11 de noviembre de 2019
Mi análisis de las elecciones
Voy a hacer mi pequeño análisis de las elecciones. En primer lugar, mi voto a Vox fue un gatillazo porque no me dejaron votar. Parece que el censo electoral lo cerraron en julio y yo no me empadroné en este pueblo hasta agosto. Mi colegio electoral estaba a 170 km. y no me valió la pena desplazarme. Viendo luego los resultados por provincias, es claro que en Alicante mi voto no hubiese decidido ningún diputado.

Entonces, para mí en estas elecciones Rivera es el difunto pero el gran perdedor es Sánchez.

Rivera apuesta por la ocupación total del centro derecha con su discurso tibio y chaquetero, pero la gente lo abandona totalmente y queda pulverizado. Lo que queda del partido, mermado y descabezado, se parece mucho a la UCD. Es ahora un buen momento para hacer leña del árbol caído e hinchar a críticas a este gilipollas soberbio, chaquetero, veleta, marca blanca y figurón hueco, pero no lo voy a hacer.

Lo de Sánchez es también para dimitir, aunque no lo va a hacer. Negocia a base de chantajes y manipulaciones para que le den los escaños gratis, se pasa la campaña electoral con el ataúd de Franco a hombros y se va al debate a agachar la cabeza cuando Abascal le saca el pectoral de silverback. El fino estilista se encontró con el duro fajador. Ha hecho una campaña mala y creo que está cansado. Salía ahora Ábalos a decir que el resultado no es malo, que han ganado. El resultado es malo porque ahora va a tener que pactar con los mismos con los que no quería pactar, en peores condiciones y con menos escaños, porque otra repetición electoral es impensable y con seguridad lo mandaría a la oposición. Entonces, Iglesias lo va a encular y le va a dejar el conducto como la turbina del Falcon, y luego le tocará a Rufián, que no la tiene tan larga pero sí con más virus, y le intoxicará sus graneros de votos del sur. No hay para el PSOE solución, salvo que Casado cometa un error impensable y le dé un balón de oxígeno. Ahí vamos a ver si Baldoví aún saca algo, porque dan su escaño por hecho y Mónica Oltra es de las que gritan mucho pero luego ceden pronto. A los catalanes ya les avisé de que su momento llegaría, de que el motor del R78 estaba gripado. Ahora tienen su gran oportunidad si son más duros al negociar.

De Casado poco hay que decir, él está en el siglo XX, en la política de colocarse en el silloncito y esperar.

Y Abascal es el que ha hecho la gran machada. Dobla escaños y sobre todo desborda el nicho de los nostálgicos y va a por un electorado transversal. Yo ya avisé de que tenía pulmón. Cuando un tío ha estado veinte años encañonado por la ETA, tiene miedo de pocas cosas. Yo simpatizo con Vox y sobre todo con Abascal, estoy en contra de sus ideas españolistas pero en casi todo lo demás estoy de acuerdo. Mi voto frustrado no ha sido un voto de afiliado ni de hincha, es más bien un carlismo por estética como el de Valle Inclán. El nuevo espectro político de Vox apela directamente a la clase obrera depauperada por la inmigración, ya el discurso inmediatamente posterior a los resultados de Jorge Buxadé habla de un partido patriótico y social, que es como decir nacional socialista. Si en las elecciones de abril yo veía a Vox limitado y encorsetado por sus ideas rancias, ahora con el cambio de discurso le veo capacidad de más crecimiento. Me sorprendió antes de las elecciones alguna revelación casi confidencial de mujeres ex votantes de Podemos en cuanto a su voto a Vox. Es claro que el arraigo en las clases populares está aumentando.

Y bien, el 24 del mes pasado ya hablé del desentierro de Franco y dije: "El pacto de la Transición termina aquí, vuelve una españa a cagarse en los muertos de la otra y volverá la reacción antes o después". Esta gentuza que se dedica a querer ilegalizar el Franquismo no se da cuenta de que ellos han medrado en el marco de una constitución que no es más que una ley fundamental franquista, porque se fue "de la ley a la ley y pasando por la ley", y ese famoso hara-kiri de las cortes franquistas lo quieren convertir en una victoria militar, y de ahí los otros ya saltan para tirar en el sentido contrario. El entierro de Franco marcó el principio del R78, como el desentierro ha marcado su fin. De "el que no esté colocao que se coloque" al tío que caga en Chueca, hasta aquí hemos llegado. Lo que se abre ante nosotros es una confrontación cada vez más abierta que sólo se resolverá con grandes cambios constitucionales en el mejor de los casos, cuando no con una desmembración del Estado o un reseteo institucional.

16:14:00 ---------------------  

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja