3 de junio de 2014
Felipe VI no tiene apoyos
Vendrá la propaganda mediática a mostrarnos a "el Preparado" como el representante ideal para dirigir y pilotar este país "por la senda de la estabilidad y el progreso".

La senda es hacia la República. La segunda Transición será hacia una república federal. Y esto se explica muy sencillamente: Felipe VI no tiene apoyos.

PP:
En el partido popular yo siempre he entendido que hay tres sectores: un ala dura derivada de Falange y el Movimiento Nacional, un ala tradicionalista moderada de pequeña burguesía carpetovetónica, y un ala liberal pro norteamericana.

El ala falangista del PP, encarnada por gente como Aznar, siempre ha odiado al Rey. Lo consideran un traidor que juró los principios del Movimiento para luego hacerse amigo de Felipe. Esta gente que estuvo 39 años impidiendo que Juan III llegase a reinar no se distingue precisamente por su monarquismo, si pueden echarán a su hijo.

El ala pequeño burguesa moderada sí que puede permanecer fiel al R78 por nostalgia de los buenos tiempos, cuando montaron su inmobiliaria y tenían un Merceditas.

El ala liberal no tiene vinculación alguna con monarquías, piensa en EEUU como el país ideal y defiende los principios de libertad económica con un estado mínimo. Esta gente suele ser pragmática, si el Rey es un mal necesario, se acepta, pero si el Rey va a caer no pondrán la espalda para que les peguen el porrazo.

PSOE:
El PSOE postfelipista ha sido básicamente republicano. Zapatero le dedicó al Rey bastantes desprecios. Todas las bases socialistas son ahora beligerantemente republicanas y se están radicalizando hacia la izquierda. El próximo Secretario General del partido es posible que no sea uno de los que llevan años calentando el sillón sino un tal Pérez Tapias, cabecilla de la facción Izquierda Socialista y muy querido por las Juventudes Socialistas. Pérez Tapias tiene posiciones cercanas a IU y es un gran republicano. Si llega a controlar el PSOE, la II Restauración estará finiquitada y el proceso constituyente será un hecho.

Éstos son los resultados de la encuesta del diario Público entre sus lectores:

encuesta-perez-tapias


IU + Podemos:
Posiblemente sean la segunda fuerza en las próximas elecciones. Su republicanismo es activo y beligerante, por ejemplo con las manifestaciones que ya están organizando.

Oligarquías:
Los oligarcas madrileños no tienen el más mínimo apego a otro rey que no sea don Dinero. Repúblicas son Alemania, Francia y EEUU. Si esto calma al populacho y se evita la proclamación de un régimen bolivariano, aceptarán la república tan tranquilamente como aceptaron la monarquía.

El pueblo español:
Tradicionalmente muy dado a los grandes afectos, ha sido un pueblo más bien juancarlista pero no realmente monárquico. Dejó su juancarlismo el día de la boda del Príncipe, cuando salieron con el coche a saludar por la ventana y en las calles no había nadie. Este clima de hartazgo de una institución anacrónica ha ido creciendo y a fecha de hoy ya los republicanos superan a los tradicionales juancarlistas. Este cambio va a seguir acentuándose porque el apoyo a la monarquía se centra en las generaciones que crecieron con Franco y que vieron en el Rey el gran impulsor de la democracia.

Entonces, he leído por ahí a Julio Anguita diciendo que las élites están preparando una reacción. También Roberto Centeno ha insinuado algo. ¿Alguien cree que esa reacción se basa en tanques a la calle o en golpes de mano? Yo desde luego no, porque incluso si lo intentaran no creo que tengan ya control del ejército. Zapatero en su mandato se preocupó de ir llenando de socialistas los cuarteles. Y ahí yo diría que hizo bien.

La reacción de las élites será impulsar una segunda Transición. Es decir, que ofrecerán una república federal antes de que los echen del todo. Así fue la primera Transición: yo tengo todo el poder pero con un régimen decrépito sin apoyo popular, tú tienes apoyo popular y necesitas poder: vamos a pactar un acuerdo para dejar la cosa en medio, y a eso lo llamamos consenso.

Ahora mismo sólo la república federal puede llegar a un consenso. Los banqueros podrían seguir ganando dinero y la izquierda se tendría que callar bastante.

Antes o después, en estas reuniones tan rápidas que están teniendo, se producirá una reunión secreta entre todas las fuerzas vivas de España y pactarán que el PSOE impulse una reforma constitucional que el PP suscribirá.

Rajoy llamará a Mas y solucionará la cuestión independentista:

-Arturo, vente para acá que tengo cosas muy buenas que decirte.

-No aceptaremos un diálogo de imposición...

-Tengo una oferta que no podrás rechazar: república federal, estado catalán, concierto fiscal, competencias a tutiplén, soberanía educativa, reconocimiento oficial de tu nación... ¿Cómo te suena esto?

-Vamos para allá, Mariano.

Y detrás de Mas entrarán vascos, valencianos y todos. Ahí volverá el consenso. Felipe y Letizia saludarán con la manita pero con su propio dinero. La cuestión nacionalista quedará zanjada para los próximos doscientos años, cuando ya se pueda ir a Nueva York en media hora y la antigua España no sea más que una provincia de Europa.

15:50:29 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja