3 de julio de 2016
El INE es la Stasi
La película La vida de los otros comienza con el siguiente mensaje:
1984, Berlín Este. La Glasnost aún no ha llegado. La población de la RDA está muy controlada por la Stasi, la policía secreta. 100.000 empleados y 200.000 confidentes salvaguardan la dictadura del proletariado. La meta: "saberlo todo".
En 2012 yo monté el servicio GIMAD, una app que quería ser un Whatsapp del dating. Uno de los muchos errores fue el de la creación prematura de una SL, con vistas a obtener financiación.

El INE me contactó dos veces, en 2012 y 2013. Las dos veces lo hizo por carta: una primera normal y, al cabo de dos semanas, otra certificada. En esas cartas se incluía un URL al que debía acceder para cumplimentar una encuesta. Esta encuesta era "de cumplimentación obligatoria".

Las dos veces accedí y encontré las mismas preguntas: facturación, inversión en bienes de equipo, empleados y el resto de datos que se presentan a Hacienda. Pero también había preguntas acerca de los planes de futuro, la estrategia de gestión, los próximos movimientos que yo iba a dar y hasta qué me "ha impedido" no usar más el software libre.

Las dos veces respondí con todos los ceros que correspondían a una SL sin facturación ni financiación y las dos veces recibí llamadas del INE para "comprobar" la veracidad de los datos. Estuve dando explicaciones y ellos estuvieron marcando cruces. El trato era amable, aséptico, incluso me indicaron que el tipo de empresa estaba marcado como objetivo prioritario para subvenciones. Pero lo cierto es que el objetivo no era saber los datos de Hacienda, que ya los tenían, sino la estrategia empresarial, cómo se hacían las cosas por dentro.

Luego me encuentro a veces con noticias como la siguiente: "Las operadoras seguirán el rastro de tu móvil para alimentar el censo de 2021":
El Instituto Nacional de Estadística prepara ya la gran novedad del próximo censo, que se llevará a cabo dentro de cinco años: además de los datos habituales, el estudio recogerá información sobre dónde dormimos, dónde trabajamos y cómo nos movemos gracias a los datos que almacenan las antenas de telefonía sobre nuestros dispositivos móviles.
Se argumenta en ese artículo que los datos no estarán identificados con nombre y apellidos. Esto es mentira. La única forma para los operadores de saber la localización de un móvil es saber la IP de ese móvil, que viene a ser su identificador único y que se relaciona con el número del móvil, el nombre del titular de la línea, su DNI, su cuenta bancaria, su dirección, etc.

Y seguramente habrá más cosas. El INE es como una Stasi dispuesta a "saberlo todo" pasando por encima de la privacidad, del secreto mercantil y de lo que haga falta. Otro día hablaré de leyes mordazas y vigilancias.

12:24:58 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja