24 de julio de 2012
Rescate o neopeseta
En un artículo reciente dice Roberto Centeno una soberana estupidez:
Según los análisis de Credit Suisse y UBS, si nos dejan caer y España saliera del euro, perderíamos el 50% del PIB en los 12-18 meses siguientes. Las familias perderían la mitad del valor de sus ahorros y sus activos. Por comparación, en tres años de Guerra Civil el PIB cayó un 23%.
¿Cómo puede la gente creerse semejantes manipulaciones? ¿Pero de qué PIB están hablando? Si salimos del euro el único porcentaje de PIB que se perderá será el correspondiente a la devaluación de la nueva moneda. No perderemos realmente PIB, lo que se producirá será un cálculo distinto a tenor de la nueva moneda, poner lo que producimos a su valor real. En lo que a los puestos de trabajo se refiere, la economía mejorará.

Todo el mundo habla de esas dos opciones, esa gran decisión que debemos tomar: rescate o salida del euro. No son dos opciones, señores, son dos etapas. Mejor dicho, tres.

La primera etapa será un rescate de unos 300.000 millones de euros con el único objetivo de recuperar alrededor de 100.000 en pagos nuestros de deuda. Parece mal negocio pero no lo es: los 300.000 los ponen los contribuyentes de toda Europa, mientras que los 100.000 los recuperan los bolsillos privados de la banca alemana. Es una buena jugada para ellos y a nosotros nos dan algo más de tiempo, pero en ningún caso esos millones arreglan la economía española, ni la balanza de pagos ni nada que se le parezca. Un poquito más de metadona.

Habrá luego una segunda etapa que será una quita. Parte de la deuda se dará por perdida, cortando completamente el crédito a España. Ahí se nos va a pedir que vivamos de nuestros propios ingresos, pero el peso de una moneda como el euro nos va a impedir sacar adelante la economía, que seguirá apagándose "como un braserillo". Ni con una condonación total de nuestra deuda podremos crear empleo, tenedlo claro. No se trata ya de estados del bienestar o del malestar, es sencillamente que las empresas no paran de morir a miles y el desempleo seguirá aumentando. Aquel que tiene unos precios fuera de mercado no puede vender, y nuestra industria dentro del euro está mayoritariamente fuera de mercado. El euro es la moneda de otro, no la nuestra, por eso no podemos funcionar con ella.

Llegará una tercera etapa en la que la presión social será insoportable ni aun para un gobierno de gran coalición, ni para Bernardino León, ni para los hombres de negro ni para nadie. Se verá claramente la necesidad de crear empleo de forma inmediata para evitar que se pegue fuego a toda España. Ahí harán lo que demasiado bien saben que tienen que hacer, que es salir del IV Reich.

¿Por qué hay interés en meter el miedo a la gente? ¿Por qué hablan de hecatombes al volver a nuestra moneda propia? Por un lado porque están hasta las trancas de deuda pública española y muchas empresas son adictas al crédito externo. Y por el otro lado porque la salida del euro va con corralito, lo que significa helicóptero, y eso no lo quieren ni pensar. Están pegados con Loctite al sillón y no quieren afrontar un golpe político para crear empleo a medio plazo, es la estrategia que han venido siguiendo desde hace 15 años: después de mí, el diluvio.

00:00:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja