13 de noviembre de 2016
Cómo ha ganado Trump
Todas las interpretaciones de la victoria de Trump se refieren a "aprovechar el miedo" o "usar el enfado de la clase trabajadora". La mayoría lo tratan como una especie de error de la Democracia. Obama y Hillary pusieron tanto énfasis en desacreditarlo que posiblemente acabaron creyendo sus propias burlas y desprecios, lo tomaron por un showman que no tenía ni idea, que hacía programitas de telebasura. Es famosa la cena en la que Obama se puso a hacer burlitas sobre él.

Infravaloraron a su enemigo y acabaron en la lona.

Pero Trump sabía muy bien lo que se hacía. En 2008 sacó Think Big, uno de sus famosos libros. De ese libro, él hizo un resumen en un audio promocional. Son lecciones que, a la vista de su histórica victoria, cobran un mayor significado:



Aquí está la traducción:
Hace más de veinte años acuñé la expresión "piensa en grande" y ha sido una parte de mi vida desde entonces. Y también se ha convertido en realidad, yo soy un hombre más exitoso después de enunciarla de lo que nunca he sido antes. Y ésa es una razón por la que creo que es una forma importante de pensar. Obviamente funciona, y de eso voy a hablar hoy. Lo que exactamente dije en mi primer libro The Art of the Deal es lo siguiente: "me gusta pensar en grande". Siempre lo he hecho. Para mí es muy simple: si vas a estar pensando de todas formas, mejor que lo hagas en grande. Ese libro fue un best seller y es considerado un clásico de los negocios en este momento. Pero nunca pensé que aquellas palabras fuesen a convertirse en best sellers por derecho propio. Es interesante el hecho de que yo sea famoso por dos frases muy cortas: "piensa en grande" y "estás despedido". Pero vamos a centrarnos en la primera por hoy, y os sugiero prestar mucha atención y así no tendréis que oir la segunda. El pensar en grande empieza por los detalles y crece a partir de ahí. Como soy un constructor, comprendo muy bien la importancia de unos buenos cimientos. En la construcción, no puedes hacer pruebas, no puedes vincularte a medias y decir "bueno, esto puede que funcione o puede que no, así que vamos a probar y ver", porque mucha gente estaría en riesgo. Yo tengo que saber si algo va a funcionar o no. Cada centímetro tiene que ser tenido en cuenta. En otras palabras: pensar en grande empieza por ser meticuloso. Así que:
  1. Sé meticuloso:
    No dejes que el azar te lleve a ninguna parte porque no lo hará.

  2. Consigue el momentum y mantenlo:
    Tienes que tener grandes ideas, pero tienes que tener la energía para llevarlas a cabo, lo que puede a veces tomar mucho tiempo. Si no tienes momentum no tendrás lo que hace falta para hacer ese trabajo. La paciencia por sí misma no es suficiente. Tengo un amigo abogado que solía llamarme el "tornado inverso", que construye todo a su paso. Eso siempre me ha gustado porque implica una gran energía y una gran cantidad de momentum. Y eso es exactamente lo que hace falta para hacer cualquier cosa. Así que mantén tu momentum en marcha.

  3. Mantente concentrado:
    Tienes que mantenerte concentrado. Por cada minuto en el que pierdes la concentración, estás perdiendo también tu momentum. Estas dos cosas van juntas, y tú estarás consiguiendo mucho más, incluso cosas increíbles, si te aseguras de que las dos se mantienen juntas trabajando para ti. He visto a gente muy talentosa ir literalmente al garete porque no fueron capaces de mantener su concentración el tiempo suficiente para conseguir nada. En estos días de multitarea esto puede ser un problema grande pero es absolutamente necesario. Hazte esta pregunta: ¿en qué debería estar pensando ahora mismo? Esta simple pregunta puede restaurar tu concentración de manera inmediata. Y tu respuesta ahora mismo debería ser: "escuchar a Donald Trump".

  4. Mira a la solución, no al problema:
    Esto es muy importante si quieres aprender a pensar en grande, y ésta es la razón: no importa lo que hagas, estás destinado a acabar en problemas. Es simplemente parte de la vida, de los negocios, de cualquier cosa que valga la pena. Si dejas que los problemas se interpongan en tu camino, acabarán siendo más grandes que tu idea y vas a ser un fracaso. No importa lo mal que se pongan las cosas, mantén tu atención en la solución y te sorprenderás de cómo las cosas puede funcionar, y hacerlo correctamente. Una forma en la que hago esto es preguntarme a mí mismo, cuando confronto un posible problema: "¿esto es un tropezón o una catástrofe?". Una catástrofe es algo como un terremoto, un tsunami o una guerra. Y un tropezón es todo lo demás. Rápidamente, tienes que tomar la perspectiva correcta y tu equilibrio volverá. Así que mantén tu atención en la solución.

  5. Toma la oportunidad por lo que es, una oportunidad:
    Por ejemplo, ¿por qué me estás escuchando hoy: curiosidad, te gusto, no te gusto, quieres aprender, no tienes nada más que hacer, quieres oirme cómo te digo "estás despedido"? Espero que no, pero sean cuales sean las razones, te han llevado a un buen sitio para involucrarte y aprender, y esto es ya directamente una oportunidad. La gente se cree que porque soy rico y famoso lo sé todo. Yo sé mucho, pero una cosa que sé es que no lo sé todo, y entonces me hago esta pregunta cada día: ¿qué puedo aprender hoy que no sepa ya? ¿Y sabes qué? He aprendido algo nuevo cada día. Esto es una de las grandes razones de mi éxito, y lo mismo puede aplicarse a ti. Tómate el tiempo de ver el día de hoy como una oportunidad y te sorprenderás de lo que puede aparecer en tu camino. Ábrete a nuevas ideas y estarás creando tus propias oportunidades antes de que sea tarde.

  6. Aprende todo lo que puedas sobre lo que estás haciendo:
    Ésta es una buena forma de fundamentar tus acciones. Otra buena forma es leer el libro que Robert Kiyosaki y yo hemos escrito juntos: Why We Want You to Be Rich. Trata de fundamentar tus acciones y saber lo que está pasando. Recuerdo cuando unos tíos vinieron a verme con una gran idea que tenían para un atrio para un edificio en Wall Street. Era una buenísima idea, excepto por una cosa: ninguno de ellos había pensado en cómo se sostendría el edificio alrededor de este atrio. No habían tenido en cuenta las columnas de acero que serían necesarias para sostener un edificio de 72 plantas. Una gran y embarazosa equivocación que se podría haber evitado si se hubiesen tomado el tiempo para entender realmente lo que estaban haciendo. No dejes que esto te ocurra a ti. Primero, entérate de lo que estás haciendo.

  7. Ten suerte:
    Recuerda el viejo dicho: "cuanto más duro trabajo, más suerte tengo". Bueno, resulta que es verdad. A mí me funciona, y he conseguido algunos éxitos muy grandes. Pero esto viene con algo que es absolutamente necesario para tener un éxito grande: ten pasión. Tienes que amar lo que haces si quieres tener éxito. Mi padre me dijo algo que es absolutamente cierto: "trabajo siete días a la semana, pero no me parece trabajo porque me gusta lo que hago". Si no te gusta lo que haces, encuentra algo distinto que hacer, o hazlo a tiempo parcial hasta que puedas encontrar algo a tiempo completo. Nunca serás exitoso, más feliz o más sano a menos que ames lo que haces. Simplemente, funciona de esa manera, así que piénsalo un poco. De hecho, piénsalo mucho. Por ejemplo, si te sientes frustrado hay dos formas de ver la situación: la frustración puede venir porque estás esperando demasiado, o puede ser un indicio de que sabes que deberías o podrías estar haciendo más. Usa la frustración como motivación, úsala para llegar a donde quieres ir en lugar de estar donde no quieres estar. Pero, por encima de todo, sé apasionado. Ése es el camino más rápido hacia el éxito, no importa cuáles sean tus intereses.

  8. Piensa en ti mismo como alguien victorioso:
    Esto puede borrar la negatividad inmediatamente y dar un giro positivo a los problemas. Yo he llegado al punto en el que veo los problemas como retos que disfruto encontrando y enfrentando. Mi opinión aquí es que no importa lo que hagas, vas a encontrar problemas. ¿Por qué no verlos como oportunidades y saber que eres capaz de lidiar con ellos? Esto es pensamiento positivo con un sesgo realista. Cuando entro en negociaciones, mantengo una mente abierta sobre lo que puede ocurrir, pero puedo deciros que ya previamente tengo una actitud de trato cerrado por mi parte. Ya he pensado lo suficientemente en el proceso, de modo que sé que todo será mejor si ellos aceptan mi propuesta, porque he tenido en cuenta a las dos partes. Entro en la situación con una actitud victoriosa y he tenido las suficientes victorias para saber que esta actitud funciona.

  9. Sé listo:
    Entiende que tú tienes algo único que ofrecer porque usas las herramientas que se te han dado y te mantienes abierto a nuevas ideas. Esto es ser listo. De ahí viene también la innovación. Ser listo significa que sabes cómo usar lo que tienes. No significa que ya no tienes nada que aprender, pero significa que tendrás la capacidad de aprender y moverte hacia adelante con éxito. Y el éxito es muy importante. El éxito es lo que quieres. Sé exitoso. Créeme, serás más feliz. Conozco a gente que ha tenido muy pocas ventajas en la vida y se las han arreglado para convertirse en grandes éxitos. Ellos entendieron cómo usar lo que tenían y no fijarse en lo que no tenían. Estoy convencido de que todo el mundo tiene algo útil que ofrecer, y si te aplicas con eficacia te darás cuenta de que tienes lo necesario para triunfar y vas a ser mucho más feliz.

  10. Y sobre todo, nunca te rindas:
    Nunca, nunca, nunca te rindas. El único momento en el que serás un fracaso, es si dejas de intentarlo. Sólo los fracasados se rinden. Los más grandes fracasados del mundo son los cobardes. Los ganadores siguen hacia adelante. Así que, hagas lo que hagas, nunca te rindas. Mi padre siempre me solía decir: "nunca te rindas, hijo, nunca te rindas. Nunca tires la toalla. Nunca quiero verte rendirte o abandonar". Bueno, mi padre era un tío listo y yo le escuché. Y recuerda: piensa en grande.


16:56:56 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja