15 de julio de 2016
Todos somos Charlie
Ayer hubo en Niza otro atentado más. Ya veo venir a las plañideras con un avatar nuevo en el Facebook, dos velas blancas en el Paseo de los Ingleses y un discursito por lo bajini de "no acabarán con nuestra convivencia" y "hay que actuar de manera racional".

De momento, racionalmente, veo lo siguiente:
  1. El atentado se ha basado en girar el volante de un camión hacia el lado que no es. El acto de girar el volante de un camión no es algo ni previsible ni evitable de un modo policial.

  2. Los atropellos sólo cesaron cuando alguien disparó sobre el conductor. En este caso fueron policías porque en Francia la gente no puede llevar armas. Si la gente hubiese llevado armas de fuego para poderse defender (como es un derecho en los EEUU), el camión no hubiese recorrido ni cien metros.

  3. Todos los atentados islámicos son producidos por varones de religión islámica por motivo de su religión. Estas personas habitan suelo europeo porque nosotros se lo hemos permitido. En el caso de España, los echamos con grandes esfuerzos y luego les hemos dejado volver a entrar.

  4. No existe una organización, ni jerarquizada ni sin jerarquizar. Cualquier varón de religión islámica puede, en cualquier momento, atentar.
Entonces, cuando Donald Trump propone controlar a los musulmanes se echa las manos a la cabeza todo el mayo del 68. No se puede perpetrar esa restricción de libertades. No es restricción de libertad que alguien aplaste voluntariamente a tu hijo bajo las ruedas de un camión. El problema sería que estas personas, que están en su país, no tuviesen el derecho de entrar a nuestros países.

Mientras no se desactive el veneno progre que se inocula diariamente en nuestras sociedades desde el sistema educativo y desde los medios de comunicación, los países europeos seguirán siendo rebaños de corderos que huyen despavoridos en cada atentado, dejando detrás los cadáveres de sus hijos. Opino que este veneno se fabrica en laboratorios judíos. Unos laboratorios que permanecen ocultos a nuestros ojos. Sus productos son introducidos en nuestra cultura con la misma facilidad con la que los flujos de capital cambian, a distancia, los equilibrios de poder de los grandes grupos de comunicación.

Uno de los deberes que tiene Europa ya mismo es estudiar el origen último de la ideología progre, y ver de qué modo esta dogmática, que está tomando tintes de religión sin dios, se ha usado sistemáticamente para destruirnos.

El Islam es una religión que se basa en el matar al que no cree como tú. Todo aquél que profese de una manera coherente el Islam, debe someter y matar a los demás.

He repetido hasta la saciedad desde hace años que la idea de un Islam moderado no es más que una mentira, una contradicción. El Islam se basa en matar y nosotros vamos a ser aniquilados si no reaccionamos a tiempo.

El punto de inflexión lo puede marcar el uso de armas nucleares para los atentados. Arabia Saudí, la cuna del panislamismo, ya dispone de esas armas. Pakistán se las ha proporcionado. Cuando Pakistán desarrolló su programa nuclear, aquí no pareció nadie preocuparse, porque Pakistán era un "Islam moderado".

Arabia Saudí viene financiando desde hace años al califato del Estado Islámico. De momento, no parece que, además de dinero, les haya dado armas nucleares. Si se las hubiese dado, ya las habrían tirado.

Si no fuese Europa una sociedad disfuncional, una sociedad enferma psicológicamente, las medidas blandas ante esta situación, para empezar, serían del siguiente tipo:
  1. Registro Central de Ciudadanos Musulmanes (RCCM), bajo control del Ministerio del Interior.

  2. Restricción de libertades a las personas que figuren en este registro:
    • Prohibición de la adquisición y uso de armas.
    • Prohibición del alquiler de camiones y furgonetas.
    • Prohibición del uso y manipulación de material explosivo.
    • Prohibición de viajar a países productores de terrorismo.
    • Deber de informar de las mezquitas en las que se adoctrina.
    • Restricción parcial del derecho a la privacidad, especialmente en lo referente a comunicaciones telemáticas.
    • Monitorización de su consumo de información en internet.

  3. Prohibición de entrada en territorio Schengen de cualquier ciudadano musulmán.

  4. Extinción del derecho de residencia a cualquier musulmán que no tenga la nacionalidad de ese país.

  5. Etc., etc.
Y ahora que nadie vote a Donald Trump. No sería ético votar a Donald Trump. Vamos a hablar de si a alguna le han tocado el culo en el San Fermín.

13:01:33 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja