2 de noviembre de 2014
Podemos va a gobernar
Siempre soy un tío amarillista, de esos que se adelantan demasiado para hablar. No valdría como periodista sesudo y moderado que escribe editoriales.

El 25 de mayo de 2014, pocos días después de las elecciones europeas, escribí un pequeño análisis en el que venía a concluir lo siguiente: "Pablo Iglesias podrá imponer sus criterios a IU, la acabará absorbiendo y, tras eliminar en parte el perjuicio de la ley d'Hont y usar el empuje y la tendencia del triunfo actual, con facilidad podrá superar al PSOE y situarse en disposición de formar gobierno". Esto lo hice extrapolando los resultados europeos a unas generales y atendiendo a la tendencia que Podemos había generado. Y claro, no tardaron en salir los "expertos", los hombres moderados, a decir que no se podía creer en extrapolaciones ni en tendencias. El viejo aquel del pelo blanco que los llamó friquis creo que todavía está intentando convencer a Rajoy de que el populismo español es un fenómeno pasajero. Pero lo más ridículo fue el comentario de Iñaki Gabilondo, que venía básicamente a decir: quitadle la exposición mediática y se desinflará solo.

Y yo le respondí lo siguiente:
El Podemos es como el whatsapp, corre de móvil en móvil a una velocidad endiablada. Ya no hay un gran altavoz que difunde el mensaje hacia la masa, es una comunicación peer to peer, que significa "de igual a igual". Pablo ya no tiene ni que hablar para seguir ganando votos: mientras va en su Scoopy a la facultad, mientras compra una camisa a cuadros en Alcampo, mientras ve Juego de Tronos hay miles de personas que con sus móviles están evangelizando a favor de la causa.
Y es que no sólo era el efecto viral, es que acojonaba el grado de demencia que el individuo mostraba. Cuando todos esperaban que saliese salpicado de champán a repartir besos a la galería, se presentó con cara de palo y dijo que el resultado era una mierda, que a los partidos del turno había que derrotarlos, "perseguirlos en la retirada" y "echarlos":



Yo ahí ya dejé de llamarlo Pablete. Escribí días más tarde: "Se ha lanzado, se ha crecido y ahora este tahúr del Manzanares va a ser muy difícil de parar".

Bien, pues hoy publica El País una encuesta de Metroscopia que coloca a Podemos como primera fuerza política.

1414865510_731502_1414881567_sumario_normal


La gráfica no tiene más interpretación que la que da el mismo diario en su editorial: un seísmo político.

Entonces, como nunca acierto en lo que digo, pues tengo libertad para decir lo que me dé la gana: Podemos va a gobernar en España. No sé si esto lo hará en la siguiente legislatura o en la de después. Es posible que en 2015 todavía PP + PSOE sumen más votos y se parapeten tras la Constitución. Pero esto sólo será el principio del fin. Cuando los dos partidos se unan en uno, en la mente de los ciudadanos sólo habrá dos partidos: PPSOE o Podemos. Si PPSOE sigue sin satisfacerles, la alternativa será Podemos. Cuando ya todo el mundo llama a Pablo Iglesias por su nombre de pila, la cosa está clara. Esto no sucede desde Felipe.

A partir de ahí vendrán tiempos de mediocridad, de colectivismo y de miseria, pero esto no será culpa de la gente sino de quienes tenían un cortijo en plena producción y no supieron mantenerlo por su pura codicia y latrocinio.

En enero de 2008 ya básicamente vine a decir:
La crisis económica en pocos años se convertirá en una crisis política, social y cultural. Todo lo que es la II Restauración, los dos partidos del turno, la Monarquía y el sesentayochismo hispano se irán por el retrete.
Esta afirmación no se basó en futurología sino en un criterio psicológico: el marido descubre que su mujer está liada con su mejor amigo. ¿Cuánto tiempo tarda ese matrimonio en romperse? El que tarde la maduración psicológica del hecho inapelable: la confianza está rota y no se puede recomponer. Y eso le ha pasado al R78. Punto y final.

12:32:38 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja