28 de febrero de 2020
La situación del oro
Me voy y me refugio en el oro para pasar el temporal y hoy me cae una hostia de un -4%. Esto es otra lección para los grandes crash bursátiles: cuando viene el pánico, lo venden todo, sólo quieren efectivo. Me imagino a muchos de los hedge funds y otros fondos liquidando sus ETF de oro para poder hacer frente a las retiradas de dinero de sus clientes. Como suelen ir apalancados hasta el culo, ya no pueden soportar más y tienen que ir empeñando hasta las joyas de la abuela. Esto es lo que creo que está tirando de los metales a la baja.

Pienso que va a haber más de un fondo quebrado, los clientes lo perderán todo. Seguro que están saltando los margin call por todas partes, se habían confiado a que el índice siempre sube. Hasta los bonos probablemente los estén liquidando.

No creo que el oro pueda bajar mucho, los QEs y bajadas de tipos que vienen son factores alcistas. Hombre, no sé si un hundimiento del consumo puede generar una deflación, pero lo dudo.

La subida del euro la achaco a la repatriación de capitales europeos cuando se venden las acciones de EEUU. Pienso que es una subida que durará poco, sólo hasta que acaben las caídas éstas verticales.

¿La Fed va a intervenir? Pienso que al 100% tendrá que bajar los tipos, al menos para que no digan que no hicieron nada. La QE ya la está haciendo, así que le viene al pelo una prórroga. Ya lo que es comprar directamente acciones, lo dudo porque son acciones sobrevaloradas que tienen que bajar por lógica de mercado, no es algo de competencia de la Fed. Se dirá que Japón lo hace, pero en Japón los accionistas son sus votantes, aquí se trataría de que el contribuyente norteamericano le pagara las acciones sobrevaloradas al especulador europeo para que no perdiese dinero, esto es impensable. Lo que harán será lo contrario, intentar exportar su crisis, como hicieron cuando dejaron caer Lehman Brothers.

Veo los tipos en el 0% muy pronto, y los rendimientos de los bonos también.

Ahora Trump podría volver a sacar su tuit de "only 50%, what are you doing wrong?". Hay que ser cretino. Sanders tiene el discurso ya hecho: "Mirad a lo que lleva esa especulación salvaje y desenfrenada de Wall Street que el presidente iba apoyando desde su Twitter".

Actualización:
Viendo que la caída del precio del oro es reflejada de manera aún más intensa en el caso de la plata y el platino, aparte de las otras materias primas, creo que la interpretación correcta es que la causa está en el cierre industrial de China. La demanda de oro para inversión es de menos de un 40%, el resto lo consume la industria de la joyería, electrónica y hasta los dentistas, pero en el caso de la plata la demanda de lingotes y barras para invertir no llega al 20% y la caída de precio ha sido aún mayor, y en el caso del platino la demanda de inversión se mueve por debajo del 15% y la caída ha sido también superior a la del oro.

Entonces, entiendo que los productores no tenían prevista esta caída industrial tan brusca y ahora sobran metales en el mercado. Obviamente, va a ser una muy buena oportunidad de inversión, habida cuenta de que la recuperación de esa demanda será tan brusca como su caída, pero la mala noticia es que esto no se va a recuperar en una semana sino en unos cuantos meses.

Enlace permanente   

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


27 de febrero de 2020
El crash de 2020
Dice George Soros, en el capítulo titulado "The crash of '87" de su libro The alchemy of finance:
En el crash de 1929, la bolsa de Nueva York cayó alrededor de un 36%; esta cifra es casi idéntica a la de la caída de 1987. Seguidamente, las cotizaciones recuperaron casi la mitad de la caída, y luego bajaron otro 80% en el largo mercado bajista de 1930 a 1932.
En el 2000, la caída desde máximos fue de un 43% en dos años y cuatro meses. En 2008, fue del 52% en un año y cuatro meses.

Yo creo que el crash de 2020 va a ser el más parecido al de 1929, porque la sobrevaloración afecta a todos los sectores de la bolsa, no está centrado en tecnológicas o inmobiliarias. Ahora bien, lo que no sé es si la Fed va a preferir la recesión o la inflación, o una mezcla de las dos. Si la Fed busca la inflación, igual en términos nominales la bolsa no cae tanto, pero medido en oro se verá que pierde dos tercios de su valor. El mercado bajista, después de estas caídas verticales, tiene visos de durar años y la media de caída, en general, suele ser sobre un 2% al mes, no un 3% al día como esta semana.

La situación era muy clara: no quedaba nadie ya por comprar, los últimos cortos fueron arrasados en aquel rally de Navidad, hoy tan lejano, y ya, cuando no queda nadie por comprar, sólo queda gente por vender. El tío de The Big Short, Michael Burry, lo explicó hace poco muy bien: la gente dentro cada vez es más y la puerta es muy pequeña. Quien quiera profundizar más, puede leer mi artículo sobre las tres burbujas del mercado americano y sobre todo mis previsiones para 2020. Ya sabéis lo que pasa siempre con la inversión segura y apta para tontos, que en este caso era el ETF del S&P500 de Vanguard.

Ahora lo que yo veo es que tras esta primera fase de salidas con prisas se estabilizará la situación, supongo que aún por encima de los 2.000 puntos del S&P, y ya no será el pánico sino los malos resultados empresariales y la recesión los que guiarán la cotización para abajo. Por supuesto, por el camino irán surgiendo rebotes y los talking heads invitarán a comprar. Pero para llegar al rebote aún queda bastante caída, porque cuando el rebote de ayer fracasó de aquella manera, ahí pintan bastos y queda tramo de despeñe vertical, no salvarán ni rayitas imaginarias ni medias móviles ni fibonaccis, estas líneas de las gráficas sólo están funcionando a modo de ratonera.

Actualización:
Y qué bien están aguantando las empresas baratas, las de per bajo, sobre todo automovilísticas y bancos, ya sabía yo que el balumbestin no abandonaba a nadie, era claro que venía la reversión a la media.

Enlace permanente   



25 de febrero de 2020
La cosa se complica
Había dicho yo que el coronavirus se quedaría en la provincia de Wuhan y que la cosa se arreglaría en un par de meses, pero parece que la cosa se está ensuciando. En principio, todavía no está claro, pero cada vez más informaciones hablan de contagios masivos y sin control en Corea, Irán, Italia y hasta los EEUU. Si esto es así, España va también a pasar por la epidemia. Había dicho Ray Dalio al principio de esta crisis que históricamente estos temas de los virus se infravaloran al principio y se sobrevaloran al final. Yo espero que estemos ya al final.

El viernes vi la caída de Microsoft de un 6% en pocos minutos y una hora después, cuando vi que el rebote inmediato fracasaba, cerré mi posición. Este tipo de mazazos los había visto ya en Ercros y Covestro, y las dos veces hubo explicaciones peregrinas en plan "es que había una mano fuerte que quería salirse con prisas" o "es que vencían unas opciones". Las dos veces la cosa había acabado en despeñe, en Ercros me supe salir, en Covestro quise aguantar y me pringué. En Microsoft he salido por patas rápido, como ya digo. Para mí, ahora queda claro que alguien recibió el chivatazo de lo que venía.

Un par de horas más tarde decidí que lo mejor era liquidar toda la renta variable americana sin esperar supuestos rebotes ni arriesgar el 50% intentando salvar el 1%. Intenté vender los dos ETF que tenía del S&P500 y el sector tecnológico y no pude porque cotizaban en Alemania y el mercado ya estaba cerrado. Rumié durante el fin de semana y el lunes antes de irme a trabajar puse las órdenes a mercado. Las ventas se hicieron al inicio de la sesión, creo que en mínimos del día. Por la tarde liquidé el ETF del sector salud europeo y mi amigo el "quality income", que ha subido correctamente pero no tengo ni idea de cómo irá.

De modo que al final ayer me quedé con un 55% de oro y un 80% de efectivo en francos suizos. Estoy aún en positivo en el año, un 3% y pico, y con la bajada del oro de hoy estoy justo en el lugar del break even, tengo lo que he metido y gracias. No voy a comprar nada hasta que no se haya despeñado todo, y ahora lo voy a explicar.

Para mí, si corre el virus por EEUU, el Círculo Imperial de Trump está roto. Si la bolsa baja durante tres meses, lo que hasta ahora ha sido subida de la bolsa, captación de capitales extranjeros, efecto riqueza con dopaje del consumo, fortalecimiento del dólar, control de la inflación y QE sin efectos secundarios se convertirá en huida de capitales, contracción del consumo, mayores costes de financiación de las empresas, quiebra de muchos zombies, debilitamiento del dólar, inflación creciente y un QE que tendrá más efectos secundarios. Después de una década de subidas ininterrumpidas, la economía norteamericana ha desarrollado una clara dependencia de la bolsa.

Si a esto le sumamos unas supuestas cuarentenas, cierres de fábricas, shock en la cadena de suministros, muertos por todas partes, escasez de mascarillas, el ventilador que esparcirá la mierda parecerá uno de esos huracanes que les entran por Miami.

Y España está igual, si ese virus se contagia como una gripe y mata de media al 0,5%, si se contagia cada año de media el 15% de la población, pues son 39.000 muertos así para empezar. Están ya reconociendo unos y otros que no se puede parar, esto es lo acojonante.

De modo que la cosa bien no está, no voy a comprar ningún chollo ni ganga con un pequeño descuento. La economía americana entra en recesión de cabeza y el camino para abajo es largo. Sí que es posible que aumente mi posición en oro si la corrección sigue.

Enlace permanente   



23 de febrero de 2020
El pinchazo de la burbuja fiduciaria
En estos días van circulando todo tipo de gráficas que demuestran la sobrevaloración del S&P500, la inversión de la curva de tipos, la burbuja de las disruptoras y otros datos. Yo quiero saber lo que ocurre, porque hay algo anormal. Todo sube: bonos, metales, bolsas.

Para mí, a lo que estamos asistiendo es al pinchazo de la burbuja fiduciaria iniciada con el Círculo Imperial de Reagan. Se ha ido abusando cada vez más de la creación de dinero sin ningún respaldo hasta que hemos llegado a la frase famosa de Ray Dalio: cash is trash. Hay una pérdida de confianza en estas monedas, nadie quiere tener el efectivo, y esto presiona sobre los precios de todos los activos.

En un principio, el pinchazo de esta burbuja se está circunscribiendo a los mercados financieros porque el S&P500 está siendo capaz de absorber toda esa masa monetaria, pero cuando los rendimientos de la renta variable ya carezcan de sentido, esta presión se va a filtrar a la economía real, a los inmuebles y las materias primas, y ahí se iniciará un proceso inflacionario que depauperará a las clases medias y forzará un gran cambio político.

La primera cuestión es si la bolsa norteamericana está cara. Para mí, no lo está en absoluto, pienso que está correctamente valorada. Si medimos el incremento del S&P500 en dólares, en el último año ha subido un 16%. Si medimos ese incremento en oro, el S&P500 ha bajado un 5%. El oro es un activo monetario sin rendimiento, pero hay una cosa que hace muy bien: cuando imprimes billetes, es el primero que se entera, y aquí te lo está diciendo. En la bolsa norteamericana no hay euforia del año 2000, todo está tasado fríamente, se valoran los flujos de efectivo de las empresas en función de los rendimientos de la renta fija, y esos rendimientos están en mínimos históricos porque hay un individuo que compra 100.000 millones al mes de sus propios bonos. Esto tiene como objetivo que el Estado no tenga que pagar por su deuda, porque su déficit no sólo es impagable, sino también insostenible.

Tampoco acepto el argumento de la inversión de la curva de tipos, porque si es un solo tío el que compra todos los bonos, si aprieta el botón de arriba "bonos a 3 años" no hay inversión, si aprieta el botón de abajo "bonos a 10 años" sí que hay inversión. Es una estupidez extrapolar estadísticas de un mercado manipulado.

La gente empieza a darse cuenta de la estafa y del impago que supone ir haciendo expansiones monetarias sin ningún respaldo, y esto está acelerando la velocidad a la que se mueve el efectivo. Hay algunos economistas que creen que la inflación depende del volumen de masa monetaria en circulación. Esto no es cierto, la inflación depende de la velocidad a la que se mueve esa masa monetaria. Si los precios se incrementan en cada transacción, el volumen de transacciones en un espacio determinado de tiempo marcará la erosión del valor. Ese volumen de transacciones pienso que está subiendo, que el efectivo quema en las manos de los gestores financieros. Pronto, cuando ya no se crean las valoraciones bursátiles, comenzarán a buscar ETFs de inmuebles y materias primas, y comenzarán a subir descontroladamente todos los precios. Ahí se abrirán las puertas del infierno. La Fed se encontrará frente a esta tesitura: si sube los tipos, quiebra su Estado, si no sube los tipos, bienvenidos a Caracas.

Pienso que Europa tampoco se va a librar de la inflación una vez sean repatriados los capitales que se están colocando en la bolsa norteamericana. Se ha intentado tapar la falta de productividad y la caída de la natalidad con supuestos estímulos que sólo han estimulado al S&P500.

Entonces, para mí es la inflación la que pone fin al Círculo Imperial de Trump. La diferencia principal con Reagan es que el primero partía de una política monetaria muy restrictiva y una bolsa que venía cayendo desde el máximo de 1968. Con Trump, el truco ha ido funcionando a corto plazo, pero le va a ser difícil estirar más las cosas.

Yo no sé si alguien piensa que este artículo se contradice con el que escribí la semana pasada. Yo creo que no hay contradicción, porque mi artículo anterior se refiere al corto plazo, y éste al medio y largo plazos. Las bolsas no están para caerse mientras no haya cambios en las políticas monetarias, el problema es que esos cambios al final van a ser inevitables.

Actualización:
Falta algo en este artículo: estoy dando por hecho que Trump revalida mandato, y esto de seguro no tiene nada. Trump basó su triunfo en la basura blanca del Medio Oeste, que ahora está suicidándose, y en los hispanos de la Florida, que han visto cómo no les han hecho ni caso. Si gana Sanders, ahí estamos en otra situación distinta (y mucho peor para los mercados).

Enlace permanente   



14 de febrero de 2020
El Círculo Imperial de Trump
El mejor capítulo de The Alchemy of Finance es el que describe lo que Soros llama el Círculo Imperial de Reagan. Resulta que allá a finales de los 70 los países emergentes estaban ya de moda y los bancos norteamericanos se dedicaron a comprar bonos de sus estados, en la creencia de que los gobiernos usarían la deuda para crecer, montar infraestructuras y converger con los países desarrollados. Obviamente, el dinero se gastó en despilfarros, corrupciones y proyectos fallidos y los bancos de EEUU se encontraron prácticamente quebrados. Todo parecía indicar que habría grandes quitas, fusiones, consolidaciones y caídas bursátiles. Ahí Ray Dalio cuenta que, teniendo él 33 años y una fortunita ya apreciable, se puso totalmente corto en la economía norteamericana, compró oro y bonos con mucho apalancamiento. Y Dalio dice: cada uno de los acontecimientos posteriores fue como un golpe en mi cabeza con un bate de béisbol. Los acontecimientos fueron simplemente que la Fed entró al rescate con un QE bien fuerte, que los rendimientos de los bonos subieron de golpe, que los bancos tuvieron dinero ilimitado para colocar mucho más crédito en su propio mercado, que ejecutaron muchas garantías en los países deudores y que hubo una brutal repatriación de capitales que disparó la bolsa. Dalio quedó a cero y tuvo que despedir a toda la gente de Bridgewater.

Y lo que sucedió seguidamente en la economía es el llamado Círculo Imperial de Reagan: el QE abarató el crédito, el abaratamiento del crédito relanzó toda la economía, todos los activos subieron, la repatriación de capitales hizo subir el dólar y la subida del dólar rebajó la inflación. El SP500 pasó de 291 puntos en junio de 1982 a 425 puntos en junio de 1983, y a 721 puntos en septiembre de 1987, todo esto sin inflación y con un dólar fuerte.

Y ahora yo me pregunto: ¿no se ha montado Trump un Círculo Imperial con todo este trajín de aranceles y QEs? Mirémoslo bien: los tíos meten 100.000 millones al mes creados de la nada para financiar su propia deuda, que además pagan a tipos ridículos, la bolsa se dispara con estas inyecciones, y esto relanza el consumo, que a su vez relanza una industria local protegida por los aranceles, el dinero de Europa y del resto del mundo no deja de fluir hacia allí en busca de activos financieros que rindan algo, y con todo esto el dólar no cae sino que sube, y esto contiene la inflación. Falta la burbujita inmobiliaria, que la tiene ya Trump preparada para la segunda legislatura, y el arreón económico puede durar varios años.

Por eso, no voy a hacer una apuesta a una sola carta como la que hizo Ray Dalio en su tiempo, pero sí que veo más que viable un sesgo alcista prolongado en los EEUU. Si los bonos les bajan casi al cero, como sucede en Europa, las acciones de las tecnológicas son una ganga, rendimientos del 3% con crecimientos del 20%-30%, algunas incluso con un dividendito, disrupción hacia las otras, no hacia ellas, y un futuro magnífico. ¿Están caras? Que digan qué otras opciones hay. Europa va directa a la recesión, y el euro va bajando porque se va cambiando a dólares. ¿Es esto un tinglado que se tiene que caer? Sí, pero puede aguantar varios años, tiene que haber algún evento que rompa el círculo virtuoso: subida de tipos, inflación o hundimiento del dólar, tres cosas que ni están ni se las espera.

Enlace permanente   



11 de febrero de 2020
Break even
Bueno, hoy es el día en el que puedo decir que tengo en mi cartera un euro más de lo que he metido de mis ahorros, después de año y medio en negativo. Desde mayo de 2017 he obtenido un 0%. Es un resultado mediocre y malo para empezar, pero luego hay que ver de qué estaba yo rodeado: el Ibex ha bajado un 10% en este periodo, aunque el Eurostoxx ha subido un poco. El caballo ganador era la bolsa americana, sin duda, aunque esto había que verlo desde aquí. Los fondos de balumbestin hispano están la mayoría en negativo, y los otros con unas volatilidades que dan miedo.

El camino que he hecho ha sido circular. Mi primera tendencia era a comprar las empresas que fuesen a ir bien, y ahí me monté una carterita con Amazon, Microsoft y Google. Las tres las compré casi al mismo tiempo, aunque la primera fue Amazon, compré seis acciones a $800. Pronto acabé viendo en el YouTube los refranes de la abuela Buffett y empecé a liarme, a tener miedo, a pensar que las tecnológicas estaban caras, y ahí empecé a buscar peres bajos en la creencia de que haría mi fortuna mirando el balance y la cuenta de resultados. Entré en BMW y Daimler, dos barcos a la deriva en sectores en reconversión, pero con un per bajo, y me salí en tres semanas con unas ganancias mínimas. Ahí es donde yo prevengo al inversor novato de la frase más tóxica que en la bolsa se haya dicho: "Nunca pierdas dinero". Si estas dos empresas hubiesen bajado cien euros más, me hubiese quedado pillado y hoy aún estaría esperando la recuperación como doña Rosita la Soltera.

Acabé luego en el BBVA y Covestro, más de lo mismo: empresas malas, con problemas, sectores en disrupción, mal vistos por los inversores, cotizaciones deprimidas, peres bajando, la trampa de valor. Aquí sí que quedé pillado ya hasta las trancas y empecé a dudar de toda esa "bufetología" necia de la que me había imbuido. Un tío como yo, que había analizado aquí la macroeconomía española mejor que los economistas, estaba siguiendo el método de un tío que decía: "Yo la macro no la miro", "para mí la bolsa no existe", "yo de esto no entiendo" y otras sandeces. Poco a poco fui rumiando y viendo que tendría que hacer las pérdidas y buscar la forma de remontar. Hace exactamente un año cerré mi posición en Covestro después de entender por fin la situación y me pasé directamente a Azkoyen. Ahí comencé a remontar un poco. Luego corté también las pérdidas en el BBVA y me concentré directamente en Microsoft. Estaba asqueado ya de las empresas malas y veía que todo mi periplo acabaría cerrando el círculo otra vez en las tecnológicas estadounidenses, que al fin son las únicas empresas que conozco bien.

Pero sucedió que, cuando estaba ya casi recuperado, en agosto se me ocurrió meter un corto contra Netflix y mi falta de agilidad para cerrarlo cuando la cotización rebotó hizo que perdiese otro 8% de la cartera y otra vez me tuve que poner a remontar. Ahí fue cuando descubrí a Ray Dalio y la forma de diversificar correctamente. Empecé el 1 de enero de este año con un -3,19%, y por lo tanto eso es lo que he ganado en mes y medio, que no está mal.

Ahora que lo pienso, está bastante bien, coño, porque ha habido coronavirus de por medio.

Ahora mismo tengo un tercio en oro, un tercio en Microsoft y el otro tercio entre el ETF de China y algunas posiciones menores en Brasil, Turquía, el sector salud europeo y un ETF llamado "quality income" que no comprendo muy bien pero que sube casi todos los días. También tengo una pequeña apuesta a favor del dólar australiano para probar y poco más. He ido cerrando otras posiciones como los ETF de Reino Unido, Rusia e India.

Lo peor que hay en la inversión es el mastuerzo pseudocientífico que tiene un método infalible basado en el sentido común, la paciencia y unos criterios genéricos. Todo el que compre algo con la intención de venderlo más caro, independientemente del tiempo que tarde, es un especulador. Invertir es extraer un rendimiento de un activo, y esto en la bolsa es el dividendo y nada más. Por eso que lo primero que hay que hacer es aceptar que estás especulando y actuar en consecuencia, lo que significa entender lo que está ocurriendo, actuar rápido y saber que eres falible. A mí me ha ido mejor en el corto plazo que en el largo, cuando he mantenido una posición durante mucho tiempo he salido con pérdidas. Estoy a favor del largo plazo si la acción sube, pero no si la acción baja. El mantener una posición con pérdidas es asumir un riesgo cada vez mayor, hasta que al final o eres el único listo de Wall Street o es que la has cagado.

Voy a seguir a partir de ahora, como ya dije el 1 de enero, con mi estrategia 85% Ray Dalio, 15% George Soros. Está yéndome muy bien de momento. Estoy leyendo The Alchemy of Finance y a buen seguro que me va a influir, haré una reseña aquí cuando lo acabe.

Enlace permanente   



3 de febrero de 2020
Reorganización de mi cartera
Después de estar un mes sin tocar una sola acción, ha venido el coronavirus de Wuhan y ha dado un vuelco a la situación. También han saltado otros virus más peligrosos por Europa, como el crecimiento negativo en Francia e Italia, con Alemania casi en el cero y España con la construcción parándose. Realmente, todo el que crezca por debajo de la inflación ya está en recesión, por mucho que se empeñe, porque la economía parece ser la única ciencia que usa unidades de medida que van menguando cada año. Además de esto, en EEUU la cosa parece que se desinfla por su propia sobrevaloración, pero al mismo tiempo Microsoft ha sacado unos resultados brutales, no la he conocido tan fuerte y con tan buena salud desde que sacó el Windows 3.11.

Entonces, el viernes me quité de encima el ETF del Reino Unido, porque ya no me convence su historia, compré 18 acciones de Microsoft y estuve planificando la siguiente jugada. Lo de Wuhan ha metido el miedo en todo el mundo y han salido los típicos analistas que ven a China hundida, Japón se va detrás, Europa desabastecida y pam, pam, pam, el mundo se va a la mierda. Esto no va a suceder y la gente se va a ir curando, primero se controlarán los contagios y se acotará el problema a sólo una parte de China y luego se irán reduciendo las muertes hasta que todo vuelva a la normalidad. La vacuna tardará unos meses y a partir de ahí ya nadie se acordará. Pero claro, yo cuando vi la foto de aquel pobre señor con la mascarilla muerto en la acera, que incluso se puso ya casi él mismo en posición de ataúd, dije: ¿no querías sangre en las calles? Aquí hay muertos en las aceras. Por eso he triplicado mi posición en el ETF MSCI China UCITS y también, ya de paso, he abierto una posición larga de 10.000 dólares australianos, que se han desplomado por estos miedos, y posición corta en el equivalente en yenes, que han servido de refugio. También me he quitado de encima otro ETF europeo, que se basaba en empresas con dividendo creciente pero al final eran los bancos y poco más. Europa da lástima, con los sectores automovilístico y bancario en declive, habiendo quedado totalmente fuera de la revolución digital, y creyéndose todavía al mismo nivel que las dos grandes potencias China y EEUU. Y la vieja ésta del pelo blanco preocupada por el feminismo y el cambio climático. Si no veo mejoría clara, incluso el ETF del sector salud europeo lo acabaré liquidando también.

Enlace permanente   



22 de enero de 2020
Mi opinión sobre el Bitcoin
Interesante el artículo que hoy publica José Luis Cárpatos sobre el Bitcoin. Dice que no consigue entender el Bitcoin por más que se esfuerce. Hombre, esto les ocurre a muchos que, sin embargo, van dando consejos de inversión.

El Bitcoin, para el que sabe mínimamente de informática, es algo extremadamente sencillo: se basa en dos tecnologías muy antiguas y extendidas, como son la criptografía y el blockchain. La criptografía en el caso del Bitcoin se usa simplemente para obligar a que la producción de cada Bitcoin implique una cantidad de cálculo exponencialmente mayor.

Vamos a suponer que yo hago un juego con mis alumnos en 4º de la ESO y les digo: vamos a fabricar oraciones nuevas de memoria, empezaremos por una oración de una palabra, y cada nueva oración deberá contener el doble de palabras que la anterior. ¿Cuántas oraciones seríamos capaces de crear? Pues igual seis o siete. Lo importante es que llegaría un momento en el que la longitud de las oraciones excedería la capacidad memorística de ningún ser humano.

El Bitcoin en ese sentido es lo mismo: el tío que lo inventó puso unas reglas que implicaban que cualquiera podría "minar" un Bitcoin, pero debía implicar la producción de ese Bitcoin una cantidad de cálculos mucho mayor que en la última producción. Y esto lo declaró desde el principio, diciendo que de esta manera se limitaría de forma definitiva su número y sería una moneda que no estaría afectada por la inflación.

A partir de ahí lo que tenemos, de manera obvia y evidente, es el mejor esquema ponzi jamás diseñado, la estructura piramidal es matemáticamente perfecta.

La primera vez que oí hablar del Bitcoin fue allá en el año 2010-2011, poco después de su creación. Había un tío en un blog que explicaba sus bondades y que la cosa tenía futuro, y puso un enlace a un programita que te instalabas en tu ordenador y que "minaba" los bitcoines. Dijo el tío: "Lamentablemente, ya mucha gente está usando el programa y en el PC ya está tardando dos horas en minarse cada Bitcoin". Yo pasé de estar dos horas esperando por un simple Bitcoin, y no me descargué el programita.

Unos cuantos años después, salieron otra vez noticias de que el Bitcoin se estaba arrancando fuerte y que parecía que iba a tener su importancia. Yo escribí un artículo diciendo que el Bitcoin, si se consolidaba, iba a ser la leche en bote. El artículo lo escribí en abril de 2013 y el Bitcoin estaba ya en $100. Me pareció un precio desorbitado, yo más bien pensaba en la paridad Bitcoin/dólar, pero estuve seriamente considerando el invertir aunque al final no lo hice. Hombre, yo creo que un par de bitcoines me habría podido comprar. Interesante consultar el gráfico histórico del Bitcoin.

La otra gran característica del Bitcoin es el blockchain. Esto, simplemente, es una base de datos distribuida, lo que significa que en cada Bitcoin no está sólo ese Bitcoin, sino la lista de todos los Bitcoins existentes con sus respectivos dueños y las operaciones de minado y compraventa que se van produciendo. Cada vez que hay algún cambio en esos datos, los Bitcoins por sí mismos los propagan, es decir que avisan a los otros Bitcoins para que sean conocedores de la operación. Esto lo que permite es que no haya un registro de Bitcoins en ningún lugar, se bastan ellos mismos y, en teoría, es imposible que nunca lleguen a desaparecer ni nadie tome control de ellos.

Entonces, ¿cuál es mi opinión actual sobre el Bitcoin? Las ilusiones que yo me hice en el año 2013 se han desvanecido ya, el Bitcoin ha fracasado como moneda, no tiene ni tendrá curso legal en ningún país ni nadie en su sano juicio cobraría sus productos o servicios en Bitcoins. Como moneda paralela, el Bitcoin es inviable porque es víctima de su propia escasez y su precio ha sido extremadamente volátil. También es claro que todos los países del mundo prohibirían usar el Bitcoin para las transacciones económicas, porque esto dejaría a los bancos centrales con el culo al aire.

Entonces, lo que le queda al Bitcoin sería la acumulación de valor al estilo del oro y otros metales. Esta función podría cumplirla si tuviese un precio estable, pero con la extrema volatilidad que ahora tiene es imposible. Tampoco veo la necesidad de crear un "oro digital" cuando el oro ya es completamente digital, cualquiera compra oro desde su ordenador.

El Bitcoin yo creo que se lo cargaron los bancos centrales o gente que no quería que funcionase como moneda alternativa. Y se lo cargaron de modo muy simple: comprando y comprando hasta inflarlo, y luego vendiendo y vendiendo hasta arruinar a todos los pardillos. Pienso que la volatilidad a la que se ha visto sometido tiene que ver con oscuros intereses, porque un Bitcoin con precio estable sí que sería un problema serio para los gobiernos.

De todas formas, la burbuja del Bitcoin ya pinchó de manera muy clara durante 2018 y sólo han apuntalado su cotización las empresas que fabrican dispositivos para "minar" los Bitcoin, tarjetas gráficas y similares. Esto no es que lo tenga demostrado, pero se rumorea que Nvidia, Intel y demás son las que mantienen el Bitcoin en una cotización alta. ¿Cómo esto acaba? Pues obviamente, por la naturaleza criptográfica del Bitcoin, cuando llegue un momento en el que sea absolutamente inviable minar otro Bitcoin, porque el precio de la energía eléctrica a emplear ya supere con mucho su valor, dejarán estas empresas de comprar Bitcoins y muy posiblemente su precio vaya cayendo hasta un mínimo. A lo mejor ahí es cuando encuentra la estabilidad de precios y su uso se generaliza.

¿Hay que invertir en Bitcoins? Claro que sí, cuando un tío te dice que te descargas un programita y lo minas en dos horas, pues coges y te minas diez o veinte. Ahora es muy tarde.

Enlace permanente   



2 de enero de 2020
Mi cartera para 2020
Como ya vengo explicando, a mí hay cosas que no me cuadran del mercado americano y no voy a estar esperando el crack allí invertido. Hay quien dirá que es mejor esperar a la bajada para salirse, hay quien opina que es mejor estar siempre invertido, pero a mí no me gusta la situación. En el año, los beneficios de las empresas han subido un 1%, todo lo demás ha sido expansión del múltiplo sobre un múltiplo ya de por sí elevado y estando la economía en pico de ciclo. Entonces, veo venir problemas, y veo venir bajadas muy bruscas que no van a dar tiempo a salir.

Pero tampoco voy a poner ningún corto, primero porque ya de por sí son unas operaciones con un montón de problemas, y uno de los principales es que has de sufrir la inflación de todo el efectivo que te han dado, aparte de un fuerte riesgo de divisa. Además, hay un gráfico elaborado por el Deutsche Bank que ha publicado José Luis Cárpatos que deja en agua de borrajas todo análisis técnico: de manera exacta, cada punto porcentual de QE para arriba o para abajo se traduce en un punto porcentual en el S&P500. Tengo para mí que no sólo compran bonos estos tíos sino que puede que estén compinchados con los bancos para que los bancos compren acciones. Entonces, no tengo ni idea de lo que va a hacer la bolsa americana, en el momento en el que tengan todos claro que después de las elecciones van a parar el QE puede descalabrarse, pero al mismo tiempo es claro que va a recibir millonadas de dinero inventado mientras las manos fuertes van saliendo (ya llevan tiempo saliendo).

Por otra parte, he estado viendo vídeos de Ray Dalio, el tío que gestiona el hedge fund más grande del mundo, y dice que esto se despeña. Tiene mil millones puestos en corto contra el S&P500. Yo estoy de acuerdo con Dalio: aquí lo que se ha hecho es aumentar las diferencias entre ricos y pobres, forrar a los que más tienen a base de expansiones monetarias y dopar el consumo por ese efecto riqueza. Pero lo que se ha hecho es traer dinero del futuro, como ya se hizo en 2008, y la factura de esto llegará muy pronto.

He estado luego investigando las gráficas y viendo cómo las bolsas europeas replicaron exactamente el bajón de la bolsa americana a finales de 2018. Eso para mí lo que demuestra es que no hay refugio en la bolsa europea, por más barata que aparente estar. Cuando empiecen las ventas, se va a ir detrás todo.

Entonces, he vendido también Ercros y Azkoyen, que no dejan de ser dos chicharros cíclicos. Una vez que he estado al 100% en efectivo, he mirado lo que tengo y pierdo un 3,19% desde que empecé a invertir en mayo de 2017. Hombre, en ese tiempo el Ibex ha perdido un 11%, pero los otros índices han ganado bastante. He hecho cierta reflexión y reformulación mental y he venido a la conclusión de que esa hiperconcentración, tan al estilo de Charlie Munger, no me ha funcionado bien, especialmente cuando metí la mitad de mi cartera en corto contra Netflix y me comí casi todo el rebote sin stop loss.

Por cierto, en este interesantísimo artículo de Ray Dalio se hace un repaso de las etapas de la bolsa americana. Los años 50 y 60, en los que Buffett y Munger hicieron sus primeras millonadas, se describen de esta manera:
Los 50 = Recuperación tras la guerra. En los 50, después de dos décadas de depresión económica y guerra, los ciudadanos eran en su mayor parte financieramente conservadores, prefiriendo la seguridad al riesgo. Los mercados reflejaron esto poniendo las empresas a precio de recesión (los dividendos del S&P500 eran del 6,8% de media, más del triple que los rendimientos de los bonos, y el rendimiento del capital era del 14%). Lo que ocurrió fue exactamente lo contrario de lo que estaba descontado en los precios. La recuperación tras la guerra fue fuerte (de media, crecimiento real del PIB del 4% en la década), en parte porque las políticas de tipos bajos continuaron. Como resultado, las acciones funcionaron de maravilla.
Entonces, antes de hacer el Buffett, asegúrate de que estás en el mejor país en el mejor momento.

¿Cómo hay que invertir hoy? No lo sé, probablemente el buy & hold en lo obvio sólo lleve a pérdidas. La idea mía era quedarme en efectivo, pero esto es muy triste y además difícil. Lo más probable es que entre que se acaba la subida y luego se completa la bajada, van a pasar varios años, de modo que me he montado un pure alpha portfolio para aguantar la debacle, 85% Ray Dalio, 15% George Soros.

Aquí os lo detallo:

1/3 oro:
Ante las tensiones inflacionarias y los billetes fiat, el oro me parece que está a buen precio y que lo va a hacer bien si se va el dólar devaluando.

He comprado el ETF llamado Invesco Physical Gold (8PSG).

1/3 emergentes:
He hecho una apuesta macro por los emergentes. He seleccionado los países que me gustan, especialmente el eje Bolsonaro-Erdogan-Putin, y he comprobado que esos ETF están descorrelacionados del S&P500, porque el bajón de finales de 2018 no lo tienen en sus gráficas. He completado esto con un ETF genérico sobre emergentes, que es casi la mitad China.

He comprado:
Lyxor MSCI Brazil UCITS ETF - Acc
Lyxor MSCI Russia UCITS ETF - Acc
Lyxor MSCI India UCITS ETF - Acc (EUR)
Lyxor MSCI Turkey UCITS ETF - Acc
Lyxor MSCI Emerging Markets UCITS ETF - Acc EUR

1/3 desarrollados anticíclicos:
He comprado otros cuatro ETF europeos y del mundo desarrollado que ofrezcan cualidades anticíclicas. Me he asegurado especialmente de que no tengan el bajón de finales de 2018 en sus gráficas, porque esto muestra su descorrelación con respecto a las bolsas de sus países. En primer lugar, una apuesta sectorial por el sector de la salud en Europa, con un ETF que selecciona estas empresas del Eurostoxx 600. Luego otro de la bolsa inglesa, porque cuando acabe el Brexit debe ir subiendo (si viene la debacle general antes, igual me lo quito de encima). Y luego dos fondos de empresas de dividendo, uno europeo y otro global.

Lyxor STOXX Europe 600 Healthcare UCITS ETF - Acc
Lyxor Core Morningstar UK NT (DR) UCITS ETF - Dist
Lyxor STOXX Europe Select Dividend 30 UCITS ETF - Dist
Lyxor SG Global Quality Income NTR UCITS ETF - Dist

No creo que con esto se pueda hacer ninguna forrada ni nada por el estilo, pero sí que espero rendimiento positivo cuando los demás lo tengan muy negativo. Yo creo que un 10% en un año es perfectamente posible. Luego, cuando haya sangre en las calles, ya volveré a comprar acciones concretas.

Actualización:
Viendo que China ha reportado buenas cifras de producción industrial y que las hostilidades comerciales se han aparcado hasta después de las elecciones, he comprado un ETF de China:

Lyxor MSCI China UCITS ETF - Acc.

Enlace permanente   



27 de diciembre de 2019
2020: paren, que me bajo
Llevo unos días dando vueltas a toda la situación bursátil y viendo para dónde va a girar el viento. Ha sido el análisis de tal magnitud que no me ha quedado nada claro, y la única forma que voy a tener de ordenar mis ideas va a ser escribirlas aquí por partes:

El BCE:
Queda claro que esta gente manipula abiertamente las bolsas y está dando vueltas a la idea de comprar directamente acciones. Antes manipulaban los tipos de interés, como forma de frenar el exceso de crédito, luego pasaron a cobrar por tener el dinero allí (obligando a los bancos a hincharse de bonos y ponerlos en negativo), luego empezaron a comprar ellos mismos los bonos y ahora, cuando la economía está claramente recuperada, están en todo eso y mucho más. El perfil político que han puesto a dirigir la institución no va, en ningún caso, a adoptar medidas impopulares ni a generar recesiones por seguir la ortodoxia monetaria. Esta señora puede que tenga algo del sentido común que le ha faltado a Draghi y aligere un poco la tasa de depósito, lo que quitará fuerza a las bolsas, aunque no creo que las hunda. De momento, antes de marcharse, Draghi ha hecho una jugada engañosa: oficialmente ha bajado aún más la tasa de depósito pero en la práctica ha aumentado el llamado tiering, la parte que los bancos tienen exenta de esa tasa, lo que ha dejado en realidad la tasa media de depósito en un -0,1% y los bancos están aparcando más dinero ahí. Esto es lo que ha empujado levemente las rentabilidades de la renta fija (la de España a 10 años ha subido hasta el 0,4%) y ha hecho que las Nifty Fifty empiecen ya a desinflarse: Nestlé tocó máximos el 6 de septiembre a 113,20 y hoy está a 106,64; Adidas no ha recuperado aún los máximos del 1 de agosto, como tampoco SAP o Iberdrola; Unilever ha perdido desde el 3 de septiembre un 17%, y supongo que otras andarán igual. Los bonos con rentabilidad negativa en el mundo se han reducido en un 35%, y esto se puede relacionar con la intervención brusca de la Fed comprando sus bonos para frenar la subida de sus rendimientos. Entonces, aquí se mueve dinero para fuera de la renta fija, pero no en dirección a la bolsa sino en dirección a las reservas del BCE. También interesante la subida del oro, que habla de una parte del mercado que va buscando un refugio.

Resumiendo, que el BCE no está aumentando los estímulos sino buscando un punto de equilibrio, tendiendo más a reducirlos levemente. La elección de Lagarde ha sido responsabilidad de Francia y Alemania, principalmente, y por tanto podemos esperar una política no tan expansiva como la de Draghi.

Las bolsas europeas:
Como ya he dicho más arriba, creo que hay un proceso de rotación desde las empresas tipo bono hacia las cíclicas y los chicharros. Ya el que quiere invertir en renta fija lo puede hacer, mal que bien, y no veo a Nestlé o Unilever subiendo más. Yo estoy colocado en Ercros y Azkoyen, aprovechando esa rotación, y no voy a moverme de ahí de momento. En cuanto a los bancos, tienen demasiados achaques, por un lado puede que les ayude un poco el BCE pero por el otro les empujan a fusionarse con las acciones hundidas, a cerrar las sucursales, y les vienen los N26 y similares. Tienen un negocio en reconversión.

La Fed:
Está cada vez interviniendo más. Tiene la economía en franco crecimiento, el paro en mínimos, la inflación en el 2,1% y hasta parece formarse una incipiente burbujita en las hipotecas, y no se le ocurre otra cosa que lanzar otro QE así de repente. No entiendo lo que buscan, puede que tengan miedo de algo. Intenten lo que intenten, no les va a servir de nada porque el burbujón bursátil va a estallar igualmente.

La bolsa americana:
Está muy claramente sobrevalorada, ha tenido un primer ciclo alcista por la recuperación económica y luego un segundo ciclo aún más alcista por la manipulación de la Fed. El SP500 casi ha multiplicado por cuatro en diez años, el PIB norteamericano en ese tiempo ha subido un 40%. El Índice Buffett se encuentra en máximos desde el año 2000.

Hay en EEUU una generación entera de inversores que no se acuerda de lo que pasó en el año 2000, muchos eran niños. Esta gente sólo ha visto la bolsa subir, creen que saben invertir como uno que cree que sabe nadar porque flota con la corriente a favor. La corriente se va a girar y sólo los más fuertes van a sobrevivir. Hay un tío joven norteamericano que sigo en el YouTube, al que no voy a enlazar para no perjudicar, que hace análisis fundamentales de las empresas que me interesan. Su análisis de Microsoft me resultó muy útil para invertir. Pero esta persona explica a los otros oyentes suyos, también jóvenes, que la forma de invertir es meterse e "ignorar las noticias". Otro había que decía: "Rule #1: comprar Amazon, Facebook y Google y meter las acciones en una caja fuerte. Rule #2: perder la llave". En los debates de la CNBC parece que en lugar de inversores hay gallos de pelea, hay algunos que se ríen de los bears, sacan todos un vozarrón de tío que está en el ajo. Lo más parecido a eso que encuentro son los "pasapiseros" que había por aquí por los bares en el año 2007. Luego está el calvo que sale después y que aprieta los botones. A ése no le va a pillar, hoy pulsa el "buy buy buy buy buy" y mañana pulsará el "sell sell sell sell sell". Los que van a quedar pillados son los corderitos de la inversión pasiva, los que han sido educados en el no moverse, en el ignorar, en la fuerza de la economía del país, en la intervención salvadora de la Fed.

Obviamente, ya he vendido Microsoft, me salí ayer. He vendido aterrorizado cuando he visto el reloj de la CNN en 94. No he visto nunca nada igual, los bajistas han claudicado, han cerrado todos los cortos, ahora mismo no hay puts, el mercado es un rebaño de ovejas en una única dirección, después de diez años de subidas, después de subir un 374% se lanzan a por las acciones a cualquier precio y a cualquier per, y esperan diez años más de subidas.

Alguno habrá que diga: "Los fundamentales pueden aguantar esa cotización, esas empresas valen ese per alto". Ahí es donde está la trampa. Esto es lo que yo tampoco me explicaba: ¿cómo puede el per medio del SP500 estar "sólo" en 24 cuando las acciones han crecido diez veces más que el PIB del país? La explicación la encontré hace poco en este libro, que trata de los métodos de inversión de Buffett y Soros. Lo de Buffett ya lo sabía, pero en cuanto a Soros el autor explica su concepto de "reflexividad": los fundamentales de la empresa reflejan su cotización tanto como su cotización los fundamentales, y esto se explica por las continuas ampliaciones de capital que esta gente hace sobre sus valoraciones infladas, y la financiación con ellas del gasto corriente, así como el acceso a crédito muy barato usando el aval de su cotización bursátil. Además de eso, no hay que olvidar que en EEUU la gente pone su ahorro en la bolsa, incluyendo la jubilación. Dicen que el consumer está muy fuerte y empuja la economía. Vamos a ver si los ahorros del consumer bajan a la mitad si va a gastar tanto o se va a poner a ahorrar. En Europa esto no sucede, aquí la bolsa puede bajar todo lo que quiera sin afectar a la economía, pero en EEUU el bajón de la bolsa genera una recesión, los iPhone ya se venden menos, los beneficios de Apple desaparecen y el per 24 ya te puedes limpiar el culo con él. Esto lo recuerdo muy bien de la crisis del 2000, el mero estallido de la burbuja bursátil generó una recesión económica que se tapó con una burbuja inmobiliaria que a su vez se ha tapado con expansión monetaria. No paran nunca de ir de una en otra. Mirad bien la evolución de las acciones en circulación de Amazon, así como Salesforce y otros, no os voy a decir yo la cifra, haced los deberes y entended lo que estos tíos están haciendo. Y sumad todo el apalancamiento, todo el crédito barato que ha corrido y aún corre por el mercado.

De modo que, concluyendo ya, para mí el mercado americano es ahora mismo "zona de exclusión", si alguna vez ha sido cierta la frase de Buffett de "ser miedoso cuando los otros son codiciosos" es ahora, no hay oportunidad mejor para ser contrarian que ésta. Hay que acumular efectivo o parapetarse tras los chicharros hispanos, volando bajo el radar. Los que tengan huevos que pongan cortos, yo no sé si me atreveré, lo pasé mal. No hay que infravalorar el efecto contagio, incluso si hay recesión (la inversión de la curva de tipos volvería a acertar) nos puede salpicar aquí. ¿Volveré allí a comprar? Sólo cuando haya sangre en las calles.

Y feliz 2020.

Enlace permanente   



16 de diciembre de 2019
Yo acuso
Vamos a quitarnos el velo de Maya y vamos a ver las cosas en su literalidad. Cuando tú estás en un juzgado y a ti te llega una muchacha que habla de que fue forzada a ciertas prácticas sexuales y comienzas a investigar y lo único que aparecen son pruebas en contrario: había ido detrás de ellos reiteradamente, había accedido a la vivienda voluntariamente, había incluido a estos amigos en su lista de "mis líos" en su móvil, había declarado (y está grabado) que iba a denunciar "inventándose cosas", había acudido al cuarto de baño durante los actos sexuales descartando la posibilidad de salir de la vivienda, había practicado inmediatamente después un coito con uno de ellos de manera voluntaria, y además las incoherencias en su declaración son evidentes, tú desestimas esa denuncia o entras en un camino de prevaricación que destruye completamente los derechos fundamentales de tus ciudadanos.

Hay alguno que se queja de que no hay presunción de inocencia. Esto no es el problema. Aquí lo que hay es una abierta injusticia, no se ha invertido la carga de la prueba, lo que se ha hecho es ignorar contundentes pruebas en contra y condenar sin ninguna a favor. Si Carmen Calvo o Cristina Almeida o cualquiera de las que van sueltas por ahí dice que la sentencia está bien puesta, entonces son ellas las malas personas y ya sabemos sus intenciones con respecto al 50% de la población: condenar a inocentes, arrasar sus derechos, oprimirlos y usar el Estado como una dictadura.

Ha aparecido un tuit de este idiota que tiene 169 republicaciones en otros tantos tuíteres:
Una de sus alumnas, dice el tío, ¿y sus alumnos? Están enchironando a chavales de 19 a 22 años y en lugar de aportar sentido común lo que hace es calentar más la olla mintiendo y diciendo que era una niña de 2º de la ESO.

En la sentencia se dice que esta muchacha tenía, en el momento de los hechos, 15 años y le faltaba un mes para cumplir los 16. Esa edad corresponde a 4º de la ESO, y sobre todo corresponde a personas que son activas sexualmente. Precisamente este año soy tutor de 4º de la ESO. Tanto la muchacha de autos como las otras de su edad tienen sexo, esto es así, os guste o no. En el momento de la aparición del vello púbico comienza la sexualidad humana, y no hay forma de pararla. Se puede esa sexualidad desarrollar por la masturbación o por las relaciones con otras personas. Yo creo que es mejor que tengan sexo con otras personas, porque de la represión, las masturbaciones en el retrete y el abuso de la pornografía vienen luego esas imitaciones de películas porno.

Pienso que la denunciante miente y que ella buscó esa relación y luego, por algún tipo de despecho, realizó una denuncia falsa. Y pienso que, aunque no haya mentido, aunque haya habido cierta ausencia de consentimiento en cuanto a masturbaciones o felaciones, el daño que le han causado ha sido leve. No creo que haya quedado ni traumatizada ni inhabilitada para su vida futura.

Sí que creo que aquí hay un movimiento que se basa en la manipulación de la sociedad llamado feminismo, un movimiento que tiene como único objetivo causarnos daño a los varones y que no duda en usar todo tipo de técnicas de engaño y distorsión de la realidad. Y digo más: es un movimiento totalitario que usa la democracia para generar resultados antidemocráticos. Lo que van a conseguir, en cambio, es una reacción cada vez mayor, porque éste es el Caso Dreyfus del feminismo español, han superado todos los límites. Si la democracia es meter en la cárcel a los inocentes, se quita la democracia, los hombres no vamos a vivir sin derechos, los abusos tienen que parar.

Enlace permanente   





© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago
Pepita Nuncabaja
Seis meses en meetic
Etapas de la burbuja

RSS del blog

Últimos libros: