15 de octubre de 2014
Iranzo el legal
Desde que la gente de Visa y MasterCard obligó a meter el numerito al pagar con sus tarjetas yo nunca las utilizo, siempre saco efectivo y voy gastando. Así tampoco puede saber nadie dónde ceno o cuánto me costaron los calzoncillos. Esto no es lo que hacía Juan Iranzo, que usaba casi a diario su tarjetita "black" de CajaMadrid y ha dejado todo el rastro, como una cabra que se fuese cagando mientras pastaba.

Y era un tacañete el tío, cenitas de 60€ para dos personas, visitas al Burguer King, entraditas de cine, todo lo pasaba por la tarjetita "black". Sólo se estiró un poco con las bragas de su mujer en Womens'Secret, lo cual le honra. 46.000€ en dos años no era más que calderilla. El que cortaba el bacalao era Blesa, que sacaba del cajero de 10.000€ en 10.000€.

Pero el problema es que viene ahora este atildado personajillo, que llevamos años soportando por tertulias televisivas con sus aires de hombrecillo muy digno, a decirnos que todo era legal y que no se arrepiente de nada.

Bueno, vamos a ver: él mismo reconoce que se gastaba 25.000€ al año a través de la tarjeta en gastos personales. Esto de gasto de representación no tiene nada, así que tiene que tributarse como pago en especie al valor que le corresponde y a su tipo marginal. Como el valor está más que claro, pues Iranzo debe dinero a Hacienda.

Dice él que pensaba que CajaMadrid aquello se lo retenía y que luego lo ingresaba en Hacienda. Pero el caso es que el tío recibía cada año una liquidación de la caja para hacer su Declaración de la Renta y allí no figuraba nada de los 25.000€ que se había pulido entre Kentucky Fried Chicken, Women'Secret y copas en el "esnobísimo". Y este buen hombre, como no se enteraba de nada, pues hacía su declaración sin poner esos ingresos. Es obligación del retenedor el ingresar ese dinero en Hacienda, pero es obligación del contribuyente el declarar que lo ha cobrado.

Y lo bueno es que el dinero lo cobraba en calidad de miembro de la Comisión de Control. ¿Control de qué, si no sabes ni leer una liquidación del IRPF? Comisión de Control, dice el tío, con tarjetas negras, preferentes, National Bank of Florida, 1.000 millones volatilizados sólo en Martinsa-Fadesa, créditos a FCC, Marsans, Metrovacesa, así hasta un agujero de más de 7.000 millones... ¿Qué cojones controlaba este tío, las bragas de Women'Secret?

Está Madrid infestado de chusmita de ésta que se las da de clase alta, de hidalguillos de manzanita en el móvil, las mujeres con las mechas y las gafas de sol, pasando tarjetitas por los locales guays, comprando viajecitos a Tailandia y haciendo básicamente el cerdito en su vida profesional, chupando todo lo que pueden de las colonias del Mediterráneo y repartiéndose los cargos entre enchufes y amiguismos.

Mira Iranzo: tú eres un mierdecilla que te dan una tarjeta "black" y no te atreves ni a ir de putas como hicieron otros. No vengas más a dar lecciones con la vocecita de castrati. Aprende primero a hacer la Declaración de la Renta como la hacemos los demás, que es poniéndolo todo, y luego podrás hablar.

A mí los consejeros de CajaMadrid me recuerdan a esa caricatura en la que salen tres monos: uno se tapa los ojos con las manos, el otro se tapa la boca y el otro se tapa las orejas. Es tal vez por eso que la llamaban Caja Mandril.

monos


19:37:34 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja