27 de septiembre de 2015
El resultado es no
Después de tres años de travesía del Sinaí a base de mentiras, dos elecciones autonómicas y un referendum/encuesta sin participación, podemos esta noche concluír que la respuesta es no. Menos de un 50% han votado a las dos candidaturas que quieren la independencia. Más de un 50% han votado a partidos que claramente han manifestado que quieren seguir en España. No cabe ahora dar vueltas al número de escaños, son los votos uno por uno los únicos que suman en un referendum. ¿No era referendum lo que queríais? Aquí lo tenéis, y lo habéis perdido.

El proceso independentista catalán que esta noche acaba de fracasar ha tenido por protagonistas a dos cobardes, uno listo y el otro tonto. El cobarde listo decidió no mover ni un músculo, esperar y esperar hasta que la recuperación económica desinflase mínimamente el "suflé". Tal vez permitiendo directamente el referendum, como hizo Cameron, hubiese terminado de un plumazo con el problema, pero él fue incapaz de entrar al toro por los cuernos. Eso no quita que al final se haya salido con la suya.

Ahora, el cobarde tonto fue aún peor: se enredó en planificaciones de referendum para luego tener miedo y echarse atrás, encubrió su cobardía con vagas promesas y ambiguas afirmaciones, se puso en manos de la ciega tozudez de su socio y hasta acabó dividiendo su partido en dos. Cuando llegó a las ansiadas "plebiscitarias" la corriente independentista estaba ya mermada, otros vientos de cambio (igualmente falsos) soplaban desde Madrid. Al final, gritaba exaltado por los mítines con la tranquilidad que le daba la segura derrota.

Y ahora lo que queda es ya la pedrea. Habrá que esperar a Pedro Sánchez y ver si se puede apañar algún conciertito fiscal o similar para echarse algunos euros a la boca. Esto siempre sienta bien a un catalán. Las ínfulas independentistas se han acabado, no se encontraron líderes capaces. Tampoco el pueblo hizo mucho más que cogerse de la mano y pasear por las calles. Ahora a seguir pagando. Y yo me voy a dormir.

Y lo que va a pasar:
Ya me he levantado, no son aún las siete. Lo que viene ahora es bien sencillo:
  1. Hasta diciembre, van a estar esperando a Pedro Sánchez y echando algo de carnaza retórica al electorado.

  2. Antes de Navidad ya le habrán ofrecido sus escaños a cambio de un referendum. Éste ya será el bueno de verdad.

  3. Sánchez dirá que acepta si se plantea en los mismos términos que el 9N: opción 1 para quedarse como se está, opción 2 para montar un estado federal, opción 3 para salirse completamente de España.

  4. Ellos, claramente, aceptarán. Convergència, ERC y la CUP harán campaña por la opción 3. PSC, Catalunya Sí que es Pot y Unió harán campaña por la opción 2, PP y Ciutadans harán campaña por la opción 1.

  5. Claramente pienso que saldrá la opción federal y Pedro Sánchez podrá liderar una reforma constitucional de gran calado, la más importante desde el 78. Con suerte, ya en el PP no esté Rajoy y a lo mejor nos encontramos a Feijoo, que de manera inteligente se sumaría a esta reforma.


22:18:25 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja