos que estar ahí.
Y no aparece en ese programa el punto que yo considero fundamental, y que sí que explicitó Pablo Casado desde que fue elegido candidato: la lucha contra la ideología de género, que es el mayor cáncer que tiene actualmente España, que ha causado la caída de la natalidad, la caída de la productividad, la supresión de derechos fundamentales y la división social, aparte de la infelicidad y las continuas rupturas de las parejas. Sé que VOX ha dicho que va a eliminar la LIVG, que es un buen comienzo, y espero que amplíe estas medidas al control del adoctrinamiento en los centros educativos y la prohibición de la propaganda mediática. La hidra feminista no se acaba mientras no se la descabece en las universidades y se impongan medidas de restricción. Hay que saber las cifras reales de inocentes que han ido a la cárcel, abogadas y centros mujer que van pergeñando denuncias falsas, suicidios de divorciados, niños con alienación parental. El día que analicemos el uso de sicarios o de veneno en la comida para eliminar al cornudo y cobrar su herencia igual vemos que hay más muertos que muertas. Es una vergüenza cómo han distorsionado la realidad para tener todo el poder en las relaciones y dejarnos sin ningún derecho.

Entonces, ¿voy a votar a VOX? Pues hay muchas cosas que no me gustan, no soy su votante tipo, pero si es el único que me defiende del feminismo sí que lo voy a votar, aunque sé que no es extrema derecha sino derechona nacionalcatólica con una marca blanca. Tenemos muchos años ya Abascal y yo, que somos del 76, para aparecer como si hubiésemos caído de una palmera. VOX es la Alianza Popular de Fraga e incluso el PP de Aznar, es un producto de la estulticia de la Soraya y el Maricomplejines. Pienso que hará un sorpasso al PP porque ese partido ha sido ya condenado por corrupción y es mucha la mierda que tiene encima, pero luego al gobernar es posible que no notemos mucha diferencia.

Enlace permanente   



6 de diciembre de 2018
El camino del 36
Vamos avanzando. Pablo Iglesias nació el año de la Constitución. Yo dos años antes. Recuerdo a Suárez y a Calvo Sotelo, y me parece que fue ayer cuando un ministro dijo: "Si la Constitución fuese una niña ya se vestiría de largo". Pues bien, hay cosas que estoy viendo que hasta ahora no había visto: el líder de una coalición frentepopulista llamando a tomar las calles para no respetar un resultado electoral, otra destacada feminista pidiendo la ilegalización de un partido con el 11% de los votos válidos, la ministra de justicia insinuando también una ilegalidad que no existe, hordas por las calles amenazando con "un cuchillo en la garganta", candidatos de centro derecha pidiendo un "cordón sanitario", dirigentes de un partido que se encuentran a un maromo a las puertas de su casa diciéndole "ya sé dónde vives". Antes de eso, habíamos visto colegios electorales en los que habían desaparecido las papeletas de VOX, otros en los que las invalidaron con un rotulador, encuestas del CIS que han sido pura ficción, bloqueo en los medios incluso públicos. Si matan a Abascal y se ponen a quemar las calles, estamos ya en el 36.

Se percibe ahora mismo la violencia como algo muy lejano, pero lo más difícil es el primer puñetazo, luego va todo rodado. Quien dice, desde la derecha, que la llamada a la coacción y la violencia de Pablo Iglesias, el organizador de escraches, el que duerme a cuerpo de rey en Galapagar, es una "payasada" no tiene ni idea de cómo funciona la historia. El Frente Popular está enseñando los dientes por unas simples elecciones autonómicas, vamos a ver qué hacen cuando lo mismo ocurra con las elecciones generales.

Enlace permanente   





© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago
Pepita Nuncabaja
Seis meses en meetic
Etapas de la burbuja

RSS del blog

Últimos libros: