26 de septiembre de 2020
La educación de la era de Acuario
Acabo de ver las certificaciones que ha sacado Google para suplir a los títulos universitarios. Duran seis meses y cuestan unos 300 dólares.

Este movimiento sólo es el principio de una tendencia mucho mayor que va a transformar radicalmente la educación en el mundo.

Hasta el curso pasado he estado enseñando como en la Edad Media: con una pizarra y unas libretas en papel. Esto es más cierto aún desde la implantación de Xarxa Llibres en la Comunidad Valenciana, porque a los alumnos ya no se les permite rellenar los huecos de los libros de texto y deben copiar todos los enunciados de las preguntas en sus libretas.

Ayer me dio por medir el tiempo que un curso normal de 4º de ESO pasa copiando en la libreta. Simplemente, realizamos unos tres ejercicios en los que se debía diferenciar las oraciones coordinadas de las subordinadas y luego clasificarlas. La clase comenzó a las 9:55, después de desinfectar las mesas y ponernos gel de manos. A las 10:25 terminé mis explicaciones en la pizarra y se pusieron a copiar las oraciones una por una. A las 10:32 terminaron de copiar e hice las correcciones. A las 10:38 volvieron a ponerse a copiar el tercer ejercicio. A las 10:45 sonó el timbre para salir al patio. Algunos estudiantes habían terminado completamente el ejercicio, a los otros les faltaba alguna oración, que debieron copiar luego en casa. Estamos hablando de 14 minutos de una clase de 50 minutos efectivos. Si añadimos que las correcciones podrían hacerse automáticamente por software si todos los alumnos dispusiesen de un dispositivo, podemos decir que una de cada tres clases se tira en trabajos repetitivos que sólo sirven para agotar y aburrir al alumnado, lo que también aumenta el porcentaje de desconexión y repeticiones de curso.

Al alumno hoy aún se le obliga a permanecer en la clase-fábrica con obediencia debida y coerción de todos sus movimientos. Esto ha llegado a su máxima expresión con el virus: el primer día de clase me he encontrado ya en 1984, todo el grupo me esperaba ya sentado en mesas separadas, en silencio y con la mascarilla puesta. No podían tocarse, hablarse, ni pasarse material, mucho menos levantarse. Para ya acabar la distopía, propusieron algunos tutores que se les sentara por orden de lista, para que ya la imposición fuese totalmente deshumanizada, que decidiese el alfabeto. Yo a esto me he negado y al grupo de mi tutoría lo he puesto en el orden que ellos han elegido. Voy a volver a leer la novela de Orwell, por si los que escuchaban al Gran Hermano estaban también por orden alfabético.

Un alumno desconectado, que no trabaja en la clase, tiene que pasar por imperativo legal seis horas al día durante seis años de su vida sentado en una silla sin poderse levantar y sin hacer nada. Esto no se le hace ni a un etarra. Si luego en la vida tienen defectos de carácter que les dificultan su integración laboral, esto la sociedad lo achacará a la falta de título académico.

Para ir acabando un poco con esto, en la medida de mis pocas posibilidades, he empezado a trabajar con el Moodle de la Conselleria, que me gusta poco pero es lo único que hay, y he empezado a pasarles materiales y tests con autocorrección. He empezado a permitir también que traigan sus dispositivos al aula, el que lo tenga, y puedan al menos teclear un poco más rápido. De momento son pocos los que se animan, pero alguno está ya valorando comprarse un portátil ligero como mi HP Pavilion (pagado de mi bolsillo).

Cuando todos tengan dispositivo, las actividades las prepararé en formato H5P y se acabará el copiar. Y los exámenes los haré con el Moodle y les enchufaré el Safe Exam Browser.

Un dispositivo por alumno cada cinco años, teniendo en cuenta que en España de media hay unos 10 alumnos por docente en activo, daría un coste de dos dispositivos por docente al año. El HP Pavilion cuesta unos 700€, aunque hay opciones más baratas. 1.400€ al año por profesor para aumentar su productividad un 50% sería un coste del 3,5% del coste real de su salario, incluyendo Seguridad Social. El ahorro para las familias sería del 100% de lo que se gastan en libros de texto actualmente. Si el Estado no ayuda, igualmente la supresión del gasto en libros de texto hace que las familias, a un plazo de cinco años, ahorren dinero.

Pero pienso que la era de Acuario en pocos años va a ir mucho más allá.

La disolución de la familia va a cargar sobre el sistema educativo la formación afectiva, lo que va a ampliar el llamado "horario lectivo" y va a orientar las actividades más hacia el principio de convivencia que hacia el de pura instrucción. Se va a suprimir el tabú del contacto físico y va a caer ese principio de "autoridad" y esa figura ridícula de gurú de la tiza.

La clave va a estar en la horizontalidad y en la voluntariedad. El alumno va a estar en el aula si quiere, y si no estará en el patio, en la Biblioteca o en algún lugar tranquilo del centro. También podrán los padres permitir que se quede en casa. El seguimiento de las clases y la presencia física serán dos cosas distintas: se podrá estar en el aula y no seguir las clases, y se podrá seguir las clases sin estar en el aula. Aparte de las actividades H5P, cualquier webcam transmite perfectamente.

Las titulaciones van a perder todo su valor. Ahora son los certificados del Google y mañana las empresas tendrán ya sus pruebas de selección y sus planes de formación. Si se consigue captar y aprovechar el talento real que hay en el mundo, sin ponerle una barrera económica, la mejoría económica mundial no tendrá ni punto de comparación con lo que vivieron los siglos XIX y XX.

Por supuesto, en España todo ese sistema funcionarial de castas, con bloqueo en el acceso y adoctrinamiento ideológico, saltará por los aires. La Universidad será la primera en caer, seguirá el mismo camino que los otros focos feministas: medios y partidos del turno. Todavía queda en activo algún mastuerzo de clase magistral como los que yo sufrí en los 90, gente que se cree que enseñar es ir a hablar un rato. El que quiera trabajar como docente va a tener que preparar actividades y entender la psicología de su alumnado. Van a tener los profesores mucha más independencia y se terminará ese principio de "hacer todos lo mismo" y empezará el principio de "enseñas tú o enseño yo".

Pienso que va a explotar la educación, todo el mundo va a estudiar, la formación va a ser continua durante toda la vida laboral. Fijaos en que SAP, que tiene el software de la gestión de las empresas, ha sacado un LMS para la formación continua integrado en sus ERP, y tiene otro abierto a todo el público que se llama SAP Litmos. Microsoft ya dijo Nadella que iba a desarrollar mucho el Teams for Education, y no faltan centros de formación ya completos como Coursera, que es el que usa el Google para sus certificados.

De modo que ahí va a surgir un sector económico mucho mayor que el actual, y va a haber bofetadas por captar a los mejores formadores. El profesor tipo reponedor de supermercado, que es lo que se gasta ahora en toda la educación pública, dejará de tener sentido porque cada profesor podrá tener un número muy alto de alumnos y elegirá dónde quiere trabajar, incluso podrá hacerlo por su cuenta. La inteligencia de los profesores se va a pagar, y el que vaya con endogamia y enchufismos se irá a la calle el primero.

Enlace permanente   



23 de septiembre de 2020
Acumulando efectivo
He vendido todo el oro que tenía. Hace unas semanas, aumenté la posición con margen y luego me ha venido el bajón. Interactive Brokers manda hoy un boletín en el que avisa de que va a subir los requerimientos de margen porque ve venir un periodo de alta volatilidad de cara a las elecciones:
As you’ve likely observed, elevated option implied volatilities indicate that the markets will be confronting elevated volatility both before and after the November 2020 election. IBKR shares that sentiment and believe it’s appropriate to start controlling leverage in a measured fashion in advance.
Es bastante acojonante esto, dicen que de los datos de los que disponen sobre las opciones se desprende que va a haber hostias como panes.

A mí me quedaban unos 100 euros de beneficio en ese ETF y lo he liquidado

Ahora me queda plata, materias primas y efectivo.

Pienso que puede haber bajones muy fuertes. No se puede creer que esté todo en máximos históricos cuando está a punto de saltar una cantidad de quiebras e impagos. Las elecciones me parecen poca cosa, lo peor viene después. Le pueden meter fuego al país.

China parece que se ha librado, pero al final el cataclismo va a arrastrarlo todo. La economía no está bien y los mercados financieros han sido dopados artificialmente. También creo que, entre las muchas estrategias que hay en marcha para derribar a Trump, está la de dinamitar los mercados, porque él hacía de las subidas bursátiles un mensaje electoral.

Me preocupaba la inflación, pero no hay que confundir escalas temporales. La inflación hace daño al cabo de años, los pánicos bursátiles te arrastran en un día. Cuando empiezan a caer las acciones, pronto se pone a bajar todo y lo único que sube es el efectivo.

Enlace permanente   



14 de septiembre de 2020
La gran batalla de Wall Street
Vuelven hoy a subir las tecnológicas y a mí me está divirtiendo este tema. Claramente, la novedad más importante de las últimas décadas en Wall Street es la irrupción de los llamados RobinHood, gente que en su vida ha invertido en bolsa y que usa ese broker low cost.

En principio, todo apuntaba a que fuesen los RobinHood desplumados por las "manos fuertes", los profesionales ya expertos. Pero los tíos aguantan y doblan la apuesta.

A mí esto me recuerda a aquellos combates que retransmitía Jaime Ugarte: "Fino estilista contra duro fajador". El analista formado en la Ivy League y criado entre algodones, con sofisticadas herramientas y capital para manipular el mercado, y al otro lado el apostador ya curtido, que sabe poco de bolsa pero ama el riesgo y no se arredra ante una pérdida.

La clave de los RobinHood es precisamente la ignorancia de todas las lecciones bursátiles. Si hubiesen ido de aprendices de analistas, los mismos que les hubiesen dado las lecciones los hubiesen ya desplumado. Pero mientras se mantengan en la estrategia de Portnoy, de sacar las letras del Scrabble, van a ser duros de pelar. Las velas japonesas indican que tendrían ya que haber salido corriendo, pero tienen los cojones que les faltan a los analistas, y ahí siguen. Al final, la bolsa es un terreno más fértil que las apuestas deportivas, al menos la suma es mayor que cero.

Enlace permanente   



7 de septiembre de 2020
El asunto inflacionario
Habrá muchos artículos en los que trate aquí el tema inflacionario, porque es la clave de la inversión de los próximos años.

De entrada, pienso que hay alguno que se equivoca cuando dice que en Japón el QE no ha tenido un efecto inflacionario. Obviamente, el QE siempre tiene un efecto inflacionario, el problema es cuánto efecto deflacionario arrastras por tu desapalancamiento. En Japón el balance final ha sido deflacionario porque el QE se ha mantenido en unos estrictos límites, en gran parte porque el país no ha necesitado arriesgarse a la inflación porque su industria sigue siendo muy potente.

En Europa, que ha pasado también por el problema, se está teniendo una actitud también rácana, quizá no tanto como la de Japón, pero al menos se sabe que primero se inflacionará EEUU y luego nosotros ya veremos.

Y en EEUU ha habido un desmadre porque cada presidente ha acelerado más, pienso que porque han tenido una confianza excesiva en la fuerza del dólar como moneda de reserva mundial. Se han pasado muchos pueblos y pienso que lo seguirán haciendo, porque la situación que tienen, con toda esa cantidad de miseria, racismo y gente armada, no es la de Japón.

El desmadre ya han sido los cheques de Trump, que llegaban en un sobrecito que algunos tiraban a la basura pensando que era publicidad. Ese dinero ha hecho a muchos ganar más en el paro que trabajando, y ha sido el responsable del burbujón bursátil que ahora está pinchando. Se ha seguido la teoría del helicóptero y luego se ha dicho que no se va a actuar en absoluto cuando salte la inflación. Obviamente, las cifras que manejan ya demuestran el incremento de precios. Yo ni tan siquiera necesito manejar esas cifras, sólo viendo la caída que el dólar ya arrastra sé que los precios, con el déficit comercial que hay, van a subir bastante.

Esta inflación que ya está en marcha está poniendo nerviosas a las masas de capital creadas desde 2008 con la trampa de liquidez, y pueden empezar a moverse. Esto ya veremos cómo acaba, pero igual que Ray Dalio iba comprando puts antes del crash de febrero, ahora va comprando oro. Vendrán luego otros a decir que "esto no se podía saber", pero para mí está todo muy claro.

El dólar es una burbuja. Su cotización en el mercado de divisas debería ser mucho más baja, pero la necesidad de comprar dólares por parte de los otros países para proveerse de materias primas lo mantiene. El problema es que algunos de los países más grandes ya están abandonando el dólar para su comercio bilateral, y la misma China ha dicho ya que va a vender el 20% del billón que tiene en bonos de EEUU, con la amenaza de venderlos todos. Esto va a obligar a hacer más y más QE para que no se disparen los rendimientos, nadie va a querer tener esos bonos.

Si el dólar cae, la inflación de EEUU se va al 30% y ya da igual lo que se haga, el QE sólo será papel y tendrán que tragar la crisis al completo sin hacer más trucos. Alguno hay que piensa que nada va a ocurrir porque hasta ahora no ha ocurrido, pero, como en todas las burbujas, cuanto más tiempo pase mayor será la explosión final.

La inflación es muy difícil de controlar, y más si se ha visto retenida por una burbuja fiduciaria. El punto de no retorno se cruzó hace mucho tiempo, y el proceso va a ser más bien rápido:
  1. Caída ya grave del dólar.

  2. Subida continuada del IPC por encarecimiento de materias primas e importaciones.

  3. Aumento de la velocidad de circulación por miedo a la devaluación.

  4. Repetición del punto 1.
Mi conclusión es que la inflación es inevitable, porque mientras no haya inflación no van a parar, es de pura lógica. Parar el QE es enfrentarse a una situación económica de crisis profunda, miseria y posibilidad de guerra civil. No parar el QE es estar abocado a un escenario inflacionario retroalimentado. Está claro que van a elegir la segunda opción y el dólar pagará el pato.

Enlace permanente   



5 de septiembre de 2020
Las otras burbujas
Todo el mundo se está fijando en las burbujas de los grandes nombres tecnológicos, porque es cierto que son las que han tirado de los índices. Pero hay que fijarse más aún en las burbujas de segunda línea, detrás de los focos, porque es ahí donde se puede entender mejor la dimensión del problema.

Os voy a poner 13 ejemplos:

El primero es Tesla porque es el más comentado. Una fábrica de coches que al final es una "empresa de innovación" y de la que se espera que conquiste el 20% del mercado mundial de automóviles. Ahora mismo tiene un 29% del mercado de vehículos eléctricos, siendo ese mercado el 2,6% del total, es decir, que tiene el 0,75%. El sector, aparte del cambio obligado de motorización, está en plena decadencia y Tesla realmente no es rentable. Como el confinamiento se ve que ha mejorado mucho las ventas de coches, Tesla ha pasado de cotizar a 183 dólares en el máximo del 19 de febrero a los 418 de hoy, después de llegar casi a los 500.

Su primo hermano Nikola, que dice que quiere hacer camiones eléctricos, pero aún no ha vendido ni uno, ha pasado de 10 a 35 dólares en el mismo periodo, habiendo llegado a los 79 el 9 de junio.

Netflix es bien conocida, lleva una década perdiendo dinero y lo que le queda, tenía un burbujón el 19 de febrero en los 386 dólares, hoy está en 516.

Nvidia la tengo que poner también, aunque he sido accionista y he sacado un buen rendimiento, pero sin un motivo aparente ha pasado de 314 dólares en el máximo de febrero a los 504 actuales, habiéndola vendido yo a 555.

Square hace pagos electrónicos, eso tiene futuro, y también mucha competencia. Marca máximos en 85 dólares en febrero, la economía se despeña, hoy cotiza a 146.

Zoom tiene un programita para webcam que se ha hecho popular, tiene un modelo freemium con el que algunos usuarios pagan un poco, ha pasado de 103 dólares en febrero a 369 hoy.

La china Pinduoduo, que hace comercio electrónico y pierde dinero, ha pasado de 37 a 85 dólares.

Shopify facilita montar tiendas on line, es una empresa ya bien conocida desde hace muchos años. En febrero marca máximos en 543, hoy está en 973.

Etsy es una tienda on line de productos de manufactura artesanal. Marca máximos en febrero en 62 dólares, sobrevalorada absolutamente en 60 veces los beneficios. Hoy cotiza a 112 dólares, por encima de cien veces los beneficios.

Pelotón vende bicicletas estáticas, producto innovador y sin competencia. Cotiza sobrevalorada en febrero a 27 dólares, hoy está en 80.

Chewy no se complica la vida disfrazándose de tecnológica, vende pienso para perros. Sale a bolsa con fanfarria y confeti, Cramer la calienta bien, marca máximos sobrevalorados en febrero en 30 dólares, hoy está en 61. Portnoy gritaba mientras pegaba cucharadas a la sandía: "Half a milli Chewy!!".

Chipotle hace tacos mexicanos en locales tipo MacDonald's. Comida rápida ochentera tradicional. Marca máximos en febrero en 927 dólares, les cierran los locales, les ponen luego mascarillas, sus clientes van al paro. Hoy cotiza a 1313 dólares.

Clorox hace lejía. Como hay que limpiar mucho el virus, se supone que se va a vender más lejía. Pasa de 164 dólares en máximos de febrero a 212 hoy.

Entonces, es en esas burbujas más escondidas donde se ve el plumero de la completa ignorancia de lo que se está comprando. Y se ve venir también una caída de mercado fuerte y prolongada que acabe de drenar todo ese dinero tonto que ha ido entrando. No ha sido un problema de las grandes tecnológicas, ha sido un problema del dinero gratis.

Enlace permanente   



4 de septiembre de 2020
La liquidez se acaba
Se está volviendo a poner la cosa fea, los rebotes no tienen la más mínima fuerza y hay un ambientillo que recuerda al de finales de febrero.

En el primer crash, la Fed tira unas ingentes masas monetarias por el embudo del mercado de bonos, que se dispara. La renta variable también se dispara, porque renta fija y renta variable no son compartimentos estancos, son más bien vasos comunicantes.

En principio, queda claro que la cotización de un activo es el equilibrio entre los títulos disponibles de ese activo y el dinero que hay para comprar. Entiendo perfectamente estas últimas subidas, porque había aumentado de manera aberrante la disponibilidad de dinero para comprar.

Ahora la pregunta es si esa abundancia de liquidez se puede mantener en el tiempo o es como un chorrito de agua que sostiene una pelota de pimpón.

Va a ocurrir, me parece a mí, que el chorrito va a aflojar, porque no va la Fed a seguir creando billones y billones nada más que para ir apuntalando las bolsas. Si se crearon esas masas monetarias, fue para hacerlas llegar a la economía real, pero una vez que ya el problema de liquidez se termine y comience el problema de la inflación, habrá que parar el juego.

El dinero que han creado va a salir en gran parte de los mercados financieros y va a filtrarse a los inmuebles y las materias primas, y de ahí al IPC.

La situación estanflacionaria que viene la veo de esta manera:
  1. Debilitamiento del dólar.

  2. Metales y materias primas al alza.

  3. Leves subidas nominales de beneficios en las empresas fuertes.

  4. Bajada de consumo y problemas para las cíclicas.

  5. Los bonos van a ser una ratonera, con rendimientos al alza. La Fed intentará reducir esos rendimientos, pero le será más fácil hacerlo cuando superen el 2-3%, porque para mantenerlos en el cero tendría que correr grandes riesgos inflacionarios. Los intereses los pagará con más deuda que creará, ya veremos hasta cuándo. Si los chinos venden todos sus bonos, la burbuja puede estallar y puede haber un sálvese quien pueda.
La situación de la bolsa no creo que vaya a ser buena, porque se va a producir una paradoja. Conforme suba la inflación, debería haber una mayor liquidez, un deseo de preservar el valor del efectivo, pero en comparación con la situación actual, que es completamente aberrante, la liquidez será menor. De modo que los peres tenderán a la baja, y también lo harán los beneficios de casi todas las empresas por la retracción del consumo. No me meto ahora en si habrá cambio de hábitos o nuevo paradigma, sólo la inflación ya hace un daño, a no ser que los salarios crezcan más rápido, que no será el caso.

Por tanto, las alegrías en la bolsa pueden estar tocando a su fin, salvo para las empresas innovadoras que creen mercados nuevos. Da igual que se mantengan laterales o que haya un leve mercado bajista, en términos reales los índices perderán mucho valor. No veo forma de que sean las bolsas ningún chollo con una economía en reconversión. Sí que creo que saltarán grandes oportunidades que habrá que aprovechar, pero puede que esas oportunidades no estén en las empresas que hoy conocemos o que se encuentren más en Asia que en América.

Enlace permanente   



3 de septiembre de 2020
Cartera de otoño
Me he montado ya mi cartera otoñal con una estrategia muy clara: después de que el Pippo Inzaghi driblara el crash de marzo, después de entrar en plancha en corto a cara de perro y hacer jugada macro de pizarra en el largo rebote, ahora voy a meter el catenaccio y defender el resultado.

De entrada, descarto el efectivo porque le tengo más miedo que al pedrisco. Me da igual euro que yen que franco suizo, si no se devalúa por sí mismo lo devalúan los bancos centrales. Los bonos están descartados absolutamente, porque es ahí donde está la mayor burbuja ahora mismo. La renta variable puede tener alguna oportunidad, pero yo no la conozco. Las tecnológicas se dividen en caras y burbujas, y las burbujas arrastrarán al pinchar para abajo a las caras, hasta que las pongan baratas y vuelva yo a entrar. Las más baratas tienen daños internos aún no completamente cuantificados. Las de la zona media disimulan su burbuja, pero están también sobrevaloradas en unas economías intubadas y sedadas por los bancos centrales.

El final de esta película es la inflación, porque mientras no aparezca seguirán creando más y más dinero, generando una dependencia. Si consiguen dejar la inflación en el 5% y la economía se recupera, me quitaré el sombrero y aplaudiré la jugada comprando renta variable sin ningún problema, pero esto está por verse. Si todas esas masas de capital que han ido creando desde 2008, cuando ven llegar la inflación, despiertan y se ponen a moverse, ahí se abrirán las puertas del infierno.

Por tanto, mirando qué activos a mí me prometen subidas, yo sólo veo los metales y las materias primas. Especialmente, tiene buena pinta la plata.

Mi cartera de otoño ha quedado con sólo tres activos:

1/3 oro.
1/3 plata.
1/3 materias primas (ETF CMOD).

Apalancamiento: 0%. No quiero cagarme encima con la volatilidad, que puede ser alta.

Pierdo dinero si se revaloriza el dólar, gano dinero en cualquier otro supuesto. A considerar, antes de final de año, meter más apalancamiento, tal vez comprando futuros.

Enlace permanente   



2 de septiembre de 2020
Nasdaq: para fuera
Acabo de vender Apple, Amazon, Microsoft, Paypal, Spotify y Nvidia. No tengo ahora mismo ni una sola acción norteamericana. Con las chinas, me lo estoy pensando.

No tengo ninguna certeza acerca de las caídas de mercado que puede haber, pero se acaba el verano y mi cartera de verano se ha acercado ya mucho a sus objetivos. Es cierto que yo hablé de PER 50 en Microsoft, y "sólo" ha llegado a PER 40, pero los signos de que estamos en una burbuja se han ido acumulando.

Siempre, en toda burbuja, hay unos valores absolutamente locos y otros que aún pueden argumentar su valoración. En la burbuja tecnológica, fue Yahoo el valor más inflado, mientras que Microsoft, Google, Apple o Amazon aún podían tener un sentido. En la burbuja actual, el valor icónico va a ser Tesla, sin olvidar a Netflix, Uber, Twitter y compañía, que pueden acabar quebradas. El ya veterano MAGA tendrá que corregir antes de seguir subiendo.

Sin duda, las tecnológicas son las que van a liderar el crecimiento económico, pero otra cosa es que pueda un mercado sólo subir y no corregir nunca, sin purgar la sobrecompra. Cuando tú ves que a unos tíos les preguntan por la sobrevaloración de Tesla en la CNBC y responden que Tesla en realidad no es una fábrica de coches sino una empresa de innovación, pues empiezas a desconfiar de las subidas.

Otras señales del juicio final burbujista, tal y como las ha ido narrando José Luis Cárpatos, son:
  1. Profesionales acumulando efectivo y aficionadillos del RobinHood hasta el culo de "coles" y posiciones largas apalancadas.

  2. Los mismos dueños de las empresas se dedican a vender.

  3. Los fondos gestionados por mujeres rinden más que los de los hombres porque están a tope de tecnológicas.

  4. Capitulación de bajistas, cierres desesperados de cortos, lo que suele anteceder al cambio de tendencia.

  5. La ratio entre opciones put y opciones call está en mínimos.

  6. Sólo unos pocos valores tiran de los índices, aunque todo el mundo está invertido en índices.

  7. Subidas desmesuradas por detalles nimios, como el hecho de hacer Apple y Tesla un split.

  8. Aumento repentino de la volatilidad sin más explicación.
De modo que voy a esperar acontecimientos. Creo que he aguantado bastante. Sin contar los ahorros que he metido, mi cartera en lo que va de año tiene una revalorización por encima del 50%. Sumando todo, tengo ahora un 70% más de dinero que a principios de año. Pero al final ya he venido bastante apalancado y no tengo ganas de que haya un latigazo y me estropee el resultado.

No sé si aún la cosa seguirá subiendo, sé que hay muchas quiebras por saltar, mucha crisis por delante y una situación de mercado muy vulnerable, con una euforia demasiado evidente.

Cuando vea dónde pongo el dinero que he sacado, informaré aquí.

Actualización:
Las chinas las he vendido también. No tengo ahora mismo renta variable.

Enlace permanente   



28 de agosto de 2020
El futuro de los bancos
Cuando hace unos días hablé sobre el patrón oro y propuse una moneda digital sin multiplicador bancario, me dejé fuera el papel que deberían cumplir los bancos comerciales.

En primer lugar, no creo que el crédito se tenga que mantener en los volúmenes actuales, creo que el capitalismo ha concedido una importancia desmesurada al crédito, y eso le ha dado ese carácter cíclico que ha sido su gran talón de Aquiles. En el nuevo sistema, el crédito debería ser mucho menos importante.

Ahora bien, si el efectivo desaparece y la moneda es un software producido y controlado por el banco central, ¿qué papel les queda a los bancos? El gestionar transacciones desde luego que no, por lo que ya carece de sentido ingresar dinero en una cuenta. La nómina la recibe el ciudadano en su monedero digital, y desde ahí va mandando transferencias. Carecen de sentido también las tarjetas de débito, porque las transacciones se ordenan con el móvil o cualquier otro dispositivo, incluyendo el TPV biométrico.

Entonces, al banco lo que le queda es el crédito. Hay quien dice que el banco central debería prestar a cada banco para que luego ellos vayan prestando. No estoy de acuerdo. El banco central no debe prestar nada a nadie, el banco comercial debe conseguir dinero de ahorradores e inversores y colocarlo en hipotecas o créditos a empresas igual que hace un fondo de inversión. Y el inversor que da el dinero al banco tiene que entender el riesgo y conocer los posibles problemas de liquidez. Y si no, que no preste dinero al banco.

Para financiar la economía hay fondos de sobra, y si no pueden las empresas conseguir el dinero por crédito, que salgan a cotizar y hagan ampliación de capital. Y si no pueden los constructores colocar todos sus pisos por hipotecas, que los alquilen, que falta hace.

El ciudadano no tiene que cargar con el yugo hipotecario durante 30 años, ni tiene que ir a "emprender" miserablemente huyendo del sueldecillo y cargándose de deudas. Si no se pueden montar tantas pymes porque no hay crédito, las empresas grandes ocuparán ese lugar con su mejor músculo financiero, y de ahí saldrán empleos más estables.

Entonces, los bancos tienen que ser analistas de riesgos y cargar con esos riesgos, igual que los gestores de fondos. Por eso pienso que la gestión activa sí que tiene futuro, pero si se consigue gente capaz de hacerla bien.

Dirá alguno que con ese sistema se va a crecer menos. Ya he repetido muchas veces que confundir el crédito con el crecimiento es un error, y que es preferible un crecimiento menor pero sobre seguro que un crecimiento en falso basado en crédito. Lo prioritario es evitar todas esas crisis cíclicas y todas esas grandes ruinas. Además, si la economía entiende que su único camino para crecer es la innovación y la mejora de los procesos, derivará hacia eso y obtendrá un crecimiento real mucho mejor que el actual. Hace mucho daño la dependencia del crédito, porque aparentan tener más productividad sectores que no innovan, como el de la construcción.

El único capital del ser humano es el conocimiento, lo demás son jueguecitos contables y expectativas que se defraudan. Y todo esto lo defiendo en un sistema como el chino, de tecnocracia y estado fuerte.

Enlace permanente   



25 de agosto de 2020
Lo que van a hacer con los interinos
El senador del partido Compromís, Carles Mulet, viendo que al Gobierno la sentencia del TJUE sobre los abusos cometidos con sus trabajadores les ha entrado por un oído y les ha salido por el otro, ha formulado una pregunta oficial en el Senado sobre lo que pretenden hacer con toda la masa de interinas y en qué sentido va a ir esa anunciada reforma del EBEP, con la que la ministra Carolina Darias quiere "mejorar la regulación del personal interino".

Esta Darias es una mosquita muerta que va diciendo que no va a "dejar a nadie atrás" y que hay que destacar el comportamiento ejemplar de las empleadas públicas.

A las interinas de la Sanidad las han puesto en urgencias de cara a los virus y a fabricarse chalecos con bolsas de basura, mientras los otros estaban en sus consultas cerrados a cal y canto.

Pero, después de las palabras dulces que han ido dando a la prensa, ha venido la respuesta del Gobierno a Carles Mulet. Ahí han usado la mayor ambigüedad posible pero no han podido evitar que se vean las intenciones. Después de varias parrafadas huecas, al final dicen: "De acuerdo con la legislación española aplicable, la transformación del personal temporal interino en fijo de carrera exige la superación de un proceso selectivo, como se hizo en los procesos de funcionarización y se hace en los de consolidación". Es decir, que no van a regularizar a nadie y que las oposiciones siguen su curso.

Más arriba ya adelantan lo siguiente: "El Gobierno asume el compromiso para la reducción de la temporalidad y ha impulsado los mecanismos de coordinación necesarios para que se desarrollen adecuadamente los procesos de estabilización de empleo público, animando también a las Comunidades Autónomas a impulsar y concluir esos procesos de estabilización".

Los "procesos de estabilización" que hay que concluir son las oposiciones de Montoro, y lo que dicen es que están metiendo prisa para seguir con las escabechinas y masacres, sin reconocer ni los abusos que han venido perpetrando durante 20 años, ni el carácter fraudulento de muchas de esas oposiciones, en las que se filtró deliberadamente a las interinas endureciendo anormalmente las pruebas memorísticas.

La casta de parásitos de la función pública ha conseguido que la ciudadanía crea que los interinos son usurpadores de la plaza que no podrán conseguir sus hijos, y sus sindicatos son los que han ido firmando esos acuerdos, incluso defendiendo "rejuvenecer plantillas" a coste negativo por el ahorro de sexenios, cosa que gusta también al Gobierno.

Por tanto, ese rebaño de ovejas mansas que son las interinas no debe engañarse con la sentencia del TJUE. Lo que dijeron no eran más que orientaciones y ambigüedades. La conclusión real del informe Kokott era, como yo ya expliqué, meter prisa por las oposiciones, sin valorar la corrupción de esos procedimientos y lo manipulables que son.

Lo que van a meter en el EBEP es la famosa sanción, cuya ausencia motivó todo el circo de Javier Araúz que ha quedado en nada. Esa sanción se va a dirigir contra los políticos que, de ahora en adelante, contraten más interinos de los objetivamente necesarios. Y no habrá efectos retroactivos porque esas sanciones se aplicarán a partir del cambio normativo. Los 20 años de abusos quedan impunes, porque se cumplió una legislación mal hecha, y con la reforma de la legislación ya cumplen. El TJUE no ha dicho más, sólo ha insistido en que hay que poner esa sanción.

Y que no corran mis compañeras a los juzgados con la falacia de Araúz sobre automatismos de fijeza en ausencia de sanción, porque en la sentencia ya prohíben de manera clara la fijeza por sentencias judiciales, no digamos ya lo que va a opinar el Tribunal Supremo, que "también somos nosotros".

Por tanto, no hay, según esta respuesta del Gobierno, camino alguno a la regularización de interinos, lo que hay es el camino de Montoro y Méndez de Vigo: o la plaza, o la calle.

Apuntan algunos que podrían estos empleados ser declarados "indefinidos no fijos". Esto ha sido declarado ilegal también por el TJUE, pero sí que se permite tener interinos sine die si hay una razón objetiva, y por razón objetiva se entiende cualquier privilegio de los que suelen atribuírse a ellos mismos, como excedencias, comisiones de servicio, bajas de curso entero y demás. Así que quedará un remanente de interinas haciendo lo que a los otros les sobra hasta la jubilación.

Entonces, para mí está claro que el Gobierno intenta ganar tiempo con ambigüedades porque lo único que teme es la huelga. Pero estas ovejitas no van a hacer huelga alguna. Si la hubiesen hecho, pues igual al muerto 200.000 les daban la plaza, pero son un colectivo feminizado. Cuando llegue la reforma del EBEP y vean que no les solucionan nada, que lo único que han hecho los legisladores es salvar su culo y protegerse de las querellas, volverán las frases blandas, harán las oposiciones con purga ideológica y por edad, y las despedidas pondrán una reclamación por "daños morales" que ya se resolverá en unos años en el Supremo, para luego buscarse la vida miseriosamente donde puedan hasta la exigua pensión de jubilación.

Enlace permanente   



11 de agosto de 2020
Mi inversión en KingDee
Aprovechando estos días de bajadas, he comprado KingDee. Esa empresa sería una especie de SAP e Intuit china.

Como todas las otras que están saliendo ahora mismo a la bolsa de Hong Kong, se encuentra en fuerte crecimiento y va con mucho viento a favor. Ahora mismo es líder en aplicaciones de ERP para empresas grandes y poco a poco se va introduciendo en las pymes.

Me interesa KingDee porque su potencial es tremendo, hay todavía una baja informatización de las pymes de China y a buen seguro que pronto van a querer manejarse ellos la contabilidad. Yo creo que China va a tomar la delantera en el mundo en este tipo de software, porque como es un negocio de costes completamente fijos, el que más clientes tiene puede hacer un producto mejor y más barato. Pienso que el futuro de estos programas de gestión de negocios es irse especializando más y más en cada tipo de negocio. Ahora mismo esto se va haciendo a base de costosas configuraciones de SAP u Oracle, y las nubes de Amazon y Microsoft sirven como infraestructura. Intuit lo que tiene es un programa para todo, que está muy bien, pero sería mejor que hubiese programas especializados, el problema es encontrar un mercado lo suficientemente grande que justifique esos desarrollos. Y también tener gente que pueda picar el código. Si KingDee crece en su mercado, esto lo podrá hacer, y luego puede vender esos productos en otros países.

Hay en el YouTube un vídeo sobre cómo funciona KingDee.

En España tenemos una joyita como es Software del Sol, pero que no cotiza. Yo sí que quiero invertir en España, quiero ser accionista de Mercadona, Lizarrán o Software del Sol, pero aquí las buenas se las guardan para ellos y a cotizar nos sacan la basura vieja o los monopolios de Franco privatizados.

En fin, que KingDee es líder en China en el sector más lucrativo de la informática y yo quiero tener dinero ahí puesto.

Sobre las bajadas actuales del Nasdaq, pienso que la cosa no va a ir a mayores. Que recuerden éstos que hoy se frotan las manos con los cortos, que han contraído la obligación de comprar tantas acciones como han vendido, y esa obligación la van a cumplir muy pronto. Cada vez que en agosto aparece un día de ésos aburrido de poco volumen, con ligeras subidas, se ve venir al día siguiente el ataque corto. Pero yo no he visto nunca que los ataques cortos sirvan para nada a medio plazo, ni tampoco el acumular efectivo. El tiempo corre en contra de ese tipo de posiciones.

Y, aparte de esto, he venido haciendo en estas semanas otros movimientos. Los ETF "tendenciales" los cerré, porque tenían pinta de aburridos, y también vendí Google el día que presentó resultados porque no me gustó el bajón de beneficios mientras que Facebook presentó un gran subidón.

De modo que así tengo mi cartera a fecha de hoy:



Enlace permanente   





© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago
Pepita Nuncabaja
Seis meses en meetic
Etapas de la burbuja

RSS del blog

LinkedIn

Últimos libros:
El País de Loix
2016 en Denia