24 de abril de 2014
Voy a votar a Silva
Desde las elecciones de 2004 que dieron lugar al heptenio ominoso zapateril, no he vuelto yo a depositar papeleta en urna alguna. Pero hoy he decidido que voy a volver al redil democrático. Y lo voy a hacer siguiendo el principio del voto útil: voy a votar al Movimiento Red que encabeza el juez Silva.

Primero y antes que nada, porque me he leído de pe a pa su programa y opino que no se ha publicado un texto más contundente contra las oligarquías caciquiles españolas desde el libro de Joaquín Costa. Y además porque Elpidio Silva es un hombre de acción que los tiene muy cuadrados. Acción que tomó contra Blesa, acción que ha tomado en la política y acción que ha tomado hoy mismo para recusar la pantomima pestilente que es su juicio, un nuevo caso Dreyfus.

Cuando lo vi a punto de entrar en el juzgado diciendo claramente que el juicio era una farsa, dije "éste no es Mariconde, aquí va a haber candela". Y bien que la ha habido, el viejo que lo juzgaba le levantaba ayer el dedo, hoy no le llegaba la camisa al cuerpo. Le meten un tribunal con una magistrada que estaba en Cajamadrid cobrando directamente de Blesa. Y no es ya su amistad o no amistad con Blesa, sino qué cojones tendrá ésta que decir de corrupción, si en aquella cueva de Ali Babá se pergeñaron las famosas preferentes.

Silva puede hacer saltar el sistema judicial igual que Bárcenas la partitocracia.

Aquí no se ha hecho limpieza alguna después del colapso económico. El partido que diseñó y ejecutó la burbuja inmobiliaria está en el poder, y algunos ministros son exactamente los mismos y ocupan exactamente el mismo sillón. Las oligarquías financieras y eléctricas siguen en el mismo lugar y con más chulería que nunca. La justicia está sometida a la corrupción política. Los medios de comunicación siguen mintiendo y manipulando. Todo esto es lo que se tiene que limpiar.

Hasta ahora, habían ido apareciendo algunos quijotillos como Ada Colau, el amigo Pablete o el cantamañanas Alejo Vidal-Quadras. Ahora estamos en otra cosa: Silva creo que tiene los conocimientos, la formación, la determinación y los huevos de hacer el Nüremberg de la corrupción en España y ser el gran martillo de mangantes que hace falta. Las europeas son la primera piedra de toque, pero hay que ir a las generales. Voy a seguir votándolo hasta que llegue al poder. Al toro por los cuernos.

Actualización:
Y he metido ya mis 15 euretes para que me manden la camiseta antimangantes.

20:41:05 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja