21 de julio de 2020
La situación actual del virus
Está el virus ahora mismo en una especie de rebrote sin muertos y, al mismo tiempo, se dedican a anunciar bálsamos de Fierabrás uno detrás de otro. Se espera gran rebrote para el otoño y vacuna para el año nuevo, pero hay otras noticias que se ignoran y que para mí son importantes.

La primera es la declaración de la doctora Natalia Prego:
Los rebrotes no son personas enfermas del COVID, los rebrotes son personas que han realizado una prueba de detección del virus que provoca la enfermedad del COVID, o sea, SARS-COV-2, y ha dado positivo en esa prueba. La prueba de la que hablamos es la prueba en cadena de reacción de polimerasa, la que conocemos como PCR. Pues bien, esa prueba da muchos falsos positivos. Os explico: la prueba de cadena de reacción de polimerasa lo que hace es amplificar el material genético del virus. [...] Es una prueba inespecífica. [...] De esta prueba habla la OMS (la Organización Mundial de la Salud) en su documento científico elaborado el 9 de julio de 2020, una revisión científica que tiene vigencia durante dos años y que se titula "Implicaciones para las precauciones en la prevención de infecciones". En este documento detalla que la prueba en cadena de reacción de polimerasa, PCR, no necesariamente indica virus competente, viable, con capacidad de transmitir y con capacidad de provocar infección que enferme a la persona. Frase importantísima. De aquí se deduce que la prueba en cadena de reacción de polimerasa, que en un inicio se usó para detectar precozmente los casos y así no confinar a toda la población, según las recomendaciones de la OMS, en estos momentos lo que sucede es que, al ser inespecífica está dando muchos falsos positivos, o sea, personas que aparentemente tienen el virus pero pueden no tenerlo, que aparentemente están enfermos pero no lo están. El Ministerio de Sanidad da diariamente casos confirmados de COVID-19, pero esos casos confirmados no son confirmados de enfermedad, son confirmados por una positividad en la prueba de reacción de cadena de polimerasa, una prueba que no es diagnóstica, o sea, no se utiliza y no sirve para diagnosticar la enfermedad de COVID-19. Ya lo declaró el premio Nobel que elaboró esta prueba, premio Nobel en 1993 Kary Mullis.
El segundo documento audiovisual es el vídeo que grabó un médico de Granada en el pico de la pandemia explicando cómo podía salvar a muchos pacientes metiéndoles un chute de corticoides para reducir la inflamación de los pulmones, y explicaba que realmente los pacientes mueren por asfixia porque el sistema inmunológico sobrerreacciona y produce una hinchazón de los alveolos pulmonares. Hubo otros médicos que protestaron, uno incluso lo quiso denunciar, pero hace pocos días la OMS acepta que tenía razón este doctor Calleja y que la reducción de la mortalidad si se aplican estos corticoides es de hasta un 50%. Estos corticoides se encuentran de toda la vida en todas las farmacias de España. Y lo cierto es que, desde que salió ese vídeo, los muertos en España se redujeron drásticamente.

Y luego están las grandes vacunas, los medicamentos milagro, los remdesivir y otras soluciones de altos vuelos que se vienen anunciando.

El primer estudio científico sobre este tema muestra que las vacunas sí que producen anticuerpos, pero duran sólo dos meses en el organismo, por lo que es más que posible que una vacuna realmente efectiva no llegue nunca o sea una solución muy parcial. Esto encajaría con las declaraciones de los epidemiólogos que Iker Jiménez invita a su programa y que desde el principio dijeron que nunca se había encontrado una vacuna para ese tipo de coronavirus, que está emparentado con el resfriado, y sabemos que para el resfriado hay antibióticos, pero no vacuna.

Entonces, mi opinión sobre la situación actual del virus es la siguiente:
  1. Pienso que el virus ha circulado ya entre un porcentaje altísimo de la población, y que las pruebas de anticuerpos arrojaron resultados tan bajos porque en las otras personas esos anticuerpos habían ya desaparecido.

  2. El que no se ha muerto de un primer contagio tampoco se va a morir de un segundo, por lo que la mortalidad en este otoño va a ser mucho más baja de lo esperado. A esto ayudarán también los corticoides y el tener respiradores y botellas de oxígeno.

  3. No creo que salga la gran vacuna y pienso que ese virus se integrará en todo ese conjunto de virus que llamamos resfriado y seguirá siempre entre nosotros en mutaciones menos mortíferas, tal y como ya apuntaron desde el principio muchos epidemiólogos.

  4. Sí que pienso que saldrá alguna medicina tipo antibiótico que se lo cargue. Puede que esa medicina ya la estemos usando para otras cosas y falte ir probando con más tiempo.

  5. Para año nuevo, los confinamientos y las mascarillas cesarán del todo y la gente seguirá con su vida.


13:01:31 ---------------------  

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja