17 de agosto de 2016
De maestros y profesores
Hace poco saltó el Maestrogate de Madrid. Resulta que el 86,5% de los que opositaban a una plaza de maestro de Lengua y Literatura en Primaria no supieron indicar correctamente la persona, el número, el tiempo y el modo de unas formas verbales. Ni tan siquiera les preguntaron, como hago yo en 1º de ESO, por la voz (activa o pasiva) y el aspecto (perfectivo o imperfectivo).

Además, había en esas pruebas otros errores de muy difícil explicación, como no saber diferenciar entre "basta" y "vasta" o explicar el significado de "escrúpulo" o "extasiar".

Y a mí me da exactamente igual lo alcornoques que sean los opositores a maestro, lo que me ha molestado es que he leído varios comentarios por internet, incluida una lamentable columna de opinión, que no diferenciaban entre maestros y profesores de Secundaria.

Maestro: diplomado en Magisterio, carrera de tres años generalista, que trata un poco de todo y cuya especialización es muy suave. Funcionario del grupo A2, antiguamente grupo B.

Profesor de Secundaria/Bachillerato: licenciado o ingeniero superior, carreras que son las máximas titulaciones en su especialidad. Especializados desde el primer año. Funcionarios del grupo A1, antiguamente A, el máximo que existe y para el que se exige siempre la máxima titulación existente en ese campo. Licenciados en Historia, Matemáticas, Ingeniería Química (superior), Filología Hispánica, Biología, Bellas Artes, entre otras.

En nuestras oposiciones, no hay preguntas tipo test ni concretas, hay el desarrollo de un tema por escrito, el análisis libre de un texto literario y una exposición oral, también libre.

Los maestros pintan con tizas de colores, cantan y bailan, organizan excursiones y ponen una cartulina en la pared con las normas de la clase. También, cuando un alumno les da problemas, lo aprueban para pegarle la patada hacia arriba y que nos llegue a nosotros. En general, cuando se juntan los maestros de Primaria con los profesores de Secundaria, suele haber navajazos. En Benissa, el director del colegio asaltó el IES y casi hubo amenazas de muerte, a cuento de una reunión anterior sobre la Comisión de Coordinación. Otras veces hay revoluciones soviéticas para determinar el horario en el que nos tenemos que reunir (cuando se supone que eso lo decidimos los de Secundaria).

Y no voy a añadir nada más. No quiero buscarme más problemas. Sólo pido, como los negros de aquel chiste de Arévalo, que si vais a mear, que tiréis a cada cual lo que le toca. La Secundaria tiene sus problemas propios, pero a nosotros se nos ha acusado muchas veces de excesiva formación académica, con déficit de habilidades pedagógicas. También he llegado a escuchar insultos debido al porcentaje de profesores con doctorados o dobles licenciaturas (casi la mitad), diciendo que éramos fracasados con ínfulas que no teníamos vocación de docentes.

Ya digo: id a mear allí donde ahora toca, que es en los diplomados en Magisterio. Cuando toque lo de las ínfulas ya volvéis para acá.

15:35:31 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja