27 de abril de 2014
Vergüenza en la secta
Anoche se pusieron en la tertulia de la Sexta a hablar de Elpidio Silva. Y no lo hicieron, como suelen, dividiendo las opiniones en dos bandos que discuten. Aquí pusieron ya la máquina de picar carne a toda potencia: desequilibrios mentales, no pagaba el alquiler, fue expedientado. Lo mejor era uno que decía: "y cuidado, que este juez ha estado juzgando durante veinte años". ¿Ah sí? ¿Ha estado juzgando?

Aquel que quiera saber la opinión de Silva sobre la campaña de acoso institucional y mediático que sufre desde hace años que lea el recurso de amparo que presentó al CGPJ. Que lo lea despacio y detenidamente, porque aprenderá mucho sobre cómo funcionan las alcantarillas de la II Restauración.

Cuando hemos visto y sufrido durante años a verdaderos retrasados mentales que sólo mienten, que padecen trastornos narcisistas o directamente mitomanías agudas, cuando hemos tenido que soportar la indigencia mental y la mayor inmoralidad por parte de los padres de la Patria, cuando hay muy graves indicios de que el partido en el Gobierno durante 30 años no ha sido más que una estructura de delincuencia organizada, cuando las casi probadas malversaciones del PSOE en Andalucía se cifran en miles de millones y cuando la hija del Rey está en el banquillo por robo y corrupción, ahora vienen estos esbirros del sistema a dudar de la estabilidad psicológica de Silva.

Era tal el miedo que tenían y tal la focalización en Silva que hasta al Pablete lo dejaron anoche en paz. La consigna desde arriba es aplastarlo para que no pueda sacar escaño en las europeas. Aplastarlo judicialmente con un juicio exprés y un trato vejatorio, y aplastarlo mediáticamente con cuantas calumnias puedan inventar.

Si aún alguien dudaba de que todo ese ejército de tertulianos que se ha ido colocando en televisiones, radios y periódicos obedece consignas desde Génova y Ferraz, ahora ya se habrá desengañado.

Estaba yo hace poco hablando del amancebamiento de los tres poderes del Estado en unas únicas y corruptas manos, del control cada vez más férreo del poder judicial por parte del PPSOE. Pero hay que incluir además al cuarto poder, a los medios de comunicación, verdaderos mass mierda que son un foco de corrupción y clientelismo a la medida de toda la podredumbre de este país.

Cuando alguno como Intereconomía intentó ir por libre, lo sometieron a un drenaje publicitario, incluidas empresas privadas, hasta que tuvo que cerrar. Los demás aprendieron bien la lección.

En conclusión, todo aquel que quiera desarticular el entramado actual del R78 consistente en un poder político eminentemente corrupto del que emanan dos putrefactos brazos bajo su control como son el poder judicial y los medios de comunicación, debe votar al juez Silva antes de que acaben con él del todo y volvamos a la impotencia de las pancartitas.

10:23:19 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja