1 de junio de 2019
Mi inversión en Microsoft
El dinero que he conseguido sacar del BBVA lo he puesto en Microsoft. He comprado 222 acciones a $124,05.

¿Por qué comprar una empresa a PER 27 en un mercado ya muy inflado como el norteamericano? En primer lugar, porque para mí es la mejor de las tecnológicas y la que más crecimiento pienso que va a tener en los próximos años. En segundo lugar, porque lo bueno se tiene que pagar.

Microsoft tiene tres características que las otras no tienen, y que yo valoro:
  1. Sus ingresos están muy bien diversificados en muchos productos, siendo las cuatro grandes patas y casi a partes iguales el Windows, el Office, la Xbox y Azure. A eso ahora hay que sumar el LinkedIn, que lo compraron en 2016.

  2. Microsoft cobra por lo que vende, no lo da gratis y luego pone anuncios. Esto le da unos flujos de efectivo mucho más seguros y estables. No hay más que ver la gráfica histórica de la acción, que apenas tiene volatilidad.

  3. Microsoft inventó la industria del software y es la más veterana. Ha tenido competencias de todos los colores, incluyendo gente que financiaba los productos de copia a fondo perdido para joder. Por ejemplo, Larry Ellison, el tío más chulo de Silicon Valley, se pasó años financiando desde Oracle el Open Office con idea de perjudicar a su archienemigo Bill Gates. En el año 2011 definitivamente tiró la toalla. No eran capaces de hacer que la gente quisiera usar gratis el OpenOffice. Preferían pagar por el producto de Microsoft. Y ese producto de barato no tiene nada, lo mínimo son 200€ por una versión Home. Esto es la mejor prueba de la fuerza de Microsoft, nadie entiende el software como esta empresa, especialmente en lo tocante a interfaces de usuario y facilidad de uso.
El terreno natural de Microsoft es la pyme, esto lo entendió muy bien Satya Nadella cuando entró y le está funcionando. En los móviles no ha conseguido nada, pero el dinero del software se hace en las empresas, no en los móviles. Ahí es donde, cuando se hacen bien los presupuestos, se ve que nadie te da tanto por ese dinero. Tienes sistema operativo, herramientas de ofimática, herramientas de comunicación, un ERP como Dynamics NAV si te hace falta, una base de datos tan potente como SQL Server, y sobre todo el mejor soporte y documentación, con un montón de consultores y programadores disponibles.

El momento actual de Microsoft es especialmente bueno por el crecimiento explosivo de Azure, su producto de virtualización y SaaS. Este mercado, llamado "nube", es un buen ejemplo de lo que está ocurriendo en toda la economía. Resulta que estaba la industria de los llamados ISP que ofrecía alojamiento en servidores pagando un alquiler, y tú te conectabas por SSH y manejabas el Linux para instalarte la base de datos y montarte el PHP o Java o lo que fuese. Luego había otras empresas que desarrollaban webs usando esos ISP y cobrando al cliente. Y finalmente existía la profesión del sysadmin, que era el que controlaba el buen funcionamiento de los servidores en empresas grandes. Cuando apareció Amazon, comenzó por suprimir la figura del sysadmin y automatizarlo. Luego comenzó a ofrecer paquetes de librerías y plantillas de diseño que no han acabado con los programadores web pero han recortado mucho sus horas de trabajo y su curva de aprendizaje. Esto lo que ha hecho es concentrar todo el negocio en tres o cuatro empresas y arrasar el negocio de los miles y miles de ISP y otros autónomos que aún hay por el mundo. Este proceso, que lleva unos años pero aún está empezando, lo inició Amazon, pero actualmente quien se está llevando la parte del león es Microsoft: Azure crece al 73% interanual y tiene ya el 16,5% de todo el mercado, amenazando el 32% que aún retiene Amazon.

Y digo que la nube es un buen ejemplo de lo que va a pasar en el resto de la economía porque el continuo desarrollo de todo tipo de tecnologías va a dejar obsoletos sectores enteros y va a concentrar el negocio en grandes corporaciones y juggernauts en los que el inversor tendrá que entrar si no quiere quedarse con los perdedores.

La nube de Microsoft es la mejor porque tiene toda la pila de productos integrados. De entrada, su hardware ha sido siempre el mejor y por eso los coches autónomos lo quieren usar para su conectividad, como va a hacer Volkswagen. Y luego están los diversos productos: Windows, IIS Server, SQL Server, C#, ASP, etc. Se integra incluso con Office: puedes guardar desde Word con un botonazo el documento en Azure y tenerlo publicado en la web, puedes manipular desde el Excel los datos en la BD de Azure y quedan actualizados en la web en tiempo real, puedes sincronizarlo incluso con Outlook. Todo esto Amazon no lo tiene. Si tiras a desarrollar una aplicación web, cualquier programador si le preguntas te dirá que prefiere usar Microsoft, porque de ahí se quitará todo el trabajo sucio de administración del sistema, usará Visual Studio, que es el mejor IDE sin duda, programará con C#, que es el mejor lenguaje según han reconocido todos, y si se atasca tendrá la documentación bien clara y disponible, y si no podrá hacer una llamada telefónica y se arreglará el tema muy rápido.

Otra fuente de crecimiento en los próximos meses va a ser el xCloud, que es el servicio de videojuegos por internet integrado con la Xbox. Esto no creo que sea tan importante como Azure, pero irá sumando.

Y luego está el tema de LinkedIn, que es el gran tapado de Microsoft. Se gastó 26.000 millones en su compra y le factura más de 5.000 al año, con un crecimiento anual del 33%. Por facturación, el LinkedIn es un 10% del Facebook y el doble que el Twitter. Lo que buscaba Microsoft obviamente eran datos, porque son cada vez más importantes, y ahora el plan es ir integrando bien el LinkedIn con el resto de productos, especialmente en la parte de CRM, donde quiere quitarle cuota a Salesforce.

En cuanto al balance, la empresa tiene unos 60.000 millones de efectivo neto. No es tanto como tiene Apple, pero porque sabe dónde colocar el dinero y qué comprar. Ya dice Phil Fisher en su libro que una acumulación excesiva de efectivo en una empresa lo que indica es miedo.

Por supuesto, hay riesgo en esta inversión. Puede el S&P500 girarse para abajo y haber una corrección del 30-40%. Lo que haría yo en este caso sería quedarme en el valor y esperar. Para entretener la espera tendré el dividendo del 2% que suele dar. Microsoft hasta ahora ha demostrado que aguanta mejor estos bajones porque en realidad no es cíclica, y también es posible que el bajón venga por barrios y se cebe más en las empresas que no ganan dinero, tipo Uber, o las que están a per 100 como Amazon. También es posible que el bajón no se produzca o tarde cinco o seis años, sobre todo si finalmente bajan otra vez los tipos.

Lo único humillante de todo esto es haber vuelto a comprar a $124 lo que tuve en las manos a $61 hace dos años. Pero para los errores no hay remedio, yo me dejé llevar por la cancamusa del value investing y yo solo me metí en las trampas de valor. Ahora la rentabilidad que le queda a Microsoft no es ya la misma, pero al menos espero que ese -18% del BBVA me lo devuelva.

Enlace permanente   

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


31 de mayo de 2019
BBVA: La broma ha terminado
Adiós muy buenas. Me he levantado esta mañana, he leído la noticia de los aranceles de Trump a México y directamente he apretado el botón. Lo he vendido todo a un precio medio de 4,88€. La pérdida es de un 18%.

5,44 millones es lo que se ha puesto Carlos Torres como sueldo. Genç se llevará 4,84 millones más 600.000€ como compensación por tener que residir en España. El otro se marchó con un sueldo aún mayor y una pensión de diez millones.

¿Qué es lo que le ocurre al BBVA? Turquía ha sido una cagada que puede acabar en quiebra o ampliaciones de capital, en España el negocio va para atrás, con las hipotecas pierden más que ganan y los tipos no los van a subir, en Latinoamérica los billetes son sólo papel. Lo único que les quedaba era EEUU y México. En EEUU, con la economía en máximos y el paro en cero, se han puesto ya a hacer provisiones porque los créditos no se los devuelven. Me gustaría ver la cara de la gente a la que les han dado los créditos. Lo digo porque es probable que esa cara ellos no la hayan visto, dieron los créditos con su moderna app, progresando a tope. Cuando venga el bajón económico, vamos a ver el Compass cómo acaba. Y quedaba México, la joya de la corona. Y ahora pasa lo que se veía venir: Trump quiere cortar el comercio con ellos porque ese dinero le interesa que se quede en su territorio. La excusa es lo de menos, ahora dice que si las fronteras son porosas, pero la intención la tenía ya desde la campaña electoral, lo mismo que en el caso de China. Y, peor aún, la estrategia se está demostrando acertada porque EEUU va muy bien y mejora mucho con los aranceles. A eso se suma un gobierno chavista mexicano cuyo electorado es contrario al "imperialismo yanqui". Si el BBVA era ya un buque herrumbroso con vía de agua, le acaban de dar en toda la línea de flotación.

Por eso yo no me puedo quedar más tiempo en esa acción, porque no veo cuál de sus mercados va a poder tirar del carro. Mi primera inversión se basó simplemente en una expectativa de subida de tipos que luego no se produjo, y no tenía que haberme quedado más allá de ese momento, que fue enero de 2018. La frase más tóxica que se ha dicho nunca en la bolsa es el "never lose money". Por el never lose money me quedé a disgusto en un valor que se iba marchitando, y he acabado vendiendo prácticamente en mínimos.

Ahora voy a ver lo que hago con los 24.500€ que he sacado, incluyendo dividendos, de los 29.000€ que metí. Está todo caro o con problemas, no sé si podré encontrar algo.

Enlace permanente   



1 de mayo de 2019
Mi segundo año en la bolsa
Cumplo hoy mi segundo año como inversor en bolsa y no puedo contar tantas glorias como el año pasado. Las ganancias del 22% que acumulé en un año se han volatilizado en los siguientes doce meses. A fecha de hoy, de mi ahorro he metido un total de 43.850€ y tengo 43.461€. Es decir, en dos años el resultado total es de un -0,9%. Es cierto que, especialmente en el segundo semestre del 18, han llovido hostias como panes, y yo pillé una, y es cierto también que el IBEX en este tiempo ha caído un 14,05%. Pero no es menos cierto que las primeras acciones que compré (Google, Amazon y Microsoft) valen hoy prácticamente el doble, y yo las vendí con ganancias muy pequeñas.

Mi primera estrategia de inversión fue simplemente comprar aquellas empresas que yo considerase mejores y que creyese que iban a ir bien. También eran empresas que conocía desde su fundación y cuyos productos usaba. Luego vino el abuelete Buffett con sus numeritos y ratios, y yo empecé a ir a peor. Me puse a buscar peres bajos y me metí en dos naves a la deriva como eran BMW y Daimler, de las que salí en pocas semanas con exiguas ganancias, asustado por el cariz que tomaban las cosas. Pero caí en otro buque con vía de agua como era el BBVA, con todos los problemas generales del sector bancario y unos mercados polvorín con problemas políticos. Mientras tanto, Amazon doblaba cotización y Microsoft disparaba beneficios. Seguí leyendo a Peter Lynch y compañía, pero cuando tienes compradas Microsoft a $61, Alphabet a $783 y Amazon a $846, te podías haber ahorrado los movimientos, las horas de análisis y hasta el precio de los libros. Es posible que estas tres empresas peguen el bajón algún día, pero a esos precios a los que yo compré puede que no las volvamos a ver.

También tuve suerte con Ercros, todo hay que decirlo, que es la que luego me protegió de las pérdidas de Covestro. Las dos eran prácticamente lo mismo: empresas químicas que cotizaban a per muy bajo porque sus productos estaban a precios altos sujetos a caídas. Yo ignoraba este hecho y muchos otros inversores también. Ercros se puso a comprar autocartera a crédito y, dado el poco volumen del valor, el precio se puso a dar arreones. Ahí yo dije: "Buffett funciona". Luego salieron unos resultados mediocres, yo cuadré un poco las cosas, y me salí a 4,04€. Había comprado a 2,63€ y ahora está a 3,04€. Con este exitazo chicharrero y de potra me fui directo a Covestro a repetir la jugada. La empresa es prácticamente lo mismo pero en más grande y en Alemania, ¿qué puede salir mal? Total, es la Bayer, coño. Salieron unas noticias que decían: "La Bayer ha colocado un paquete del 15% de Covestro a unos grandes fondos internacionales a 75€ la acción". Yo vi que aún cotizaba al mismo precio y me metí a 75,5€. Un montón de grandes fondos, con todos los sesudos expertos que tienen, no puede estar equivocado. Los españoles de Valentum estaban también invertidos, y decían: nada de qué preocuparse, igual se contienen un poco los precios, igual afecta ligeramente al beneficio. Luego salió la chinita de Goldman Sachs, que dijo: los precios disparados de los últimos años no se pueden sostener, habida cuenta de las nuevas fábricas que van a entrar en producción y la reentrada de la fábrica de BASF, que estaba en parada técnica por una avería. Yo decía: que se calle la chinita coño, ¿qué sabe la chinita? Se empezó a despeñar el valor, más de un 3% al día, llegó a caer un 55%. Y la chinita volvía: Covestro vale 42€ por acción y gracias. Yo, para demostrar mi poderío cerebral y mental superior al de la chinita, metí todavía 5.000€ más a 56,1€ y se me quedó el precio medio a 70€. Todo estaba fríamente calculado, todo se apoyaba en cifras de la mayor solidez. Pasó un mes y los de Valentum dijeron: nos hemos salido y tal. Yo seguí, impasible el ademán, pero al presentar los resultados anuales el capullo de Markus Steilemann, el gerente, saca unas previsiones para el año siguiente con una caída del 75% del beneficio por la cara. Todo lo que la chinita había dicho, punto por punto, era la puta realidad, Covestro no podía ni de lejos seguir ganando el mismo dinero, el maravilloso per 7 al que yo compré era ya un per 30 y yo me había pringado miserablemente, cuando si yo hubiese seguido mi primer criterio, el de comprar empresas que vayan a ir bien y cuyos productos yo use, nunca me habría metido en el berenjenal de Covestro, porque yo ni sabía lo que hacía Covestro ni objetivamente podía decir que iba a ir bien una empresa productora de plásticos. Vendí Covestro a 49,5€ y ahora está a 48,75€.

La chinita se llama Georgina Iwamoto, por si la queréis contratar. Ahora veo que de china tiene muy poco, probablemente se haya puesto el apellido del marido.

Pienso que ese estilo de inversión llamado value, que se basa en buscar peres bajos en la esperanza de que los demás inversores se hayan equivocado, reconozcan su error y vuelvan a valorar la empresa, puede estar ya obsoleto. Si se trata de un valor muy pequeño, no invertible por los fondos, aún me lo creo. Si es un momento de miedo puntual, tipo Brexit, también me lo creo. Pero en ausencia de eventos de gran impacto, esperar que te dejen las empresas de renombre a precios tirados puede ser un error. Lo bueno se va a pagar, porque es más fácil que lo bueno pase a ser mejor, que no que lo malo se convierta en bueno.

Yo soy un tío de letras. Pienso que la numerología no sirve para valorar una empresa, pienso que hay que valorar la calidad del producto, la psicología del cliente, la evolución de ese mercado y todo lo que influya en el hecho de que la empresa vaya a ir bien o no. Los Ben Graham de hoy en día son algoritmos, contra eso no puede un inversor particular competir.

Para este próximo año me marco el objetivo de perder el miedo a comprar peres altos y buscar empresas componedoras de largo plazo, no bodrios cuyo "valor intrínseco" sea superior, porque pasan tantos años hasta que te reconocen ese valor intrínseco, que ya el valor intrínseco es otro.

Estoy ahora mismo invertido en Azkoyen y Catalana Occidente. Pienso que son componedoras de largo plazo, y soy también usuario de sus productos. Estoy también invertido en el BBVA, pienso que por poco tiempo.

Enlace permanente   



29 de abril de 2019
El globo pinchado de VOX
Todo ha ocurrido en su imaginación. Había una "España viva" por debajo de las mentiras de los medios, los otros partidos políticos y el adoctrinamiento educativo, y esa España era de tal tamaño y magnitud que originaría un tsunami que barrería todo lo que ellos detestaban, especialmente las naciones periféricas, que acabarían integradas bajo el liderazgo de la oligarquía castellana. Se pusieron el casco de los Tercios de Flandes, ondearon la Cruz de Borgoña, enchufaron a Manolo Escobar en cada mitin y propusieron privatizaciones y recortes salvajes en sanidad, educación y pensiones. ¿Qué podía salir mal?

Se ha llegado a creer VOX que es una iniciativa de derecha alternativa del tipo de Donald Trump, cuando no lo es. Trump no plantea un discurso para suprimir los estados federales, ni para imponer el inglés a los que hablan español, ni para centralizarlo todo en Washington, ni para privatizar la sanidad, ni para defender el ultraliberalismo. Al contrario, la propuesta de Trump, defendida en tono más bien soez y ruidoso, es más centrista que la de los otros candidatos republicanos. Ése es el gran secreto de su éxito, su oculto carácter transversal. Trump ha defendido más bien un principio de modelo público para la sanidad, un cierto proteccionismo para elevar los salarios de los obreros y "secar el pantano", como llama a Washington.

Pero VOX no tiene un discurso contra la oligarquía, sino que más bien es la oligarquía. Yo ya avisé de que no eran más que Alianza Popular y el aznarismo, aunque es cierto que no esperaba la demostración de fuerza del PSOE.

En España no hay votantes para cargarse las autonomías, ni para volver al Estado unitario. Siempre se ha dicho que el Franquismo tenía un 10% de apoyos, y eso es lo que han sacado exactamente en Andalucía, Comunidad Valenciana y toda España. Creo que VOX está en su techo electoral, salvo que cambie el discurso de manera muy clara.

ERC, Junts per Catalunya, PNV, Bildu y Compromís suman 33 escaños. VOX ha sumado 24. Sánchez no podrá gobernar sin los "separatistas", tiene que sentarse de una vez a negociar, ha sacado el 10% de sus escaños en Cataluña. Y el 8% en el País Valenciano.

Estaba yo mirando si la izquierda con los nacionalistas sumaba los dos tercios y podía reformarse la Constitución, pero no, ha faltado un poco. Tendría la derecha que hacer otro subpartidito más en defensa de la España de los que compran banderas en el bazar chino.

Sánchez ha vuelto a callar a todos los que lo infravaloran, incluido a mí. Es el gran resistente, cada vez que se le da por muerto vuelve con más fuerza. Salió alguno dando golpes pélvicos diciendo que había ganado el debate, pero el debate lo gana el que llena las urnas y gobierna. Sánchez esquivó primero los golpes y justo al final planteó su idea fuerza: concentrar la mayor cantidad de voto en el PSOE para maximizar los escaños. Voló como una mariposa y picó como una avispa.

Rivera también ha salido vencedor, aunque a mí no me caiga tan bien como Sánchez. No me gustan sus modales de nuevo rico, ni su mentón levantado, ni sus gestualizaciones, ni su Lexus, ni los rumores de que toma estimulantes. No me parece tan inteligente como los otros, pero luego suele acertar en la estrategia. Ha ido siempre adelante en cada elección, desde los dos diputados en el parlamento catalán, siempre ha sumado y nunca ha retrocedido. Su nueva estrategia, pienso que acertada, es posicionarse de manera clara en el centro derecha y sustituir al corrupto y periclitado PP. Vamos a ver si lo consigue.

Y Casado, el yerno repelente perfecto, va a ser el Don Rodrigo del PP. Con la sonrisa forzada y los lustrosos tacones parece un niño bien falangista de la posguerra. Está en otra época. No sé si lo echarán o se quedará perorando solo, como en algunos de los mítines de esta campaña.

Y me olvidaba del Gran Pablo, que asegura su escaño y el de su mujer, y puede que hasta tenga complemento como ministro. Esto le vendrá bien a su hipoteca.

Y si alguien se está preguntando a quién voté, yo voté a Compromís, pensando sobre todo en Ribó, que es un tío muy cabal, y Sergi Ferrús, el alcalde de mi pueblo, que ha pagado toda la deuda y lo gestiona bien.

Enlace permanente   



20 de abril de 2019
Cuánto cuesta un coche
Estoy mirando precios para comprarme un coche y está muy divertida la cosa.

Me anuncia Ford un Focus básico por 13.725€ que sólo puedo adquirir financiando un mínimo de 9.000€ a un tipo de interés del 11,94% a 36 meses. Al final, lo que pago como mínimo son 15.326€, aunque no dan ni rueda de recambio. Lo mínimo para un Focus con 100CV con acabado básico son 16.000€ justos financiando. Sin financiar, dicen ellos que tendrás que pagar 20.000€. Obviamente, eso y decir que no te lo venden si no financias es lo mismo.

Si vamos a un Ford Fiesta, puedes tener uno de 90CV con dos puertas por 10.601€ incluyendo financiaciones.

Si vamos a un León de 115CV, anuncian 17.000€ que acaban siendo como mínimo 20.846€ en 36 cuotas a un tipo de interés del 11,08%.

El único que sí que puedes comprar sin financiar es un Dacia Sandero por 10.000€ con 90CV y los peores acabados de la industria, con tecnología antigua y ensamblado en Marruecos.

Entonces, aquí la gente está anunciando precios falsos, que sólo son una mentira y luego metiendo tipos de interés abusivos para recuperar el supuesto descuento. Hacen como que el descuento es aún mucho mayor para obligarte literalmente a financiar. ¿Con qué objetivo? Obviamente, para precipitar tu decisión de compra, sin esperar a tener el ahorro suficiente, y para incentivar la adquisición de modelos superiores. Uno que tiene 10.000€, en lugar de esperar a tener los 15.000€, cuando sabe que es imposible evitar la financiación lo que hace es lanzarse al concesionario a echar la firmita por el modelo básico. Uno que tiene más dinero, pongamos 20.000€, va allí a ver a su amiguito y sale con un crédito de 15.000€ más los otros 20.000€, y en lugar de un modelo básico aceptable sale hecho un triunfador con un tope de gama o un SUV con ruedas gruesas.

Y ante todo esto ni el Gobierno ni la OCU ni nadie dice nada. Hacen publicidad abiertamente engañosa, convierten un coche en un producto financiero complejo, discriminan al que tiene problemas de solvencia y de paso van pidiendo ayudas al Estado para seguir facturando.

Enlace permanente   



13 de abril de 2019
A vueltas con don Pelayo
Se ha ido Abascal a Covadonga y se ha puesto bajo la estatua de don Pelayo con el micrófono en la mano, y han salido profesores progres y otros enteradillos en historia medieval a decir que la Reconquista no existió y hasta que don Pelayo no existió.

Eso de decir "esto no existe" siempre queda muy bonito, muy intelectual.

Don Pelayo obviamente existió y no fue un visigodo, fue un astur, un caudillo de la montaña que fundó un reino nuevo llamado Asturias, que luego se desgajó en León y que luego dio lugar a Castilla. Don Pelayo sigue invicto, su descendiente más directo se llama Felipe VI. Entre Pelayo y Felipe VI hay 43 generaciones.

Cuando Alfonso VIII organiza la batalla de las Navas de Tolosa en 1212, en la parte cristiana hay una coalición de tropas castellanas, aragonesas, navarras y portuguesas. Ahí está documentado que todos los cristianos gritaban, antes de acometer al enemigo, tres palabras: "Santiago", "cierra" y "España". Santiago por ser el patrón de España, también llamado Santiago Matamoros. Cierra por ser la maniobra militar de acercarse rápido al enemigo, lo que Jorge Valdano diría "achicar espacios". Y España, ¿qué quería decir España?

Cuando, en las últimas décadas del XII, los cronistas de Alfonso X escriben la Estoria de España, la dividen en cuatro grandes partes: la primera trata del Imperio Romano, la segunda de los reyes godos, la tercera del reino astur-leonés (de don Pelayo en adelante) y la cuarta de Castilla. Entonces, España era para ellos Hispania, la provincia romana, cristianizada por los visigodos y liderada por los astures. Península Ibérica + lengua romance + religión cristiana = España.

La identidad de la Reconquista la da la religión, no un estado-nación decimonónico. En el mundo teocéntrico medieval, los distintos reinos cristianos se consideraban hermanos y su guerra era de religión.

Cuando en 1476 escribe Jorge Manrique las Coplas por la muerte de su padre, dice en la copla XXXVI:
"El vivir qu'es perdurable
non se gana con estados
mundanales,
ni con vida delectable
donde moran los pecados
infernales;
mas los buenos religiosos
gánanlo con oraciones
e con lloros;
los caballeros famosos,
con trabajos e aflicciones
contra moros."
Y luego sigue en la copla XXXVII:
"E pues vos, claro varón,
tanta sangre derramastes
de paganos,
esperad el galardón
que en este mundo ganastes
por las manos;
e con esta confiança
e con la fe tan entera
que tenéis,
partid con buena esperança,
qu'estotra vida tercera
ganaréis."


Enlace permanente   



21 de marzo de 2019
De vuelta a las aulas
Mañana me reincorporo a mi trabajo, después de las cuatro fracturas que tuve en diciembre. Ya sé que os habéis preocupado por mí, pero mi recuperación es prácticamente completa. He recuperado toda la extensión del brazo y sólo me faltan unos grados en la supinación de la mano que intentaré acabar de recuperar. El cirujano del hospital de Torrevieja Ángel David González Pérez hizo un trabajo excelente, me recompuso la cabeza del radio, que se había cascado en tres partes, con unos pequeños tornillos, y en el cúbito me implantó una placa de titanio con los 17 clavos que me acompañarán hasta el ataúd. No voy a olvidar el sabor del asfalto en Torremendo, desde luego, ni la noche que pasé a oscuras "en observación", entre los lamentos y gritos de los moribundos y los recién amputados, como en una condenación de almas del sueño de Dante, que decía Gabriel Miró.

Lo cierto es que vinieron a por mí, me operaron con la mejor tecnología y me cuidaron a coste cero, además de pagarme mi salario íntegro hasta que he estado recuperado. Esto no lo tienen todos los países, dentro de todas las críticas que yo he hecho a España.

La espalda y la muñeca derecha las tengo también recuperadas, a falta de algo de rehabilitación en el pulgar.

Estoy ahora viendo qué deporte podría sustituir al ciclismo, porque ya en el último año salía de mala gana por el aburrimiento de tres décadas haciendo lo mismo, y creo que parte de la culpa del accidente está en esa forma desganada de ir en bici, sin manos y repantingado en el sillín. En verano está claro que todos los días voy a ir a nadar, primeramente a una de las piscinas de esta urbanización, que está siempre vacía, y quiero ver si me animo a nadar en el mar, más a larga distancia. En invierno de momento estoy saliendo a caminar por el campo, al estilo machadiano, por unas fincas inmensas que hay por aquí.

Enlace permanente   



15 de marzo de 2019
Los Servicios Sociales han fallado
Leo la noticia del parricidio de Godella y no puedo creerme lo que ha ocurrido. Una pareja que vivía en "una casa insalubre, medio derruida, sin luz ni agua ni enseres adecuados", con una madre completamente trastornada que no tomaba medicación, que había tirado ya a uno de sus hijos a una fosa séptica, con un padre drogadicto y progre que pasaba de sus hijos, y con una abuela que tenía que ir a alimentar a los críos para que no se muriesen y que había alertado ya a los servicios sociales de "su situación". ¿En qué estaban pensando los servicios sociales de Godella? Probablemente en las pancartas del 8M.

Tirar a un niño a una fosa séptica ya es de cárcel. Haber dejado indefensos a esos dos niños, cuando tienen presupuesto y potestad para actuar, debería tener también responsabilidades.

En la experiencia que yo tengo en los institutos, ha habido exactamente tres casos en los que he detectado que la madre del menor lo maltrataba gravemente. En un caso, la sujeta hacía continuas denuncias falsas contra sus hijos, como las había hecho contra el marido, que estaba ya bien lejos. Servicios Sociales dijo: "Ya le hemos ofrecido ayuda". En otro caso, la tía amenazaba a su hijo con pegarle, con "hacerle sangre" y el niño se negaba a volver a casa. Servicios Sociales dijo: "Si la psicopedagoga no nos dice nada, no podemos actuar". La psicopedagoga lo tapó todo. Organizaron al mes siguiente una charla sobre las putas de Bangkok. En el tercer caso, maltrataban psicológicamente los dos progenitores de manera bastante grave, y también me intentaron hacer lo mismo a mí. Tampoco nadie hizo nada.

No sé qué es lo que se espera en este país para quitarle la custodia a una maltratadora. Se ve que estamos demasiado ocupados hablando de la Manada. Ahora espero que se llenen las calles para exigir cambios normativos, supongo que tendremos a la iluminada de Godella como mínimo tanto tiempo en pantalla como Juana Rivas.

Enlace permanente   



1 de marzo de 2019
Mi inversión en Catalana Occidente
Cuando estuve rastreando el Continuo a ver si había oportunidades, Catalana Occidente fue la otra que encontré además de Azkoyen. Ya me llamó la atención hace unos meses cuando la gente de Plus Ultra, la aseguradora de mi coche, me dijo que pasaban a pertenecer a Catalana Occidente. Yo ahí dije: ¿estos tíos qué hacen, se van zampando a las otras aseguradoras?

Y entonces he estado mirando la empresa y me han gustado su evolución y su precio. De entrada, es un valor muy Peter Lynch, una empresa no muy glamurosa, con un nombre poco llamativo, no seguida por casi nadie, considerada como "chicharro" aunque capitaliza casi 4.000 millones y debería estar en el IBEX, que viene creando valor de manera muy sostenida a lo largo del tiempo.

De hecho, desde 2002, habiendo incluso pasado por toda la crisis inmobiliaria, es casi una ten-bagger: se ha revalorizado un 930%. Esto son niveles por encima de Berkshire Hathaway.

Y el ritmo no ha decaído, acaban de publicar sus resultados, con un incremento del 8,1% del beneficio. El ROE está en el 12,3%, que es una buena cifra.

El negocio de Catalana Occidente, como el de todas las aseguradoras, tiene dos partes: la parte comercial de vender sus seguros y la parte financiera, de invertir correctamente el float, que es el dinero que van acumulando al cobrar las primas. Realmente, es muy parecida a un banco, pero en lugar de decir "déjame aquí el dinero que lo sacas cuando quieres" lo que dice es "tú me pagas a mí a fondo perdido y yo te pago luego a ti si te pasa algo". Al final, de la capacidad de gestión del riesgo y de la inversión de ese dinero depende el crecimiento de la empresa.

En el caso de Catalana Occidente, el negocio tradicional se basa en un 50% en los seguros de crédito, los famosos CDS, de hecho es la segunda mayor aseguradora de créditos del mundo. Y el otro 50% son seguros de coche, de vida, del hogar y lo típico, casi todo centrado en España a través de unas 50 aseguradoras pequeñas que ha ido adquiriendo. Este negocio tradicional actualmente le está creciendo y es bastante cíclico. A los que estén como siempre imaginando disrupciones digitales, les diré que las pólizas se venden en un 66,5% a través de agentes, y sólo un 3,6% por internet o teléfono (luego hay también corredores y bancos).

Y la parte de inversión, en la que tiene actualmente 12.323 millones bajo gestión, ha mejorado este año un 30,9% y ha aportado 80,1 millones al resultado. Este dinero lo tienen la mitad en renta fija (pública y privada al 50%) y la otra mitad entre inmuebles, renta variable, depósitos bancarios y "activos monetarios".

Entonces, yo creo que la empresa está bien llevada, la controlan perfectamente las familias fundadoras, con José María Serra Farré al frente, y tiene años buenos por delante en un buen entorno macroeconómico para España. He comprado 223 acciones a 31,5€. Esto es un PER de 9,78. He pagado una valoración de la empresa de 3.780 millones, con unos recursos permanentes de 3.404 millones, 1,11 veces valor en libros.

Enlace permanente   



28 de febrero de 2019
Mi inversión en Azkoyen
Después del piñazo de Covestro, he tomado un par de decisiones: volver a invertir en España y diversificar un poco más, digamos que hasta cinco valores. Seguirá siendo una cartera concentrada, pero un -29% en un valor no me afectará tanto al conjunto.

Sobre esto del perder dinero, he estado haciendo cierta reflexión filosófica. Si yo le digo a uno: ¿quiere usted perder un 30% al vender las acciones de Covestro? Me responderá que obviamente no. Pero si le pregunto: ¿quiere usted cambiar unas acciones con un nulo potencial alcista por otras con un gran potencial alcista? Entonces la respuesta será afirmativa. Por eso, yo en lugar de decir que he perdido dinero, voy a hacer como los buenos gestores de fondos: "He cambiado unas acciones cuyo potencial alcista me ofrecía dudas por otras con mayor potencial a mi entender". Y arreando.

En total, del dinero de mis ahorros que he metido, pierdo algo pero no mucho, lo perdido con Covestro ha sido lo ganado con Ercros, o cien euros más, y falta que el BBVA supere los 6€ para estar ya en verde.

Pero mi nueva inversión es Azkoyen, una de las más pequeñas del Mercado Continuo. Esta empresa es una vieja conocida de la bolsa española por haber hecho todas las máquinas expendedoras de tabaco de España y luego también de comida. Si miramos su evolución a lo largo de los años, en la crisis de 2007 se hundió bastante, se vio hasta el cuello de deudas y acabó con la acción a un euro. Luego entró un nuevo gerente que ha ido reduciendo la deuda y buscando nuevos mercados, y hace un año alcanzó casi los nueve euros. Desde entonces, ha perdido algo de fuelle la cotización mientras que la empresa ha mejorado sus fundamentales, lo que para mí la ha convertido en una buena compra.

Me volvió a llamar la atención la empresa cuando vi que habían fabricado todas las máquinas CityPaq de Correos. Estuve luego mirando y vi que tenían la mejor tecnología de su sector sin duda, con máquinas de café, de comidas calientes, de cobro de efectivo, de control de presencia en las empresas y con una continua innovación de producto. Me llamó también la atención que ya el tabaco representa muy poco en su facturación, no llega al 7% y sigue bajando. Lo que más le crece es lo que llaman "vending", que son máquinas de comida. En esto tiene un tercio de la empresa. Luego tiene otro tercio en "medios de pago industriales", que son máquinas para pagar, y otro tercio en máquinas que controlan los accesos y las horas trabajadas de los empleados. Su mercado es Europa en un 94%, y dentro de Europa España en un 17%. Está expandiéndose por América, y tiene una fábrica en Colombia, pero esto todavía no ha terminado de arrancar.

Me ha gustado también que el gerente, Juan Miguel Sucunza, tenga un 29% de las acciones de la empresa, esto hace que tenga los intereses bien alineados con el accionista y no tengamos al típico directivo caradura que va ampliando capital y haciendo expansiones a lo tonto.

Estaba ayer ya pensando en comprar pero me he esperado a ver las cifras del cuarto trimestre. Esto ha hecho que tenga que pagar un poco más, porque han sido cifras realmente buenas. Han cerrado el año con un incremento del 22% del beneficio neto, y esto después de aumentar su caja neta a 5,5 millones, pagar 3,8 millones en dividendos y comprar acciones propias por medio millón de euros.

Azkoyen ha crecido en beneficios desde 2015 un 119%, esto es un 30% compuesto. En 2015 creció un 54,31%, en 2016 un 15,25%, en 2017 un 11,67% y en 2018 un 22%. Son cifras más que respetables, pensando en que por el camino ha eliminado toda la deuda y ha acumulado efectivo.

Entonces, Azkoyen va muy bien, está bien llevada, y si no se tuerce mucho el ciclo va a haber buen crecimiento. He pagado 6,8€ por acción, a un PER de 10,95. Si decía Peter Lynch que hay que pagar como mucho tanto PER como crecimiento tenga la empresa, aquí he pagado un 11 para un crecimiento del 30%.

Enlace permanente   



25 de febrero de 2019
Los resultados de Covestro (4T2018) y mi desinversión
Pues ya han salido los resultados anuales de Covestro y el tema pinta bastante mal. De entrada, hay un cuarto trimestre que no cuenta porque han tenido problemas logísticos graves. Resulta que las fábricas principales de Covestro, en Brunsbüttel, Dormagen y Krefeld-Uerdingen, sacan sus productos al Mediterráneo en unas barcazas a lo largo del Rin, y este verano la sequía hizo que bajara tanto el nivel del agua que las barcas no podían salir y han tenido que transportar los productos en camión, lo que ha ocasionado unos costes mayores. Pero es que además, como había entrado en servicio la fábrica de BASF que produce lo mismo que ellos (los famosos precursores TDI y MDI para espumas plásticas), pues dado que estos productos se suelen subastar en el mercado, una mayor oferta ha tirado de los precios a la baja. Con todo esto, sacaron un aviso de beneficios el día después de que yo comprara acciones a 56€ y el valor se desplomó un 15% en una sesión. El beneficio al final para el cuarto trimestre ha sido un 86% inferior al del mismo trimestre del año anterior.

No se va a repetir esa situación del agua de Rin, espero yo, pero sí que se va a mantener durante todo 2019 la situación de precios más bajos. Y no es que vaya a haber en 2019 unos precios anormalmente bajos, es que durante 2017 y 2018 estuvieron anormalmente altos. Esto a lo que nos va a llevar, según la empresa, es a un ROCE del 10% (y viene de estar en el 30%) y a un EBITDA que será la mitad que el año anterior. De beneficio neto no hablan, pero si no hay grandes cambios en impuestos, deuda y demás, hemos tenido este año unos 620 millones en "depreciaciones y amortizaciones", que es una cifra más bien fija cada año, y eso nos llevaría a un EBIT de 1.130 millones, que, restando los 700 millones que se vienen gastando en inversión en nuevas fábricas, nos dejaría el beneficio en 430 millones, es decir, una caída del 78% con respecto a lo que se obtuvo en 2017.

Claro, con 430 millones de beneficios, la acción actualmente estaría cotizando a un PER de 21, y a los 70€ de mi precio de compra, yo la tendría a un PER de 30. No parece un buen PER, ciertamente.

Podemos hacer el cálculo de otra manera: en el informe anual de 2015 declaran una facturación total de 12.082 millones. Esto es apenas un 2,65% más de lo que declararon el año anterior y un 17% menos de lo que han declarado en 2018. Vemos que hay un crecimiento del 3%-5% al año, que no dudo de que se mantenga en 2019. Entonces, le pongo generosamente 15.000 millones de facturación en 2019. Si hago una simple división y veo que en 2015 sacaron 28.389€ de beneficio neto por cada millón de facturación, entonces con los precios normalizados a niveles de 2015 en 2019, veo venir 425 millones de beneficio neto. Así que coinciden los dos cálculos y ya entiendo en qué se basa la empresa para hacer sus previsiones, que son los resultados de años anteriores en situaciones análogas de precios.

Y decía yo que quería pedir un crédito para comprar acciones de Covestro, tócate los cojones. En realidad, a Covestro este año lo más normal es que la devuelvan a los 35€ por acción y gracias.

De modo que he tenido, muy a mi pesar, que doblar la rodilla y reconocer mi error. He apretado el botón "todo" y "a mercado" a 49,53€ por acción. De los 22.020€ que metí, he sacado 15.532€, he perdido prácticamente el 30%. No descarto volver a entrar si la acción baja de 30€, pero al final Covestro tiene un 75% de su producción en unos químicos muy básicos que son commodities, demasiado fáciles de replicar por cualquiera. La empresa irá creciendo lentamente, pero los precios, viendo las fábricas que se van abriendo, tenderán a bajar a largo plazo. Bayer saca a bolsa la empresa a 23€ por acción, calculándole unos 400 millones al año de beneficio, luego se estropea la fábrica de BASF, falta producto y los precios se inflan y, con unos costes fijos, se va el beneficio a 2.000 millones, y entonces se queda el PER a 7 y pasa por allí un tonto y dice: "coño, qué oportunidad". Y luego vuelve BASF a producir, entran otras fábricas chinas y el beneficio a donde estaba. Cagada.

Enlace permanente   





© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago
Pepita Nuncabaja
Seis meses en meetic
Etapas de la burbuja

RSS del blog

Últimos libros: