8 de diciembre de 2015
Consecuencias del debate
Aunque ya tengo decidido mi voto, anoche vi el debate de los cuatro candidatos hasta la mitad. Me fui a dormir ya aburrido de lo mismo. Hoy me he encontrado con que fue un récord de audiencia y que hubo un montón de ganadores y perdedores. Yo no vi nada de eso, fue como una tertulia más.

Pero, pensándolo bien, voy a dar mi opinión sobre lo que vi:

Pedro Sánchez:
Lo puso en el cargo una mujer que había tardado once años en sacarse la carrera de derecho. Lo puso porque era guapo y porque creyó que no hacía falta nada más. Lo han tenido entre algodones, a base de besos y abrazos. Le pusieron la camisa blanca y se fue a subir el peñón de Calpe con Jesús Calleja. El problema ha sido que cuando se ha visto frente a dos rivales ya curtidos y rodados en todo tipo de tertulias y debates, el contraste ha sido muy cruel.

A mí Pedro Sánchez me parece un político de sentido común, muy bien situado en el centro izquierda, pero en el PSOE ya sólo quedan jubilados y feministas. El partido está completamente desprestigiado y además Sánchez, como dice Íñigo Errejón, a veces parece de plástico.

Pablo Iglesias:
Con todas las encuestas en contra, llegó con su camisa del Carrefour prometiendo remontada. Sánchez y Rivera se habían puesto zapatos lustrosos con alzas de ocho centímetros. Él, con sus zapatillas mugrosas del rastro, parecía un enano. Empezó a repartir leña a centro, centro-izquierda y centro-derecha. Hasta los sobacos le sudaban del esfuerzo. Dejó dos en pie, pero al otro ya lo tiene noqueado. El debate es su hábitat natural, y cuanto más hostil el medio mejor rendimiento saca.

Pienso que sólo con el minutillo final ha conseguido invertir la tendencia. Igualmente será cuarta fuerza, no creo que le sirva de nada.

Albert Rivera:
No he entendido muy bien los ataques a Rivera por el hecho de mover las manos. Para mí, hizo lo que tenía que hacer: responder con eficacia y mostrar sus propuestas. No se amilanó en ningún momento, esquivó los golpes de Iglesias y sale del debate manteniendo la tendencia positiva que ya venía mostrando.

Pienso que Ciudadanos puede ser segunda fuerza. Rivera sólo tiene que seguir trabajando en la misma línea, sin decir ninguna chorrada en plan "os vamos a enseñar a pescar" y consolidarse como la alternativa al PP.

Soraya Sáenz:
No escuché realmente lo que decía esta mujer. No la escucho nunca. Siempre está como busto parlante en los telediarios cargada de razones, pero todo lo que suelta me suena a mentira. De entrada, Rajoy no fue al debate porque "somos un equipo", el PP ha estado creando puestos de trabajo cuando ha disminuido en España tanto la población como la población activa, no hay nada de corrupción en ese impoluto partido... Tendrá ego y tendrá desparpajo, pero no ha impulsado ni una sola ley en cuatro años. Ha sido una Belén Esteban con más estudios y menos sueldo. Si su cometido ha sido influir entre bambalinas en las decisiones de Rajoy, poco trabajo ha tenido, el presidente no ha tomado ni una sola decisión en toda la legislatura.

Y lo único que saco en claro de todo esto, viendo también las encuestas, es que todo se va a basar en Ciudadanos. Es factible un pacto por la izquierda con PSOE + Podemos + IU. Mucho más natural sería el pacto con el PP, siempre y cuando Rajoy acceda a marcharse. Otra posibilidad es repetir las elecciones y que ya gane Ciudadanos. Lo veremos muy pronto.

19:17:26 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja