11 de julio de 2016
El adiós de Sánchez Dragó
Estuve ayer viendo en la web de Sánchez Dragó su último programa:



Esta serie de programas parece que no le ha funcionado bien, pienso yo que por el nivel ínfimo de las colaboradoras.

Ha dedicado el programa a su obra capital, Gárgoris y Habidis, y ha terminado con la lectura de un poema de Carlos Bousoño. Y lo ha leído llorando.

Como él bien ha recordado tantas veces, Sánchez Dragó es una especie de récord mundial de presentación de televisión, ha estado casi ininterrumpidamente presentando durante cuarenta años, desde el verano del 76.

Y quería decirle a Sánchez Dragó que no tiene que llorar, que todo lo que él ha hecho siempre quedará. Como han quedado las entrevistas de Joaquín Soler Serrano a Borges o a Umbral. El impulso que él ha dado a la literatura española durante toda la II Restauración no lo ha dado ninguna campaña publicitaria ni ningún plan de fomento de la lectura, por mucho dinero que se haya puesto. Como periodista literario no ha tenido igual en ningún país del mundo, ni creo que lo vaya a tener.

Yo he visto los programas de Dragó desde que tenía diecisiete años. Cuando tenía veinte años y estaba en aquella soviética universidad, agobiado por los exámenes y la masificación, siempre los domingos por la noche ponía Negro sobre Blanco y salía Dragó diciendo "nada importa nada", "me voy a Tombuctú, Vietnam, me empleo en Bangkok, doy clases de español en Egipto...". Y yo de verdad me creía que iba algún día a dar vueltas por Tombuctú, Vietnam, Bangkok o Egipto. Dragó ha sido el gran catalizador cultural y casi el único contrapeso que ha tenido la dictadura del marxismo y lo progre. En un país de paguitas y subsidios, de políticas del miedo, de mentes cerradas y de mediocre cientificismo, Dragó fue para mí la única ventana hacia lo heterodoxo.

Aquí hay una entrevista muy reciente en la que lanza una especie de profecía, de legado ideológico: "mientras siga el igualitarismo no se irán las vacas flacas":



Han sido miles los escritores que ha entrevistado. De todas esas entrevistas, yo destacaría dos:

La preferida por él, en la que entrevistó a Jodorowsky:



Y la preferida por mí, en la que entrevistó a Leopoldo María Panero:



Dragó, para mí, ha sido un gran sabio que ha construido su pensamiento a través de las palabras de otros sabios.

Y ahora espero que nos quede Dragó para quince o veinte años más. Espero que grabe vídeos, aunque sea para el Youtube.

16:15:39 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja