15 de agosto de 2019
La inversión de la curva de tipos
Resulta que, según la mitología bursátil estadounidense, el signo del juicio final es el momento en el que, de sus bonos gubernamentales, tiene un menor rendimiento el de diez años que el de dos. Esto estadísticamente todas las veces menos una ha derivado en una recesión en el plazo de 22 meses.

Y yo pregunto: de esa estadística, ¿en cuántas ocasiones han estado los bonos europeos en negativo? Ahora mismo, el bono alemán está a -0,668%, el bono de un paisito subalterno y deficitario crónico como España está a 0,15% y bajando, la mitad de la deuda soberana de la Eurozona está ya en negativo. Los US Treasuries a diez años están hoy, después de las atemorizantes bajadas, a 1,554%.

Ahora yo soy un inversor que usa un broker serio y no la chapucilla ésta de ING, y hago un jugadita en cuatro fases con riesgo muy bajo:
  1. Compro todos los bonos de EEUU a diez años que puedo. Me apalanco al 1%.

  2. Espero a que se pongan en negativo.

  3. Los vendo a otros inversores con un recargo. Su rentabilidad a diez años es del 16%, pero la que ellos pueden conseguir ahora es del 0%. Les ofrezco un chollo: me pagan a mí ese 10% más el principal, y se quedan con el bono para sacarse el otro 6% en los diez años. ¿Creéis que no habrá gente interesada?

  4. Cancelo el crédito de Interactive Brokers al 1%. Rentabilidad total: 9%. Tiempo empleado: un año o año y medio. Dinero invertido: 50.000€ míos, más 100.000€ del crédito, rendimiento total: 13.500€.
¿Qué posibilidades hay de que los bonos de EEUU no sigan el camino de los europeos? Para mí, cercanas a cero. La jugada que he descrito se acerca más al arbitraje que a la inversión con riesgo. De hecho, lo que sorprende es la ineficiencia tan fuerte que todavía se detecta en ese mercado. Cuando el BBVA, que cotiza en España y en EEUU, ha tenido leves diferencias entre una cotización y otra por el cambio de moneda, han entrado como hienas miles de listos a comprar en el sitio más barato. Los superlistos lo hacen ya con software en milésimas de segundo.

Para mí, el mensaje que los inversores están mandando con la inversión de la curva de tipos es que la demanda de esos bonos va a seguir aumentando. Yo estoy de acuerdo con ellos, pero no por la recesión sino por falta de alternativas.

Otro asunto sería el miedo que corre por las bolsas, que es culpa de Trump. Yo lo he defendido en el pasado, pero la forma que tiene de negociar me parece propia de un cretino que se cree que está tratando con un fontanero de la Florida. Este tío hoy pone unos aranceles, mañana los quita, luego amenaza, amaga, dice que si no viene el chino a una reunión le meterá más aranceles, y el miedo ha ido poco a poco metiéndose en el cuerpo de los inversores. Un tío errático e imprevisible que va tirando tuits desde la cama con una ensaimada en la cabeza no ofrece confianza en absoluto. Si tiene que poner aranceles, que diga: "Esto vamos a poner", y luego que lo cumpla. Si el chino por su parte decide poner otros aranceles, pues se acepta. Pero lo que pretende Trump a base de ladridos es que el otro acepte los aranceles y no responda con reciprocidad, y esto es imposible. Los chinos van a sacrificar su población todo lo que haga falta antes de bajarse los pantalones, y Trump tiene una situación de alta debilidad, cualquier problema que genere lo pagará en las urnas. De hecho, pienso que en China ya están diseñando la mascletà final antes de las elecciones del año que viene, ahí pueden hundir el dólar, los bonos, las bolsas o lo que pillen. Y que no se ponga Trump a amenazar con guerras nucleares, porque ni EEUU ni Europa pueden ya afrontar una guerra real con flujo de ataúdes, la población se opondría. China sí que puede sacrificar a varios millones de personas sin inmutarse.

Entonces, yo creo que económicamente tiene su sentido poner los aranceles, pero se tiene que diseñar toda la actuación y luego implantarla y mantenerla, no ir amagando como un mafioso del Bronx. Ahí ya el mercado se va adaptando y es posible que hasta suba, pero la incertidumbre permanente se tiene ya que acabar.

Enlace permanente   

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


9 de agosto de 2019
El agujero de Uber
Salieron ayer los resultados de Uber y no me puedo creer lo que veo: la empresa pierde 6.229 millones de dólares en seis meses. Pero es que ha facturado 6.265 millones. Exactamente pierde tanto como factura, para salir de pérdidas tendría que ingresar el doble de dinero, pero como por cada trayecto lo que tiene son pérdidas no es posible reducirlas con el crecimiento de la empresa, tiene que subir los precios al doble para ganar algo.

El agujero de Uber, que acabará seguramente en quiebra, lo que viene a demostrar una vez más es que no se puede hacer un tratamiento de empresa de software en una empresa que no lo es. En una empresa realmente tecnológica, tú tienes unos costes totalmente fijos de desarrollo del producto, y con cada venta te acercas a la rentabilidad. En una empresa de taxis pirata, si con cada cliente pierdes dinero, cuantos más clientes sumes más dinero vas a perder.

Lo más acojonante de esta empresa es su estructura de costes: toda la parafernalia de la app, la publicidad, el empleado esclavo es mucho menos eficiente que el tío que se compra un taxi y pasea por las calles. Uber, perdiendo todo lo que pierde, sólo puede abaratar el servicio un 20%, cuando no pega viles clavadas a según qué horas y en según qué lugares.

El artículo que he enlazado tiene un error: dice que en el mismo periodo del año anterior la empresa tuvo beneficios. Esto no es cierto, lo que tuvo fueron unas pérdidas algo menores, pero Uber nunca ha dado beneficios. Lo que sí que ha dado han sido grandes prisas en los fondos que estaban invertidos por sacar la empresa a bolsa y quitársela de encima.

Lo que ha pasado con Uber no tiene que volver a suceder: un no negocio que quema ingentes cantidades de dinero de los inversores para matar el negocio legítimo de autónomos que prestan bien su servicio y sí que son rentables, para finalmente darse cuenta de que no puede continuar. A Uber le van a cortar el grifo, no va a mantener ni su cotización ni su financiación. Los iluminados que vinieron a resolver el problema de cómo llamar a un taxi con el móvil perderán el dinero, pero muchos incautos inversores particulares también. Aparte, por el camino hemos visto cómo se las gasta la Administración cuando son grandes multinacionales las que la presionan, porque no respetó ni las licencias que había concedido ni la normativa que había aprobado.

Actualización:
En este artículo explican que, de los 6.200 millones perdidos, 3.900 se los han llevado crudos los directivos de una tacada. Había prisa por sacarla a bolsa y ahora hay prisa por saquearla.

En este vídeo explican que lo que el usuario paga por un trayecto de Uber es un 20-30% inferior a lo que Uber le paga al conductor, aparte el desarrollo de la app, la publicidad, la logística y todo lo demás. Con el crecimiento de Uber sólo crecen las pérdidas. Si el broker de ING pudiera poner cortos, ya había puesto el mío.

Y digo más: si un tío infla las pérdidas para hacer burbuja bursátil y luego se lleva los millones antes de quebrar lo que está haciendo, a mi entender, es una administración desleal.

Enlace permanente   



5 de agosto de 2019
El mítico PER 15
Para los que invierten mirando el PER, el 15 es la cifra mágica, es la media a la que a lo largo del tiempo han cotizado las empresas norteamericanas. Estos inversores usan el principio de reversión a la media, que es entender las empresas como un muelle: si lo aprietas hace fuerza para arriba, y si lo estiras hace fuerza para abajo.

Esto es una completa estupidez, no ya por la cantidad de dinero que vienen perdiendo los que invierten así, sino por una lógica sencilla.

Pongamos que yo soy un banco y tengo que colocar un capital para sacarle un rendimiento. El BCE me cobra el 0,4% sólo por guardarme el dinero, el estado alemán si le doy 100€ hoy me devuelve 96€ al cabo de 10 años, si doy hipotecas les puedo sacar el 1% anual más el Euribor, es decir el 0,7%, menos la inflación, con un 4% de morosidad actual (aumentable según los ciclos) y esperando 30 años sin liquidez alguna.

Ahora pongamos que se me ocurre poner el dinero en renta variable, en empresas de gran calidad con flujos continuos y estables. Estas empresas me las quieren dar a precios inflados, a PER 30, una locura, un riesgo, una goma estirada que antes o después tiene que volver a 15. Pero, si me fijo bien, lo que estoy comprando es lo siguiente: un PER 30 es una rentabilidad de un 3,3% anual, me quito el riesgo de inflación, porque lo que tengo ya no es un activo monetario y el precio de sus productos se irá adaptando al IPC, y tengo menos riesgo que con las hipotecas, porque no creo que si compro cien de las mejores empresas cuatro de ellas quiebren. Puede que baje la valoración, eso sí, pero si estoy dispuesto a esperar 30 años igual que con las hipotecas, entonces sólo con el beneficio he sacado un 142%. ¿Qué me importa a mí la cotización? Muchas de estas empresas sacan un 2-3% cada año sólo en dividendo, aparte el crecimiento.

Por eso que, antes de decir que un PER 30 es un precio inflado para una empresa que no crece, hay que mirar qué otras opciones hay para evitar la devaluación del capital. Si no hay otras opciones, pues se tiene que pagar más por cada euro de beneficio de las empresas.

El PER no mide si una empresa va a subir o bajar, lo único que mide es el aprecio que por esa empresa tiene la comunidad inversora. Ese aprecio se basa en muchas variables, pero las dos más importantes son el crecimiento de los beneficios y la situación de los tipos de interés. Tipos bajos significa peres altos, y esto es matemática pura. El PER medio de 15 tiene que ver con el tipo de interés medio, que está por encima del 3%. A tipos 0, PER 30 me parece normal. A tipos negativos, igual habrá que seguir subiendo el PER.

Y si, en situación de tipos bajos, hay algún desaprensivo que aún busca peres bajos, se encontrará lo que los demás no han querido, que viene a ser como lo que queda al final del día en el cajón de tomates de un supermercado: no una selección aleatoria de lo que antes había, sino lo podrido.

En los 60 y 70 había en la bolsa norteamericana un grupo de empresas llamado las Nifty Fifty, que se consideraban inversiones seguras a largo plazo a cualquier precio, por ser las primeras marcas de EEUU. Esto lo explica Beltrán de la Lastra en una entrevista. Entre estas empresas estaban Coca Cola, Dow Chemicals, General Electric, Gillette, IBM, McDonald's, PepsiCo, Texas Instruments, Walt Disney, Walmart o Xerox, entre muchas otras. Si miro la cotización histórica de Coca Cola, es cierto que en diciembre de 1972 alcanzó los $1,54 y que no los recuperó hasta noviembre de 1985. También es cierto que en junio de 1992 estaba en $10,37 y que en junio de 1998 alcanzó los $42,75. Ahora está a $52,33. Todavía, invirtiendo de la peor manera posible, sigue siendo mucho mejor que dar una hipoteca.

No digo que sea una inversión agradable estar diez años en rojo o perder el 75% en dos años, pero desde el punto de vista de fondos de tipo bancario o instituciones que sólo quieren colocar el capital y olvidarse de él tiene su sentido. Hoy en Coca Cola todos los que están invertidos ganan dinero, porque está en máximos históricos. Si alguien alguna vez en la historia ha perdido dinero con Coca Cola es porque no ha sabido o podido esperar lo suficiente. En cambio, que les pregunten a los bancos que fueron colocando hipotecas allá en los años cero si ese dinero lo van a volver a ver. Por eso yo entiendo que la renta variable se esté valorando más, es una cosa que no me extraña nada.

Otra cosa que no se dice es que muy probablemente los inversores que estaban en Coca Cola en 1972 no se tragaron toda la bajada, debieron quedarse con el primer 15% y el otro 60% se lo dejaron a los cazadores de gangas que van midiendo peres. Claramente, si se suben los tipos o entra la economía en recesión, de la bolsa un inversor particular tiene que salir, porque las Nifty Fifty de hoy son los índices enteros, pero mientras tanto la rentabilidad va a estar ahí.

Enlace permanente   



29 de julio de 2019
Mi desinversión en Azkoyen
He vendido mis acciones de Azkoyen hoy a 6,97€. Como las compré en febrero a 6,78€ y he cobrado un dividendo de 1.246€, me sale una rentabilidad del 20% en cinco meses. Podría haber llegado al 28% si las hubiese vendido el día antes del dividendo, que es algo que consideré, pero quise seguir en el dogma del "largo plazo".

Yo creo que el largo plazo en las acciones es algo que tiene que suceder si te encuentras a gusto. Si ves cosas raras o la historia de la empresa empieza a no convencerte, para fuera. En la bolsa española especialmente, los largos plazos vienen siendo una ruina en la última década.

No me gustó la jugada que hicieron el 14 de junio de dar un dividendo tan grande cargándolo a la deuda. Metieron exactamente un ebitda de deuda. Esto a mí me suena a algún caradura que controla la empresa y que, en lugar de ir a pedir un crédito al banco por su cuenta, decide que endeuda a la empresa y nos carga la responsabilidad a todos. Tienen empresas que pueden ir bien pero, en lugar de reinvertir el beneficio y generar crecimiento, las descapitalizan haciendo cerdadas.

Luego han salido los resultados y lo que es el negocio apenas crece un 2,4%. Y, aún peor, aparece justo debajo otra cifra que no me gusta: "Variación de existencias de productos terminados y en curso de fabricación": hace un año esa cifra bajó en 376.000, ahora ha subido en 1.186.000, de modo que las maquinitas se acumulan en las fábricas y no salen.

Entonces, compré una empresa con fuerte crecimiento y sin deuda, y ahora lo que hay de momento es una empresa con un ebitda de deuda y sin apenas crecimiento. Veo que aún gano un 20% y le doy al botón. ¿Qué es lo que ocurre en Azkoyen? Bien no lo sé, puede que sólo sea un trimestre flojo, pero pienso en las máquinas de control de presencia que tan bien se han estado vendiendo hasta ahora y en el cambio normativo reciente que obligó a ponerlas en las empresas. Como esas máquinas ya las tienen, pues no hace falta comprar más. Pienso también en las máquinas CityPaq de Correos, de las que se hizo un pedido muy fuerte pero no creo que se pidan muchas más. Uno de los problemas de Azkoyen es que sus máquinas duran 40 años. Son muy buenas, tal vez demasiado buenas.

Entonces, es difícil salirse de la bolsa sin la sensación de que se te ha escapado algún eurillo. Si te fijas en lo que tienes, está bien. Si piensas en los billetes que volaron cerca y no trincaste, pues te quedas pensativo. Es más que posible que Azkoyen siga subiendo, la empresa está bien llevada, pero yo tengo que comprarme un coche ya este otoño, la tartana de 1999 no aguanta más y no le funciona ni el aire acondicionado. Con esa intención liquidé también hace dos semanas mis acciones de Catalana Occidente a 31,4€, con una pérdida testimonial.

Enlace permanente   



25 de julio de 2019
La disrupción de N26
Estaba hace poco leyendo un artículo de un inversor español en el que habla del banco digital alemán N26 como de una especie de burbuja que no tiene beneficios y que no puede ser valorada porque no tiene PER.

Hace meses ya que he visto lo que está ocurriendo con N26, que básicamente es una disrupción ya final del sector bancario español, lo que ocurre es que con tanta oposición no tenía tiempo de escribir aquí. Son muchos los que quieren hacerse los digitales y se hacen pasar por estártap cuando no lo son, pero en el caso de N26 sí que estamos ante una empresa de software con un modelo fuertemente disruptivo y un crecimiento exponencial. En España, ha doblado su base de clientes en seis meses y está ya por 250.000. Yo pienso que en año o año y medio estará ya en el millón y habrá obtenido la masa crítica para arrasar el negocio de los demás.

¿Cómo se puede decir "esto no es un competidor porque no gana dinero" cuando está dejando obsoleto tu servicio? Estamos en el año 2009, aparece el WhatsApp, todo el mundo lo está instalando, y dice uno de estos inversores españoles: "Estamos mejor invertidos en Telefónica porque cobramos 15 céntimos por cada SMS y WhatsApp no gana dinero". O nos vamos a 2004, cuando Google cotiza a $54: "Es mala inversión el Google, no le vemos el PER, por cada cliente cobra muy poco y son mejor inversión los periódicos porque le pueden cobrar un euro a cada lector".

Lo que viene es un proceso de eficiencia brutal por el que el servicio bancario va a tener un coste casi nulo para el cliente. Es cierto que N26 ganará muy poco por cada usuario, pero acaparará un número muy alto de ellos y puede que monopolice el mercado. España ha sido el primer país en el que ha sacado una licencia bancaria, aparte de Alemania, y ahora viene EEUU. Lo sorprendente es que no hayan sido las grandes tecnológicas las que se hayan movido en esa dirección, tal vez por miedo a la maraña de regulaciones. También es sorprendente que estén invirtiendo tan fuerte los norteamericanos en una empresa alemana, en lugar de promocionar alguna copia suya. Sea como sea, hay gente muy fuerte ahí dentro y el impulso es muy claro. La valoración está ya en 3.500 millones de dólares.

Aquí tenéis una foto de los tíos que han movido el tema:



Santander quiere un 60% de consejeras.

La clave aquí está en el software. Un vez que una aplicación toma ventaja sobre las demás, aunque no tenga efecto red, todo el mundo se pone a usarla. No he probado aún directamente la app pero por los vídeos que muestran es claro que han hecho un producto superior a lo que hay, una app nativa y no una webecita encastrada, que es lo que usa el BBVA que tanto alardea de tecnología. Y esto no se acaba ahí, luego viene el análisis de los datos, la inteligencia artificial, la integración con otras fintech, la capacidad social, la sugerencia de productos y todas las cosas que van a ir sacando los que son verdaderos especialistas tecnológicos.

Pocas aplicaciones exitosas conozco yo que no hayan alcanzado un monopolio en su servicio: WhatsApp, Facebook, Gmail, Spotify, sólo hace falta una de cada. Si la financiación, el desarrollo y los clientes se concentran en N26, los demás ya pueden darse por muertos. De momento, con 3.500 millones aún es comprable fácilmente por las grandes tecnológicas, pero ya por otro banco comienza a ser difícil. El plan, en todo caso, es sacarla a bolsa en dos o tres años, y pienso que la valoración no bajará de 20.000 millones.

Otra cosa interesante es la extrema eficiencia, sólo con las minúsculas comisiones que cobran por la operativa con tarjeta de débito dicen que ya cubren gastos, y de momento tienen poco interés en dar crédito. Un banco sin crédito es un banco sin riesgo, esto está claro, y también es un banco que no genera multiplicador bancario. Esto daría para otro artículo.

Lo que vamos a ver en la banca tradicional son fusiones anunciadas a bombo y platillo, como aquél que tocaba la campana sacando el dedo, y luego cierres masivos de oficinas, despidos y más caídas en bolsa. Los beneficios van a seguir bajando, y el "valor en libros", que sólo son hipotecas que generan pérdidas, no los va a proteger.

Yo de momento no me voy a cambiar porque estoy contento con ING, que me da atención telefónica y un broker on line aceptable. La gente joven es la que está saltando en masa a N26, porque conecta con su forma de entender el mundo a través del móvil y porque en una sucursal se sienten como en un asilo. Luego irán todos los demás, porque la gente realmente estaba esperando esto, el odio a los bancos era demasiado evidente.

Enlace permanente   



21 de julio de 2019
Por qué existen los interinos
Muchos hay que consideran a los interinos unos okupas de la función pública, otros los llaman temporeros, y otros hablan de patas negras. Muchos cargan contra ellos, pero pocos entienden por qué se ha venido produciendo esta situación y a quién ha beneficiado.

Los interinos existen por estas razones:
  1. Comisiones de servicio: resulta que hay unos trabajadores que tienen su trabajo asignado a un lugar, pero que no quieren estar allí, y de repente encuentran la solución: yo me cambio a otro lugar hasta que me dé la gana volver, y en mi sitio de aquí que pongan a uno, y cuando yo quiera volver le pego la patada y me vuelvo a poner.

  2. Excedencias: yo me iré unos añitos a mis asuntos particulares, pero mi plaza que quede reservada, que pongan a otro aquí y cuando yo vuelva le pego la patada y fuera.

  3. Bajas: ¿hay algún estudio comparativo acerca de la incidencia y duración de las bajas médicas en el sector público y en el privado? Yo he conocido tíos dos años de baja. He visto institutos con un 10% de gente de baja. Hace falta toda una plantilla flotante de precarios que vaya cubriendo eso.

  4. Destinos indeseados: se supone que un funcionario saca sus oposiciones y va a donde le mandan, pero esto no es exactamente así. Por el método de sacar sistemáticamente menos plazas a oposición de las realmente requeridas, quedan los destinos menos deseados cubiertos por trabajadores B y los trabajadores A pueden elegir entre un surtido más amplio.

  5. Plazas sacrificables: el sistema educativo tiene grupos especiales de "refuerzo", de "mejora" y otros programas, y necesita un trabajador B que cubra esa necesidad transitoria y sea luego sacrificable, dado que los trabajadores A son inamovibles.

  6. Reducción del sistema: cuando hay áreas geográficas que se van despoblando, los funcionarios adscritos a esos servicios deben ser desplazados. Es posible desplazar a un funcionario de carrera por una causa justificada, pero es mucho mejor tener un buen porcentaje de interinos para irlos sacrificando. Esto ocurre también durante las crisis económicas, recordaréis lo que pasó de 2010 a 2017.
Entonces, lo que hay que mirar es el viejo principio de cui bono. En lugar de andar diciendo "la administración hace esto o esto otro", entendamos qué colectivo ha sido el beneficiado al tiempo que ha hecho de guardián del acceso a ese sistema de castas.

Dice el artículo 23.2 de la ley 40/2015 que es motivo de abstención para los tribunales de las oposiciones "tener interés personal en el asunto de que se trate o en otro en cuya resolución pudiera influir la de aquél". Vamos a ver: estos tíos tienen interés personal total en dejar las plazas desiertas, en meter a jovenzuelos fácilmente dominables que no compitan con ellos por los cargos directivos y en expeler a interinos que ya conocen bien todo el sistema y empiezan a dar problemas.

Ellos saben muy bien que el mantenimiento de sus superderechos requiere del mantenimiento de los infraderechos del otro colectivo. Así han mantenido el control de los sindicatos traidores que firmaron el acuerdo con Montoro de 2017. Nada de lo que hacen es sostenible en la empresa privada ni en ningún país del mundo, el sistema de castas funcionariales es una anomalía española, no dan cuentas a nadie, cumplen la programación si les da la gana, vienen siendo una inmensa fábrica de paro y se dedican a hablar de la castración selectiva, lo único que importa es su "condición" de funcionario. Si se van o vuelven, si trabajan o no trabajan, si funciona o no funciona lo que hacen, eso es irrelevante. Puede un interino currar el doble y hacer las cosas diez veces mejor, que siempre será inferior. Y puede un funcionario de carrera ser un haragán improductivo y siempre será superior.

Europa va a sacar una sentencia favorable a los interinos y van a tener que regularizarlos por decreto. Esto abrirá la puerta luego a indemnizaciones por todos los años en los que los han mantenido en esas condiciones. La función pública tendrá que ser revisada completamente, tendrá que salir del Antiguo Régimen y adaptarse a los usos europeos.

Enlace permanente   



19 de julio de 2019
Mis recursos de alzada
Pues he presentado tres recursos de alzada ante el Director General de Personal de la Conselleria de Educación, cada uno con un motivo distinto. Hay tres meses para responderlos antes de que queden denegados por silencio administrativo y quede abierta la vía judicial.

Primer recurso:
Número de registro: 05TUI/2019/85212.

Expone:
  1. Que he actuado en el tribunal V5 de la especialidad de Lengua Castellana y Literatura en los procedimientos selectivos a Secundaria de este julio de 2019. Superé la primera prueba con una nota de 7,24 y pasé a la prueba oral de defensa de la programación didáctica.
  2. Que en la hora de preparación de esta prueba oral fui interrumpido por la secretaria del tribunal, Victoria Crespo Lajara, para indicarme que los guiones que yo tenía preparados para la exposición no eran correctos y que debía usar un solo folio para las dos partes de la prueba, una cara para cada prueba. También me obligó a reescribir uno de los guiones por considerar que contenían demasiado texto, aunque sólo contenía ítems, no redacción.
  3. Que la convocatoria 7/2019, de 28 de febrero de 2019, es clara: en el apartado 7.2.1.2 (Segunda prueba) hay dos subapartados: el apartado A habla de la "presentación y defensa de una programación didáctica", y dice: "Asimismo podrán utilizar un guion que no excederá de un folio y que se entregará al tribunal a su finalización". Y luego en el apartado B, referido a la "Preparación y exposición de una unidad didáctica o de un bloque temático", dice literalmente: "Para su exposición, que será pública, podrá utilizar un ejemplar de la unidad didáctica o del bloque temático y el material auxiliar que considere adecuado, que deberá aportar ella misma, así como un guion o equivalente que no excederá de un folio y que se entregará al tribunal al término de aquella".
Solicita:
  1. Que se declare nula en mi caso esta segunda prueba de la fase de oposición y que se obligue a repetirla con ajuste a la convocatoria, con los dos guiones en dos folios.
  2. Que en la repetición de la prueba pueda yo actuar ante un tribunal imparcial o ante el mismo tribunal supervisado por la inspección educativa.
  3. Que se revisen los criterios de calificación utilizados en la prueba oral que he realizado, por ser la nota de 2,9 demasiado diferente de todas las demás de esa prueba, sin que haya quedado explicado en ningún momento por el tribunal el motivo, aparte de mostrarme malas caras y un tono de animadversión en el turno de preguntas.

Segundo recurso:
Número de registro: 05TUI/2019/85229.

Expone:
  1. Que actué en el tribunal V5 en la especialidad de Lengua Castellana en estas oposiciones de 2019.
  2. Que el tribunal V5 sólo aprobó en la primera prueba de la fase de oposición a 13 de 62 opositores (el 20%).
  3. Que se ha comprobado siempre estadísticamente, y además lo corroboran tanto sindicatos como la mayoría de opositores, que una excesiva dureza en la calificación de esta primera prueba obedece casi siempre a un sesgo contra los interinos por parte de los miembros del tribunal calificador.
  4. Que yo aprobé la primera prueba con un 7,24 y pasé a la fase oral.
  5. Que tengo 42 años y yo era el más viejo, con diferencia de casi diez años, de los 13 opositores que quedaban en el procedimiento en la segunda prueba.
  6. Que de los pocos interinos que actuaron en esta segunda prueba ninguno tenía experiencia más que de meses o pocos años.
Solicita:
  1. Que se investigue si el tribunal V5 de Lengua Castellana tuvo un sesgo contra los interinos en la primera prueba.
  2. Que se investigue si ese sesgo contra los interinos determinó mi calificación de la segunda prueba.
  3. Que se investigue si, al margen del punto anterior, había algún tipo de animosidad contra mí por parte de varios miembros del tribunal por mi perfil personal o ideológico, y si el hecho de conocer mi identidad fue determinante en su calificación, como podía preverse por sus gestos y su comportamiento durante la prueba.
  4. Que se revise en general de qué forma se han aplicado los criterios de calificación en todos los opositores y si se ha cumplido el principio de igualdad.

Tercer recurso:
Número de registro: 05TUI/2019/85241.

Expone:
  1. Que actué en el tribunal V5 de la especialidad de Lengua Castellana y he sido excluído en la segunda prueba de la fase de oposición.
  2. Que la presidenta de ese tribunal se llama Ana Consuelo Mas Llàcer y aparece vinculada, como mínimo durante el curso 2017/2018 al IES La
    Canal de Navarrés, de Navarrés.
  3. Que la mejor nota de ese tribunal la ha obtenido el opositor Marcial Pérez González, que en su Facebook declara haber estudiado en el IES La Canal de Navarrés. Esa nota ha sido de 9,59 de media, habiendo obtenido un 10 en el primer ejercicio y otro 10 en la prueba oral.
  4. Que el tribunal aplicó un criterio de corrección extremadamente duro que eliminó en la primera prueba al 80% de los opositores.
  5. Que Navarrés es un pueblo que no llega a los 3.000 habitantes.
Solicita:
  1. Que se investigue la relación que existe o ha existido entre la presidenta del tribunal y el opositor que ha obtenido la mejor nota, por si concurriese alguno de los motivos de abstención descritos en el artículo 23.2 de la ley 40/2015, de 1 de octubre, en especial los descritos en el apartado a), bien directamente y bien por medio de terceras personas.
  2. Que se investigue si esos tres ejercicios, especialmente los calificados con un diez, han sido evaluados cumpliendo el principio de igualdad.
  3. Que se investigue si el resto de miembros del tribunal han calificado correctamente o han sido influidos por la presidenta.


Enlace permanente   



17 de julio de 2019
Otra oposición fraudulenta más
Como se venía esperando, las oposiciones de Secundaria en la Comunidad Valenciana este año han servido para despedir gratuitamente a interinos que están cobrando sexenios y reemplazarlos por gente joven sin experiencia que no los va a cobrar de momento. La técnica que se ha usado en general por parte de los tribunales ha sido endurecer anormalmente la primera prueba, que ha sido escrita y eliminatoria, para dejar pasar sólo a la gente más joven. Es cierto que hay algún viejo que ha escapado a esa escabechina, como yo, por ejemplo, que obtuve un 7,24 y fui la quinta mejor nota del tribunal, pero estadísticamente es un hecho que la gente de mayor edad y con más años trabajados no obtiene buenos resultados en esas pruebas, especialmente en los supuestos prácticos. Luego, si alguno de los viejos aún escapa a ese primer filtro, se lo cepillan sin contemplaciones en la segunda prueba con cualquier excusa, que es lo que me ha ocurrido a mí.

Han suspendido a tanta gente en el primer examen que el segundo examen ha quedado edulcorado y han aprobado al 80%, por no dejar tantas plazas vacantes. La fase de concurso ha desaparecido completamente. Después de tanta discusión con el baremo de méritos y los años de experiencia, todos los que han sacado un cinco tienen plaza. De las 335 plazas que han sacado en mi especialidad, hay 262 aprobados y 73 plazas que quedan vacantes, el 22%.

Yo actué en el tribunal V5 de Lengua Castellana. En la primera prueba, masacraron al 80% y sólo quedamos vivos 13 de 62 presentados. Fue el tribunal que más suspendió en esa primera prueba. Yo saqué la quinta mejor nota porque el examen fue anónimo y se usaron unas etiquetas con códigos. Pero en la segunda prueba, cuando ya se pudo saber mi nombre y buscarme en Google, aprobaron a todos menos a mí. Me han humillado con un 2,9 cuando en ese tribunal había asignadas 21 plazas y sólo éramos ya 13. Y, de las otras doce personas que han sacado plaza, diez son chicas más bien jóvenes y dos chicos también jóvenes, la mayoría sin ninguna experiencia docente, varias de ellas periodistas que han hecho unas pocas prácticas y no sabían qué empleo buscar.

Esa programación que presenté, con alguna modificación, la presenté en el año 2009 y el inspector Alberto Morales Guillén, que era el presidente del tribunal, me puso una muy buena nota. Para mí el tongo está más que claro, me han pisado con total impunidad por mi perfil ideológico y personal, bien por mis publicaciones o bien por ser el más viejo de los que quedaban vivos.

La presidenta del tribunal se llama Ana Consuelo Mas Llàcer y fue nombrada a dedo por el conseller Marzà y colocada en el tribunal que ellos quisieron después de que los opositores hubiésemos sido asignados a los distintos tribunales. A partir de ahí, su opinión es ley, y mover una nota de esta gente es prácticamente imposible, y más en un examen oral. Aunque hay aparte otros cuatro profesores que actúan de vocales, estos presidentes suelen dominar a los demás, por ser los enviados de la Conselleria.

Se produce además otra coincidencia muy curiosa. La mejor nota de ese tribunal V5 la ha obtenido un muchacho de unos 23-24 años llamado Marcial Pérez González. Esta persona explica en su Facebook que es natural de Bicorp y que estudió en el IES La Canal de Navarrés. Coño, qué casualidad que Ana Consuelo Mas Llàcer aparezca en el curso 17/18 como tutora de un curso de 1º de ESO en el IES La Canal de Navarrés. Estamos hablando de un pueblecito extremadamente pequeño allá en el límite de la provincia de Valencia. Marcial Pérez obtiene en el primer examen un diez redondo, en el segundo un 8,36 y en el tercero otro diez redondo. Y esto se supone que yo me lo tengo que callar y tragar para que no me pase nada.

Los jueces tienen que entrar a fondo en estos putos tribunales porque la cosa va cada vez a peor, hasta que no se lleven por delante a unos cuantos no van a parar.

La actuación mía ante el tribunal fue un paripé indigno. A mitad de mi preparación, en el tiempo de la llamada "encerrona" en el aula contigua, aparecieron diciendo que el guion que yo aportaba "no era un guion", y me hicieron reescribirlo con menos texto. El guion era claramente un guion, no llegaba a llenar una cara de un folio. La convocatoria es explícita: en el apartado 7.2.1.2 (Segunda prueba) hay dos subapartados muy claros: el apartado A habla de la "presentación y defensa de una programación didáctica", y dice: "Asimismo podrán utilizar un guion que no excederá de un folio y que se entregará al tribunal a su finalización". Y luego en el apartado B, referido a la "Preparación y exposición de una unidad didáctica o de un bloque temático", dice literalmente: "Para su exposición, que será pública, podrá utilizar un ejemplar de la unidad didáctica o del bloque temático y el material auxiliar que considere adecuado, que deberá aportar ella misma, así como un guion o equivalente que no excederá de un folio y que se entregará al tribunal al término de aquella".

Para mí, claramente lo que dice es que hay un folio para la programación y otro folio para la unidad didáctica, aparte de que para la unidad didáctica puedo usar el material que me dé la gana. Pues sólo me dejaron un folio para las dos cosas, y aun ése tuve que vaciarlo parcialmente porque, según la secretaria de ese tribunal, un guion es algo más breve. Pero es que en la convocatoria pone claramente que tienes dos folios, y yo me había preparado la exposición de esa manera, y luego ya las cosas empezaron a torcerse. ¿Dónde pone en la convocatoria lo que es o no es un guion y cuánto texto puedo tener en ese folio?

Antes de empezar mi exposición les recordé que tenía derecho a usar la programación y a usar cualquier material que considerase oportuno en la parte de la unidad didáctica, y ahí ya arrugaron el morro. Luego, empecé repasando los puntos de los criterios de evaluación que había publicado la Conselleria. No me dejé ninguno, los tenía bien preparados, yo sabía que aquellos criterios los había publicado Marzà para aumentar el porcentaje de aprobados, como así sucedió, y no faltando ninguno pensaba que como mínimo habría que tener un cinco. Pues a los cinco minutos de empezar a hablar me veo a uno de los vocales del tribunal cuchicheando con la tal Ana Consuelo y ella negando con la cabeza con mala cara, luego vinieron algunas risitas y en el turno de preguntas esta Ana Consuelo se lanzó a por mí en mal tono: que si no le gustaba el que hubiese preparado unidades separadas para el bloque de lengua y el de literatura, porque prefería mezclar las cosas, que si el control de lectura estaba mal situado y representaba demasiada carga. Yo había puesto un único control de lectura en marzo para los tres libros obligatorios simplemente porque eran libros de los que se tendrían que examinar los alumnos en Selectividad, y no me parecía lógico examinar el primero de esos libros ya en noviembre, para venir a explicarlo en abril y luego volverse a examinar en junio. La separación de las unidades por bloques es otra cosa perfectamente normal, por ejemplo el manual de Bachillerato de la editorial Micomicona, que es uno de los más usados en la provincia de Alicante, lo hace así. Luego hubo alguna otra preguntilla, pero a mí la cosa me olía bien mal. Nada más crucé la puerta y avancé por el pasillo, ahí ya me habían acuchillado.

Entonces, aquello claramente fue una encerrona con trampas, navajazos traperos y animadversión hacia mí. Ana Consuelo Mas Llàcer en ese tribunal no deja de ser un cargo político, porque así ha sido elegida. Nada más había que ver la cara que puso cuando fui a presentar el escrito de alegaciones a la nota, qué gustazo ver al otro derruido por tus injusticias.

Obviamente, voy a presentar recurso de alzada ante la Dirección General de Personal. Si Marzà realmente quiere tener unas oposiciones limpias, que actúe en ese tribunal y que les obligue a explicar los criterios por los que el único profesor con una experiencia docente apreciable salió aplastado en esa prueba mientras que todos los demás aprobaron.

Y no voy a presentarme más. Es clara la total arbitrariedad, quieren hundirte, purgarte soviéticamente, que te creas que no vales, quieren colocar a todas las jovencitas y que vivas en la precariedad y la humillación continuas. Ahora aún podré pescar alguna de las últimas vacantes que sobren, en los lugares que nadie haya querido, y cuando llegue me asignarán los grupos que hayan los demás descartado y el horario más raro y con más huecos, siempre en el Apartheid, en la discriminación abierta, recordándome que yo no debería estar allí. Y muy posiblemente no debería.

Enlace permanente   



1 de junio de 2019
Mi inversión en Microsoft
El dinero que he conseguido sacar del BBVA lo he puesto en Microsoft. He comprado 224 acciones a $124,05.

¿Por qué comprar una empresa a PER 27 en un mercado ya muy inflado como el norteamericano? En primer lugar, porque para mí es la mejor de las tecnológicas y la que más crecimiento pienso que va a tener en los próximos años. En segundo lugar, porque lo bueno se tiene que pagar.

Microsoft tiene tres características que las otras no tienen, y que yo valoro:
  1. Sus ingresos están muy bien diversificados en muchos productos, siendo las cuatro grandes patas y casi a partes iguales el Windows, el Office, la Xbox y Azure. A eso ahora hay que sumar el LinkedIn, que lo compraron en 2016.

  2. Microsoft cobra por lo que vende, no lo da gratis y luego pone anuncios. Esto le da unos flujos de efectivo mucho más seguros y estables. No hay más que ver la gráfica histórica de la acción, que apenas tiene volatilidad.

  3. Microsoft inventó la industria del software y es la más veterana. Ha tenido competencias de todos los colores, incluyendo gente que financiaba los productos de copia a fondo perdido para joder. Por ejemplo, Larry Ellison, el tío más chulo de Silicon Valley, se pasó años financiando desde Oracle el Open Office con idea de perjudicar a su archienemigo Bill Gates. En el año 2011 definitivamente tiró la toalla. No eran capaces de hacer que la gente quisiera usar gratis el OpenOffice. Preferían pagar por el producto de Microsoft. Y ese producto de barato no tiene nada, lo mínimo son 200€ por una versión Home. Esto es la mejor prueba de la fuerza de Microsoft, nadie entiende el software como esta empresa, especialmente en lo tocante a interfaces de usuario y facilidad de uso.
El terreno natural de Microsoft es la pyme, esto lo entendió muy bien Satya Nadella cuando entró y le está funcionando. En los móviles no ha conseguido nada, pero el dinero del software se hace en las empresas, no en los móviles. Ahí es donde, cuando se hacen bien los presupuestos, se ve que nadie te da tanto por ese dinero. Tienes sistema operativo, herramientas de ofimática, herramientas de comunicación, un ERP como Dynamics NAV si te hace falta, una base de datos tan potente como SQL Server, y sobre todo el mejor soporte y documentación, con un montón de consultores y programadores disponibles.

El momento actual de Microsoft es especialmente bueno por el crecimiento explosivo de Azure, su producto de virtualización y SaaS. Este mercado, llamado "nube", es un buen ejemplo de lo que está ocurriendo en toda la economía. Resulta que estaba la industria de los llamados ISP que ofrecía alojamiento en servidores pagando un alquiler, y tú te conectabas por SSH y manejabas el Linux para instalarte la base de datos y montarte el PHP o Java o lo que fuese. Luego había otras empresas que desarrollaban webs usando esos ISP y cobrando al cliente. Y finalmente existía la profesión del sysadmin, que era el que controlaba el buen funcionamiento de los servidores en empresas grandes. Cuando apareció Amazon, comenzó por suprimir la figura del sysadmin y automatizarlo. Luego comenzó a ofrecer paquetes de librerías y plantillas de diseño que no han acabado con los programadores web pero han recortado mucho sus horas de trabajo y su curva de aprendizaje. Esto lo que ha hecho es concentrar todo el negocio en tres o cuatro empresas y arrasar el negocio de los miles y miles de ISP y otros autónomos que aún hay por el mundo. Este proceso, que lleva unos años pero aún está empezando, lo inició Amazon, pero actualmente quien se está llevando la parte del león es Microsoft: Azure crece al 73% interanual y tiene ya el 16,5% de todo el mercado, amenazando el 32% que aún retiene Amazon.

Y digo que la nube es un buen ejemplo de lo que va a pasar en el resto de la economía porque el continuo desarrollo de todo tipo de tecnologías va a dejar obsoletos sectores enteros y va a concentrar el negocio en grandes corporaciones y juggernauts en los que el inversor tendrá que entrar si no quiere quedarse con los perdedores.

La nube de Microsoft es la mejor porque tiene toda la pila de productos integrados. De entrada, su hardware ha sido siempre el mejor y por eso los coches autónomos lo quieren usar para su conectividad, como va a hacer Volkswagen. Y luego están los diversos productos: Windows, IIS Server, SQL Server, C#, ASP, etc. Se integra incluso con Office: puedes guardar desde Word con un botonazo el documento en Azure y tenerlo publicado en la web, puedes manipular desde el Excel los datos en la BD de Azure y quedan actualizados en la web en tiempo real, puedes sincronizarlo incluso con Outlook. Todo esto Amazon no lo tiene. Si tiras a desarrollar una aplicación web, cualquier programador si le preguntas te dirá que prefiere usar Microsoft, porque de ahí se quitará todo el trabajo sucio de administración del sistema, usará Visual Studio, que es el mejor IDE sin duda, programará con C#, que es el mejor lenguaje según han reconocido todos, y si se atasca tendrá la documentación bien clara y disponible, y si no podrá hacer una llamada telefónica y se arreglará el tema muy rápido.

Otra fuente de crecimiento en los próximos meses va a ser el xCloud, que es el servicio de videojuegos por internet integrado con la Xbox. Esto no creo que sea tan importante como Azure, pero irá sumando.

Y luego está el tema de LinkedIn, que es el gran tapado de Microsoft. Se gastó 26.000 millones en su compra y le factura más de 5.000 al año, con un crecimiento anual del 33%. Por facturación, el LinkedIn es un 10% del Facebook y el doble que el Twitter. Lo que buscaba Microsoft obviamente eran datos, porque son cada vez más importantes, y ahora el plan es ir integrando bien el LinkedIn con el resto de productos, especialmente en la parte de CRM, donde quiere quitarle cuota a Salesforce.

En cuanto al balance, la empresa tiene unos 60.000 millones de efectivo neto. No es tanto como tiene Apple, pero porque sabe dónde colocar el dinero y qué comprar. Ya dice Phil Fisher en su libro que una acumulación excesiva de efectivo en una empresa lo que indica es miedo.

Por supuesto, hay riesgo en esta inversión. Puede el S&P500 girarse para abajo y haber una corrección del 30-40%. Lo que haría yo en este caso sería quedarme en el valor y esperar. Para entretener la espera tendré el dividendo del 2% que suele dar. Microsoft hasta ahora ha demostrado que aguanta mejor estos bajones porque en realidad no es cíclica, y también es posible que el bajón venga por barrios y se cebe más en las empresas que no ganan dinero, tipo Uber, o las que están a per 100 como Amazon. También es posible que el bajón no se produzca o tarde cinco o seis años, sobre todo si finalmente bajan otra vez los tipos.

Lo único humillante de todo esto es haber vuelto a comprar a $124 lo que tuve en las manos a $61 hace dos años. Pero para los errores no hay remedio, yo me dejé llevar por la cancamusa del value investing y yo solo me metí en las trampas de valor. Ahora la rentabilidad que le queda a Microsoft no es ya la misma, pero al menos espero que ese -18% del BBVA me lo devuelva.

Enlace permanente   



31 de mayo de 2019
BBVA: La broma ha terminado
Adiós muy buenas. Me he levantado esta mañana, he leído la noticia de los aranceles de Trump a México y directamente he apretado el botón. Lo he vendido todo a un precio medio de 4,88€. La pérdida es de un 18%.

5,44 millones es lo que se ha puesto Carlos Torres como sueldo. Genç se llevará 4,84 millones más 600.000€ como compensación por tener que residir en España. El otro se marchó con un sueldo aún mayor y una pensión de diez millones.

¿Qué es lo que le ocurre al BBVA? Turquía ha sido una cagada que puede acabar en quiebra o ampliaciones de capital, en España el negocio va para atrás, con las hipotecas pierden más que ganan y los tipos no los van a subir, en Latinoamérica los billetes son sólo papel. Lo único que les quedaba era EEUU y México. En EEUU, con la economía en máximos y el paro en cero, se han puesto ya a hacer provisiones porque los créditos no se los devuelven. Me gustaría ver la cara de la gente a la que les han dado los créditos. Lo digo porque es probable que esa cara ellos no la hayan visto, dieron los créditos con su moderna app, progresando a tope. Cuando venga el bajón económico, vamos a ver el Compass cómo acaba. Y quedaba México, la joya de la corona. Y ahora pasa lo que se veía venir: Trump quiere cortar el comercio con ellos porque ese dinero le interesa que se quede en su territorio. La excusa es lo de menos, ahora dice que si las fronteras son porosas, pero la intención la tenía ya desde la campaña electoral, lo mismo que en el caso de China. Y, peor aún, la estrategia se está demostrando acertada porque EEUU va muy bien y mejora mucho con los aranceles. A eso se suma un gobierno chavista mexicano cuyo electorado es contrario al "imperialismo yanqui". Si el BBVA era ya un buque herrumbroso con vía de agua, le acaban de dar en toda la línea de flotación.

Por eso yo no me puedo quedar más tiempo en esa acción, porque no veo cuál de sus mercados va a poder tirar del carro. Mi primera inversión se basó simplemente en una expectativa de subida de tipos que luego no se produjo, y no tenía que haberme quedado más allá de ese momento, que fue enero de 2018. La frase más tóxica que se ha dicho nunca en la bolsa es el "never lose money". Por el never lose money me quedé a disgusto en un valor que se iba marchitando, y he acabado vendiendo prácticamente en mínimos.

Ahora voy a ver lo que hago con los 24.500€ que he sacado, incluyendo dividendos, de los 29.000€ que metí. Está todo caro o con problemas, no sé si podré encontrar algo.

Enlace permanente   



1 de mayo de 2019
Mi segundo año en la bolsa
Cumplo hoy mi segundo año como inversor en bolsa y no puedo contar tantas glorias como el año pasado. Las ganancias del 22% que acumulé en un año se han volatilizado en los siguientes doce meses. A fecha de hoy, de mi ahorro he metido un total de 43.850€ y tengo 43.461€. Es decir, en dos años el resultado total es de un -0,9%. Es cierto que, especialmente en el segundo semestre del 18, han llovido hostias como panes, y yo pillé una, y es cierto también que el IBEX en este tiempo ha caído un 14,05%. Pero no es menos cierto que las primeras acciones que compré (Google, Amazon y Microsoft) valen hoy prácticamente el doble, y yo las vendí con ganancias muy pequeñas.

Mi primera estrategia de inversión fue simplemente comprar aquellas empresas que yo considerase mejores y que creyese que iban a ir bien. También eran empresas que conocía desde su fundación y cuyos productos usaba. Luego vino el abuelete Buffett con sus numeritos y ratios, y yo empecé a ir a peor. Me puse a buscar peres bajos y me metí en dos naves a la deriva como eran BMW y Daimler, de las que salí en pocas semanas con exiguas ganancias, asustado por el cariz que tomaban las cosas. Pero caí en otro buque con vía de agua como era el BBVA, con todos los problemas generales del sector bancario y unos mercados polvorín con problemas políticos. Mientras tanto, Amazon doblaba cotización y Microsoft disparaba beneficios. Seguí leyendo a Peter Lynch y compañía, pero cuando tienes compradas Microsoft a $61, Alphabet a $783 y Amazon a $846, te podías haber ahorrado los movimientos, las horas de análisis y hasta el precio de los libros. Es posible que estas tres empresas peguen el bajón algún día, pero a esos precios a los que yo compré puede que no las volvamos a ver.

También tuve suerte con Ercros, todo hay que decirlo, que es la que luego me protegió de las pérdidas de Covestro. Las dos eran prácticamente lo mismo: empresas químicas que cotizaban a per muy bajo porque sus productos estaban a precios altos sujetos a caídas. Yo ignoraba este hecho y muchos otros inversores también. Ercros se puso a comprar autocartera a crédito y, dado el poco volumen del valor, el precio se puso a dar arreones. Ahí yo dije: "Buffett funciona". Luego salieron unos resultados mediocres, yo cuadré un poco las cosas, y me salí a 4,04€. Había comprado a 2,63€ y ahora está a 3,04€. Con este exitazo chicharrero y de potra me fui directo a Covestro a repetir la jugada. La empresa es prácticamente lo mismo pero en más grande y en Alemania, ¿qué puede salir mal? Total, es la Bayer, coño. Salieron unas noticias que decían: "La Bayer ha colocado un paquete del 15% de Covestro a unos grandes fondos internacionales a 75€ la acción". Yo vi que aún cotizaba al mismo precio y me metí a 75,5€. Un montón de grandes fondos, con todos los sesudos expertos que tienen, no puede estar equivocado. Los españoles de Valentum estaban también invertidos, y decían: nada de qué preocuparse, igual se contienen un poco los precios, igual afecta ligeramente al beneficio. Luego salió la chinita de Goldman Sachs, que dijo: los precios disparados de los últimos años no se pueden sostener, habida cuenta de las nuevas fábricas que van a entrar en producción y la reentrada de la fábrica de BASF, que estaba en parada técnica por una avería. Yo decía: que se calle la chinita coño, ¿qué sabe la chinita? Se empezó a despeñar el valor, más de un 3% al día, llegó a caer un 55%. Y la chinita volvía: Covestro vale 42€ por acción y gracias. Yo, para demostrar mi poderío cerebral y mental superior al de la chinita, metí todavía 5.000€ más a 56,1€ y se me quedó el precio medio a 70€. Todo estaba fríamente calculado, todo se apoyaba en cifras de la mayor solidez. Pasó un mes y los de Valentum dijeron: nos hemos salido y tal. Yo seguí, impasible el ademán, pero al presentar los resultados anuales el capullo de Markus Steilemann, el gerente, saca unas previsiones para el año siguiente con una caída del 75% del beneficio por la cara. Todo lo que la chinita había dicho, punto por punto, era la puta realidad, Covestro no podía ni de lejos seguir ganando el mismo dinero, el maravilloso per 7 al que yo compré era ya un per 30 y yo me había pringado miserablemente, cuando si yo hubiese seguido mi primer criterio, el de comprar empresas que vayan a ir bien y cuyos productos yo use, nunca me habría metido en el berenjenal de Covestro, porque yo ni sabía lo que hacía Covestro ni objetivamente podía decir que iba a ir bien una empresa productora de plásticos. Vendí Covestro a 49,5€ y ahora está a 48,75€.

La chinita se llama Georgina Iwamoto, por si la queréis contratar. Ahora veo que de china tiene muy poco, probablemente se haya puesto el apellido del marido.

Pienso que ese estilo de inversión llamado value, que se basa en buscar peres bajos en la esperanza de que los demás inversores se hayan equivocado, reconozcan su error y vuelvan a valorar la empresa, puede estar ya obsoleto. Si se trata de un valor muy pequeño, no invertible por los fondos, aún me lo creo. Si es un momento de miedo puntual, tipo Brexit, también me lo creo. Pero en ausencia de eventos de gran impacto, esperar que te dejen las empresas de renombre a precios tirados puede ser un error. Lo bueno se va a pagar, porque es más fácil que lo bueno pase a ser mejor, que no que lo malo se convierta en bueno.

Yo soy un tío de letras. Pienso que la numerología no sirve para valorar una empresa, pienso que hay que valorar la calidad del producto, la psicología del cliente, la evolución de ese mercado y todo lo que influya en el hecho de que la empresa vaya a ir bien o no. Los Ben Graham de hoy en día son algoritmos, contra eso no puede un inversor particular competir.

Para este próximo año me marco el objetivo de perder el miedo a comprar peres altos y buscar empresas componedoras de largo plazo, no bodrios cuyo "valor intrínseco" sea superior, porque pasan tantos años hasta que te reconocen ese valor intrínseco, que ya el valor intrínseco es otro.

Estoy ahora mismo invertido en Azkoyen y Catalana Occidente. Pienso que son componedoras de largo plazo, y soy también usuario de sus productos. Estoy también invertido en el BBVA, pienso que por poco tiempo.

Enlace permanente   





© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago
Pepita Nuncabaja
Seis meses en meetic
Etapas de la burbuja

RSS del blog

Últimos libros: