15 de abril de 2013
El problema de BitCoin
Tengo que reconocer que de todas las áreas informáticas la que menos me motiva es la criptográfica. Y tal vez por eso, nunca me había llamado la atención la iniciativa de BitCoin. Pero hace unos días se produjo un cierto revuelo a consecuencia de un artículo de un prestigioso economista que venía básicamente a la conclusión demencial de que el BitCoin es una burbuja que se va a hundir porque en el fondo es igual que el oro (leed el artículo vosotros mismos si no me queréis creer). Días después el BitCoin se hundió un 50% en una sola sesión.

Y entonces estuve dándole vueltas al tema del BitCoin y he venido a concluir que mi opinión es totalmente la contraria. El BitCoin representa una amenaza mortal para los sistemas financieros basados en dinero fiduciario. Más concretamente, el BitCoin es la mayor amenaza para el capitalismo desde que Marx publicara sus infames libros. Y aunque esto os pueda costar de entender, al economista autor del artículo no le ha costado nada. Como cardenal de la iglesia del crédito, ha visto inmediatamente la amenaza que el BitCoin representa para las economías de ficción que se han construido sobre el multiplicador bancario y la devaluación constante. La mera imaginación de un mercado paralelo con intercambio real de bienes y servicios computado en una moneda no devaluable le produce escalofríos. Un mundo en el que el ciudadano pueda saber exactamente cuánto le están bajando el sueldo o cuánto está decreciendo su economía. Un mundo en el que los parámetros económicos no aparezcan en una unidad de medida que mengua cada año. Esto es un escenario terrorífico.

Quede, de entrada, claro que para mí las crisis cíclicas del capitalismo no se deben a unos acúmulos de plusvalías con respecto al valor de la fuerza de trabajo, sino más bien a unos movimientos magmáticos de la masa monetaria en circulación, que se va multiplicando sucesivamente. Si alguien no entiende esto que digo, que lea primero esta entrada.

Mientras el BitCoin no sea asimilado por el sistema financiero mundial y no pueda prestarse a un tercero manteniéndolo apuntado como saldo del primero, representará una amenaza muy seria para todos los bancos del mundo. El crecimiento de la masa monetaria no se debe tanto a la "impresión de billetes" como a la continua creación de capital ficticio conforme se va prestando y volviendo a prestar el mismo dinero.

Pero el BitCoin no se creó pensando en el multiplicador bancario, sino para evitar el robo y la estafa que los Estados infligen cada año a los ciudadanos al crear dinero de la nada y meterlo en el sistema. Han llegado a tal punto de adicción a este gasto que han desarrollado toda una serie de falacias para hacernos creer que esto es necesario para que la economía no entre en la temida deflación. Cada año, además de los impuestos, nos roban un 3%-4%, que es la "ampliación de capital" que hacen ellos por su cuenta y riesgo sobre unos papeles no apoyados en nada. El BitCoin dejaría estas prácticas con el culo al aire, todo el mundo podría ver cómo sus billetes se derriten como mantequilla sobre una sartén.

El mantra que repiten estos lacayos del sistema es que sin inflación todo el mundo acapararía el dinero y la economía se enfriaría progresivamente. Debemos entender entonces que la economía se ha venido enfriando desde los sumerios hasta el Nixon Shock, en 1971, año en el que el dólar pasó a ser solamente papel.

En todos los sistemas económicos de griegos, egipcios, fenicios, romanos y hasta el Renacimiento se ha crecido económicamente en base a más conocimientos o mejores procesos. Las monedas eran oro, plata, sacos de sal o cualquier cosa que no pudiese cualquiera devaluar dándole a una maquinita. Se crecía despacio pero sobre seguro, si se iba para atrás era por guerras o problemas internos, no porque simplemente un buen día el tinglado se viniese abajo. La gente no acumulaba el oro y se quedaba quieta, la gente se movía porque quería hacer cosas, quería ganar más que la simple revalorización del metal. No existía el mítico "emprendedor" como sumidero de crédito, pero había gente muy inteligente que hacía cosas.

Cuando a principios del siglo XVII se inventó en Europa la banca de reserva fraccionaria, y se dio el pistoletazo de salida a esa aberración llamada multiplicador bancario, se sentaron las bases del capitalismo tal y como nosotros lo hemos conocido: una acumulación lenta pero imparable de masa monetaria ficticia, que va oscilando en varias longitudes de onda, y que indefectiblemente acaba, cuando ya se ha saturado de crédito toda la economía, en un credit crunch que deviene en convulsiones sociales nunca antes conocidas. Revoluciones, dictaduras del proletariado, nazismo: todos estos monstruos son hijos bastardos de la banca de reserva fraccionaria y del dinero fiduciario.

La crisis que estamos viviendo estaba ya larvada en el capitalismo desde que se salió de la anterior, desde el final de la II Guerra Mundial. Por mucho que se pueda progresar a través de la ciencia o de la tecnología, siempre el crecimiento ficticio superará al real, siempre la bola de crédito irá lentamente creciendo bajo tus pies hasta que acabe estallando en algún momento de tu vida. Mientras los bancos sigan prestando, pero no descuenten lo prestado de los depósitos de sus clientes, este proceso es imposible de parar.

Y por lo tanto el BitCoin sería una solución a esto. Si llegase a convertirse en una moneda mundial para el comercio, si la gente almacenase su dinero en su propio ordenador y no en un banco, si nadie pudiese inventarse BitCoin por la cara, y si no hubiese ningún listo capaz de multiplicar los BitCoin como los panes y los peces, entonces estaríamos en una economía completamente distinta. Ahí podríamos decir que el capitalismo ha tenido en la actual su crisis terminal. Y que no ha muerto por guillotinas ni balazos, sino por un algoritmo informático. Creo que es la mejor herencia que podría dejar mi generación.

Pero mucho cuidado: no vayáis ahora corriendo a quemar vuestros últimos ahorros en BitCoins. Está claro que el lobby bancario ha olido perfectamente la amenaza y está lanzando terribles ataques especulativos. Como el BitCoin es una iniciativa inocente y muy tipo 15-M, no está preparado para esto. La masa monetaria de BitCoins es aún demasiado pequeña y es fácil especular con ella. Y este problema de momento no tiene una solución inmediata, salvo que se referencien los BitCoin al oro, y aún así podrían lanzar ataques al oro también. Habrá que esperar para ver si la iniciativa se consigue consolidar o la cosa se queda sólo en una colección de "chicharros" que no paran de subir y bajar.

19:02:30 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja