18 de marzo de 2021
Mi corto en los bonos
Ya desde la última semana de febrero estoy corto en los bonos de EEUU. Primero compré unos futuros muy pequeños sobre el rendimiento del bono a 10 años. Luego he pasado a vender dos futuros del bono a 30 años en el Globex. Llegué a tener 64 futuritos de Small Exchange, y no tenía ni idea de cómo "rolarlos", y me mandó un mensaje Interactive Brokers diciendo que me diese prisa, que si no los liquidarían ellos a las bravas dos días antes de caducar. El lunes los pude vender y pasarme a los ZB, que son mucho más líquidos. No descarto, si hay alguna corrección, incluso vender dos futuros más. Y no tengo ninguna otra posición, sólo eso. El corto en las tecnológicas lo cerré en dos días.

Mi análisis es bien simple, y lo vengo anticipando desde hace semanas: la Fed no puede ya ponerse a comprar bonos para mantenerlos en máximos históricos. Si intentase hacer esto, obviamente tendría que hacerlo creando más dinero, y ahí el dólar seguiría bajando, la inflación seguiría subiendo y las ventas de bonos se acelerarían aún más. La deuda que tienen es de 1,4 PIBs, no sé si van a querer comprarla toda a base de imprimir dólares.

Es por eso que hoy los bonos se están despeñando, porque se han dado cuenta muchos de que la Fed no está pensando en comprarles los bonos para que no pierdan dinero. Realmente, ni quiere ni puede hacerlo.

Si la Fed fuese una madre, una gran matriarca, podríamos decir que tiene un hijo llamado dólar, un marido llamado PIB, una hermana llamada deuda pública y una cuñada llamada bolsa. La Fed fue creada para defender el dólar, es suyo literalmente, es su primera prioridad. El dólar puede tal vez esperar mientras se recupera el PIB, pero si está en riesgo real, antes morirá que lo dejará caer. La Fed sabe que el PIB puede arreglárselas solo, el dólar no, si se devalúa y se va de las manos, viene la Weimar. Después del PIB, que de verdad le importa, no digo que no, viene algo mucho menos importante, que es el mercado de bonos. Ahí, si el dólar y el PIB están muy bien, pues igual puede hacer alguna cosita para reducir el coste de financiación, pero si hay problemas en la economía real o en las monedas, esos problemas mandan. Y la cuarta prioridad es la bolsa, esto es más una cuñada molesta, que siempre anda en burbujas y amenazando crashes. Ahora mismo pienso que la Fed tiene más ganas de que la bolsa baje que de que suba, porque sabe que de las grandes subidas vienen luego las grandes bajadas.

Entonces, que nadie se engañe creyendo que la Fed va a correr rauda a defenderle a él los ETF jugándose la estabilidad del dólar. Si el S&P llegase a despeñarse de tan mala manera que estuviesen las cosas objetivamente baratas, igual hacía dos llamadas a los mayores bancos para pedirles que compraran. Pero de cara a los máximos históricos, buscando los 4.000 puntos cuando ayer nos parecían los 3.000 una barbaridad, y no había habido aún virus, claramente no.

Mirad bien el gráfico histórico del rendimiento de los bonos y cruzadlo con el gráfico histórico del S&P500 y el de los tipos oficiales. Tanto la burbuja del año 2000 como la de 2008, incluso las Nifty Fifty de los 70, las pincha la Fed subiendo los tipos.

En 1972 los tipos están en el 3,25% y las Nifty Fifty son invencibles e imparables. Ahí comienza la Fed a subir tipos. En diciembre de 1972 los tipos alcanzan el 5% y el S&P500 comienza a despeñarse. Los tipos llegan a tocar el 11,22% en agosto del 73, y la bolsa toca fondo en septiembre del 74, habiendo perdido un 55% de su cotización, con una inflación muy fuerte.

En 1999 los tipos han bajado y oscilan alrededor del 4,75%. La bolsa ha multiplicado por cuatro en diez años hasta marzo de 2000. La Fed comienza a subir tipos en junio del 99 y los pone en el 6,5% en junio de 2000. Dos meses más tarde, la bolsa se despeña y pierde un 48,5% de su cotización en dos años.

En julio de 2003 los tipos los bajan hasta el 1% y los mantienen así hasta un año después, cuando empiezan a subirlos. La bolsa sube un 90% en unos cinco años. En julio de 2006, los tipos alcanzan el 5,25%, y se mantienen así hasta julio de 2007. Dos meses más tarde, la bolsa se vuelve a despeñar y cae un 53% en menos de año y medio.

Pero hay otra cosa curiosa, y es que los rendimientos de los bonos se adelantan a los crash de la bolsa. Suelen subir durante todo el periodo alcista bursátil, pero en el año 2000 esos rendimientos tocan máximos en junio, con la última subida de tipos, y a partir de ahí comienzan a bajar bruscamente, anticipando en dos meses el crash.

En 2007 pasó lo mismo, el rendimiento de los bonos toca máximos en julio, con la última subida de tipos, y ahí baja bruscamente, volviéndose a anticipar dos meses al crash.

Entonces, si la secuencia de acontecimientos se repite:
  1. Bolsas alcistas durante un año o dos más.
  2. Rendimiento de los bonos claramente para arriba.
  3. La Fed comienza a subir tipos.
  4. El diferencial entre rendimiento del bono y tipos oficiales se estrecha, pero el rendimiento aún sigue subiendo.
  5. El bono se gira, en dos meses crash.
De modo que esto me hace descartar por el momento la idea bajista que yo tenía en la renta variable, es más que probable que la burbuja la vaya a pinchar la Fed dentro de un año o dos.

12:40:10 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja