1 de enero de 2017
Cómo viene 2017
Creo que está todo el mundo de acuerdo en que 2016 ha significado un punto de inflexión en el cambio cultural en Occidente. Algunos entienden esto como algo bueno y otros como algo malo. Entonces, hay una cierta incertidumbre sobre lo que puede venir en 2017.

Brexit:
Me da exactamente igual y me aburre. No tiene ningún efecto.

Elecciones en Holanda:
Tanto las elecciones de Holanda como las de otros países europeos subalternos me importan poco. En Hungría manda un nazi, en Grecia un Hugo Chávez, pero a nosotros no nos ha afectado. En Europa mandan Francia y Alemania.

Elecciones en Francia:
Pienso que aquí es donde va a estar lo más interesante del año. En principio, no creo que Le Pen tenga los apoyos suficientes para ganar y gobernar. No está en la situación de Trump, que controlaba uno de los dos únicos partidos. Le Pen es una tercera en discordia, con el partido de la derecha perfectamente vivo y coleando. Esto hace inviable que llegue a gobernar. Si Trump hubiese ido con un partido independiente y hubiese tenido que sumar más votos en una segunda vuelta que Ted Cruz y Hillary Clinton juntos, ¿hubiese ganado?

Anteayer estuve con unos franceses, familiares míos, y estuvieron diciendo que Le Pen no tiene realmente un programa de gobierno, que de economía no sabe nada y que preferirán a Fillon, aunque lo critican también. En Francia Le Pen se ve como alguien radical, y lo que muchos pretenden es que Fillon adopte algunas de las medidas del Frente Nacional pero garantizando un gobierno sólido y solvente.

Existe, en todo caso, el riesgo de que a la segunda vuelta lleguen Le Pen y el socialista Valls. En ese caso, las posibilidades de Le Pen serían grandes. A mí esto me gustaría que ocurriese, pero lo dudo mucho. Los franceses decían que Valls no es ni francés. Creo que lo han puesto ahí para premiarle en alguna medida por sus servicios, y sobre todo para que pierda.

En cualquier caso, gane Fillon o gane Le Pen, Francia dará en este 2017 un giro a la derecha, lo que marcará el rumbo de la UE.

Elecciones en Alemania:
En Alemania parece perfilarse un gobierno de izquierdas con socialistas, comunistas y verdes. Esto haría que todo siguiese igual. La AfD apenas llega al 12% en las encuestas y aún no ha encontrado a un líder claro. España, con este gobierno de izquierdas, tendrá que tener cuidado porque ya el entendimiento podría no ser tan fácil como con Merkel. En todo caso, entiendo que en Alemania en los próximos años habrá mucha palabrería y poca acción.

La influencia de Trump:
Espero que la influencia de Trump se vaya dejando notar, incluso en la financiación de partidos nuevos. Cuando empiece a mover los hilos de la CIA, el ejército y las grandes corporaciones, todo irá cambiando. El Estado Islámico le durará quince minutos y es posible que incluso saque petróleo gratis. En la OTAN se avecinan cambios y en los tratados comerciales también. Pienso que irá poniendo dinero en medios de comunicación para contrarrestar la línea progre y que eso irá teniendo influencia en España. En cualquier caso, este efecto se irá notando progresivamente en los próximos ocho años.

Y en España, más de lo mismo, el PPSOE muy calmado y el ruidillo mediático de fondo. La situación actual no me parece mala. Es la mejor de las posibles. El problema es que antes o después habrá que volver a las urnas, pero eso será mucho más adelante.

22:30:32 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja