9 de junio de 2006
¡Qué grande eres, Fernando, cabrón!


A veces lamento profundamente las cosas malas que he dicho de este escritor. Que los dioses te conserven el entendimiento, maestro.

19:04:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

21 comentarios:

rasante:
ja ja, lo mejor es la cara que pone Quintero.
Ahora ya en serio, igual S. Dragó no se da cuenta de que está poniendo la misma pasion y radicalidad que ha nutrido nuestras fraternales carnicerias en su crítica a la pasion y radicalidad de los españoles...
Ahora, lo de la picaresca es totaalmente cierto. Asi nos va.
9 de junio de 2006 a las 21:00.  

Ernst Thälmann:
A mí me parece que no está demasiado brillante; yo no sé de "guerras civiles que se producen cada 40 años" entre nosotros. Sólo me viene una a la cabeza y achacarla a una herencia o a un estallido de pasiones me parece absolutamente irrespetuoso.

Su intervención queda rara; habla rápido, da la impresión de que se lo tiene aprendido de memoria, sin embargo se equivoca con frecuencia.

En general estoy de acuerdo con la crítica que hace del país, aunque viniendo de él —habida cuenta de como loó a quien loó cuando se retiró— no parece demasiado sincero.

Un vídeo interesante, en cualquier caso.
9 de junio de 2006 a las 23:32.  

alberto:
Ernst, no sé si eres español o alemán, o si conoces la historia de España, pero de la guerra civil hacia atrás sí que se cumple lo que ha dicho Dragó: tres guerras civiles (carlistas) en el XIX, guerra de sucesión en el XVIII, guerra de secesión en el XVII. Y en estos últimos años, ya lo sabes, terrorismo sin parar. Y faltan aún las guerras civiles que están por venir con los inmigrantes. Está claro que el peor enemigo de un español es otro español, eso es empírico.
10 de junio de 2006 a las 00:12.  

Anónimo:
Cuando continua el programa?
10 de junio de 2006 a las 00:29.  

Anónimo:
Quina sort d'haver nascut català !!!
10 de junio de 2006 a las 08:50.  

Ernst Thälmann:
Hola Alberto,

aunque soy español no conozco mucho la historia de España —es un país que no me interesa demasiado; en cualquier caso no tenía ni idea de que las guerras carlistas se consideraban guerras civiles, mucho menos la guerra de sucesión —aquello fue cuando Cataluña rehusó aceptar a los borbones e intentó hacerse súbdita del rey francés, ¿no?— pero en cualquier caso, y aunque aceptemos la denominación, no creo que el motivo sean "herencias y pasiones desatadas", eso me parece una frivolidad, en el mejor de los casos.

Lo mismo puede decirse del "terrorismo sin parar" —que desde luego es un conflicto, pero guerra guerra... y además civil...

Un saludo
10 de junio de 2006 a las 09:44.  

Anónimo:
Lo que dice es muy bonito, pero ¿donde le gustaria haber nacido?. Por sus contestaciones, me parece que en Japon. ¿Le gustaria ser mujer en Japon?. Que le pase como a la princesa, que tiene depresiones por no haber podido tener un hijo varon.
No quejamos mucho de nuestra vida, pero en realidad en ESPAÑA es donde mejor se vive.
Yo estoy encantado de haber nacido en Murcia. Os puede asegurar que como aqui no se vive en ningun lugar del Mundo. Vamos a dejarnos ya de hipocresias.
10 de junio de 2006 a las 16:26.  

Carls Berg:
Yo creo que lo que dice es pura demagogia: decir que fuera se está mejor y son mejores personas que aquí en España (algo muy típico español también).

Estoy de acuerdo con Ernst en que el pasado de Dragó no casa muy bien con lo que ahora está diciendo y que es una burrada igualar las guerras civiles a simples problemas de herencias o de no haber dormido bien. Y de acuerdo con el anterior post anónimo: eso de irse a Japón es para mí una barrabasada: un país donde está todo tan jerarquizado, donde la población es tan sumisa, y donde la competitividad está tan exaltada (solo hay que ver muchos de los dibujos infantiles de allí).

Y la Historia de España es una Historia de guerras, como las que nombras, Alberto, pero también es la misma Historia que la de Francia, Inglaterra, Alemania... llenas de guerras internacionales y civiles.

Por cierto, ¿cuál es la guerra de secesión en el siglo XVII?
10 de junio de 2006 a las 20:31.  

alberto:
Veo que los dos que defienden España tienen nombres como Carls o Ernst, que a mí me suenan a alemanes. Pero en fin, es cierto que las afirmaciones de Dragó no hay que tomárselas literalmente. Hace muchos años ya que veo sus programas de televisión y lo conozco bien: dice a veces verdaderos disparates. En España somos muy dados a esa autocrítica feroz, caricaturesca. Es muy típico eso de "África comienza en los Pirineos". Los intelectuales españoles, en general, tienden a la caricatura, al humor.

Sobre lo de Japón, también es cierto. El país es muy duro para un español. Recuerdo que algunos futbolistas profesionales, al final de sus carreras, fueron por allí pero volvieron enseguida. Digo que es muy duro para un español porque es todo lo contrario: colectivismo radical, poco espacio personal (la gente se aprieta demasiado), un trato muy rígido con las otras personas, etc. Lo que ocurre es que a veces da envidia ver lo bien que funcionan los otros países y compararlos con el nuestro. Pero todo tiene su lado negativo, en Japón se suicida mucha gente, hay chavales que se encierran en sus habitaciones. Son personas mucho más débiles, que cuando pierden el orden en la vida se desconciertan. Eso pasa también un poco en Alemania.

Y la guerra de secesión fueron en realidad dos guerras simultáneas en Cataluña y en Portugal. Las dos regiones querían independizarse (Portugal entonces pertenecía al imperio español, lo mismo que Holanda y muchos otros territorios). No recuerdo ahora quién mandaba, pero era uno de los "austrias menores", reyes débiles y vividores que delegaron sus funciones a otros. La cuestión es que la corona se volcó en Cataluña, que era la zona más rica, y ganó esa guerra pero acabó perdiendo Portugal. Era ya una época de fuerte decadencia para España, que estaba financieramente en quiebra, y muy pronto todo el imperio comenzaría a desmoronarse.

Porque ese es otro tema: ¿por qué los ingleses mantienen tan buenas relaciones con sus ex colonias mientras que los españoles y los latinoamericanos nos llevamos tan mal?

Pues eso, un país de caínes.
10 de junio de 2006 a las 21:06.  

Carls Berg:
Hombre, que Carls Berg es mi nick. Que me llamo Pedro y soy de Zárágózá!

¿Tú crees que nos llevamos mal con los sudamericanos? En España los ecuatorianos son el 2º grupo en número de inmigrantes llegados aquí, y hay importantes colonias de ciudadanos colombianos, argentinos, venezolanos, o bolivianos.

Y mira que no saber que Carls Berg es danesa, no alemana... je, je, je...
10 de junio de 2006 a las 21:33.  

alberto:
Latinoamérica es el único lugar donde pueden agredirte por ser español. Ya sabes, aquello del "oro que nos llevamos", etc. Es una relación amor-odio, igual como las de España.
10 de junio de 2006 a las 21:48.  

willy:
Y faltan aún las guerras civiles que están por venir con los inmigrantes???
Creo que no dices esto en serio alberto...
11 de junio de 2006 a las 17:34.  

Anónimo:
Hola Alberto, hace unas semanas que te leo, pero este es mi primer comentario. Lo que tengo que decir es que yo no estoy de acuerdo con que los ingleses se lleven tan bien con sus ex-colonias. Puede que a nivel institucional sí, pero la huella que ha dejado el Imperio Británico en la psique colectiva de sus colonias no ha sido precisamente de cariño. Soy filóloga inglesa y en mi facultad trabajamos mucho el tema del postcolonialismo, por eso conozco este asunto con bastante profundidad. Yo no conozco el imaginario colectivo sudamericano, pero toda la literatura postcolonial de habla inglesa se resume en ansiedad y en no pocos casos rencor contra los imperialistas, tanto las culturas que sienten que les han arrancado parte de su ser (África y los maoríes de Nueva Zelanda, sobre todo), como las que sienten que el imperio las manipuló a su antojo mientras se les trataba como ciudadanos de segunda a pesar, en muchos casos, de ser blancos (Australia, Canadá, Irlanda, el Caribe). En todos casos se inculcaba el menosprecio por la cultura propia y el autoodio. Se habla mucho del holocausto nazi, pero el racismo victoriano no le va a la zaga.
En un nivel más a pie de calle, prueba a preguntar en Irlanda o Australia por los ingleses. No estoy segura de que la gente de a pie de otros países sean conscientes de cómo les ha afectado el imperialismo (aunque haya sido como puerta de entrada a la globalización, la fuente de sus problemas de hoy en día), pero estoy segura de que australianos e irlandeses no consideran que tengan mucho que agradecerles(muchísimo menos la nación Koori,los aborígenes australianos).

Un saludo
Laura
11 de junio de 2006 a las 17:52.  

Bronch:
Estoy de acuerdo con Sanchez Dragó: lamento profundamente que haya nacido español. Hay que ser un ignorante completo -o alguien muy astuto- para decir ese montón de tonterias.
11 de junio de 2006 a las 23:06.  

Paulus:
Portugal se independizó del Imperio Español como 60 años antes de la Guerra de Sucesión.

El último Habsburgo fue Carlos II.

Respecto a la historia de España, como se ha apuntado, tampoco es muy distinta a la de otros países europeos o mundiales. Leeos las guerras civiles mediavales en Inglaterra o Francia, o el caos que fue la actual Alemania hasta que Bismarck impuso la pax prusiana a sangre y fuego. O Italia. Y si nos ponemos a ello, las guerras civiles de Japón, que duraron siglos.
12 de junio de 2006 a las 13:26.  

alberto:
confundes guerra de secesión con guerra de sucesión
12 de junio de 2006 a las 14:30.  

Paulus:
Pues no:

http://html.rincondelvago.com/acontecimientos-del-siglo-xviii.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Sucesión_Española

Portugal se independizó (o más bien se separó) durante el Reinado de Felipe IV, el del Conde-Duque de Olivares:

http://es.wikipedia.org/wiki/Felipe_IV_de_España#Portugal
13 de junio de 2006 a las 16:32.  

alberto:
Pues muy bien, hombre. Pero si yo eso ya lo sabía, lo que pasa es que me liáis con detallitos sin importancia.

Lo que yo dije en mi primer comentario fue esto: "tres guerras civiles (carlistas) en el XIX, guerra de sucesión en el XVIII, guerra de secesión en el XVII".

Y en el otro comentario añado: "Y la guerra de secesión fueron en realidad dos guerras simultáneas en Cataluña y en Portugal. Las dos regiones querían independizarse (Portugal entonces pertenecía al imperio español, lo mismo que Holanda y muchos otros territorios). No recuerdo ahora quién mandaba, pero era uno de los "austrias menores", reyes débiles y vividores que delegaron sus funciones a otros. La cuestión es que la corona se volcó en Cataluña, que era la zona más rica, y ganó esa guerra pero acabó perdiendo Portugal. Era ya una época de fuerte decadencia para España, que estaba financieramente en quiebra, y muy pronto todo el imperio comenzaría a desmoronarse."

Y eso no lo desmienten tus enlaces, más bien lo confirman. Entonces, ¿de qué hablas?
13 de junio de 2006 a las 16:53.  

Paulus:
Pues que leí muy rápido... :P

Es que referirse a Felipe IV como "austria menor", cuando son sólo 5 reyes de esa casa, y FIV era el monarca más poderoso de su tiempo (y en general, con bastantes más virtudes de las que parece en un principio, el que fue bastante pusilámine fue su padre, F III) me sonó raro, y pensé que te referías a Carlos II, que es posterior a la guerra de secesión.
14 de junio de 2006 a las 14:01.  

Félix:
Yo vi la entrevista en la tele, y me gusto mucho, me sentí muy identificado, y conozco poco la vida y obra de Sánchez Dragó. Pocas personas he visto hablar tan claramente del sentimiento que tiene hacia su patria. Y que no se engañe nadie, si Drago dijo eso no es porque reniegue de España, mas al contrario, creo que esta intentando abrirle los ojos a la gente para entre todos hacer de España un pais diferente, mejor.

Yo soy empresario, tengo clientes en toda España, y vivo diariamente la picaresca de clientes buscando descuentos, apretando en precio, y lo hacen por norma, pensando en que de otra forma los están engañando. Odio esa forma de ser y pensar. Y en este caso la diferencia no está en los Pirineos, esta dentro de España, un cliente del norte y del sur es completamente distinto. El primero busca calidad y servicio, el segundo solo precio. Así de duro, odio generalizar, pero es lo habitual.
15 de junio de 2006 a las 14:40.  

Jose Joaquín ?:
Hola de nuevo a todos.

Sólo una puntada al hilo, yo he estado en Chile, Argentina, Perú, Bolivia y Venezuela.

A los españoles nos reciben como si estuvieramos en casa, con consideración y respeto. Experiencia propia. Lo del oro etc etc queda como anécdota.

Saludos. JJ
7 de noviembre de 2007 a las 17:36.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja