30 de agosto de 2022
Las bases biogenéticas del Cosmos
Este grupo de informes de UMMO es probablemente el más importante y el que más rápido está encontrando su acomodo en la ciencia terrícola. Lo que dice es pura lógica y no se entiende cómo se nos ha enseñado en el colegio algo tan disparatado como que las especies hayan evolucionado mediante mutaciones aleatorias.

Las cartas de este informe están perfectamente ordenadas y son las D58-2, D58-3, D58-4 y D58-5. Están en Ummo-ciencias.org, incluso con el original escaneado, y no las firma nadie, sólo muestran la identificación institucional del UMMOAELEWE. Los envíos se produjeron durante el mes de abril de 1967. Un poco antes, en el mes de marzo, Alicia Araujo recibió una breve nota en la que se le decía:
Recibirá antes de doce días un informe en el que les revelaremos las bases biogenéticas que regulan las mutaciones internas generadoras de los distintos “PHILUM” o RAMAS de los seres vivos, así como las fases progresivas de neuroencefalización del OEMII (Hombre).
Consideramos este informe de una grave trascendencia para ustedes délo a conocer a sus hermanos. Sin duda ayudará las investigaciones de los biofísicos terrestres.
Y luego, simplemente, le fueron mandando las cuatro cartas.

Lo que vienen estos informes a explicar es cómo evolucionan los seres vivos, que es mediante mutaciones dirigidas por la BUUAWE BIAEI (B.B.) y no por la selección natural. La B.B. la expliqué en el informe anterior de esta serie.

Lo primero que explican aquí es el concepto de ortogénesis, el principio por el que cada mutación mejora la genética de esa especie. Hay una diferencia fundamental entre una mejora por selección natural, que básicamente perfecciona el paradigma genético preexistente, y un cambio a un nuevo paradigma, que es la imposición de un patrón genético diseñado por una inteligencia. La argumentación que se hace en esas cartas es que el salto evolutivo por mutaciones aleatorias sería imposible, porque una mutación importante implica el cambio de varios genes al mismo tiempo, y las combinaciones posibles en ese caso se elevan a miles de millones, habría que producir una infinidad de individuos tarados o inviables para acertar una sola vez, y luego la mutación correcta se produciría en un solo individuo, sin que ni tan siquiera estuviese asegurada su supervivencia o la pervivencia de esa línea genética. Lo que dicen las cartas es que, cuando la B.B. activa una mutación, esa mutación ya es la correcta y se produce en muchos miles de individuos, de modo que la especie salta a un nuevo paradigma.

Comentan luego que la vida es algo estandarizado en el universo, que el número de seres vivos posibles es muy amplio pero limitado, y todos están ligados a la química del carbono. No hay una vida basada en silicio o germanio, ni seres de "sólo energía", como se ha estado fantaseando.

Critican la teoría de Darwin por "simplista" y ponen como argumento la coexistencia de especies mejores y peores en un mismo hábitat.

Yo en esto discrepo un poco, porque Darwin no hablaba de una competencia entre especies, sino entre individuos de una misma especie. No está demostrado que sea mejor ser un guepardo o una hiena, cada uno usa una estrategia diferente para llegar a comerse la carne. Lo que sí que me queda claro es que no puedo, por la selección de los mejor adaptados, pasar de un animal ovíparo a uno vivíparo, ni hacer aparecer un mamífero donde había un reptil. La biología siempre habla de eslabones perdidos, pero esos eslabones puede que no existan, puede que se produzcan esas mutaciones de repente.

Esta concepción de la evolución por la aplicación de una inteligencia y un plan puede tener también implicaciones en nuestra cultura, porque todo el capitalismo se ha basado en la concepción darwinista, cuando sabemos que ni las primeras patentes químicas, ni la invención del software, ni ningún nuevo paradigma económico se han producido por competencia entre iguales, sino más bien por iniciativas públicas en proyectos a fondo perdido.

Sobre la estructura de las mutaciones, ponen un esquema en el que al principio hay pocas mutaciones posibles, luego se multiplican de forma inabarcable por ningún intento de estudio, hasta alcanzar trillones, y luego se van otra vez reduciendo hasta llegar al OEMII. Las formas protozoarias de vida son idénticas en todo el universo. Los OEMII no somos idénticos, pero nuestro número es reducido, unos nueve millones. Quiere eso decir que, dado que existen miles de millones de civilizaciones, existen miles de civilizaciones que comparten de manera exacta el código genético con nosotros, aparte de las que tienen muy pequeña variación, como sería el caso de UMMO. Aquí es donde se explica la sospecha que yo tenía de que nos habían robado el código genético, parece que no hay tal.

Hablan también de un único punto de convergencia, una mutación final que igualaría a todos los OEMII, pero esto sería algo virtual, porque no han encontrado ninguna civilización en ese punto. En el artículo anterior ya se explicó la mutación de los OEMIIWOA, que impide que esa civilización perviva más de 38 millones de años.

También hay que decir que hay una contradicción grave en la carta D57-3, que dice: "De modo que la forma y estructura fisiológica de las especies variará considerablemente de un Planeta a otro tanto más cuanto más simple sea la constitución celular del ser vivo". Es una carta que trata del aterrizaje en la Tierra y posiblemente quien escribiese no fuese el especialista en biología, pero ahí está el error. No sé si hubo algún problema en la transcripción o la interpretación.

Cómo todo esto se concreta:
Estas cartas entran bastante al detalle puramente científico, no se conforman con explicaciones generales. Se habla primeramente del científico INNAI 3, que descubrió que había átomos de kriptón dentro de los cromosomas de las células germinales, aunque luego se entendió que el kriptón estaba en todas las células. Esos átomos de kriptón se habían descubierto ya en las capas internas del cerebro, y se había hecho la división entre los que servían de conexión con la BUAWAA, o alma, y los que conectaban con la B.B. La parte física de esta segunda conexión se llama BAAYIODUU, pero se tenía la idea de que el BAAYIODUU residía únicamente en el cerebro. El científico INNAI 3 demostró que el BAAYIODUU estaba también en las células germinales y que cumplía una función ortogenética.

Y luego dicen que, nada más llegar a la Tierra en 1951, comprobaron que el ser humano terrícola, el OYAGAAOEMII, tiene también ese BAAYIODUU, lo que indica que estuvieron haciendo abducciones, aunque esto no lo reconocen abiertamente.

En la primera carta se incluye un apéndice, escrito con otra máquina de escribir, con una ilustración que explica la forma en la que el código genético es traducido en cada célula para convertirse en proteínas y en un tipo determinado de célula. Ese proceso es prácticamente lo que ya conoce la biología terrícola, con algún añadido, pero lo hace a modo de clase magistral universitaria. Esto no creo que lo pueda escribir alguien simplemente leyendo la revista Nature, aunque de la autoría hablaremos más adelante.

Lo que se añade, lo que supuestamente nuestra ciencia no conoce, es la existencia de 86 pares de átomos de kriptón en los extremos de la cadena helicoidal del ácido desoxirribonucleico. Esto pertenece al BAAYIODUU y tiene una función de codificación y descodificación basada en la posición de sus electrones. En cada par de átomos de kriptón, hay un átomo con información fija que guarda todas las mutaciones posibles compatibles con las leyes biogenéticas universales en el patrón genético que está activo, y su función es comprobar la viabilidad de cada mutación. Es como si la B.B. hubiese querido asegurarse muy bien, antes de promover una mutación, que esa mutación está entre las previstas, digamos que habría una redundancia de la información para evitar cualquier error. Lo puedo comparar con un tablero de ajedrez, en el que la posición real de las piezas es el ADN, y luego al lado hubiese un papel con una lista de todas las posibles jugadas legales a partir de esa posición, de modo que no pudiese nunca el jugador hacer una jugada ilegal, porque en lugar de mover cualquier pieza tendría que elegir en el papel una jugada de las posibles.

Por tanto, nunca se podrá dar una mutación ortogenética de todo el genoma, sólo es posible un pequeño número de mutaciones a partir de cada ADN. Ese número oscila entre unas decenas y unos pocos millones. Entiendo que, cuando se cambia el genoma, se cambia también la información sobre las mutaciones potenciales. Esta estructura de arborescencia se llama ONAUDOOXA XUU, y cada mutación potencial, cada patrón genético, es una XUU. El momento en el que salta una mutación está representado por un IBOZOODAO, cada IBOZOODAO implica un número de XUU. Ved el dibujo en la página 5 de la carta.

En esta explicación, la primera pregunta que me hago es cómo cabe tanta información en los electrones de un átomo. Las cartas explican que lo que hace significado no es la posición de un electrón sino sus saltos cuánticos, y como el número de saltos por cada electrón es ilimitado, también lo es el número de signos de ese código. Deduzco que a ese nivel cuántico el concepto de "antes" o "después" no tiene mucho sentido, por lo que un mismo electrón puede estar dando varios saltos a la vez, en realidad es una función probabilística.

Se dice en una carta que el átomo de kriptón tiene ocho capas suborbitales de electrones. Yo, que de esto no tengo ni idea, he querido comprobar si le pillaba el fallo al que escribía, y he visto este vídeo de la profe Arantxa. En efecto, el átomo de kriptón tiene ocho subcapas orbitales, divididas en tres niveles distintos, que suman 36 electrones.

Si he dicho que en cada par de átomos de kriptón hay uno que es estático y que simplemente ayuda a registrar las mutaciones posibles, el otro es dinámico y sirve para dos cosas: pasar información a la B.B. y activar la mutación correspondiente. Esto no lo hace cada átomo por separado, sino que actúa con los otros 85 coordinadamente.

Para pasar información a la B.B., el BAAYIODUU usa principalmente el cerebro, pero también las células. Se entiende que ese mecanismo celular fue el que primero apareció, y permitió evolucionar a los organismos protozoarios.

La célula recibe información del exterior de dos formas: captando todas las frecuencias radioelectricomagnéticas y filtrando elementos químicos con su membrana.
  1. El filtrado de elementos químicos tiene memoria y se puede interpretar como mensajes.

  2. En cuanto a las frecuencias radioelectricomagnéticas, de todas las longitudes de onda que la célula recibe, hay una que es clave, la de 21,106 centímetros, emitida por grandes nebulosas de hidrógeno neutro, que en la Vía Láctea están en el ecuador galáctico. Esta onda tiene ciclos muy largos, de alrededor de mil años, y son esos ciclos lo que la célula memoriza, pero no la célula en sí sino el agua que contiene, porque la estructura molecular del agua es apta para captar esas ondas. Los átomos de oxígeno del agua emiten en este caso pequeñas ondas gravitatorias que los electrones de los átomos de kriptón pueden captar.
La información captada por cualquiera de estos dos métodos, fijada en los electrones de ese átomo de kriptón, la parte dinámica de la pareja, pasa a la B.B. y allí es procesada con vistas a generar la siguiente mutación en un futuro.

El ejemplo que ponen las cartas es el del cangrejo que tiene su exoesqueleto de color azulado porque vive entre algas de ese mismo color. Ahí lo que ha ocurrido es que los fotones con el color azulado han entrado por sus ojos y han desencadenado una reacción de su sistema nervioso, que ha variado sus niveles de potasio y nitrógeno, y esto luego ha afectado a la transferencia iónica y ha desencadenado unas reacciones que han ido del citoplasma al núcleo de sus células. Esas reacciones no son más que variaciones cuantificadas del campo gravitatorio electrónico de las capas más superficiales de los átomos de oxígeno del agua de ese citoplasma. Ahí explican luego lo que es esa variación del campo gravitatorio, se trata de la vibración de los electrones, que crea gravitones y hace perder energía a esos electrones y los convierte en otra partícula subatómica, a la que no quieren poner nombre.

Y dicen:
En realidad no es que el electrón se haya degradado al emitir energía cuantificada en forma gravitatoria. Es simplemente según la concepción comprobada de nuestra FÍSICA que sufre una nueva orientación en su eje y se modifica la estructura de la Red N dimensional que la circunda.
La cuestión es que ese campo gravitatorio provoca un efecto de resonancia en los átomos de kriptón correspondientes y la B.B., con esa información, decide que va a mutar el cangrejo para darle el color azulado porque así se camuflará mejor.

Esto es básicamente lo contrario de lo que decía Darwin, que achacaba ese color azulado simplemente a la mayor facilidad para la supervivencia de los cangrejos que eran en principio un poco azulados, hasta que al final se acabaron haciendo azules del todo.

Una vez que la B.B. ha decidido la mutación a realizar, falta activarla físicamente. Ahí lo que hace es usar esos mismos átomos de kriptón que ha usado para informarse, simplemente produciéndoles alteraciones cuánticas que producen radiación, y es bien sabido que la radiación altera la estructura del ADN. Como ya he dicho antes, hay una comprobación previa de la legalidad de esa mutación, cruzando la información de la misma B.B. con lo registrado en los otros átomos de kriptón.

Al mencionar los gravitones, tocan los de UMMO un tema muy importante, porque Bob Lazar y otros creen que es así como se mueven los platillos volantes, creando campos gravitatorios artificiales. El problema es que aún no se entiende la gravedad, el gravitón todavía es una mera hipótesis.

Crítica a la física terrestre:
Esta serie de cartas critica duramente la física terrestre, la considera embrionaria y atrasada. Por ejemplo, en cuanto a nuestra concepción del átomo, dicen:
La expresión Átomo doble tal vez sea incorrecta para un especialista terrestre, mas tengan en cuenta las dificultades de traducción a la hora de realizar una versión a idiomas terrestres de nuestras voces científicas. Por ejemplo la etimología de nuestro fonema NIIO AA que viene a expresar el mismo significado que ÁTOMO, es muy distinta. No solo sus raíces nada tienen que ver con las griegas (INDIVISIBLE) sino que esa voz NIIO AA nos sirve también para denominar a una molécula química o a un pequeño grupo de átomos no enlazados. Tal confusión procede de concepciones físicas diferentes, puesto que nosotros concebimos a las partículas subatómicas como simples cambios de eje en una Red pluridimensional, ligadas a una función probabilística. Así cuando tales entidades están relacionadas de algún modo nosotros llamamos a esta interrelación a nivel microfísico NIIO AA. Así por ejemplo una pareja formada por un Hiperón sigma y un protón en el seno del núcleo atómico recibirán también la denominación de NIIO AA. El mismo NÚCLEO recibirá el nombre de NIIO AAA y lo mismo la interacción FOTÓN ELECTRÓN.
Para distinguir pues el tipo de NIIO AA que estamos analizando, antepondremos una cifra codificada al fonema.
También ridiculiza la mecánica cuántica:
Tengan ustedes en cuenta además que toda la estructura de la Mecánica Cuántica creada por los Físicos de la Tierra es una verdadera entelequia que carece de base real. Por ejemplo vamos a citarles a ustedes un concepto familiar a los físicos terrestres: EL SPIN DEL ELECTRÓN.
Incapaces ustedes (Debido al estado embrionario de sus investigaciones) de dar una explicación satisfactoria por ejemplo al Efecto llamado por ustedes de ZEEMAN, crean ustedes el concepto de momento angular del SPIN y construyen todo un modelo matemático sobre una Hipótesis tan endeble. Les advertimos a ustedes que solo esta concepción errónea ha retrasado en la Física Terrestre la elaboración de un modelo atómico mas ajustado a la realidad. Ya que lo que ustedes denominan SPIN es algo muy distinto a lo que sus matemáticos postulan.
En efecto: Si consideran ustedes una Red espacial de N dimensiones, la deformación en dos ejes axiales orientados ortogonalmente y que se cortan en un IBOZOO UU (PUNTO ESPACIAL) dará lugar a un efecto que en el caso denominado por ustedes CAMPO ELECTROSTÁTICO - CAMPO MAGNÉTICO invita a los especialistas de su Planeta a representarlo por un Vector y asignarle un número cuántico. Para que lo comprendan mejor los profanos en Física. Es como si alguien que contemplase desde una lejana montaña, el Picnic o merienda campestre de una familia, confundiese el mantel extendido por el suelo con las faldas de una excursionista sentada junto a él concibiendo el conjunto con un único traje.
Les decimos todo esto para que se percaten de las dificultades que entrañan para nosotros describirles cualquier concepto científico. Si utilizamos el lenguaje científico terrestre enmascaramos y falseamos la verdad, puesto que como les indicamos mas arriba tales hipótesis terrestres son viciadas en su origen, y si recurrimos al lógico camino de explicarles previamente los errores o las ideas inexactas que ustedes se han forjado, necesitaríamos muchos folios mecanografiados en el empeño. Por si el panorama no fuese deprimente, muchos de ustedes ni siquiera conocen tales hipótesis terrestres, puesto que juzgan más interesante someterse al lavado cerebral de la Televisión, que formarse en esas disciplinas científicas.
Así que ya vais viendo en qué se entretenía Jordán Peña los sábados por la mañana.

En el próximo artículo me meteré ya en la parte científica más dura de todo el corpus de UMMO, que son los IBOZOO UU, explicaré lo que consiga entender.

18:02:10 ---------------------  



© A. Noguera