7 de septiembre de 2013
Generación Y
Estaba el otro día leyendo un artículo de Forbes que explicaba que en una encuesta de Adecco se encontró que los actuales responsables de recursos humanos de las empresas son tres veces más proclives a contratar empleados mayores de 50 años que menores de 32.

Y esto me pareció acojonante. En mis tiempos, cuando nosotros éramos menores de 32, se decía que de 40 años para arriba estabas acabado.

La encuesta de Adecco refleja a los mayores de 50 como más fiables, más profesionales, con mayor nivel de redacción, se visten mejor, saben escuchar, tienen valores éticos y pueden liderar mejor.

Y en este otro artículo se concreta más: el 75% de los empleadores rechazó jovenzuelos de la generación Y por indumentaria poco apropiada, y el 70% por "contenido potencialmente comprometedor" en las redes sociales.

Por lo tanto, que os quede claro que seguiremos trabajando hasta la muerte.

Pero esto me recordó un episodio más que feo entre una tal Cristina F. y otro tal Salvador Sostres. De entrada, parece ser que Sostres, tertuliano conocido por su misoginia, se fue a la FNAC a comprar comics y esta muchacha le atendió muy amablemente. Luego se fue a su twitter y tiró allí cobardemente su desprecio: "No sé cómo de asqueroso ha sido vuestro día, pero yo hoy he atendido a @SalvadorSostres".

Y luego Sostres, que a mí me parece que tiene algo de pluma, entró en pánico y cerró tu twitter de inmediato. Además, decidió inmortalizar a su amiga en una entrada de su blog llena de insultos gratuitos y de ridiculeces del tipo "yo soy un triunfador en la vida".

Entonces estuve interesándome por el twitter de "Yo, Cristina F.". De entrada supuse que las limitaciones de caracteres le impidieron a Cristina poner el título verdadero: "Yo, Cristina F., lo valgo". No tardé mucho, dándole al scroll, en encontrar otro tweet aún de mayor valentía y calado que el de Sostres:



Y no os creáis que hablaba de talibanes con las manos manchadas de sangre, parece simplemente que escuchó a un muchacho comentar a su amigo que había practicado sexo con una chica y no lo había disfrutado porque no le pareció atractiva físicamente.

Entonces, mi admiración por Yo Cristina se ha puesto ahora por las nubes. Y más aún mi admiración por todos los que la han querido emplear de lideresa anti Sostres y castradora justiciera. Vamos cada vez por mejor camino.

Si todas las lesbianas saliesen del armario y follaran con quien de verdad les gusta, se abrirían muchos chakras y nos ahorraríamos muchos insultos.

Y ahora en la FNAC creo que compraré on line. O mejor no compraré nada. Si cada vez que un cliente no les gusta van ir a insultar por la espalda a las "redes sociales" (que mejor las llamaría escupideras mentales), interesa que no nos lleguen a ver ni la cara.

18:48:52 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja