1 de mayo de 2021
Resumen de abril
Este mes he tenido un error que me ha mandado para atrás la cartera un -3,46% y me ha dejado a 1 de mayo un resultado de sólo el +1,56% en el año. Y esto en un contexto en el que los índices están subiendo a punta pala y el S&P500 ya lleva un +12% en el año.

El error se llama corto en los bonos, y no por un problema en el análisis sino por un exceso de apalancamiento. El primer corto en los bonos lo pongo en marzo en el bono a 10 años a un rendimiento del 1,46%, y enseguida comencé a ganar. Y esta inversión, que ahora aún sería provechosa, la echo a perder por la ansiedad de ganar mucho más y me voy y vendo tres futuros del bono a 30 años. Esto significaba tener en corto más de cinco veces mi cartera contra un activo que llevaba cuarenta años subiendo, además muy volátil. Como es lógico, pronto me cagué y salí con pérdidas, aunque más o menos perdí lo ganado con la operación anterior. Todavía hice una jugadita mínimamente inteligente, que fue cerrar dos futuros y dejar uno, por si había humillante rebote, que lo hubo, por lo que luego pude cerrar el tercero con una pérdida pequeña en total. Ahí tuve la oportunidad de estarme quieto, de reconocer que de la inversión en bonos no tenía ni puta idea, de parar los grandes apalancamientos, pero no la aproveché y en pocos días volví a la carga vendiendo cuatro futuros del bono a 10 años, es decir, casi seis veces mi cartera. Aquí la cosa fue mucho peor, porque el rendimiento al que entré ya era 1,70%, no había mucho margen de subida ya. En muy pocos días la cosa se empezó a complicar, aguanté una primera bajadita, que recuperó en parte, pero la segunda bajadita ya me iba apretando el torniquete de mala manera. Recuerdo que fui uno de esos días de vacaciones a pegar una caminata por el Barranc de Malafí, de Ebo a Tollos, y estuve sudando entre los mosquitos, las zarzas y aquellas inmensas peñas, y al volver se ve que se me aclararon las ideas y fui dándome cuenta del riesgo que estaba corriendo. Cualquier operation twist o jugadita de la Fed se iba a comer la mitad de mi cartera. Aguanté todavía algún día, pero en otra de las bajaditas tontas que estos activos suelen hacer acabé por cerrar la posición. Recuerdo que el rendimiento estaba en 1,619%, es decir, por encima de mi primera entrada en corto pero habiéndome provocado una pérdida del 5% de la cartera. Ahora, mientras escribo, ese rendimiento está en 1,626%.

En mi descargo tengo que decir que justo en esos días tenía una cuadratura de Urano sobre mi Saturno natal, que se venía a sumar a la otra cuadratura que había tenido en enero de Saturno sobre mi Urano natal. Esta cuadratura era una repetición de otra que había tenido a principios de noviembre del año anterior, donde también lo cargué casi todo en el oro y la plata y tuve un mal resultado.

La buena noticia es que ya no voy a tener más cuadraturas de ésas hasta el año 2046, así que me vais a ver rico para esa fecha.

Y después del cagadón simplemente me he montado otra cartera que sí que está funcionando bien, aunque yo creo que todas están funcionando bien y yo haría bien en moverme menos. Esta nueva cartera ha dado algo más del 1% en unas dos semanas, ya veremos cómo va.

Lo que tengo se divide básicamente en dos bloques: empresas españolas baratas y materias primas. Aparte, un 6% lo tengo en el Bitcoin.

En la parte de empresas españolas, tengo Neinor, ACS, Inditex y Viscofán.

A Neinor la he visto muy bien en cuanto a deuda y crecimiento, sobre todo pienso que con la operación de Quabit ha obtenido mucho suelo con descuento y esto le va a dar mucha rentabilidad en los próximos años. En general, creo que el sector de la construcción en España va a ir bien, que la gente va a querer mejorar su vivienda y largarse de las ciudades. Esto incluye también a europeos del norte que van a querer venir para abajo. También creo que la inflación va a mover dinero de inversión hacia el inmobiliario, porque en España la gente invierte en inmuebles, no en bolsa. El precio está muy bien, creo que hay un descuento de casi el 40% con respecto al valor en libros, y en esos libros lo que hay son pisos, chalets y suelo urbanizable. No sé si los otros inversores creen que esos activos van a bajar por la crisis, pero yo creo que van a tender más a subir que otra cosa, el inmobiliario en España no está caro ahora mismo. Me gusta también el plan de Neinor de hacer bloques para dedicar enteramente al alquiler. Y me gusta el dividendo de casi el 5% que ha soltado hace poco.

ACS yo creo que está barata, que el bajón de beneficios le viene por el cierre de las autopistas por los confinamientos, pero pronto volverán los beneficios a crecer y se podrá aprovechar de los planes de infraestructuras que van a montar por todas partes. Tiene también en marcha operaciones corporativas en las que no me voy a meter, pero que valoran la empresa bastante por encima de los 8.500 millones que capitaliza ahora. Pronto va a soltar un dividendo del 14%, el 70% del beneficio, y no lo va a hacer, como dicen algunos, en acciones y ampliando capital. Lo que va a hacer es dar al accionista a elegir si quiere acciones o efectivo, y luego comprar con dinero el mismo número de acciones que haya dado y amortizarlas. Por tanto, ACS tiene el mejor dividendo del Ibex y puede que uno de los mejores del mundo. Pienso que los beneficios después de la pandemia le pueden subir bastante, no creo que sea una empresa en decadencia.

Inditex es la que más ha subido de las cuatro españolas, aunque es la menos barata. Pienso que ha habido una injusta negatividad hacia esta empresa, la han relacionado con las cadenas de tiendas, cuando esto no es así. Inditex vende lo que fabrica, tiene sus propias marcas y le da igual vender por tienda que por internet. De hecho, saca mejores márgenes vendiendo on line que en las tiendas, y pienso que Inditex puede ser el mayor vendedor de ropa on line del mundo, porque es el único que ofrece tallajes homogéneos. Yo acabé harto de pedir en Amazon y tener luego que devolver ropa porque cada uno pone las tallas que le da la gana, compré unos Levi's y me mandaron los gayumbos de Michael Moore, los devolví y los otros aún me estaban grandes, a la tercera vinieron los buenos pero no me los estoy poniendo porque luego compré en Inditex unos vaqueros por 26€ y me están mejor y son un poco elásticos. Lo mismo ocurrió con unos suéters de Adidas, pero por pereza de devolverlos ahora tengo dos, uno de cada talla. En Zara yo ya sé mi talla cuál es, le pego botonazo y me olvido. Además de esto, me ha gustado que no han tocado un euro de deuda en toda la pandemia, ni tenían ni tienen deuda. Esto es muy importante, cuando una empresa pasa por cierres de tiendas, confinamientos y problemas tan graves y tan imprevistos sin tocar la deuda es porque tiene "buenas piernas", como dice Perico Delgado.

Y Viscofán la he comprado buscando un dividendo protegido de la inflación del 3%. No está la empresa especialmente barata, pero crece casi el 10%, va haciendo adquisiciones y va a poder trasladar a sus clientes el 100% de la inflación, por lo que me parece una empresa segura. De momento lo que ha hecho es bajar, pero voy a esperar un poco más y ya veremos.

En la parte de materias primas, he comprado tres mineras (Antofagasta, BHP y Rio Tinto) y cuatro ETF de la empresa WisdomTree.

La que más ha subido es Antofagasta, que hace cobre ahí en Chile. BHP está más diversificada, hace también hierro, aluminio y hasta carbón, y Rio Tinto prácticamente lo mismo que BHP. Analizar estas empresas es casi imposible, dependen totalmente del precio de sus productos, pueden tener balances pésimos y en pérdidas y luego pegar un subidón del 200%. Entonces, aquí yo pienso que la demanda de estos metales va a seguir subiendo durante uno o dos años más como mínimo, creo que las previsiones se quedaron cortas en su momento y que aumentar la oferta cuesta varios años, y por tanto estas empresas de costes fijos van a ver muy inflados sus beneficios. Se habla de un "superciclo" de materias primas, pues no digo que no, nunca han estado tan baratas con respecto a la bolsa.

En cuanto a los ETF, he comprado uno de productos agrícolas, otro de gas natural, otro de magro de cerdo y otro de ganado vacuno. Se ve que he evitado deliberadamente el petróleo porque no me gusta. El que más ha subido es el de productos agrícolas, seguido del de gas natural. Me han bajado los de carne, aunque están recuperando.

La interpretación que hago es, obviamente, inflacionaria, aunque es más optimista que hace un mes. Pienso que la inflación que va a venir no sólo va a ser monetaria, sino que va a ser también por aumento del PIB. Creo que los sectores cíclicos van a tirar muy fuerte, y que la parte barata de la bolsa va a subir, mientras que la parte asimilada a los bonos va a sufrir. Para mí, lo que el Gran Reseteo está diseñando es una transferencia de rentas de arriba abajo, a base de cheques, salarios mínimos, prestaciones sociales, impuestos a los ricos, aranceles, desglobalización, etc. El mundo de Reagan, de depauperación del trabajador, se termina, y con él la deflación crónica que veníamos arrastrando. Hace poco pensaba que había que evitar Europa para invertir, porque la bolsa europea llevaba 20 años sin subir. Ahora pienso que, precisamente por eso, la bolsa europea va a subir. Hemos vivido un largo periodo anémico, con caída del consumo y cierta transferencia de capitales hacia el S&P500. Ahora, si crece el poder adquisitivo del trabajador y se reactiva el consumo, Europa va a iniciar un ciclo de crecimiento y puede que recupere las inversiones que se le iban para EEUU. Recorrido hay, porque las valoraciones siguen siendo muy bajas, ya lo eran antes del virus.

Y me olvidaba del Bitcoin. Lo compré sobre los 50.000€ y cuando bajó aumenté un poco. Ha tenido uno de sus bajones y se viene recuperando, aunque más de uno se ha cagado. En la otra entrada que hice a principios de año gané bastante y aquí vamos a ver lo que pasa, tengo claro que el Bitcoin hará lo contrario de lo que indiquen los cánones de la vela japonesa, porque casi todos los que están dentro son analistas técnicos. Pienso que, con correcciones de por medio, va a seguir subiendo, se va a seguir normalizando como reserva de valor y se va a aprovechar de la inflación. Entiendo a los que no quieren invertir en Bitcoin, no entiendo a los que reniegan del Bitcoin pero están invertidos en oro, porque demuestran que no saben el oro lo que es.

Y pongo aquí mi cartera actual, por si a alguien le interesa. Pero aviso de que es posible que en los próximos meses siga publicando aquí mis opiniones pero no detallando cada operación y cada posición, porque es bastante desagradable estar aquí pregonando los errores, y es un error estar intentando sacar rentabilidad cada mes, porque eso te mete presión y te acabas perdiendo luego las subidas.



13:16:07 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja