25 de febrero de 2020
La cosa se complica
Había dicho yo que el coronavirus se quedaría en la provincia de Wuhan y que la cosa se arreglaría en un par de meses, pero parece que la cosa se está ensuciando. En principio, todavía no está claro, pero cada vez más informaciones hablan de contagios masivos y sin control en Corea, Irán, Italia y hasta los EEUU. Si esto es así, España va también a pasar por la epidemia. Había dicho Ray Dalio al principio de esta crisis que históricamente estos temas de los virus se infravaloran al principio y se sobrevaloran al final. Yo espero que estemos ya al final.

El viernes vi la caída de Microsoft de un 6% en pocos minutos y una hora después, cuando vi que el rebote inmediato fracasaba, cerré mi posición. Este tipo de mazazos los había visto ya en Ercros y Covestro, y las dos veces hubo explicaciones peregrinas en plan "es que había una mano fuerte que quería salirse con prisas" o "es que vencían unas opciones". Las dos veces la cosa había acabado en despeñe, en Ercros me supe salir, en Covestro quise aguantar y me pringué. En Microsoft he salido por patas rápido, como ya digo. Para mí, ahora queda claro que alguien recibió el chivatazo de lo que venía.

Un par de horas más tarde decidí que lo mejor era liquidar toda la renta variable americana sin esperar supuestos rebotes ni arriesgar el 50% intentando salvar el 1%. Intenté vender los dos ETF que tenía del S&P500 y el sector tecnológico y no pude porque cotizaban en Alemania y el mercado ya estaba cerrado. Rumié durante el fin de semana y el lunes antes de irme a trabajar puse las órdenes a mercado. Las ventas se hicieron al inicio de la sesión, creo que en mínimos del día. Por la tarde liquidé el ETF del sector salud europeo y mi amigo el "quality income", que ha subido correctamente pero no tengo ni idea de cómo irá.

De modo que al final ayer me quedé con un 55% de oro y un 80% de efectivo en francos suizos. Estoy aún en positivo en el año, un 3% y pico, y con la bajada del oro de hoy estoy justo en el lugar del break even, tengo lo que he metido y gracias. No voy a comprar nada hasta que no se haya despeñado todo, y ahora lo voy a explicar.

Para mí, si corre el virus por EEUU, el Círculo Imperial de Trump está roto. Si la bolsa baja durante tres meses, lo que hasta ahora ha sido subida de la bolsa, captación de capitales extranjeros, efecto riqueza con dopaje del consumo, fortalecimiento del dólar, control de la inflación y QE sin efectos secundarios se convertirá en huida de capitales, contracción del consumo, mayores costes de financiación de las empresas, quiebra de muchos zombies, debilitamiento del dólar, inflación creciente y un QE que tendrá más efectos secundarios. Después de una década de subidas ininterrumpidas, la economía norteamericana ha desarrollado una clara dependencia de la bolsa.

Si a esto le sumamos unas supuestas cuarentenas, cierres de fábricas, shock en la cadena de suministros, muertos por todas partes, escasez de mascarillas, el ventilador que esparcirá la mierda parecerá uno de esos huracanes que les entran por Miami.

Y España está igual, si ese virus se contagia como una gripe y mata de media al 0,5%, si se contagia cada año de media el 15% de la población, pues son 39.000 muertos así para empezar. Están ya reconociendo unos y otros que no se puede parar, esto es lo acojonante.

De modo que la cosa bien no está, no voy a comprar ningún chollo ni ganga con un pequeño descuento. La economía americana entra en recesión de cabeza y el camino para abajo es largo. Sí que es posible que aumente mi posición en oro si la corrección sigue.

19:50:12 ---------------------  

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja