11 de julio de 2012
La burbuja del Facebook
He leído esta mañana una noticia: "Facebook pierde dos millones de usuarios en cinco meses en España". Y aunque le quedan aún 16 millones, más que a la Seguridad Social, creo que su burbuja está totalmente pinchada.

De entrada, tengo que decir que nunca lo he usado. Le he puesto una página al GIMAD pero el entusiasmo ha sido más bien poco. Durante bastantes años, no entendía realmente para lo que servía, siempre entraba, no veía nada y me iba sin comprender su funcionamiento. Veía "me gustas", "no me gustas", "te meto", "te pongo", "te dejo" y yo no entendía a santo de qué se tomaba la gente todo aquel trabajo. Hasta que al final entendí que a toda aquella marabunta lo que le pasaba era que no sabían el HTML y hasta el momento se habían visto impedidos en internet, como verdaderos lisiados que tienen que ver los toros desde la barrera. A esos pronto se unieron aquellos que no sólo ignoraban las etiquetas HTML sino que eran incapaces de ofrecer dos párrafos seguidos con una mínima coherencia, por eso que a base de botoncitos aún podían "tener algo". Ya cuando vi un reportaje en la televisión en el que le habían puesto conexión a una vieja nonagenaria de un pueblo perdido, y lo primero que le habían montado era el "fichibú", ahí se vio que los late adopters habían llegado, como el negro que le limpiaba las botas a Rockefeller.

El Facebook ha tenido el valor de eliminar el anonimato en internet, pero obviamente su ciclo de vida se ha cumplido. El problema de estas start-ups y de todos los que invierten como locos en ellas es que parecen haber olvidado la clásica diferenciación que estableció Philip Greenspun en su libro entre "sitios que son realmente programas" y "sitios que son realmente bases de datos". O más bien diría yo servicios que son herramientas y servicios que son entretenimiento.

Cuando tú haces conexiones entre los amiguitos, que básicamente generan interacciones frecuentes pero vacías de contenido, o cuando pones una web de blogs, o cuando montas un intercambio de fotitos, te estás metiendo en la industria del entretenimiento y compitiendo con películas, series de televisión o videojuegos.

El problema es que las productoras de películas conocen el ciclo de vida de su producto, mientras que tú has creído que la cosa no iba contigo. Es por eso que vienen los castañazos.

No tiene nada que ver esto con Google, Microsoft, Apple, Oracle o Adobe. Estas empresas lo que hacen son herramientas, que no crecen tan rápido y además pueden ser desplazadas por otra mejor. Eso sí, no tienen fecha de caducidad. Google seguirá todo el tiempo que quiera mientras no haya otro que lo haga mejor.

En cambio los Facebook, Twitter, Tumblr o los que vayan saliendo tienen un crecimiento cuando se agarran casi imparable, nadie por muy bien que lo haga puede ponerse delante, pero los tienen que rentabilizar en un tiempo limitado.

¿Y dónde coloco yo al GIMAD en todo esto? Pues mi intención, construyéndolo como aplicación y no como web, ya era ir hacia el modelo de herramienta, con una utilidad para algo muy necesario como es tener pareja. Aunque también hay que tener en cuenta la Ley de Metcalfe, mientras no se alcance una buena masa crítica el producto no sirve para lo que se supone que debería de servir. Mientras no se llegue a ese tipping point el viento seguirá soplando en contra.

Actualización:
Una empresa que entendió en su momento muy bien esto que he dicho antes es Yahoo!, que afrontó una dura reconversión pero que ahora es la primera productora de servicios de internet, aunque lo haga principalmente mediante adquisiciones. Poco se habla de Yahoo!, ya no es fashion la empresa, pero tiene unos directivos diez veces más inteligentes que los de Facebook.

00:00:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja