4 de diciembre de 2021
Situación de mercado
Hace tiempo que no escribo y hoy creo que es un buen día. Ya digo que estos artículos no son consultoría para nadie, sino una forma de ordenar mis ideas.

Lo que veo en el mercado es que el tapering va a desencadenar caídas persistentes en todas las bolsas y en los criptoactivos. No creo que haya un lugar donde esconderse, ni tan siquiera en el efectivo. Cuando comiencen las llamadas de margen, los que estén apurados lo van a vender todo, los broker endurecerán los criterios de crédito (que hoy son ultralaxos) y todo seguirá bajando y bajando.

Lo que está ocurriendo está perfectamente en el guion, el QE desató una muy clara burbuja que se viene a pinchar ahora, al amainar ese QE. Es una situación de manual que sólo puede sorprender a los que andan adictos consumiendo noticias, discursos y gráficas, viviendo "la bolsa al segundo". Si un inversor sensato se aleja un poco del ruido, verá la cosa muy clara.

Como ya expliqué en septiembre, mi estrategia va a ser quedarme invertido en activos que ya están baratos y que van a recuperarse fácilmente, aunque no creo que se libren de las caídas a corto plazo. La otra estrategia, que es salirse y ponerse en efectivo, ya la seguí en 2020 y vi lo difícil que es luego volver a entrar. Hay que pagar impuestos y comisiones y hay que atinar con la reentrada. Entre ver un número en rojo pero no tomar ninguna decisión o preservar un poco más de efectivo al principio pero estar con la tensión del cortoplacista, prefiero la primera opción.

Así que sigo teniendo Berkshire Hathaway, Neinor y Catalana Occidente a partes iguales.

No creo que haya un sitio mejor para pasar estas situaciones que Berkshire Hathaway, cuando se pongan las cosas a precio Buffet va a batear, y hace tiempo que tiene ganas.

Neinor ha bajado más de un 10% desde máximos y ha sido la peor de su sector, a base de hacer estupideces. Primero fue la quiebra de Evergrande, que sólo metió miedo y nada más. Luego llegó la regulación del Gobierno y Neinor sacó una nota de prensa diciendo que "exigía" una explicación, es decir: "Estamos cagados y no sabemos qué va a pasar", estrategia inteligente de comunicación. El 18 de noviembre se descubre que la dirección había comprado un gran paquete de acciones propias a 11€ a un inversor que se quería salir. La acción cotizaba en ese momento a 11,56€ y se cayó inmediatamente casi un 5% hasta los 11€ clavados. Luego saltó el circo de Vía Célere, se iban a comprar una empresa del mismo tamaño que la suya sólo con deuda. Esta operación le venía claramente grande a Neinor, los vendedores querían efectivo y no acciones, y encima el precio que pedían no daba margen de seguridad. Pienso que los fondos que controlan Neinor le dijeron al consejero delegado que se estuviese quieto, y en la decepción los minoritarios siguieron vendiendo.

Neinor tiene que dedicarse a incrementar el rendimiento sobre el capital empleado, a ser lo más eficiente posible, independientemente de su tamaño. Si hay que fusionarse, que sea con canje de acciones a su valor intrínseco, no a cotizaciones deprimidas, y que sea para tomar carteras buenas de suelo y mejorar el ROE.

Con todo, Neinor cotiza hoy por debajo de PER 10 y tiene crecimiento por delante. Cuando se pegan bofetadas por comprar el poco suelo disponible, es porque ven demanda y los precios van para arriba.

Ayer la acción estaba cayendo un 4% y se me ocurrió mirar el volumen negociado. Casi al final de la sesión, se habían negociado 225.000€ en total, sólo eran las migajas de unos cuantos particulares que se habían cagado. Justo antes del cierre, entró una orden de 800.000€ que hizo subir la cotización casi el 1%.

Catalana Occidente cotiza también por debajo de PER 10 y sus beneficios van a seguir creciendo. La variante Ómicron sólo es un resfriado y el ciclo económico va a ser muy favorable, España ya está marcando máximos de empleo y veo a la gente animada, no paran de moverse. Ya he explicado otras veces que el ciclo actual arranca de la administración Biden más que de la pandemia, y lo que hay es una reversión del camino deflacionario de Reagan. Los salarios van a subir, el gasto público va a seguir muy alto y el consumo va a ser muy fuerte, el dinero se va a mover más y esto va a dar un crecimiento sostenido en toda esta década. Obviamente, todo esto implicará subidas de tipos moderadas y los beneficios de las aseguradoras aún subirán más.

Tanto en Neinor como en Catalana Occidente veo crecimientos de beneficios y PER al mismo tiempo, aunque ahora estén sufriendo la volatilidad. Pero es un error estar ahora con miedo si se tienen cosas objetivamente baratas.

Entonces, pienso que las caídas van a ser irrecuperables para algunos activos y fácilmente recuperables para otros. Así veo yo el riesgo bursátil ahora mismo, de mayor a menor:
  1. Criptoactivos (hoy cayendo ya el 15%, y esto no es más que el principio).

  2. Tecnológicas chorra tipo Docusign (ayer -40% así alegremente), Zoom, Etsy, Twitter y basurilla con tecnología de segunda.

  3. Tecnológicas con productos maduros tipo Facebook, Google y Amazon.

  4. Tecnológicas con productos más fuertes, tipo Microsoft y Apple.

  5. Empresas tipo bono con el PER alto.

  6. Otras empresas de PER alto que necesitan crecer mucho.

  7. Los índices.

  8. Cualquier empresa que no esté barata.

  9. Empresas baratas que se van a ver arrastradas.

  10. Materias primas.
Si alguien argumenta que las caídas bursátiles siempre desencadenan una crisis de consumo, le diría que esto me lo imagino más para EEUU pero no para Europa. Si esto comienza a suceder allí, la FED no tendrá ya que subir tipos, el crash de la bolsa hará un efecto subida de tipos. En Europa, ni hay tanta sobrevaloración ni el consumidor está tan hasta las trancas de acciones.

11:56:05 ---------------------  



© A. Noguera