18 de octubre de 2020
Conoced a Carolina Darias
Es una gran desconocida esta ministra de Función Pública, Carolina Darias. Ved el modo de funcionar que tiene.

He ido ya explicando en este blog el conflicto de los interinos, la mezquindad del Informe Kokott, la sentencia favorable que obtuvieron luego del TJUE y la resistencia deshonesta que está oponiendo el Gobierno.

Pues resulta que el martes pasado se debatió en la Comisión de Función Pública del Senado este mismo tema y todos los partidos, a excepción del PSOE, quedaron de acuerdo en regularizar a los interinos y no despedirlos. Al final del debate, cuyos audios están disponibles, el representante del PSOE, cuando ve que se ha quedado solo, se aviene a una "reforma consensuada del Estatuto Básico del Empleado Público" y emplaza a los partidos a pactar un texto en la Conferencia Sectorial de la Administración Pública. Las palabras de este senador, Santiago José Castellá Surribas, fueron las siguientes:
"Hacemos nuestra su causa. Ya en el pacto de gobierno PSOE-Unidas Podemos asumíamos la necesidad de buscar una solución a un problema que habían creado las administraciones públicas. Los socialistas estamos comprometidos con los trabajadores, con los empleados temporales en fraude de ley. Y queremos reiterar: no los dejaremos solos, estamos trabajando intensamente para encontrar una solución satisfactoria. […] No os dejaremos solos, encontraremos una solución para los trabajadores temporales en fraude de ley. Las administraciones públicas han creado un problema […], pero las víctimas no pueden verse doblemente victimizadas. Y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha urgido con su sentencia, y no puede ser de otra manera, a que se busque una solución, y la Comisión Europea mantiene abierto el expediente de infracción hasta que no se encuentre esta solución. Por lo tanto, la desconfianza de si se va a encontrar una solución, y puede decirse 'es que no nos fiamos del compromiso tan claro, tan explícito que dio la ministra', es que no tenemos plazos claros, pero hay que entender que no puede ser el Estado, la Administración General del Estado, unilateralmente quien imponga a las Comunidades Autónomas una solución".
Creo que lo que ha dicho este tío se ha entendido, ¿no? Parece que no cabe lugar a dudas.

Pues aparece tres días después Carolina Darias en Las Palmas, y ante la pregunta de una periodista dice lo siguiente:
Hemos seguido trabajando en la temporalidad. En eso es en lo que estamos ahora, por parte del Gobierno de España y con las Comunidades Autónomas, en buscar una redacción de consenso que permita dar un horizonte al tema de la temporalidad, y mientras, la Administración General del Estado, que es nuestra responsabilidad y la que me toca a mí como ministra, estamos en acelerar todas las convocatorias de las ofertas de empleo público posibles. Tenemos una dificultad, y es que hacemos OPEs, pero las administraciones públicas no realizan las convocatorias de esas OPEs, por tanto es una llamada que hice también en esa Conferencia Sectorial, a que se lleven a cabo todas las convocatorias que están pendientes. […] El horizonte que plantea el Gobierno de España es poder proceder a una reforma del EBEP de consenso con las Comunidades Autónomas, que es muy importante, y las entidades locales y realizar por parte nuestra y espero que también, porque es la invitación a la llamada, a todas las convocatorias públicas que están pendientes. A partir de ahí veríamos cuál es la situación que se nos queda para ver si somos capaces de seguir abordando con valentía uno de los desafíos que tenemos por delante, que es la temporalidad".
"Hacemos nuestra su causa", y por detrás presionamos para acelerar las oposiciones para masacrarlos y mandarlos al paro antes de tener que reformar el EBEP.

Esta feminización de los ministerios que ha traído Sánchez está demostrando un grado de deshonestidad que yo no he conocido en la vida. Están acelerando para echar a todos los interinos, saben muy bien que las oposiciones significan su despido, y engañan a todos los demás partidos en el Senado, engañan a la Comisión Europea, mienten a la cara a los mismos interinos, usan toda la ambigüedad posible en sus comunicados y se pasan por el forro las sentencias del TJUE, después de 20 años incumpliendo.

El plan que tienen es ir pasando la pelota a las Comunidades Autónomas, enredar con negociaciones interminables, tardar todo lo posible en convocar esa conferencia sectorial y dar tiempo a ir limpiando, para que cuando llegue la reforma del EBEP no quede nadie a quien regularizar y salgan totalmente impunes tanto este gobierno como la casta mafiosa y de parásitos de los sindicatos.

Se hace una sentencia europea reconociendo el abuso que se ejerce sobre una parte de los trabajadores para dotar de privilegios a los otros trabajadores, y luego la solución se quiere pactar con los sindicatos que representan al colectivo abusador. El futuro de los abusados se pacta con los beneficiados por los abusos. Y existen varios sindicatos de interinos, que representan concretamente al colectivo con el problema, pero los ignoran totalmente.

Y la Comisión Europea dice que está siguiendo de cerca la reforma del EBEP. Ya puede seguirla bien de cerca, llevan 20 años incumpliendo la directiva y van a seguir toreándolos.

Convocar estas oposiciones, con la sentencia del TJUE en la mano, aboca a un incremento brutal del gasto público, por cuanto ya no se puede "eliminar las consecuencias de la infracción del derecho de la Unión" con pagos en especie, sino que ya aboca a los jueces a conceder indemnizaciones. Esto va contra la estabilidad presupuestaria, despilfarran miles de millones sin ninguna necesidad, pero poco parece que les importa, porque dinero ya hace tiempo que no tienen, la UE corre con los gastos.

Las mosquitas muertas son las peores. De esta Darias no me he fiado en ningún momento, probablemente la eligió Carmen Calvo. Va a engañar a todos y se va a salir con la suya. Cuando hicieron aquel desfile en el que "les iba la vida" si no asistían, y luego los 50.000 muertos y la desvastación de la economía han quedado impunes, pueden hacer cualquier cosa.

Enlace permanente   



12 de octubre de 2020
Situación de mercado a octubre de 2020
Voy a compartir las reflexiones financieras que me rondan por la mente en estos días. La situación pienso que sigue siendo compleja y hay eventos que pueden dar un vuelco a las cotizaciones. El efecto del Regeneron en Trump es una noticia muy importante, sí que parece que los anticuerpos sintéticos matan directamente al virus. Hay otro producto muy similar de la empresa Eli Lilly que reduce en un 60% las hospitalizaciones.

Entonces, la pandemia se va acabando y pronto podremos tasar el daño económico, que no será pequeño. Pienso que ese daño hay que dividirlo en tres partes:La expansión monetaria puede paliar parcialmente el dinero perdido, pero el cambio de hábitos es lo que más se va a notar conforme pasen los meses. El mundo de las aglomeraciones, las terrazas, el desplazamiento a la oficina y el consumismo superficial no va a volver, la gente se ha acostumbrado a las pantallas y maneja webcam, comercio electrónico y su propio trabajo. La población se va a dispersar y el consumo va a bajar de modo permanente.

El bajón del PIB será más breve cuanto más rápido puedan desarrollarse tecnologías que puedan motivar a la gente a gastarse el dinero, pero tendrán que ser tecnologías que resuelvan algún problema, no el mero salir de casa a consumir.

Mientras tanto, faltan varios años para volver a la situación anterior. Ya veremos qué países son los ganadores y los perdedores. España está demostrando su falta de inteligencia y su situación social tóxica, pero si se adapta rápido puede captar población nueva. EEUU va a perder su imperio, porque lo está apoyando sólo en una moneda sin respaldo. China es la ganadora, y su modelo económico es el que se va a imponer. Europa creo que puede ir bien si se adapta rápido y sale de la corriente neoliberal. Los emergentes no creo que emerjan mucho, aunque un dólar más débil los puede ayudar.

El dólar está ya a 0,85€ y pienso que su caída se va a acelerar. No hay más que ver la ansiedad con la que todos piden allí el nuevo paquete de expansión monetaria. Hasta Powell parecía un yonqui de cara a la metadona, la adicción es absoluta. Si esos paquetes dejan de llegar, la economía colapsa, la cadena de impagos lo arrasa todo. Llegará este paquete y después seguirán llegando muchos más, porque la expansión monetaria nunca ha estimulado nada, sólo genera una dependencia cada vez mayor. Lo sabe la Fed, pero piensa que es la única forma de devaluar las deudas y sobre todo llegar a las siguientes elecciones. Pero siempre hay unas siguientes elecciones. Que no se equivoque nadie, cuando entre Biden desde el minuto uno va a gobernar para alargar el problema cuatro años más. Si se hunde EEUU, será por su crisis de valores, por no haber encontrado la más mínima honestidad en ninguno de sus políticos. Los tiempos de Jimmy Carter y Paul Volcker han pasado ya, y yo creo que la democracia burguesa no va a sobrevivir al capitalismo, son dos caras de una misma moneda.

Los chinos ven todo esto y se alegran de tener su tecnocracia. Saber que su gobierno hará lo que tenga que hacer, sin depender de opiniones de jubilados y analfabetos, da mucha tranquilidad.

Hace poco vi un vídeo de Peter Schiff en el que explicaba lo que ha pasado con el dólar: es como si un desaprensivo hubiese ido dando cheques sin fondos a todo el mundo, confiado en que nunca irían a cobrarlos porque con los mismos papeles se podía comerciar. Al final, algunos se dan cuenta de que hay demasiados cheques circulando e intentan ir a cobrarlos. Ahí es cuando se acaba el juego. No hay activos reales, que tengan un valor, para poderse cambiar por los dólares que circulan, sencillamente la moneda acabará implosionando.

La renta variable:
Es cierto que no hay una burbuja generalizada y que por el momento sí que se están reflejando los fundamentales, salvo en EEUU. El Stoxx600 está un 14% por debajo de sus máximos de febrero, que no eran unos máximos de burbuja, ni mucho menos. El Hang Seng está también un 15% por debajo, y eso que China ni ha perdido PIB.

Otra cosa es ver si esos fundamentales van a mejorar o van a empeorar, porque esos índices están cargados de bancos y de empresas que van a desaparecer.

Luego hay dos factores que han distorsionado las cotizaciones: la liquidez de la Fed y la sobrevaloración de las tecnológicas.

El ETF de BlackRock de emergentes está a punto de tocar máximos, pero porque está cargado de tecnológicas chinas. Esas tecnológicas cotizan a diez veces las ventas, no es que las regalen.

El Russell 2000 está a un 3% de máximos debido únicamente a las inyecciones de liquidez, porque ahí dentro hay zombies y ampliaciones de capital a punta pala. Si la Fed algún día corta la metadona, la mortandad será del 50%. Y si no la corta, la inflación hundirá el consumo.

El S&P500 equiponderado está también a menos de un 4% de máximos, por los mismos motivos que el Russell 2000.

Y luego está el S&P500 con las tecnológicas, que cotiza un 2,6% por encima de los máximos de febrero, y que marcó un máximo en 3.580 puntos el 2 de septiembre. Del Nasdaq no hace falta hablar, su máximo del 2 de septiembre ha estado un 28% por encima de los máximos ya inflados de febrero. Aquí se han juntado las tecnológicas y la liquidez para crear una burbuja no desdeñable.

Mi conclusión sobre la renta variable es que o bien hay que cargar con grandes riesgos o con grandes sobrevaloraciones, que hay demasiada gente sin mucho criterio entrando en las cosas porque suben, y que hay demasiado gestor de fondos que tiene demasiado efectivo con el que no sabe qué hacer.

En el S&P500 puede haber tanto un bajón brusco en los próximos meses, como años perdidos en un lateral mientras la inflación se va comiendo ese dinero. No creo que se pueda sacar mucho más de ahí.

Un tema aparte son las tecnológicas. Aquí hay unas valoraciones ya óptimas, que presuponen crecimientos casi ilimitados en las próximas décadas. Cualquier cosa que ocurra ya será para peor, no creo que haya más confinamientos ni que disrumpan ya a nadie, porque los otros están en las últimas. Quiero decir que se han quedado solas y que lo que les viene es el mayor riesgo regulatorio que han tenido desde su fundación.

El Congreso de los EEUU, dominado por los demócratas, ha sacado un informe de más de 400 páginas en el que dice que es ya imperativo regular a estas empresas porque están usando prácticas para privatizar internet e impedir la competencia. Y concretamente ya propone separar cada servicio en una empresa distinta, limitar mucho más el uso de los datos personales e incluso obligarlas a usar estándares y abrir sus redes. El mercado ha ignorado completamente esta amenaza, y creo que aquí se ha equivocado. Obligar al Facebook a abrir su red es cortarle en seco su crecimiento y reducirle brutalmente los márgenes, lo que puede volatilizar el 90% de su capitalización actual. Google acabaría mal también, porque la integración de todos sus servicios en una única cuenta es la base de la recopilación de datos con los que luego comercia, y además le pueden obligar a ser responsable directamente de todos los contenidos que aloje, lo que haría inviable el YouTube. Amazon sabe todo el mundo que opera a pérdidas en la parte de comercio electrónico y que se nutre de la burbuja bursátil. Netflix es otra que está matando a todos los cines, televisiones y productoras y que no tiene visos de ser rentable más que en su cotización. Uber, exactamente igual, cobra menos por cada viaje de lo que le paga al conductor, y hace un fraude de ley para dar servicios de taxi sin licencia.

En Europa, además de lo anterior, estas empresas se dedican a operar desde Luxemburgo u otro paraíso fiscal y no pagar nada por sus beneficios. Y ya hay también voces autorizadas que buscan ponerles impuestos y trabas. En España va a entrar en vigor la "tasa Google" y se habla incluso de obligar al WhatsApp y similares a abrir sus redes.

A todo esto se une una concienciación creciente acerca de los problemas de adicción que generan estas aplicaciones de mensajes, que están diseñadas para generar continuas notificaciones con sus consiguientes descargas de dopamina. Esto está haciendo un daño muy grande a los menores, hasta el punto de que ellos mismos ya se quejan y van siendo conscientes del problema.

Es cierto que estas empresas han actuado como en el salvaje Oeste sin apenas regulación, y en ocasiones con regulaciones expresamente favorables, porque EEUU ha visto en ellas una oportunidad de colonizar a los otros países. China vio venir la amenaza y les paró los pies, ahora Europa se da cuenta del error. Todo esto puede cambiar muy pronto.

Las tecnológicas no son eternas, y tienen sus fases de expansión, maduración y decadencia, creo que más aceleradamente aún que las otras empresas. Las cinco empresas más grandes del Nasdaq en el año 2000 eran Microsoft, Cisco, Intel, Oracle y Sun Microsystems. Sun Microsystems ya ni cotiza, la compró Oracle en 2009 por 7.400 millones de dólares, cuando llegó a capitalizar 116.000 millones en el año 2000. Oracle tardó 17 años en recuperar su cotización de 2000, y es hoy una empresa madura y de bajo crecimiento. Intel cotiza hoy un 27% por debajo de sus máximos de 2000. Cisco cotiza hoy un 50% por debajo de sus máximos de 2000. Y queda Microsoft, que parece que ha ido muy bien, pero tuvo que esperar 16 años para recuperar la cotización de 2000. Todas han sido realmente una ruina. Si miramos un poco más abajo en esa lista, nos encontramos con gente como Dell, Qualcomm, Yahoo, Applied Materials o JDS Uniphase, viejas glorias de dividendo y gracias.

Por tanto, yo me andaría con cuidado con poner demasiada euforia en empresas ya maduras, porque la nueva oleada tecnológica que se nos viene encima se hará con empresas nuevas, que dejarán obsoletas a las actuales.

Voy a seguir por el momento con un 0% de renta variable. Si compro algo, será en Asia, aunque voy a esperar.

Metales preciosos:
En este campo pienso que no hay sobrevaloración, pero sí una correlación cada vez mayor con la bolsa. Conforme se han ido popularizando los ETF con respaldo físico, el inversor bursátil suele tener una parte de oro, y cuando llegan las llamadas de margen lo primero que hace es soltar el lastre, porque para eso lo compró. Entonces, una lección que se puede aprender aquí es que la descorrelación de los activos funciona hasta que demasiada gente quiere usarla.

Pongamos por ejemplo el ETF de oro físico de BlackRock. Sólo en Europa tiene unos 16.000 millones en activos. En total, los ETF han comprado ya mil toneladas de oro en 2020, y en total tienen más de 50.000 millones de dólares en lingotes, por encima de cualquier banco central excepto la Fed. Pero, a la hora de poner precio, lo que cuenta es el volumen, y los inversores en ETF mueven mucho más los lingotes que la Fed.

En todo caso, los metales preciosos son de lo poco que hoy se puede tener y que da perspectivas claras a medio y largo plazo. El oro es el mejor de todos y el que más noblemente se comporta, pienso que su precio actual es bajo y que, aunque tenga un bajón correlacionado con la bolsa, muy pronto volvería a subir y sin duda preservaría el valor de ese dinero. Aunque yo me salí del oro en la última corrección, al día siguiente volví a entrar e incluso he aumentado un poco más vendiendo algo del ETF de materias primas que tengo.

La plata va siempre con el oro, como Bubu con Yogui. En realidad, es un activo distinto, mucho más volátil, que se usa en un 70% como metal industrial, concretamente para fabricar placas solares y dispositivos electrónicos, entre otras cosas. Los usos de la plata van aumentando y están en una buena tendencia, pero hay que tener en cuenta una característica: la mayor parte de la plata se produce como residuo de la producción de cobre y plomo, y esto significa que la oferta va a ser rígida, si sube la demanda de plata se va a disparar el precio, y si baja se va a hundir. Es claro que la demanda de plata va a aumentar notablemente, otra cosa es cuánto aumentará su producción, porque la demanda de cobre también se va a disparar por la fabricación de coches eléctricos, por lo que si se hace mucho más cobre igual sobra plata. Hay inversores muy optimistas con la plata, yo creo que compré demasiada, y estoy esperando a que recupere para reducir. Hay algunos que opinan que la ratio oro plata, que ahora está en 76,5, va a revertir a su media de 50-60, aunque esa ratio viene subiendo desde 2011 de manera sostenida y sólo se ha puesto a bajar hace pocos días. Toda la subida del oro desde 2014 la plata no la ha seguido, y sólo se ha puesto alcista desde 2018. Hay también quien dice que la cotización está manipulada, porque es muy difícil encontrar ya lingotes de plata en el mercado, que hay escasez, y en cambio el precio no sube acordemente. Sea como sea, no puedo saber ahora mismo si subirá más el oro o la plata, sí que sé que entre dos activos similares el menos volátil es mejor.

Los otros dos metales preciosos que suelen estar a la venta, el platino y el paladio, no son recomendables en absoluto porque se usan para los catalizadores de los coches de combustión, por lo que son los perdedores de la movilidad eléctrica.

Materias primas:
Son una inversión que ahora mismo considero necesaria. Son lo único que conozco que protege de la inflación, está barato y tiene descorrelación con la bolsa. No hay tanto experto de YouTube como con el oro, pero un tío como George Gammon, que es listo entre los listos, está cargando ya. Yo mantengo un tercio de mi cartera en el ETF CMOD, de Invesco. Este ETF sigue al índice Bloomberg de materias primas, que todavía se encuentra un 10% por debajo de sus máximos de febrero.

Me interesan de aquí los metales industriales, especialmente níquel y cobre, los usados en las baterías. Parece que hay estudios que indican que la demanda se puede disparar más rápido de lo que los dueños de las mineras tenían previsto, por lo que los precios estarían caros durante unos años mientras se construyen nuevas minas.

El petróleo y el gas natural pienso que no van a ir tan bien, pero aquí hay que hacer una distinción entre comprar acciones de una petrolera, comprar futuros del petróleo o comprar futuros de la gasolina. Si el consumo de petróleo cae, lo primero que harán será recortar producción, despedir a los que sobren y seguir produciendo a un precio parecido al anterior o incluso un poco mayor, por menor economía de escala. No van a producir a pérdidas. Entonces, el que compró acciones de la petrolera igual pierde casi toda su inversión, mientras que los futuros del petróleo se mantienen estables. En el caso de los futuros de la gasolina, son prácticamente un medidor de inflación, no hay forma de que baje mucho la gasolina, antes le subirían los impuestos.

La parte de agricultura tiene también visos de subir con la inflación, aunque a largo plazo los costes de producción se van a ir reduciendo por la mecanización y la ingeniería genética. También es cierto que la demanda de alimentos va a seguir subiendo y que las cadenas de distribución tienen actualmente problemas. No creo que aquí esté la inversión del siglo, pero sirve para diversificar.

Y ya la parte de ganado vivo pienso que está ahí para completar, protege de la inflación sin duda.

Hay unos ETF de Wisdomtree que se centran en cada uno de estos futuros de materias primas, y puedes hacerte tu propia ponderación. Es posible que venda el CMOD y me haga un mix de materias primas con una parte más grande de metales.

Por lo demás, me voy a quedar quieto durante unos cuantos meses mientras se aclara la situación.

Enlace permanente   



3 de octubre de 2020
Si gana Biden
Pienso que Trump lo tiene ya difícil. Lo han ingresado de urgencia en helicóptero y lo están tratando con Remdesivir, que es un fármaco para casos graves (la aprobación de urgencia de la FDA hablaba de pacientes ya intubados). Entonces, esperando y deseando que no le ocurra lo mismo que a Boris Johnson, otro que se reía del virus y abogaba por la inmunidad de rebaño estilo Malthus, pienso que la campaña electoral ya se ha terminado y que va a entrar Biden.

Biden es un muñeco del mundialismo y hará lo que le manden. Si gana, todas las tesis del gran reseteo del Foro de Davos se pondrán inmediatamente en marcha. La expansión monetaria se acelerará y ya Congreso y Casa Blanca actuarán al unísono. Oro, plata y materias primas se dispararán la misma noche de las elecciones. Las tecnológicas evitarán el riesgo regulatorio en su país, pero no en Europa y China, donde va a haber grandes cambios.

A Europa, Biden le viene mucho mejor, se evitará la guerra de aranceles y se seguirá el camino de la expansión monetaria. Esto a España le vendrá como agua de mayo, no hay nada que más necesitemos que inflación y dinero gratis.

China estará muchísimo mejor. Biden ha hecho un discurso populista de cierta dureza, pero ya digo que hará lo que le manden y los aranceles los quitaría. Biden, desde luego, es una persona muchísimo menos conflictiva y más tranquila que Trump, y esto al menos calmará los ánimos. Pero cuidado, no se podrán evitar las reconversiones de sectores viejos, puede incluso que se aceleren, esto hay que tenerlo muy en cuenta cuando llegue el optimismo.

Sólo me asusta Biden en cuanto al riesgo bélico en Oriente Medio. Si tiene la misma tibieza que Obama, germinarán allí grupos terroristas y acabarán dando muchos problemas. Trump en ese aspecto ha tenido una buena gestión.

La América de Trump no tiene ya futuro, la vieja industria, las petroleras, los latifundios, la banca, son los perdedores de la nueva era. Las últimas elecciones las ganó Trump con menos votos que Hillary. La Florida fue la que decidió, por un voto hispano que buscaba actuaciones en Cuba y Venezuela. No ha hecho nada, y ese voto no va a volver.

Actualización:
Me alegro doblemente de haberme equivocado, primero por Trump y luego porque parece que el cocktail de anticuerpos funciona y pronto lo tendremos todos.

Enlace permanente   



30 de septiembre de 2020
El discurso de Lagarde
Lagarde se suma al discurso de Powell y dice que no va a actuar cuando se dispare la inflación. Ha dado hoy una conferencia y básicamente ha soltado estos argumentos:En román paladino: vamos a seguir con el QE a saco y no vamos a hacer nada cuando salte la inflación. Así que, si salta la inflación, no vendáis los bonos, porque nos jodéis vivos.

La situación parece ya desesperada. El primer discursito de Powell representa un cambio de política que probablemente se ha consensuado con el BCE. Creo recordar que el director del Foro de Davos, Klaus Schwab, ya hablaba de "políticas de gasto a gran escala" en su artículo sobre el gran reseteo.

Todo está claro, sumamente claro: cuando las empresas no pueden tirar, hacen una ampliación de capital, y cuando los países no pueden tirar hacen una ampliación monetaria. Lo que se ha hecho hasta ahora no es más que el principio. Quisieran probablemente ellos que la inflación subiera poco a poco y tuviesen tiempo de encauzarla, así como vienen queriendo desde hace más de una década que se coloque en el 2% y no dé problemas. No creo que esto se pueda hacer y puede haber pánicos monetarios y puede hundirse el dólar un 20% en pocos días, y el euro puede ir detrás, y todos los activos reales se pueden disparar al alza. Fijaos en la expresión "choque de oferta", porque es bastante escalofriante. Se refiere a oferta monetaria, obviamente, a la posibilidad, que ella se viene barruntando, de que las masas monetarias que han ido creando se pongan a moverse descontroladamente.

Obviamente, cuando sale el señor del altavoz a decir que no ocurre nada y que no corramos hacia la puerta, es cuando más hay que empujar. Que venga el emisor de los bonos a decir que no vendamos los bonos, pues bien la cosa no pinta.

Enlace permanente   



26 de septiembre de 2020
La educación de la era de Acuario
Acabo de ver las certificaciones que ha sacado Google para suplir a los títulos universitarios. Duran seis meses y cuestan unos 300 dólares.

Este movimiento sólo es el principio de una tendencia mucho mayor que va a transformar radicalmente la educación en el mundo.

Hasta el curso pasado he estado enseñando como en la Edad Media: con una pizarra y unas libretas en papel. Esto es más cierto aún desde la implantación de Xarxa Llibres en la Comunidad Valenciana, porque a los alumnos ya no se les permite rellenar los huecos de los libros de texto y deben copiar todos los enunciados de las preguntas en sus libretas.

Ayer me dio por medir el tiempo que un curso normal de 4º de ESO pasa copiando en la libreta. Simplemente, realizamos unos tres ejercicios en los que se debía diferenciar las oraciones coordinadas de las subordinadas y luego clasificarlas. La clase comenzó a las 9:55, después de desinfectar las mesas y ponernos gel de manos. A las 10:25 terminé mis explicaciones en la pizarra y se pusieron a copiar las oraciones una por una. A las 10:32 terminaron de copiar e hice las correcciones. A las 10:38 volvieron a ponerse a copiar el tercer ejercicio. A las 10:45 sonó el timbre para salir al patio. Algunos estudiantes habían terminado completamente el ejercicio, a los otros les faltaba alguna oración, que debieron copiar luego en casa. Estamos hablando de 14 minutos de una clase de 50 minutos efectivos. Si añadimos que las correcciones podrían hacerse automáticamente por software si todos los alumnos dispusiesen de un dispositivo, podemos decir que una de cada tres clases se tira en trabajos repetitivos que sólo sirven para agotar y aburrir al alumnado, lo que también aumenta el porcentaje de desconexión y repeticiones de curso.

Al alumno hoy aún se le obliga a permanecer en la clase-fábrica con obediencia debida y coerción de todos sus movimientos. Esto ha llegado a su máxima expresión con el virus: el primer día de clase me he encontrado ya en 1984, todo el grupo me esperaba ya sentado en mesas separadas, en silencio y con la mascarilla puesta. No podían tocarse, hablarse, ni pasarse material, mucho menos levantarse. Para ya acabar la distopía, propusieron algunos tutores que se les sentara por orden de lista, para que ya la imposición fuese totalmente deshumanizada, que decidiese el alfabeto. Yo a esto me he negado y al grupo de mi tutoría lo he puesto en el orden que ellos han elegido. Voy a volver a leer la novela de Orwell, por si los que escuchaban al Gran Hermano estaban también por orden alfabético.

Un alumno desconectado, que no trabaja en la clase, tiene que pasar por imperativo legal seis horas al día durante seis años de su vida sentado en una silla sin poderse levantar y sin hacer nada. Esto no se le hace ni a un etarra. Si luego en la vida tienen defectos de carácter que les dificultan su integración laboral, esto la sociedad lo achacará a la falta de título académico.

Para ir acabando un poco con esto, en la medida de mis pocas posibilidades, he empezado a trabajar con el Moodle de la Conselleria, que me gusta poco pero es lo único que hay, y he empezado a pasarles materiales y tests con autocorrección. He empezado a permitir también que traigan sus dispositivos al aula, el que lo tenga, y puedan al menos teclear un poco más rápido. De momento son pocos los que se animan, pero alguno está ya valorando comprarse un portátil ligero como mi HP Pavilion (pagado de mi bolsillo).

Cuando todos tengan dispositivo, las actividades las prepararé en formato H5P y se acabará el copiar. Y los exámenes los haré con el Moodle y les enchufaré el Safe Exam Browser.

Un dispositivo por alumno cada cinco años, teniendo en cuenta que en España de media hay unos 10 alumnos por docente en activo, daría un coste de dos dispositivos por docente al año. El HP Pavilion cuesta unos 700€, aunque hay opciones más baratas. 1.400€ al año por profesor para aumentar su productividad un 50% sería un coste del 3,5% del coste real de su salario, incluyendo Seguridad Social. El ahorro para las familias sería del 100% de lo que se gastan en libros de texto actualmente. Si el Estado no ayuda, igualmente la supresión del gasto en libros de texto hace que las familias, a un plazo de cinco años, ahorren dinero.

Pero pienso que la era de Acuario en pocos años va a ir mucho más allá.

La disolución de la familia va a cargar sobre el sistema educativo la formación afectiva, lo que va a ampliar el llamado "horario lectivo" y va a orientar las actividades más hacia el principio de convivencia que hacia el de pura instrucción. Se va a suprimir el tabú del contacto físico y va a caer ese principio de "autoridad" y esa figura ridícula de gurú de la tiza.

La clave va a estar en la horizontalidad y en la voluntariedad. El alumno va a estar en el aula si quiere, y si no estará en el patio, en la Biblioteca o en algún lugar tranquilo del centro. También podrán los padres permitir que se quede en casa. El seguimiento de las clases y la presencia física serán dos cosas distintas: se podrá estar en el aula y no seguir las clases, y se podrá seguir las clases sin estar en el aula. Aparte de las actividades H5P, cualquier webcam transmite perfectamente.

Las titulaciones van a perder todo su valor. Ahora son los certificados del Google y mañana las empresas tendrán ya sus pruebas de selección y sus planes de formación. Si se consigue captar y aprovechar el talento real que hay en el mundo, sin ponerle una barrera económica, la mejoría económica mundial no tendrá ni punto de comparación con lo que vivieron los siglos XIX y XX.

Por supuesto, en España todo ese sistema funcionarial de castas, con bloqueo en el acceso y adoctrinamiento ideológico, saltará por los aires. La Universidad será la primera en caer, seguirá el mismo camino que los otros focos feministas: medios y partidos del turno. Todavía queda en activo algún mastuerzo de clase magistral como los que yo sufrí en los 90, gente que se cree que enseñar es ir a hablar un rato. El que quiera trabajar como docente va a tener que preparar actividades y entender la psicología de su alumnado. Van a tener los profesores mucha más independencia y se terminará ese principio de "hacer todos lo mismo" y empezará el principio de "enseñas tú o enseño yo".

Pienso que va a explotar la educación, todo el mundo va a estudiar, la formación va a ser continua durante toda la vida laboral. Fijaos en que SAP, que tiene el software de la gestión de las empresas, ha sacado un LMS para la formación continua integrado en sus ERP, y tiene otro abierto a todo el público que se llama SAP Litmos. Microsoft ya dijo Nadella que iba a desarrollar mucho el Teams for Education, y no faltan centros de formación ya completos como Coursera, que es el que usa el Google para sus certificados.

De modo que ahí va a surgir un sector económico mucho mayor que el actual, y va a haber bofetadas por captar a los mejores formadores. El profesor tipo reponedor de supermercado, que es lo que se gasta ahora en toda la educación pública, dejará de tener sentido porque cada profesor podrá tener un número muy alto de alumnos y elegirá dónde quiere trabajar, incluso podrá hacerlo por su cuenta. La inteligencia de los profesores se va a pagar, y el que vaya con endogamia y enchufismos se irá a la calle el primero.

Enlace permanente   



23 de septiembre de 2020
Acumulando efectivo
He vendido todo el oro que tenía. Hace unas semanas, aumenté la posición con margen y luego me ha venido el bajón. Interactive Brokers manda hoy un boletín en el que avisa de que va a subir los requerimientos de margen porque ve venir un periodo de alta volatilidad de cara a las elecciones:
As you’ve likely observed, elevated option implied volatilities indicate that the markets will be confronting elevated volatility both before and after the November 2020 election. IBKR shares that sentiment and believe it’s appropriate to start controlling leverage in a measured fashion in advance.
Es bastante acojonante esto, dicen que de los datos de los que disponen sobre las opciones se desprende que va a haber hostias como panes.

A mí me quedaban unos 100 euros de beneficio en ese ETF y lo he liquidado

Ahora me queda plata, materias primas y efectivo.

Pienso que puede haber bajones muy fuertes. No se puede creer que esté todo en máximos históricos cuando está a punto de saltar una cantidad de quiebras e impagos. Las elecciones me parecen poca cosa, lo peor viene después. Le pueden meter fuego al país.

China parece que se ha librado, pero al final el cataclismo va a arrastrarlo todo. La economía no está bien y los mercados financieros han sido dopados artificialmente. También creo que, entre las muchas estrategias que hay en marcha para derribar a Trump, está la de dinamitar los mercados, porque él hacía de las subidas bursátiles un mensaje electoral.

Me preocupaba la inflación, pero no hay que confundir escalas temporales. La inflación hace daño al cabo de años, los pánicos bursátiles te arrastran en un día. Cuando empiezan a caer las acciones, pronto se pone a bajar todo y lo único que sube es el efectivo.

Enlace permanente   



14 de septiembre de 2020
La gran batalla de Wall Street
Vuelven hoy a subir las tecnológicas y a mí me está divirtiendo este tema. Claramente, la novedad más importante de las últimas décadas en Wall Street es la irrupción de los llamados RobinHood, gente que en su vida ha invertido en bolsa y que usa ese broker low cost.

En principio, todo apuntaba a que fuesen los RobinHood desplumados por las "manos fuertes", los profesionales ya expertos. Pero los tíos aguantan y doblan la apuesta.

A mí esto me recuerda a aquellos combates que retransmitía Jaime Ugarte: "Fino estilista contra duro fajador". El analista formado en la Ivy League y criado entre algodones, con sofisticadas herramientas y capital para manipular el mercado, y al otro lado el apostador ya curtido, que sabe poco de bolsa pero ama el riesgo y no se arredra ante una pérdida.

La clave de los RobinHood es precisamente la ignorancia de todas las lecciones bursátiles. Si hubiesen ido de aprendices de analistas, los mismos que les hubiesen dado las lecciones los hubiesen ya desplumado. Pero mientras se mantengan en la estrategia de Portnoy, de sacar las letras del Scrabble, van a ser duros de pelar. Las velas japonesas indican que tendrían ya que haber salido corriendo, pero tienen los cojones que les faltan a los analistas, y ahí siguen. Al final, la bolsa es un terreno más fértil que las apuestas deportivas, al menos la suma es mayor que cero.

Enlace permanente   



7 de septiembre de 2020
El asunto inflacionario
Habrá muchos artículos en los que trate aquí el tema inflacionario, porque es la clave de la inversión de los próximos años.

De entrada, pienso que hay alguno que se equivoca cuando dice que en Japón el QE no ha tenido un efecto inflacionario. Obviamente, el QE siempre tiene un efecto inflacionario, el problema es cuánto efecto deflacionario arrastras por tu desapalancamiento. En Japón el balance final ha sido deflacionario porque el QE se ha mantenido en unos estrictos límites, en gran parte porque el país no ha necesitado arriesgarse a la inflación porque su industria sigue siendo muy potente.

En Europa, que ha pasado también por el problema, se está teniendo una actitud también rácana, quizá no tanto como la de Japón, pero al menos se sabe que primero se inflacionará EEUU y luego nosotros ya veremos.

Y en EEUU ha habido un desmadre porque cada presidente ha acelerado más, pienso que porque han tenido una confianza excesiva en la fuerza del dólar como moneda de reserva mundial. Se han pasado muchos pueblos y pienso que lo seguirán haciendo, porque la situación que tienen, con toda esa cantidad de miseria, racismo y gente armada, no es la de Japón.

El desmadre ya han sido los cheques de Trump, que llegaban en un sobrecito que algunos tiraban a la basura pensando que era publicidad. Ese dinero ha hecho a muchos ganar más en el paro que trabajando, y ha sido el responsable del burbujón bursátil que ahora está pinchando. Se ha seguido la teoría del helicóptero y luego se ha dicho que no se va a actuar en absoluto cuando salte la inflación. Obviamente, las cifras que manejan ya demuestran el incremento de precios. Yo ni tan siquiera necesito manejar esas cifras, sólo viendo la caída que el dólar ya arrastra sé que los precios, con el déficit comercial que hay, van a subir bastante.

Esta inflación que ya está en marcha está poniendo nerviosas a las masas de capital creadas desde 2008 con la trampa de liquidez, y pueden empezar a moverse. Esto ya veremos cómo acaba, pero igual que Ray Dalio iba comprando puts antes del crash de febrero, ahora va comprando oro. Vendrán luego otros a decir que "esto no se podía saber", pero para mí está todo muy claro.

El dólar es una burbuja. Su cotización en el mercado de divisas debería ser mucho más baja, pero la necesidad de comprar dólares por parte de los otros países para proveerse de materias primas lo mantiene. El problema es que algunos de los países más grandes ya están abandonando el dólar para su comercio bilateral, y la misma China ha dicho ya que va a vender el 20% del billón que tiene en bonos de EEUU, con la amenaza de venderlos todos. Esto va a obligar a hacer más y más QE para que no se disparen los rendimientos, nadie va a querer tener esos bonos.

Si el dólar cae, la inflación de EEUU se va al 30% y ya da igual lo que se haga, el QE sólo será papel y tendrán que tragar la crisis al completo sin hacer más trucos. Alguno hay que piensa que nada va a ocurrir porque hasta ahora no ha ocurrido, pero, como en todas las burbujas, cuanto más tiempo pase mayor será la explosión final.

La inflación es muy difícil de controlar, y más si se ha visto retenida por una burbuja fiduciaria. El punto de no retorno se cruzó hace mucho tiempo, y el proceso va a ser más bien rápido:
  1. Caída ya grave del dólar.

  2. Subida continuada del IPC por encarecimiento de materias primas e importaciones.

  3. Aumento de la velocidad de circulación por miedo a la devaluación.

  4. Repetición del punto 1.
Mi conclusión es que la inflación es inevitable, porque mientras no haya inflación no van a parar, es de pura lógica. Parar el QE es enfrentarse a una situación económica de crisis profunda, miseria y posibilidad de guerra civil. No parar el QE es estar abocado a un escenario inflacionario retroalimentado. Está claro que van a elegir la segunda opción y el dólar pagará el pato.

Enlace permanente   



5 de septiembre de 2020
Las otras burbujas
Todo el mundo se está fijando en las burbujas de los grandes nombres tecnológicos, porque es cierto que son las que han tirado de los índices. Pero hay que fijarse más aún en las burbujas de segunda línea, detrás de los focos, porque es ahí donde se puede entender mejor la dimensión del problema.

Os voy a poner 13 ejemplos:

El primero es Tesla porque es el más comentado. Una fábrica de coches que al final es una "empresa de innovación" y de la que se espera que conquiste el 20% del mercado mundial de automóviles. Ahora mismo tiene un 29% del mercado de vehículos eléctricos, siendo ese mercado el 2,6% del total, es decir, que tiene el 0,75%. El sector, aparte del cambio obligado de motorización, está en plena decadencia y Tesla realmente no es rentable. Como el confinamiento se ve que ha mejorado mucho las ventas de coches, Tesla ha pasado de cotizar a 183 dólares en el máximo del 19 de febrero a los 418 de hoy, después de llegar casi a los 500.

Su primo hermano Nikola, que dice que quiere hacer camiones eléctricos, pero aún no ha vendido ni uno, ha pasado de 10 a 35 dólares en el mismo periodo, habiendo llegado a los 79 el 9 de junio.

Netflix es bien conocida, lleva una década perdiendo dinero y lo que le queda, tenía un burbujón el 19 de febrero en los 386 dólares, hoy está en 516.

Nvidia la tengo que poner también, aunque he sido accionista y he sacado un buen rendimiento, pero sin un motivo aparente ha pasado de 314 dólares en el máximo de febrero a los 504 actuales, habiéndola vendido yo a 555.

Square hace pagos electrónicos, eso tiene futuro, y también mucha competencia. Marca máximos en 85 dólares en febrero, la economía se despeña, hoy cotiza a 146.

Zoom tiene un programita para webcam que se ha hecho popular, tiene un modelo freemium con el que algunos usuarios pagan un poco, ha pasado de 103 dólares en febrero a 369 hoy.

La china Pinduoduo, que hace comercio electrónico y pierde dinero, ha pasado de 37 a 85 dólares.

Shopify facilita montar tiendas on line, es una empresa ya bien conocida desde hace muchos años. En febrero marca máximos en 543, hoy está en 973.

Etsy es una tienda on line de productos de manufactura artesanal. Marca máximos en febrero en 62 dólares, sobrevalorada absolutamente en 60 veces los beneficios. Hoy cotiza a 112 dólares, por encima de cien veces los beneficios.

Pelotón vende bicicletas estáticas, producto innovador y sin competencia. Cotiza sobrevalorada en febrero a 27 dólares, hoy está en 80.

Chewy no se complica la vida disfrazándose de tecnológica, vende pienso para perros. Sale a bolsa con fanfarria y confeti, Cramer la calienta bien, marca máximos sobrevalorados en febrero en 30 dólares, hoy está en 61. Portnoy gritaba mientras pegaba cucharadas a la sandía: "Half a milli Chewy!!".

Chipotle hace tacos mexicanos en locales tipo MacDonald's. Comida rápida ochentera tradicional. Marca máximos en febrero en 927 dólares, les cierran los locales, les ponen luego mascarillas, sus clientes van al paro. Hoy cotiza a 1313 dólares.

Clorox hace lejía. Como hay que limpiar mucho el virus, se supone que se va a vender más lejía. Pasa de 164 dólares en máximos de febrero a 212 hoy.

Entonces, es en esas burbujas más escondidas donde se ve el plumero de la completa ignorancia de lo que se está comprando. Y se ve venir también una caída de mercado fuerte y prolongada que acabe de drenar todo ese dinero tonto que ha ido entrando. No ha sido un problema de las grandes tecnológicas, ha sido un problema del dinero gratis.

Enlace permanente   



4 de septiembre de 2020
La liquidez se acaba
Se está volviendo a poner la cosa fea, los rebotes no tienen la más mínima fuerza y hay un ambientillo que recuerda al de finales de febrero.

En el primer crash, la Fed tira unas ingentes masas monetarias por el embudo del mercado de bonos, que se dispara. La renta variable también se dispara, porque renta fija y renta variable no son compartimentos estancos, son más bien vasos comunicantes.

En principio, queda claro que la cotización de un activo es el equilibrio entre los títulos disponibles de ese activo y el dinero que hay para comprar. Entiendo perfectamente estas últimas subidas, porque había aumentado de manera aberrante la disponibilidad de dinero para comprar.

Ahora la pregunta es si esa abundancia de liquidez se puede mantener en el tiempo o es como un chorrito de agua que sostiene una pelota de pimpón.

Va a ocurrir, me parece a mí, que el chorrito va a aflojar, porque no va la Fed a seguir creando billones y billones nada más que para ir apuntalando las bolsas. Si se crearon esas masas monetarias, fue para hacerlas llegar a la economía real, pero una vez que ya el problema de liquidez se termine y comience el problema de la inflación, habrá que parar el juego.

El dinero que han creado va a salir en gran parte de los mercados financieros y va a filtrarse a los inmuebles y las materias primas, y de ahí al IPC.

La situación estanflacionaria que viene la veo de esta manera:
  1. Debilitamiento del dólar.

  2. Metales y materias primas al alza.

  3. Leves subidas nominales de beneficios en las empresas fuertes.

  4. Bajada de consumo y problemas para las cíclicas.

  5. Los bonos van a ser una ratonera, con rendimientos al alza. La Fed intentará reducir esos rendimientos, pero le será más fácil hacerlo cuando superen el 2-3%, porque para mantenerlos en el cero tendría que correr grandes riesgos inflacionarios. Los intereses los pagará con más deuda que creará, ya veremos hasta cuándo. Si los chinos venden todos sus bonos, la burbuja puede estallar y puede haber un sálvese quien pueda.
La situación de la bolsa no creo que vaya a ser buena, porque se va a producir una paradoja. Conforme suba la inflación, debería haber una mayor liquidez, un deseo de preservar el valor del efectivo, pero en comparación con la situación actual, que es completamente aberrante, la liquidez será menor. De modo que los peres tenderán a la baja, y también lo harán los beneficios de casi todas las empresas por la retracción del consumo. No me meto ahora en si habrá cambio de hábitos o nuevo paradigma, sólo la inflación ya hace un daño, a no ser que los salarios crezcan más rápido, que no será el caso.

Por tanto, las alegrías en la bolsa pueden estar tocando a su fin, salvo para las empresas innovadoras que creen mercados nuevos. Da igual que se mantengan laterales o que haya un leve mercado bajista, en términos reales los índices perderán mucho valor. No veo forma de que sean las bolsas ningún chollo con una economía en reconversión. Sí que creo que saltarán grandes oportunidades que habrá que aprovechar, pero puede que esas oportunidades no estén en las empresas que hoy conocemos o que se encuentren más en Asia que en América.

Enlace permanente   



3 de septiembre de 2020
Cartera de otoño
Me he montado ya mi cartera otoñal con una estrategia muy clara: después de que el Pippo Inzaghi driblara el crash de marzo, después de entrar en plancha en corto a cara de perro y hacer jugada macro de pizarra en el largo rebote, ahora voy a meter el catenaccio y defender el resultado.

De entrada, descarto el efectivo porque le tengo más miedo que al pedrisco. Me da igual euro que yen que franco suizo, si no se devalúa por sí mismo lo devalúan los bancos centrales. Los bonos están descartados absolutamente, porque es ahí donde está la mayor burbuja ahora mismo. La renta variable puede tener alguna oportunidad, pero yo no la conozco. Las tecnológicas se dividen en caras y burbujas, y las burbujas arrastrarán al pinchar para abajo a las caras, hasta que las pongan baratas y vuelva yo a entrar. Las más baratas tienen daños internos aún no completamente cuantificados. Las de la zona media disimulan su burbuja, pero están también sobrevaloradas en unas economías intubadas y sedadas por los bancos centrales.

El final de esta película es la inflación, porque mientras no aparezca seguirán creando más y más dinero, generando una dependencia. Si consiguen dejar la inflación en el 5% y la economía se recupera, me quitaré el sombrero y aplaudiré la jugada comprando renta variable sin ningún problema, pero esto está por verse. Si todas esas masas de capital que han ido creando desde 2008, cuando ven llegar la inflación, despiertan y se ponen a moverse, ahí se abrirán las puertas del infierno.

Por tanto, mirando qué activos a mí me prometen subidas, yo sólo veo los metales y las materias primas. Especialmente, tiene buena pinta la plata.

Mi cartera de otoño ha quedado con sólo tres activos:

1/3 oro.
1/3 plata.
1/3 materias primas (ETF CMOD).

Apalancamiento: 0%. No quiero cagarme encima con la volatilidad, que puede ser alta.

Pierdo dinero si se revaloriza el dólar, gano dinero en cualquier otro supuesto. A considerar, antes de final de año, meter más apalancamiento, tal vez comprando futuros.

Enlace permanente   





© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago
Pepita Nuncabaja
Seis meses en meetic
Etapas de la burbuja

RSS del blog

LinkedIn

Últimos libros:
El País de Loix
2016 en Denia