9 de noviembre de 2014
Respetemos la privacidad de Monago
Ayer en el debate de La Sexta estuve hasta las tantas allí esperando que dijesen qué coño pasaba con Monago y Olga María Henao. Pero se ve que algún tipo de puritanismo o de mojigatería les impedía dar la noticia correctamente, todo se les fue en palabrería y yo no me enteré de lo que quería saber.

A ver si aprenden las cinco W:

Who: Monago y Olga María Henao.

What: Follar con mi dinero.

When: 2009-2010 cada dos semanas.

Where: Islas Canarias.

Why: Porque los senadores tienen barra libre de viajes.

Y esto lo sé porque he leído la entrevista que la misma Olga María ha concedido a El Mundo: estuvo follando con Monago en Canarias y en Madrid, casi cada fin de semana, durante dos años y medio a espaldas de la mujer de Monago. Lo dice ella misma con más finura que yo: "Él llegó a separarse de su mujer, pero finalmente lo nuestro no funcionó". Cuando dice "llegó a" es porque las folladas venían con anterioridad.

Éstos son los que querían prohibir el aborto porque las españolas sólo querían "hartarse de follar". Para proteger la castidad de las españolas, se las buscaban colombianas.

Y hasta aquí no he invadido la privacidad de nadie, solamente he comentado los actos oficiales que Monago ha pagado con dinero público.

De la privacidad voy a hablar ahora: un tío que por polvos colombianos en Canarias pierde matrimonio, prestigio social y muy posiblemente el gobierno de su autonomía está al nivel de idiotez de Iñaki Urdangarín. No lo veo capacitado para dirigir nada. En esto, coincido con Miguel Ángel Revilla, el ex presidente de Cantabria: aquel que miente a su mujer va a mentir a todo el mundo. Fuera ya moralinas y "vidas privadas". Son cerdos en lo personal y cerdos en lo político. Ella incluida, que sabiendo que el tío estaba casado seguía limpiando el sable.

En el sexo no me he basado nunca en la doctrina cristiana ni en la moral tradicional española, hace años ya que sigo las máximas de Buda: tu sexualidad es libre siempre que no la uses para causar daño a los demás. Ésa es la única forma de tener limpio el karma.

Pero vamos a lo importante: tenemos a un tío que tiraba de tarjetita del Senado para gastos de representación para pagar viajes privados a Canarias para poner cuernos a su mujer. Dice que devuelve el dinero y aquí no ha pasado nada. Bien, vámonos al Código Penal, título XIX, capítulo VII:
1. La autoridad o funcionario público que, con ánimo de lucro, sustrajere o consintiere que un tercero, con igual ánimo, sustraiga los caudales o efectos públicos que tenga a su cargo por razón de sus funciones, incurrirá en la pena de prisión de tres a seis años e inhabilitación absoluta por tiempo de seis a diez años.
Limita luego esto a sustracciones superiores a 4.000€ (aunque en todo caso hay cárcel e inhabilitaciones de hasta tres años).

Entonces, la pregunta es: ¿viajar a Canarias para follar con una colombiana y cargar el billete de avión a "gastos de representación" del Senado, cuando eres senador por Extremadura, constituye una "sustracción" de caudales o efectos públicos? Y en caso afirmativo, ¿los billetes de los 32 viajes sospechosos suman más de 4.000€? Eso es lo que debería responder Monago delante de un juez a no mucho tardar, y no "arropado" por Rajoy con un jersey de lana en un mitin absurdo.

11:15:24 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja