20 de enero de 2019
El conflicto de los taxistas
Hace tiempo ya que se arrastra el conflicto del taxi y yo he ido poco a poco variando mi opinión. En principio estaba con la mentalidad de usuario rácano, que quiere el servicio cuanto más barato mejor. Luego me di cuenta de que el ahorro era sólo del 20% como mucho, y eso en plena guerra. Ahora pienso que con Uber, igual que con muchas otras apps, lo que quieren es meternos otro gol a los trabajadores.

El taxi tiene una licencia emitida por el ayuntamiento, un taxímetro que te asegura la igualdad de precios, un taxista registrado que no tiene antecedentes penales y una pintura distintiva. El taxi es un servicio público, y el servicio de Uber es un negocio de una multinacional norteamericana que intenta sacar el máximo beneficio y llevárselo a EEUU. El dinero que se paga a los taxistas se queda en nuestra economía, porque se lo van a gastar aquí. El taxi es un mediocre negociete del que viven las familias, mientras que Uber va a pagar los mínimos cacahuetes posibles, buscando sobre todo la mano de obra inmigrante o desesperada.

Una cosa que la gente no sabe de Uber es que tiene precios flexibles y que a la mínima especula con ellos. Hace poco estaba viendo un vídeo de unas muchachas norteamericanas que se estaban quejando de que acudieron a un concierto con Uber por un módico precio pero para volver a sus casas, ya tarde por la noche, Uber les pedía una millonada porque todos estaban llamando al mismo tiempo. Unos tíos que son así de cabrones, cuando hayan matado el servicio público del taxi comenzarán el aumento de precios, y los membrillos que están ahora defendiendo el caramelito americano acabarán pagando mucho más.

Apoyo totalmente al servicio del taxi, pienso que Uber tiene que ser prohibido completamente. Y pienso que deberíamos extender esa prohibición a gente que opera desde Luxemburgo enviando paquetitos desde almacenes españoles. El negocio hecho en España se tiene que tributar completamente en España. Y tampoco se tiene que permitir el operar a pérdidas, porque es clara la estrategia de destruir nuestro tejido comercial y subir luego los precios. Hay que tener cuidado con supuestas apps que sólo son máscaras de negreros que precarizan el empleo con la excusa de "el futuro". El futuro va a ser en España lo que digamos nosotros, y los futuros de precariedad y mierda no nos interesan.

Así que me sumo al peseto loco y compañía, hay que defender los garbanzos con uñas y dientes. Si aguantan hasta las elecciones, igual sacan algo.

Enlace permanente   

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


16 de enero de 2019
En memoria de Blasco Ibáñez
Están otra vez a la greña los herededos de Blasco Ibáñez y el ayuntamiento de Valencia a cuenta de los legajos de Blasco Ibáñez. Piden los herederos más actos en memoria del escritor, y los políticos valencianos se ponen de perfil.

En el departamento de Filología Hispánica de la Universidad de Valencia, viendo la gente que se ha quedado después de jubilarse Joan Oleza, no sé si se esforzarán mucho por ir catalogando los papeles. Blasco era un hombre del XIX, un republicano liberal, y esto hoy en día ni es de izquierdas ni de derechas, así que se queda en el limbo.

Blasco no fue un buen escritor en el sentido literario. No tuvo oído con el lenguaje. Y esto se lo echó en cara el joven Azorín, que había ya pasado por la escuela de Rubén Darío, en su libro La voluntad, cuando cita una página de Entre naranjos:
—Lo que da la medida de un artista es su sentimiento de la naturaleza, del paisaje… Un escritor será tanto más artista cuanto mejor sepa interpretar la emoción del paisaje… Es una emoción completamente, casi completamente moderna. En Francia sólo data de Rousseau y Bernardino de Saint-Pierre… En España, fuera de algún poeta primitivo, yo creo que sólo la ha sentido Fray Luis de León en sus Nombres de Cristo… Pues bien; para mí el paisaje es el grado más alto del arte literario… ¡Y qué pocos llegan a él!… Mira este libro; lo he escogido porque a su autor se le ha elogiado como un soberbio descripcionista… Y ahora verás, prácticamente, en esta lección de técnica literaria, cuáles son los subterfugios y tranquillos de que te hablaba antes… Ante todo la comparación es el más grave de ellos. Comparar es evadir la dificultad… es algo primitivo, infantil… una superchería que no debe emplear ningún artista… He aquí la página:
"En el inmenso valle, los naranjales como un oleaje aterciopelado: las cercas y vallados de vegetación menos obscura, cortando la tierra carmesí en geométricas formas: los grupos de palmeras agitando sus surtidores de plumas, como chorros de hojas que quisieran tocar al cielo cayendo después con lánguido desmayo; villas azules y de color de rosa, entre macizos de jardinería; blancas alquerías ocultas tras el verde bullir de un bosquecillo; las altas chimeneas de las máquinas de riego, amarillentas como cirios con la punta chamuscada; Alcira, con sus casas apiñadas en la isla y desbordándose en la orilla opuesta, todo ello de un color mate de huevo, acribillado de ventanitas, como roído por una viruela de negros agujeros. Más allá, Carcagente, la ciudad rival, envuelta en el cinturón de sus frondosos huertos; por la parte del mar, las montañas angulosas esquinadas, con aristas que de lejos semejan los fantásticos castillos imaginados por Doré, y en el extremo opuesto los pueblos de la Ribera alta, flotando en los lagos de esmeralda de sus huertos, las lejanas montañas de tono violeta, y el sol que comenzaba a descender como un erizo de oro, resbalando entre las gasas formadas por la evaporación del incesante fuego".
El maestro saca su cajita de plata y prosigue:
—Es una página, una página breve, y nada menos que seis veces recurre en ella el autor a la superchería de la comparación… es decir, seis veces que se trata de producir una sensación desconocida o apelando a otra conocida… que es lo mismo que si yo no pudiendo contar una cosa llamase al vecino para que la contase por mí… Y observa —y esto es lo más grave— que en esa página, a pesar del esfuerzo por expresar el color, no hay nada plástico, tangible… además de que un paisaje es movimiento y ruido, tanto como color, y en esta página el autor sólo se ha preocupado de la pintura… No hay nada plástico en esa página, ninguno de esos pequeños detalles sugestivos, suscitadores de todo un estado de conciencia… ninguno de esos detalles que dan, ellos solos, la sensación total… y que sólo se hallan instintivamente, por instinto artístico, no con el trabajo, ni con la lectura de los maestros… con nada.
A mí no me parece tan mala la página de Blasco, al menos para una novela, no digo que vaya a ser Juan Ramón Jiménez. Pero Blasco no tenía el refinamiento de un autor del siglo XX y se conformaba con copiar a los narradores del XIX, porque su idea de la novela era utilitarista. O bien la usaba para influir en política o bien para ganar dinero.

Pero lo que nunca hizo Blasco fue refugiarse en un periodiquillo quebrado y vivir del pienso de la columnita y el bolo. Tampoco se autocensuró ni puso pose ambigua, todos sabían en qué posición estaba, y si hacía falta se montaba su propia editorial, además de su propio periódico, o se iba a la Argentina a montar una colonia y arruinarse. Blasco no fue ni Verlaine ni Rimbaud, pero tuvo huevos, que es lo que ahora falta.

Yo he leído de Blasco Ibáñez Arroz y tartana; La barraca; Entre naranjos; Los cuatro jinetes del Apocalipsis y La horda.

Arroz y tartana corresponde a su primera etapa naturalista, simplemente hace un retrato de la pequeña burguesía de la ciudad de Valencia, centrándose en el inmigrante aragonés y en las tiendas de ropa. Es una novela correcta pero fuera de época, publicada ya en 1894, cuando el naturalismo había declinado en toda Europa y Galdós y Clarín estaban en su etapa espiritualista.

En La barraca, que es su novela más difundida, hace un pequeño thriller al modo de Ken Follett. Porque Ken Follett dice: el thriller se basa en poner al protagonista en una situación de tensión insuperable. La barraca trata de un agricultor aragonés al que dicen que ha recibido en herencia unas tierras en la huerta valenciana, y al ver que allí podrá vivir mucho mejor vende lo poco que tiene, monta los bártulos en el carro, incluidos mujer y churumbeles, y parte hacia Valencia a tomar posesión de sus huertas, que son buenas y de tierra roja. Pero allí hay otro tío, que está desde hace años en usufructo y que no figuraba en el testamento, y ese tío además está un poco trastornado y va haciendo veladas amenazas. Es uno de los mejores principios de novela que nunca se han escrito, no puede el lector dejar de leer. Quien quiera saber lo que pasa luego, tiene que leerse la novelita, que la tiene en el Kindle completamente gratis.

En Entre naranjos Blasco cae en un cierto preciosismo, no sé si aturdido por el incienso modernista o deseoso de recibir la admiración de la generación más joven. Claramente, lo que recibió fue un buen palo y además Baroja le copió todo el argumento de La barraca para escribir La casa de Aizgorri. Supongo que él tampoco se quedó corto, puteando un poco a los jóvenes, que es lo que se lleva en España, alabando tal vez a algún jovenzuelo segundón con la esperanza de que desplazara al que realmente lo podía sustituir a él. Es algo que me imagino, simplemente.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis es la novela suya que más me gustó. Ahí Blasco demuestra su profundo conocimiento de los movimientos políticos e históricos europeos. Es en realidad una historia de amor, pero tiene unos pasajes inolvidables, como cuando describe cómo se creó la Línea Maginot, que fue la trinchera con la que los aliados contuvieron a los alemanes, los soldados con los pies desollados, incapaces de caminar más, tirándose al suelo y arañando la tierra para poder protegerse de las balas. El talento de Blasco era la viveza con la que contaba las cosas, no la perfección de su estilo, era que te lo hacía creer. Tiene también ese libro un discurso escalofriante, de uno de los primeros nazis, una especie de científico que explica la superioridad aria por el cráneo dolicocéfalo, en contra del braquicéfalo de los rusos, y cómo esa genética les permitirá dominar el mundo. Blasco murió en 1928, no llegó a conocer el III Reich. La traducción al inglés de esta novela fue el libro más vendido de EEUU en 1919. En 1929 Rex Ingram dirigió la adaptación cinematográfica para la Metro Goldwyn Mayer, con Rodolfo Valentino como protagonista, que costó un millón de dólares, una cifra inédita hasta la fecha pero que batió todos los record de taquilla. Claro, la poetambre madrileña con esto rabiaba y luego venían los navajazos.

¿Fue Blasco el inventor del best seller? Claramente no. El best seller es un compendio de técnicas de intriga de la literatura popular que viene del folletín francés, de la novela de aventuras anglosajona, de la novela histórica de Walter Scott y en general de toda la tradición de lo que fue en el Renacimiento la novela bizantina, la novela de caballerías, la novela morisca, la novela picaresca y, si nos vamos para atrás, el romancero viejo y los cantares de gesta. El best seller es la Odisea de Homero y hasta el mito de Gilgamesh, y probablemente estuviese ya en las narraciones orales anteriores.

En La horda Blasco hace una copia de La busca, de Pío Baroja. La busca es una novela más estética, más basada en descripciones, y La horda intenta explicar un poco más las causas políticas de esa miseria. Realmente, prefiero La busca, por el estilo de Baroja, pero en La horda saca Blasco su experiencia como diputado en Madrid y describe a Pi i Margall dando uno de sus discursos. Recuerdo que dice que el Congreso tenía "un olor a cerrado, como de bodega".

Así que esto es lo que sé de Blasco Ibáñez. Pienso que la literatura en España es ya un juguete de los politiqueos y hay ahora una moda de recuperar "autores perdidos", cuando no autoras que no llegan ni al taller literario, pero pienso que lo recuperable ya está todo recuperado y que los escritores del XX que merecen reconocimiento ya lo han tenido. De entre los novelistas, está Baroja por encima de todos y, si se quiere, Delibes y Vázquez Montalban, de los que he leído. También habría que poner al Muñoz Molina de El jinete polaco, al menos para el lector de 20 años que fui. Los demás han tenido más reconocimiento que obra, así que no se quejen.

Enlace permanente   



12 de enero de 2019
A Karginov hay que juzgarlo
Está todo el mundo viendo el vídeo del atropello del rally Dakar del ruso Andrey Karginov, que pasa con un camión por encima de un espectador. Y todo lo que aparece son referencias a que el piloto "ha sido descalificado".

¿Sólo descalificado? Este tío ha embestido a unas personas con un camión y ha pisado a una. La última vez que vi algo similar fue en un atentado del Estado Islámico. No le veo ánimo de frenar ni de virar en ningún momento.

Hermanos peruanos: ponedle una orden de busca y captura a este tío antes de que intente salir del país, no hagáis de panchitos tercermundistas igual que Alfredo Landa en Los Santos Inocentes. Si esto ocurre en Europa, obviamente ya estaría detenido. Este tío atenta contra las personas de manera muy clara, y con rally o sin rally el código penal se tiene que cumplir.

El Dakar hace tiempo que da asco. De los pilotos españoles que conocí cuando lo cubrí periodísticamente, uno se mató en carrera al año siguiente y el otro está parapléjico. Van como bestias arrasando la naturaleza y acaban siempre dándose el piñazo. Dicen que este año es el último, vamos a ver si es verdad.

Enlace permanente   



9 de enero de 2019
Ciudadanos sólo molesta
A ver, que me digan a mí qué hace un partido ahí en medio, que no puede pactar con Podemos y no puede pactar con VOX. ¿Con quién puede pactar? Si tenemos en cuenta que ya el bipartidismo PP-PSOE va a ir encogiendo, la idea de que con uno de esos dos partidos y Ciudadanos se pueda sumar una mayoría de gobierno se tiene que ir abandonando, los extremos van a hacer falta para sumar. Pero si está en medio un bobo que no sabe si es de derechas, de izquierdas o todo lo contrario, si va el tío recogiendo votitos de un lado y del otro, sólo se puede formar gobierno con "gran coalición", lo que es un fraude para la mayoría de votantes.

De modo que para mí Ciudadanos ya lo único que hace es molestar, cinco son ya demasiados partidos. La gente debería decidirse por el bloque derechista o por el bloque izquierdista y dejarse de medias tintas.

Enlace permanente   



29 de diciembre de 2018
El hostión de Torremendo
El sábado del puente del 8 de diciembre salí a darme la vueltecita cicloturista de costumbre y, pasando Torremendo, por una carreterita agrícola sin tráfico, acabé de subir un repecho y me incorporé en la bici para pegar un trago y relajar la espalda. No había habido en toda la semana un momento más tranquilo y relajado, con el paisaje de la dehesa murciana, las montañas bajas y el olor de los naranjos. Y de repente me vi con el culo en el suelo, en un hostión de los fuertes que he sufrido. No me podía mover ni casi respirar. Vi el sillín en medio de la calzada y entendí que se había roto por mi peso, y yo no sabía si acabaría en silla de ruedas porque el golpe había sido criminal, con los pies anclados a los pedales automáticos, la bici que se había adelantado un poco y un impacto tremendo en la espalda y los brazos. Saqué el móvil como pude, aunque luego supe que tenía una fractura en esa muñeca, y llamé a los servicios de emergencia y me quedé tirado en la calzada de cara a los almendros y al sol de la tarde. Esa hora aproximada que tardaron en venir fue de las que se recuerdan, tenía los ojos cerrados y veía el resplandor rojizo mientras se enfriaba mi cuerpo, y sólo me acordaba de los versos de José Martí: "No me encierren en lo oscuro a morir como un traidor, yo soy bueno y, como bueno, moriré de cara al sol".

No pasó ni un vehículo hasta que me encontraron los de la ambulancia y me subieron en camilla y me llevaron al Hospital Universitario de Torrevieja. Ya algo más tranquilo vi que lo que tenía, sobre todo, era un brazo roto y que en la columna no tendría afectación porque movía perfectamente las piernas, aunque la espalda me dolía horriblemente y no me dejaba ni moverme. En el hospital no se ponían de acuerdo sobre si tenía fractura vertebral o no. Detectaron rápido la fractura de radio, pero en la de cúbito tenían dudas. Después de dos días sin intervenirme, esperando al especialista, con el codo ya enyesado y sobreviviendo del goterito, cuando llegó el especialista dijo que hacía falta un TAC, que había que desenyesar y estirarme el brazo izquierdo. Para cambiarme de camilla me cambiaban con una bandeja de hierro, primero me giraban un poco, ponían debajo la bandeja, luego me volvían a poner en el sitio y pegaban un tirón. La primera vez lo hicieron entre cuatro, luego ya con dos lo hacían bien. Ahora mismo estoy en los 92 kg. aproximadamente.

Pero para estirar el codo me llevaron hasta la sala con el aparato aquel, que es un tubo redondo en el que te meten, y vino el celador cañero, el "chungo", me me dijo: "Tengo malas noticias". Y ahí me dijo que el codo se estiraba sí o sí, sin anestesia. Yo recuerdo que cuando éramos pequeños cantábamos: "El dolor más doloroso, el dolor más inhumano, es pillarse los cojones en la tapa de un piano". Estirar un codo que lleva tres días roto y enyesado, con la inflamación y la primera cicatriz de colágeno, se acerca bastante a este ideal. Lo que salió fue que tenía el codo como un botijo estrellado contra el suelo, cúbito y radio rotos y una parte hecha gravilla. Luego miraron bien la columna y detectaron una pequeña fractura sin desplazamiento ni afectación a la médula, pero también dijeron que podía ser algo viejo, tal vez consecuencia de otra caída similar que tuve en 1999 en Castell de Castells. El que analizaba las radiografías dijo: "Este tío es más duro que una piedra". Y es que la caída que yo he tenido dejaría en silla de ruedas a más de la mitad.

Yo he hecho cicloturismo durante 28 años, primero con una mountain bike Orbea, luego con una Zeus y luego con una GT de aluminio. Habré hecho aproximadamente 100.000 km., porque durante muchos años hacía unos 5.000 al año. Ahora ya no pasaría de los 2.500, a razón de unos 60 cada sábado. Sólo he tocado tierra tres veces: una en 1999 exactamente igual a la de ahora, por simple rotura del sillín mientras voy sin manos, pero sin que me fracturase nada, otra en 2015 en la que me encontré un coche parado tras la curva y, al intentar esquivarlo, se puso a girar para meterse por un camino, en la que rodé por el suelo y salí ileso, y ésta de 2018 que pone fin a mi trayectoria cicloturista, porque son ya muchos kilos los que tengo y los huesos no son tan fuertes.

No sé muy bien cómo hacen las bicis. La Zeus era de alta gama y tenía apenas dos planchitas de aluminio para aguantar el sillín. Cuando fui a comprarme la GT, que costó 1.500€ del año 2003, le pedí al tío una bici bien fuerte y reforzada, y me recomendó ésta, que tiene el chasis con "triple triángulo", las soldaduras reforzadas y las piezas bien gruesas, pero tiene también un único tornillo para sujetar el sillín a la barra de aluminio, un tornillo grueso, pero único, que al cabo de los años ha ido cogiendo fatiga y se ha roto sin avisar.

Ya para la operación, yo tenía miedo de que empleasen anestesia general y me despertase en el País de Loix, pero desperté en el mismo hospital, con un brazo en cabestrillo, el otro inutilizado por una fisura y un esguince, y con mi madre de 66 años pasándome la botella para mear.

Y luego nos venimos para Pedreguer y ha seguido la convalecencia, gritando el "mamá, ya está" desde el retrete y desayunando zumo con una pajita. En la operación me metieron dos placas de hierro, mi fractura es una "monteggia cerrada", y no ha habido complicación por el momento y parece que el pronóstico es bueno. Ahora para año nuevo, el primer propósito es estirar el brazo izquierdo, luego ya veremos lo demás. Yo creo que tengo un muerto colgado a la espalda o algún gafe, o el karma me castiga por lo que escribo aquí en el blog. Que os vaya bien en 2019 a vosotros, al menos mejor que a mí.

Enlace permanente   



7 de diciembre de 2018
El programa de VOX
Así como hice con el programa de Podemos cuando comenzó su andadura, voy a repasar los puntos del programa de VOX y a dar mi opinión sobre cada uno.
  1. Unidad de España:
    VOX pretende suspender la autonomía catalana y juzgar por rebelión, sedición y uso de la violencia a quienes perpetraron lo que ellos llaman "golpe de estado" poniendo las urnas aquellas de plástico. Yo no sé si VOX sabe lo que es un golpe de estado, no sé si le suenan los nombres de Miguel Primo de Rivera, Francisco Franco o Alfonso Armada. Aparte, pueden acordarse de la "sanjurjada" del 32 y otras dos en el 27 y 30 que fracasaron. No hace falta irse al siglo XIX, en el que hubo 19 intentonas, de las cuales diez salieron bien y nueve mal (Riego, los sargentos de La Granja, Bravo Murillo, Prim, Pavía, con una república de por medio). Un golpe de estado es cuando se toma el poder por las armas en todo un estado, no cuando un territorio intenta la secesión. Creo que ya se ha visto cómo Bélgica, y luego Alemania, han dicho muy claramente que aquí no pasó nada y han negado la extradición de Puigdemont. Lo digo porque usar las palabras a lo grande, al estilo feminista, puede acabar produciendo que cuando llegue el problema real ya no tengas palabras que poner.

    Por tanto, no estoy de acuerdo con este primer punto del programa.

  2. Recortar el despilfarro:
    Propone VOX eliminar las autonomías, previa reforma constitucional, y recortar gasto en general, incluyendo el cierre del Senado. Yo estoy de acuerdo en reformar la constitución para poner un estado federal como el de los EEUU y que cada territorio recaude sus impuestos y que cada empresa declare el impuesto de sociedades allí donde haya hecho el negocio. Llegar al estado unitario ellos saben que no es posible y proponen que el estado central recupere las competencias de educación y sanidad. Esto no tiene por qué ser ni mejor ni peor, prefiero una autonomía bien llevada que un estado central mal llevado, pero sí que tienen razón en el hecho ya ampliamente comprobado de que la corrupción ha sido inversamente proporcional al tamaño de la administración: ayuntamientos los que más, autonomías que no se han quedado cortas, y estado central también sucio y pringado pero no a unos niveles tan salvajes.

    En lo de recortar el despilfarro está todo el mundo de acuerdo, y lo de eliminar el Senado parece otro brindis al sol que necesita una reforma constitucional (y no pueden ponerse de acuerdo para formar un gobierno en Andalucía).

  3. Educación y sanidad:
    Otra vez, la solución a todos los problemas es la recentralización, si se pone todo en Madrid funcionará como la seda. No dicen qué planes hay de promover la escuela concertada, de volver al "modelo Alzira" para los hospitales, de poner los servicios públicos en manos privadas. Esos planes, obviamente, me los voy temiendo. Parece que, 118 años después de la publicación del libro de Joaquín Costa, VOX ha encontrado la solución a la oligarquía y el caciquismo: inflar la oligarquía para acabar con el caciquismo. No creo que la solución para España esté en ponerlo todo en Madrid, creo que está en la tecnocracia, en la mejora de la educación y en la eliminación del sufragio universal.

  4. Impuestos, los mínimos:
    Quiere VOX poner el IRPF a un tipo plano del 21%, igual que el IVA. Esto, obviamente, beneficia muy directamente a quien tiene unos ingresos muy altos, y perjudica a quien tenga ingresos más bajos, porque recibirá menos prestaciones. Esto es una medida ultraliberal que yo no comparto, y además creo que el ultraliberalismo no aporta progreso a largo plazo, porque al final se inhibe el consumo por el empobrecimiento del trabajador y baja también la productividad por el deterioro de la educación privatizada. Creo que hay que cuadrar las cuentas y no gastar más de lo que se ingresa, pero las rentas más altas deben pagar mucho más, sobre todo en un país que tradicionalmente ha tenido un capitalismo muy deficiente basado en amiguismos y centralismos.

    La industria española no está en Madrid, está en el País Vasco, Cataluña y algo menos en el País Valenciano. La obsesión por ponerlo todo en Madrid no les viene por la gestión eficiente sino por la necesidad de vivir de la burocracia y las concesiones públicas, hasta el punto de que han vaciado toda Castilla en su afán por succionar del Mediterráneo.

  5. Apoyo a los que crean empleo y riqueza:
    Propone VOX bajar la cuota de autónomo, simplificar licencias y eliminar trabas a los pequeños empresarios. En esto, estoy totalmente de acuerdo. España es un país de notarios, registradores y otros sacacuartos de opereta que cobran 300€ por pegar un cuño diciendo "doy fe". En el momento en el que intentas crear una SL empiezan a dentelladas unos y otros hasta matarte. Hacienda te trata como un delincuente y te usa de recaudador, los bancos no quieren más que endeudarte con garantía personal, pero lo peor son las otras empresas que te ofrecen sus servicios muchas veces estafándote. Presentar las cuentas al Registro Mercantil ya requiere un master en contabilidad o pagar al amigo asesor de barrio que te succiona bien tu dinero. No existe la responsabilidad limitada, cierras la empresa y Hacienda te sigue persiguiendo. Ahí hay un margen de mejora muy claro que no costaría dinero y ayudaría a crear empleo.

  6. Apoyo a la familia, vida y valores:
    VOX defiende el modelo católico de familia nuclear heterosexual. En esto, estoy completamente de acuerdo y creo que, en el camino de manipulación social que está llevando a cabo el feminismo, hay una estrategia de represión de la heterosexualidad. El objetivo más inmediato es eliminar la presunción de inocencia en acusaciones de violación, con el eufemismo del "sí es sí", invirtiendo la carga de la prueba y dejando a los varones en una situación de total inseguridad y sumisión en las relaciones. Esto sólo llevará a más personas solas, menos natalidad y el suicidio demográfico de este país. Hay que promover la heterosexualidad como orientación sexual natural y productiva.

    Pero VOX en este apartado lanza también su idea de "cheque escolar", un sistema de privatización de la educación pública que sólo está implantado en el mundo en cuatro países, que son los más ricos. La idea, obviamente, es transferir dinero público a toda esa red de centros privados de Hermanos Maristas, jesuitas, monjas y demás. Puedo decir, por varias experiencias, que los centros privados de este país tienen a los peores profesores. No hay ningún docente que quiera trabajar como Alfredo Landa en Los Santos Inocentes, haciendo reverencias al señor propietario, al señor director, al señor padre de un alumno y al mismo alumno, que lo desprecia abiertamente. El profesor está continuamente metido en todo tipo de reyertas y rifirrafes con adolescentes y no puede trabajar sin un blindaje sólido de su plaza. Si a eso unimos que deben trabajar más horas por menos sueldo, tenemos que sólo aquéllos que se ven imposibilitados de entrar en el sector público acaban en el privado. De ahí les vienen también las ganas de despedir a los interinos, porque saben que irán directos a los concertados y tendrán al menos a gente con experiencia, porque normalmente el profesor de los centros privados desaparece en cuanto saca las oposiciones. La fama que tienen los centros privados de buena educación se debe simplemente a la selección de los alumnos por motivos económicos, porque educar niños bien es extremadamente fácil y cualquier tonto sabe escribir en una pizarra y poner unos exámenes. Los centros concertados se quitan de encima a los alumnos de pocos recursos con trucos sucios como imponer cuotas para ir de excursión y otras actividades que espantan a los padres que no llegan a fin de mes. Así también pueden presumir de lo bien que se portan y lo mucho que progresan los niños.

    Si se impusiese ese cheque escolar en España, la estrategia de los centros privados sería la misma que ahora: buscar la forma de sacarles a los padres más dinero y así expeler a los pobres hacia la pública. Pero la diferencia principal (muy importante) sería que los señores del Audi Q7 no tendrían ya que pagar el centro privado de los Legionarios de Cristo, se lo pagaría el Estado (y eso que en IRPF sólo pagarían el 21%).

    De modo que no puedo estar de acuerdo en el cheque escolar y sólo propongo la eliminación de todos los centros concertados de España y que quien quiera una educación privada con profesores malos pero niños buenos que se la pague. Y el dinero de los servicios públicos que vaya al bolsillo de los funcionarios, seleccionados por oposición, no al de un oscuro empresario que consiguió la concesión no se sabe cómo y colocó en su plantilla a otros a dedo.

  7. Lucha contra la corrupción:
    Propone VOX en este apartado endurecer las penas, eliminar el indulto y, ya que están, centralizar en Madrid todo el poder judicial. Todo el mundo está de acuerdo, otra cosa es qué hacía Abascal cuando había correas, bigotes, pequeños Nicolás, zaplanas, barberás y otros en su partido, y no digo ya Granados, al que en su etapa de director de la Agencia de Protección de Datos de Esperanza Aguirre debió conocer porque andaba suelto por allí.

    Entonces, lucha contra la corrupción a punta pala, empezando por la derecha española, que tiene todavía causas abiertas.

  8. Fundamentalismo islámico:
    VOX quiere cerrar las mezquitas fundamentalistas e imponer mano dura en el asalto de fronteras. Estoy completamente de acuerdo en esto. Es demasiado evidente que Arabia Saudí nos está haciendo una guerra silenciosa, financiando imanes que adoctrinan y que promueven los atentados. Al primero que se pille levantando el dedito contra nosotros en suelo español se le tiene que encarcelar. Al terrorista yo le ponía pena de muerte, la vida suya nos importa lo mismo que a él la nuestra. El Islam no tiene un papa ni es un poder centralizado, cada país gestiona su versión del Islam, y además el poder político y el religioso son lo mismo. Entonces, el error nuestro ha sido no entender esta característica y querer tratar el Islam como una religión más. En España debe haber una autoridad islámica centralizada, que nombre y controle a todos los imanes, que predicarán en español. No se aceptan predicadores no censados. La versión española del Islam será la moderada e integrada en democracia, y cualquier otra versión será prohibida. Todo 100% legal y somos buenas personas. Y al que toque los huevos, candela.

  9. Inmigración e identidad:
    VOX propone, como ya todo el mundo sabe, limitar la inmigración a las necesidades de mano de obra. Esto, que se hace en todos los países, parece que ha soliviantado a algunos. En Australia, por ejemplo, si entras ilegal, o te largas o te meten en un campo de concentración, pero si quieres entrar legal lo tienes fácil, envías tu CV y tu certificado de antecedentes penales y ellos te dicen si tu perfil es demandado. Si sabes programar en Java o dar clases de español, el visado es pan comido, muchos jóvenes españoles se han ido allí. Pero lo que no hacen es dejar saltar la valla a los tutsis y los hutus, sin saber si son personas de bien o criminales de guerra, pegando patadas a la policía. Dejar pasar sólo a los que demuestren su intención de quebrantar nuestras leyes y violar nuestra frontera es hacer una selección a la inversa, me parece a mí.

    Se ha explicado ya hasta la saciedad, lo dice ahora hasta Julio Anguita, el cuento de la "acogida" de inmigrantes es sólo una forma de inhibir a la izquierda, que está a tope de tontos y tontas, para que no proteste ante el dumping laboral y la continua devaluación de sus salarios. Los inmigrantes, igual que las mujeres, son consumidores de empleo, no creadores de empleo, y su efecto en el mercado laboral es de aumento del paro y bajada de salarios.

  10. Recuperar nuestro peso en Europa y el mundo:
    El último punto de VOX pretende reforzar la soberanía española, supongo que frenando la integración europea. Sabe muy bien VOX que esas integraciones pacíficas empiezan con buenas palabras y acaban siempre en opresiones, y si no se lo puede preguntar a Cataluña. Pienso que Europa es un territorio derrotado, afeminado y sin fuerza vital, por lo que estoy de acuerdo en no acelerar demasiado la integración. Si pueden los partidos identitarios ir tomando más posiciones, entonces es posible que empiece a mejorar. En todo caso, Europa sigue siendo el área económica más importante del mundo y tenemos que estar ahí.
Y no aparece en ese programa el punto que yo considero fundamental, y que sí que explicitó Pablo Casado desde que fue elegido candidato: la lucha contra la ideología de género, que es el mayor cáncer que tiene actualmente España, que ha causado la caída de la natalidad, la caída de la productividad, la supresión de derechos fundamentales y la división social, aparte de la infelicidad y las continuas rupturas de las parejas. Sé que VOX ha dicho que va a eliminar la LIVG, que es un buen comienzo, y espero que amplíe estas medidas al control del adoctrinamiento en los centros educativos y la prohibición de la propaganda mediática. La hidra feminista no se acaba mientras no se la descabece en las universidades y se impongan medidas de restricción. Hay que saber las cifras reales de inocentes que han ido a la cárcel, abogadas y centros mujer que van pergeñando denuncias falsas, suicidios de divorciados, niños con alienación parental. El día que analicemos el uso de sicarios o de veneno en la comida para eliminar al cornudo y cobrar su herencia igual vemos que hay más muertos que muertas. Es una vergüenza cómo han distorsionado la realidad para tener todo el poder en las relaciones y dejarnos sin ningún derecho.

Entonces, ¿voy a votar a VOX? Pues hay muchas cosas que no me gustan, no soy su votante tipo, pero si es el único que me defiende del feminismo sí que lo voy a votar, aunque sé que no es extrema derecha sino derechona nacionalcatólica con una marca blanca. Tenemos muchos años ya Abascal y yo, que somos del 76, para aparecer como si hubiésemos caído de una palmera. VOX es la Alianza Popular de Fraga e incluso el PP de Aznar, es un producto de la estulticia de la Soraya y el Maricomplejines. Pienso que hará un sorpasso al PP porque ese partido ha sido ya condenado por corrupción y es mucha la mierda que tiene encima, pero luego al gobernar es posible que no notemos mucha diferencia.

Enlace permanente   



6 de diciembre de 2018
El camino del 36
Vamos avanzando. Pablo Iglesias nació el año de la Constitución. Yo dos años antes. Recuerdo a Suárez y a Calvo Sotelo, y me parece que fue ayer cuando un ministro dijo: "Si la Constitución fuese una niña ya se vestiría de largo". Pues bien, hay cosas que estoy viendo que hasta ahora no había visto: el líder de una coalición frentepopulista llamando a tomar las calles para no respetar un resultado electoral, otra destacada feminista pidiendo la ilegalización de un partido con el 11% de los votos válidos, la ministra de justicia insinuando también una ilegalidad que no existe, hordas por las calles amenazando con "un cuchillo en la garganta", candidatos de centro derecha pidiendo un "cordón sanitario", dirigentes de un partido que se encuentran a un maromo a las puertas de su casa diciéndole "ya sé dónde vives". Antes de eso, habíamos visto colegios electorales en los que habían desaparecido las papeletas de VOX, otros en los que las invalidaron con un rotulador, encuestas del CIS que han sido pura ficción, bloqueo en los medios incluso públicos. Si matan a Abascal y se ponen a quemar las calles, estamos ya en el 36.

Se percibe ahora mismo la violencia como algo muy lejano, pero lo más difícil es el primer puñetazo, luego va todo rodado. Quien dice, desde la derecha, que la llamada a la coacción y la violencia de Pablo Iglesias, el organizador de escraches, el que duerme a cuerpo de rey en Galapagar, es una "payasada" no tiene ni idea de cómo funciona la historia. El Frente Popular está enseñando los dientes por unas simples elecciones autonómicas, vamos a ver qué hacen cuando lo mismo ocurra con las elecciones generales.

Enlace permanente   



3 de diciembre de 2018
Por Santiago y cierra España
Ni en sus peores pesadillas podría Susana Díaz haberse imaginado que aquel juececillo insignificante al que acosó y apartó de la carrera por decir la verdad en materia de violencia de género, aquel señor aparentemente apocado que casi no levantaba la voz, que tuvo que ir a ganarse el pan de abogado, y luego al ostracismo de Badalona, volvería a Andalucía como candidato de un partido sin representación, obtendría doce escaños, se convertiría en llave del gobierno y la desalojaría del palacio de San Telmo.

Pero lo imposible ha sucedido, el juez Serrano ha dinamitado el régimen clientelar y caciquil andaluz y lo que viene equivale a un cambio de régimen que se va a extender por toda España.

Se sorprende todo el mundo ahora. Yo pensaba que VOX irrumpiría con fuerza, pero no pensaba que llegaría a descabellar al PSOE. Sí que dije el 12 de octubre lo siguiente:
VOX va a crecer considerablemente en los próximos meses. Han sido años y años de moralidad progre, hasta encontrarnos cornudos, arruinados, sin nuestros hijos, durmiendo en un bajo de un polígono. Y, así como uno de los himnos de la Transición fue aquel "eres una puta pero no lo bastante", ahora el varón heterosexual se ha quitado ya complejos y dice: "Eres un facha, pero no lo bastante". La derecha alternativa de Trump, Putin, Bolsonaro, Salvini, Orban y los que vendrán se va a concentrar en España en VOX y va a ser difícil de parar.
Lo que ha pasado en Andalucía ya está pasando en toda España, sólo que no hay urnas para comprobarlo. Las encuestas nada más mienten, los medios son vomitivos, pero la corriente de fondo es muy evidente.

Sánchez yo no sé si es mejor gobernando o exprimiendo naranjas en el programa de Bertín. Se creyó que, una vez tomara el poder, todo serían efectos Moncloa y efectos presidente, pero no vio que cuando has sido el partido que más ha gobernado y te queda el 17% de los votos es porque la gente ya está harta de ti. Podría pasarme toda la tarde escribiendo, no vale la pena. ¿A dónde iba Sánchez? Entra a gobernar sin escaños, engañando a los nacionalistas, con chantajes emocionales y a matacaballo, para luego dedicarse a desenterrar a Franco, a subir impuestos con perspectiva de género y a seguir discriminando a los varones. Cuando vio que la economía se iba enfriando ya con tanto impuesto, empezó a insinuar que iba a convocar las elecciones, pero anoche vio los resultados y hoy dice: "elecciones ni de coña". Pero las elecciones llegarán, y VOX va cogiendo más momentum. Si las adelanta, acabará mal, pero si no las adelanta aún peor.

El PSOE sin Andalucía va a ser irreconocible. Es posible que pierda todas las comunidades autónomas antes que el gobierno central. Es más que probable que acabe desapareciendo, porque se dedica a quitar derechos a sus votantes, es algo acojonante.

El gobierno andaluz del PP va a ser muy bueno para Andalucía, una tierra con inmensos recursos naturales y unos hombres que se han contado entre los más talentosos del país. VOX tiene que pedirse la consejería de "territorio" y ponerse allí en la verja de Gibraltar.

Y Abascal en las generales, pues igual se planta con un 25% de los votos y es primera fuerza. ¿Qué impide al votante del PP pasarse a VOX, incluso al votante de Ciudadanos o del mismo PSOE, o los abstencionistas? El programa de VOX es de sentido común, va incluso a sorprender el alto porcentaje de mujeres que lo van a seguir, como se puede ver en los mítines. El partido tiene un núcleo falangista y carlista, pero luego va aglutinando a los jóvenes del precariado y a las mujeres que ya han entendido la naturaleza homosexual y marxista del feminismo. El entramado progre va a ser dinamitado, y una víctima colateral va a ser el catalanismo, que jugó su partida como Fabiano Caruana, con miedo de atacar, con miedo de defender y con miedo de ganar.

Enlace permanente   



1 de diciembre de 2018
La era de la disrupción
Mi abuelo paterno fue un labrador más bien acomodado, que tenía una buena cantidad de tierras, dos casas dentro del pueblo y dos casas de campo. Yo no lo conocí a él pero sí a mi abuela, que vivía sola en su casa de la calle Príncipe de Pedreguer, frente al colmado de Anita, donde yo compraba los malvaviscos y las gominolas, y que ahora es una zapatería. La casa de mi abuela tenía en el suelo dos carriles de piedra para poder meter el carro abriendo el portón de madera. Tenía también un pozo en la cocina, que tapaba con unas tablas. Por una escalerita estrecha se subía a la primera planta, que era un espacio único en el que se acumulaban cañizos, lonas, guindillas colgando de unos hilos y periódicos antiguos. Se podía desde allí por una portezuela salir al terrado, desde el que se podía pasar, saltando la balaustrada, a las casas vecinas. La cocina de mi abuela era una simple repisa alicatada con un fregadero y una cocina de gas más bien portátil, con una goma que se enchufaba a la bombona que había debajo.

Mi padre, que comparativamente ha tenido un nivel económico inferior, construyó su casa a finales de los 70 en un antiguo solar propiedad de mi abuelo, a doscientos metros de la casa en la que nació. La casa de mis padres tiene una planta baja dedicada a cochera, una primera planta de vivienda con suelo embaldosado, gotelé por las paredes, cuarto de baño igual que los actuales, cocina integrada con horno y todo igual que ahora. También hizo una segunda planta y una azotea con dos terrazas.

Si yo tuviese ahora que construirme una casa, no distaría en apenas nada de la de mi padre, tendría las mismas comodidades, tal vez la puerta de la cochera fuese automática. Nada diferencia una casa actual recién construida de una casa de finales de los 70. Es posible que aíslen mejor la temperatura, tal vez.

Mi abuelo iba en carro, a veces en bicicleta o incluso a pelo sobre una mula. Nunca se sacó el carnet de conducir. El coche en el que a mí me llevaron del hospital en el que nací a mi casa era un Seat 850 de color verde, con el motor detrás y los faros redondos. Luego se compró mi padre un Seat 1430, un Ford Fiesta y finalmente un Ford Mondeo. Entre el Seat 1430 y mi Ford Focus sí hay algo de diferencia de velocidad, más comodidad y aire acondicionado, pero desde luego no la misma que entre la mula de mi abuelo y el Seat 850.

La ropa que yo llevaba de pequeño eran pantalones de pana, vaqueros Mayoral, zapatillas Adidas, o zapatones Segarra de suela gruesa, cazadora de aviador o un jersey de lana, frecuentemente tejido por mi madre. Para el invierno, me compraban unos chaquetones con capuchino y un montón de bolsillos y a veces unos guantes de imitación de piel para ir en la bici. Hoy, la ropa con la que los niños vienen al instituto son unos vaqueros sin marca y unas sudaderas de algodón de cinco euros con las que deben salir al patio tiritando.

Cuando nací, la comida en Pedreguer se vendía mediante unos pequeños colmados de conveniencia a los que se solía acudir casi cada día. A principios de los 80 me llevó mi madre al primer supermercado Mas y Mas, que había abierto en un oscuro callejón, y cogimos un carrito y caminamos por los pasillos, tomamos los productos para toda la semana y luego pagamos en la caja. Ese supermercado sigue hoy abierto.

Un sábado de primavera, por esa misma época, dijo mi padre que íbamos a ir a El Corte Inglés de Alicante a pasar el día comprando. Estuve con mi hermano recorriendo una planta tras otra y cargamos el maletero de jerseys, zapatillas, pantalones vaqueros y otras cosas que encontramos. Hoy no voy a ese mismo establecimiento porque lo considero demasiado caro para mi sueldo.

Cuando hice yo el BUP en el IES Historiador Chabàs de Dénia, llenábamos los alumnos toda la calle con una larga fila de ciclomotores aparcados. Yo llevaba mi Derbi FDS Savannah. Hoy, en el instituto en el que trabajo, de 500 alumnos apenas tres o cuatro tienen ciclomotor para acudir al centro, el resto viene caminando o en autobús. Hay uno que viene en un monopatín eléctrico y cuatro o cinco en bicicletas.

Digo esto porque yo, en esta época de tan grandes disrupciones, me acuerdo de Sor Citroen. Para una monja de finales de los 60, que te den un 2CV debería equivaler a que a mí me den un jet privado para saltar el Atlántico. Que gente con una cultura tradicional y rural pudiese desplazarse a voluntad de ciudad a ciudad era una disrupción. Que los trabajadores pudiesen comprar mucha más comida o ropa y con mayor variedad con un mismo sueldo era una disrupción. Que las viviendas de la clase media incorporasen comodidades o calidades antes reservadas a los ricos era una disrupción. Que me pite el móvil cada tres minutos no es una disrupción.

El último gran empuje económico que ha tenido Europa ha sido en los años 60 del siglo pasado, cuando se produjeron numerosos avances tecnológicos que realmente cambiaron para bien la vida de las personas. Desde el año 2000 a hoy nada ha cambiado, los coches tienen el mismo motor con la misma potencia, la ropa sólo ha empeorado su calidad, las viviendas son más pequeñas y las paredes son de pladur, la informática no ha progresado nada, del chat IRC se ha pasado al Wasap, de los estándares abiertos se ha pasado a la privatización, la continua manipulación y el comercio con los datos, la web en sí misma se ha deteriorado y ya no da información de una mínima calidad sino pequeños articulitos pagados a 5€ la pieza que sólo te hacen perder el tiempo y te golpean con anuncios intrusivos que intentan tomar tus datos, las películas han empeorado su calidad y yo ya no las veo. No creo que en los últimos cien años haya habido una época de tanto estancamiento. De 1900 a 1920 se produjeron más avances, y así sucesivamente hasta finales de los 80 cuando se produce el parón.

Ahora se fantasea con un supuesto coche que se conduce solo, como antes se decía que comeríamos con pastillas, iríamos a Marte o los coches volarían. Yo pensaba que después del Seat 1430 ya cogeríamos el coche volador. De hecho, salían de vez en cuando en las revistas unos tíos que decían ya tenerlos listos, eran una especie de overcraft con unos ventiladores que no sé ni si se tenían en pie. En la ceremonia de inauguración de Los Ángeles 1984 salió un tío que volaba con una mochila. Yo pensé que antes de cumplir los 20 tendría ya una mochilita de aquéllas.

El progreso se ha detenido, no va a haber disrupciones, sólo hay caraduras que usan apps para precarizar el empleo o hacer dumping desde paraísos fiscales. El software no puede ya mejorar la vida de las personas, y es falso que pueda conducir un coche, porque para circular junto con las personas debería pensar como una persona y eso no está en condiciones de hacerlo.

La disrupción que tiene que producirse es la casa modularizable e industrializada por una cuarta parte de su precio, o el coche eléctrico que gasta un euro cada cien kilómetros, o el tubo de vacío por el que te desplazas a dos mil por hora. Esto es posible que no lo veamos en nuestro tiempo de vida. Hay quien pone su confianza en China, pero el chino carece de la creatividad mediterránea, que es la única que ha movido el progreso. El chino copia y copia, pero cuando estén ya por delante, ¿a quién van a copiar?

Hay un discurso oficial que nos intenta hacer creer que estamos en una época de grandes cambios, como forma de tapar la evidente decadencia y depauperación de los trabajadores. Nada está cambiando ni lo va a hacer en el futuro próximo.

Recuerdo el día en el que cayó el Muro de Berlín. Yo había ido a cortarme el pelo y oía por la radio la inmensa alegría de los periodistas. ¡Qué gran día!

Desde ese momento, nos lo han ido quitando todo. Allí se construyó la falacia de que todo tiene que ser para la empresa, de que sólo el empresario sabe lo que hay que hacer, de que sólo por la parte progre puede la izquierda salvarse. Ha sido un ciclo de gran acumulación de capital en pocas manos. Y pienso que ese ciclo se está agotando.

Enlace permanente   



19 de noviembre de 2018
Mi aumento en Covestro
He aprovechado la bajada de Covestro para comprar algunas acciones más. En concreto, he comprado 89 acciones a 56,1€. El precio medio se me queda en 70,12€. Si tuviese más dinero, hubiese metido más, pero sólo he podido ahorrar eso.

Los augurios de cambios de ciclo y problemas con el sector automovilístico puede que tengan parte de razón, pero no como para poner la empresa a una cuarta parte de su precio. Así que tranquilidad total.

Actualización:
Compro ayer a final de la sesión y hoy, 20N, aparecen a mediodía con un profit warning y se desploma un 15%. Y mira que estuve ayer a punto de no comprar porque no me iba bien el broker on line y dije que quería tener liquidez. En todo caso, mi análisis de la empresa es el mismo: los cambios de ciclo no la van a afectar tanto como algunos creen por su diversificación y la acción está muy barata.

Enlace permanente   



3 de noviembre de 2018
La burbuja de Obama
He estado ahora leyendo este artículo sobre el inevitable pinchazo del burbujón bursátil norteamericano. Muestra un montón de gráficas, entre ellas la correlación entre la deuda corporativa con respecto al PIB y las continuas burbujas que se han ido generando. Yo sobre este tema ya expliqué quién es el verdadero culpable, aparte del desaprensivo Obama, que ha sido un presidente nefasto.

Lo que se hizo todos lo vimos: se dijo que no querían pasar por la recesión y que insuflarían crédito barato a mansalva y crearían dinero de la nada para seguir alimentando su deuda. Obama lo vio muy claro: el marrón se lo dejo al que venga.

En Europa, se hizo algo similar, aunque como los únicos con problemas éramos los del sur, en total dentro del euro no se ha notado tanto.

Se habla de que en EEUU habrá primero un crash bursátil antológico y luego una brutal recesión. Yo no sé si será tanto, no veo cómo la bajada de la bolsa vaya a infectar a la economía real, aunque sí que la economía se tiene que enfriar, porque la subida de tipos es la medicina indicada para ello. Se habla también de un contagio a nivel mundial. Esto ni de coña, la burbuja de liquidez norteamericana es un problema suyo y afectará sobre todo a las valoraciones de todos los activos, entre ellos las acciones y los inmuebles.

Buffett ya está en un 50% en liquidez, y busca inversiones en Brasil e India. Yo quiero ver si consigo algo de liquidez y puedo entrar en un año o dos en alguna de las que me gustan, como Alphabet o Microsoft. Por Alphabet igual $500 pagaría. Por Microsoft, igual por $60 ya estoy dentro, es la mejor de todas.

Pero, de momento, las FAANG se van a la mierda: Google tiene un negociete muy bueno, igual como fue la prensa escrita allá en los 80-90, pero que va madurando y al que le va a costar un poco más crecer. Netflix dice que tiene beneficios pero luego va pidiendo créditos, y no se sabe si el negocio existe o no, porque igual lo que la gente está dispuesta a pagar no es lo que su producto cuesta de producir. Apple está ya siendo señalada como una empresa de camino a su decadencia, con el iPhone bajando en ventas y con incapacidad para crear nuevos productos a la altura de los anteriores, porque el tío que creaba esos productos ya no está. De Amazon ya he hablado hace poco, es la más cutre y peor de las cinco, con una tienda on line que lleva 20 años con el botón amarillo, que opera a pérdidas, sin barrera alguna de entrada, sin valor añadido y que encogerá muy rápido si intenta operar con beneficios reales. La otra pata de Amazon del alojamiento web tenía el año pasado una cuota de mercado del 60%, hoy la tiene del 40% y Microsoft está ya en un 30%, y además Google está queriendo meterse también, así que malos enemigos y cuota descendente. Y queda Facebook, empresa de un solo producto, que además es de entretenimiento y que además ya no entretiene.

Pero detrás de las FAANG irán las demás. El año pasado estuve mirando algunas empresas de allí. Te encuentras un simple supermercado como Costco a PER 32, o el mismo Walmart a PER 58. En Europa, tienes a Daimler a un PER de 6 y te dicen: "Es que va a haber cambio de ciclo". ¿Y no lo va a haber para WallMart o para Costco? Las preferentes de BMW están a PER 5, Renault a PER 3, Bayer a PER 9, o la que tengo yo, Covestro, a PER 5. El grado de gilipollez ha llegado a tal punto que por "tecnología" se entiende sólo el software, ya no hay más conocimiento humano que la paginita web. Amazon es una "tecnológica", que hace gestión de almacén y paquetería. Daimler no es una tecnológica, sólo procesa materia prima, saca los Mercedes de un pozo que tiene. Bayer no es una tecnológica, ¿quién no sabe hacer edición genética? Eso no tiene barrera de entrada. Facebook es una tecnológica, que le pone un "me gusta" a tu amiguito en una paginita PHP.

Entonces, va a haber hostión, y de los buenos. Y pienso que subirá Europa, porque mucho del dinero de aquí se ha estado yendo al becerro de oro del S&P500. El chollo del ETF indexado ya no va a ir muy bien. Si tuviese que comprar un índice, compraría el DAX, aunque tampoco descartaría el Eurostoxx50. En España no veo los mismos chollos que en Alemania, creo que el IBEX no vale más que su cotización actual. Si viene un crack mundial, el dinero se irá, pero luego al volver irá buscando las empresas que estén baratas y cerca de su casa. El BBVA no sé cómo acabará, porque desde luego que parece el coche de Pierre Nodoyuna, pero lo cierto es que está muy barato y si suben al final los tipos tendrá una buena revalorización. Espero que el BBVA Compass no acabe como el Garanti. Si puedo, sacaré a lo mejor la mitad, y así podré pescar cuando llegue la debacle yanqui.

Enlace permanente   





© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago
Pepita Nuncabaja
Seis meses en meetic
Etapas de la burbuja

RSS del blog

Últimos libros: