20 de enero de 2019
El conflicto de los taxistas
Hace tiempo ya que se arrastra el conflicto del taxi y yo he ido poco a poco variando mi opinión. En principio estaba con la mentalidad de usuario rácano, que quiere el servicio cuanto más barato mejor. Luego me di cuenta de que el ahorro era sólo del 20% como mucho, y eso en plena guerra. Ahora pienso que con Uber, igual que con muchas otras apps, lo que quieren es meternos otro gol a los trabajadores.

El taxi tiene una licencia emitida por el ayuntamiento, un taxímetro que te asegura la igualdad de precios, un taxista registrado que no tiene antecedentes penales y una pintura distintiva. El taxi es un servicio público, y el servicio de Uber es un negocio de una multinacional norteamericana que intenta sacar el máximo beneficio y llevárselo a EEUU. El dinero que se paga a los taxistas se queda en nuestra economía, porque se lo van a gastar aquí. El taxi es un mediocre negociete del que viven las familias, mientras que Uber va a pagar los mínimos cacahuetes posibles, buscando sobre todo la mano de obra inmigrante o desesperada.

Una cosa que la gente no sabe de Uber es que tiene precios flexibles y que a la mínima especula con ellos. Hace poco estaba viendo un vídeo de unas muchachas norteamericanas que se estaban quejando de que acudieron a un concierto con Uber por un módico precio pero para volver a sus casas, ya tarde por la noche, Uber les pedía una millonada porque todos estaban llamando al mismo tiempo. Unos tíos que son así de cabrones, cuando hayan matado el servicio público del taxi comenzarán el aumento de precios, y los membrillos que están ahora defendiendo el caramelito americano acabarán pagando mucho más.

Apoyo totalmente al servicio del taxi, pienso que Uber tiene que ser prohibido completamente. Y pienso que deberíamos extender esa prohibición a gente que opera desde Luxemburgo enviando paquetitos desde almacenes españoles. El negocio hecho en España se tiene que tributar completamente en España. Y tampoco se tiene que permitir el operar a pérdidas, porque es clara la estrategia de destruir nuestro tejido comercial y subir luego los precios. Hay que tener cuidado con supuestas apps que sólo son máscaras de negreros que precarizan el empleo con la excusa de "el futuro". El futuro va a ser en España lo que digamos nosotros, y los futuros de precariedad y mierda no nos interesan.

Así que me sumo al peseto loco y compañía, hay que defender los garbanzos con uñas y dientes. Si aguantan hasta las elecciones, igual sacan algo.

18:03:10 ---------------------  

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja