4 de septiembre de 2020
La liquidez se acaba
Se está volviendo a poner la cosa fea, los rebotes no tienen la más mínima fuerza y hay un ambientillo que recuerda al de finales de febrero.

En el primer crash, la Fed tira unas ingentes masas monetarias por el embudo del mercado de bonos, que se dispara. La renta variable también se dispara, porque renta fija y renta variable no son compartimentos estancos, son más bien vasos comunicantes.

En principio, queda claro que la cotización de un activo es el equilibrio entre los títulos disponibles de ese activo y el dinero que hay para comprar. Entiendo perfectamente estas últimas subidas, porque había aumentado de manera aberrante la disponibilidad de dinero para comprar.

Ahora la pregunta es si esa abundancia de liquidez se puede mantener en el tiempo o es como un chorrito de agua que sostiene una pelota de pimpón.

Va a ocurrir, me parece a mí, que el chorrito va a aflojar, porque no va la Fed a seguir creando billones y billones nada más que para ir apuntalando las bolsas. Si se crearon esas masas monetarias, fue para hacerlas llegar a la economía real, pero una vez que ya el problema de liquidez se termine y comience el problema de la inflación, habrá que parar el juego.

El dinero que han creado va a salir en gran parte de los mercados financieros y va a filtrarse a los inmuebles y las materias primas, y de ahí al IPC.

La situación estanflacionaria que viene la veo de esta manera:
  1. Debilitamiento del dólar.

  2. Metales y materias primas al alza.

  3. Leves subidas nominales de beneficios en las empresas fuertes.

  4. Bajada de consumo y problemas para las cíclicas.

  5. Los bonos van a ser una ratonera, con rendimientos al alza. La Fed intentará reducir esos rendimientos, pero le será más fácil hacerlo cuando superen el 2-3%, porque para mantenerlos en el cero tendría que correr grandes riesgos inflacionarios. Los intereses los pagará con más deuda que creará, ya veremos hasta cuándo. Si los chinos venden todos sus bonos, la burbuja puede estallar y puede haber un sálvese quien pueda.
La situación de la bolsa no creo que vaya a ser buena, porque se va a producir una paradoja. Conforme suba la inflación, debería haber una mayor liquidez, un deseo de preservar el valor del efectivo, pero en comparación con la situación actual, que es completamente aberrante, la liquidez será menor. De modo que los peres tenderán a la baja, y también lo harán los beneficios de casi todas las empresas por la retracción del consumo. No me meto ahora en si habrá cambio de hábitos o nuevo paradigma, sólo la inflación ya hace un daño, a no ser que los salarios crezcan más rápido, que no será el caso.

Por tanto, las alegrías en la bolsa pueden estar tocando a su fin, salvo para las empresas innovadoras que creen mercados nuevos. Da igual que se mantengan laterales o que haya un leve mercado bajista, en términos reales los índices perderán mucho valor. No veo forma de que sean las bolsas ningún chollo con una economía en reconversión. Sí que creo que saltarán grandes oportunidades que habrá que aprovechar, pero puede que esas oportunidades no estén en las empresas que hoy conocemos o que se encuentren más en Asia que en América.

17:03:21 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja