5 de marzo de 2008
Memorias periodísticas III
Fue en mis primeros seis meses en aquel periódico cuando más empresarios entrevisté. Luego me dediqué a otras cosas muy diferentes.

El entrevistar a empresarios es algo que no da prestigio periodístico. Básicamente vas a jugar una partida de ajedrez pero con una posición ya perdida: ni tienes armas para contrastar lo que dice, ni aunque lo pudieses contrastar te lo dejarían publicar. En los periódicos económicos de poca monta (y en España lo son casi todos) el empresario es el verdadero cliente, es quien mantiene viva la empresa poniendo una publicidad que no es rentable. Le interesa que exista esa ventanita para autopromocionarse, para vender su cara por ahí.

Por cierto que los empresarios más exitosos de España nunca salen en la prensa. Amancio Ortega no ha concedido en su vida una entrevista. Y la familia que gestiona el Corte Inglés, opacidad total. En la prensa salmón sale el que quiere y porque le gusta.

Como la "coordinadora" del periódico era la tía más estrecha de entendederas que yo he conocido, me mandaba en principio a mí a las empresas pequeñas. Ella se quería reservar a los capitostes de relumbrón, gente que está ya de vuelta, que te controla como quiere porque pone publicidad, que está asesorada por otro periodista mucho más experto que tú y que se sabe cada respuesta de memoria.

De despacho en despacho y de polígono en polígono me hice una especie de master sobre la economía verdadera, de pequeños y medianos emprendedores. Algunos habrán cerrado ya, otros habrán mejorado, otros seguirán esperando el momento. Pero todos estaban llenos de ilusión y de ideas. Cada uno buscaba su camino de una manera. Había quien se había hecho el MBA, quien empezó sin tener ni puta idea, quien llevaba toda la vida en su viejo oficio.

En aquel tiempo aún coleaba esa pequeña mitología de la start-up, de los "jóvenes emprendedores" y de aquellos gilipollas que antes de vender un botón estaban ya mandando notas de prensa y dando conferencias. Pues bien, yo recuerdo a uno que se había montado una fábrica de tabaco. No era más que una nave mediana en un polígono alejado de la ciudad. Tenía allí unas grandes bandejas y unos cuantos empleados que liaban los puritos a mano. Eran unos puritos cortos tipo Faria con tabaco natural y muy seleccionado. Me hizo pasar a su despacho con el puro en la boca. Estaba el tío amarillo ya de estar allí dentro. No tendría más de 35 años. De todos los empresarios que entrevisté, era el que había tenido un éxito más fulgurante. No hacía ni un año que había montado la fábrica y ya vendía por toda España y no paraba de aumentar su gama de productos. ¿Inversión en I+D? Compraba todo tipo de tabaco a proveedores, se iba haciendo mezclillas y se lo fumaba en su despacho. Cuando encontraba una combinación que le gustaba, le ponía un nombre sugerente, fabricaba una cajita nueva y lo añadía al catálogo.

Otros encontré que tenían menos luces. Me acuerdo de dos con su piso en el centro de Valencia, allí encorbatados, que vendían "soluciones integrales" o yo no sé qué historia. Era software empaquetado, Microsoft, SAP, Oracle, lo que pillaran. Luego para montarlo supongo que ya subcontratarían a alguien. La idea era presentarse en las empresas en plan superexperto y venderles la burra por una millonada. Por supuesto, ellos eran los de "ya lo decía yo" de la burbuja tecnológica. Había muchos de esos de "ya lo decía yo", pero se notaba que las estaban pasando putas.

Un caso curioso me ocurrió en la Feria de Valencia, con el director de una feria importante, no recuerdo cuál. Era un hombre algo mayor, canoso y con muy mal humor. Estuvo haciéndose el antipático: "venga, rápido, que tengo poco tiempo". Le hice la entrevista rápido y se la puse en un rincón pequeño. Otro día pasé por el pasillo cerca de su despacho y me lo oí gritándole a un empleado: "¡que nos quedan dos semanas y aquí hay que echar el resto!". Al cabo de dos meses volví a saber de él: abrí el periódico ABC y salía una esquela a toda página: "Feria Valencia lamenta la pérdida de este insigne patricio señor don bla, bla, bla". Sus empleados echarían ahora el resto, pero de la botella de cava.

Curiosa fue también la entrevista con el tío ese del bigotito que ahora es presidente del Valencia, no recuerdo su nombre. Del Castillo me mandó a su despacho de la Calle de Colón diciéndome que ese iba a ser un pez gordo, que lo querían hacer presidente del Valencia. A mí así al primer golpe no me pareció mucho más que un zampabollos iletrado, con unas gafotas de culo de vaso. Era tímido, mediocre y miraba de costado. Estuvimos más de una hora en una salita sin ventanas. Me estuvo contando los exitazos de su ladrillera en plena burbujita, yo le pregunté si iba a ser presidente del Valencia y me dijo que estaba todo muy verde aún. El empresario verdadero era su padre y a él lo iban a colocar a dedo.

Entre las tecnológicas estuve en las dos más importantes: una llamada Tissat, que estaba en un precioso edificio negro de la Avenida de Aragón, y otra llamada Dimensión Informática. En la primera me pusieron con un gordinflón de 1,90 que no cabía en el traje. Decía que había estado en AT&T ayudando a diseñar el lenguaje Java. En la otra hablé con uno de los socios fundadores y me mostró la sala donde estaban los programadores. Comparada con la redacción de un periódico, parecía un convento, todo el mundo allí hiperconcentrado y sin abrir la boca. Los programadores eran gente joven, creo que demasiado joven.

Estuve también en la empresa que gestionaba las multas de aparcamiento. Aquél del marketing se preocupaba poco: un anónimo pisito con un despacho lleno de archivadores de hierro oxidado y poco más. Creo que no tenía ni ordenador. Me dio una interesante cifra: cada año ponían 800.000 multas sólo en la ciudad de Valencia, casi una por habitante. De ellas, aproximadamente la mitad se quedaban sin cobrar, pero las otras las ingresaba el ayuntamiento, con un importe medio de 30 euros. 12 millones de euros sólo en Valencia. Llamé luego al ayuntamiento y me hice el tonto. Les pregunté si con las zonas azules ganaban dinero: "el Ayuntamiento no ingresa dinero por las zonas azules, son un servicio al ciudadano para una mejor gestión de un espacio que es limitado. Con los pocos céntimos que se pagan por aparcar se financia el mantenimiento de las máquinas expendedoras, las rayas y alguna cosita más". De las multas no dijo nada.

Esto de preguntar cosas que yo ya sabía era una mala costumbre que cogí. Se obtenían resultados la mar de interesantes. Valencia era y es una ciudad de moros donde la mentira está bien vista, siempre y cuando no te la pillen. Y en ese contexto, hacer periodismo es algo difícil y atractivo al mismo tiempo.

Pero yo no tenía ganas de seguir aguantando a la "coordinadora", que ya había aprendido a sacarme de mis casillas y a hacerse la santa diciendo: "mira Rafael, qué mal me trata mi subordinado". Creo que andaba calentándole la oreja para que me echara. Y Del Castillo un día apareció por allí y me ofreció un puesto mucho mejor: redactor del motor de Superdeporte. El sitio que muchos que llevaban años en aquella redacción hubiesen deseado. El anterior redactor se marchaba a una productora de Canarias. Como solía decir él: "a mí en el CEU me tienen que poner un monumento: 'Rafael del Castillo, colocador de periodistas' ". Acepté en cinco segundos. Claro, ya os podéis imaginar cómo iban a saltar las chispas. Eso lo contaré en la siguiente entrega.

18:16:10 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

13 comentarios:

Anónimo:
Menuda fauna empresarial, que hoguera de vanidades, pardiez!

Pues si, estos son los hacedores del milagro económico espaniol, con ellos subimos y con ellos descenderemos al infierno de la crisis.

Muy buenas memorias que serán cortas, dada la juventud del autor. Un placer leer cosa tan bien escrita.
5 de marzo de 2008 a las 18:47.  

Anónimo:
Alberto, has visto esta noticia y la carta a la ministra:
Europa premia una investigación española rechazada cuatro veces por el Gobierno

Carta abierta a la Excma. Sra. Ministra de Educación Dª Mercedes Cabrera Calvo Sotelo

Estimada Sra. Ministra:


Muchas gracias por su amable carta en la que me expresa su felicitación por la selección de mi proyecto de investigación "Supercompetidores" entre los más de nueve mil presentados por jóvenes investigadores europeos en la primera convocatoria de Starting Grants del Programa Ideas del European Research Council. Le agradezco también que considere que esto es "una merecida recompensa al esfuerzo y al trabajo" realizado a lo largo de mi carrera y "un estímulo para perseverar en el futuro".
Me sorprende, no obstante, que, como Ministra de Educación y Ciencia, me transmita su reconocimiento y me anime a "continuar desarrollando mi trabajo de investigación dentro de los máximos estándares de calidad", y que considere que "esta perseverancia" sea "una excelente noticia para la ciencia de nuestro país". Tal vez debería saber que ese mismo proyecto de investigación, "Supercompetidores", ha sido rechazado cuatro años seguidos por la agencia de evaluación de su Ministerio y que, sorprendentemente, ¡cada año ha recibido una puntuación más baja, a pesar de que el proyecto progresaba de una manera fascinante! La última vez, sólo unos meses antes de ser seleccionado por el European Research Council.
Los dos primeros años se me dijo que era un proyecto que no funcionaría, que era demasiado ambicioso y que no había evidencia de que lo que yo buscaba existiese. Amablemente se me sugerían otros proyectos de investigación mucho más seguros. Tal vez se pueda uno preguntar de donde viene esa actitud entre paternalista y derrotista con la que se juzga a los científicos jóvenes.
Los dos siguientes años, cuando ya era evidente que el proyecto funcionaba bien y los genes que yo buscaba sí parecían existir, se me dieron las excusas más peregrinas y de modo extraoficial se vino a decir que yo era un arrogante por seguir proponiendo un proyecto que ya había sido rechazado varias veces. ¡Con lo fácil que hubiese sido proponer otro proyecto menor, más ajustado a las mediocres expectativas que el MEC tenía de sus jóvenes! Este año, en parte porque ya tenía financiación europea para mi proyecto favorito, y en parte porque ya no tengo confianza en su sistema de evaluación, ni siquiera me he presentado a la convocatoria de su Ministerio. ¿El siguiente paso será tener que marcharme del país? Se puede argumentar que esencialmente, me van echando poco a poco y de momento Europa me acoge por segunda vez.
Es cierto que usted no era Ministra de Educación la mayoría de los años en los que este proyecto fue desestimado, pero la estructura de evaluación que usted ha heredado es, en la actualidad, exactamente la misma. Lo peor de todo es que yo creo que esto es un caso particular de algo mucho más grande que podríamos resumir como falta de confianza en la creatividad, apetito por el riesgo y la innovación y el talento de sus ciudadanos.
Resulta relevante considerar que en la convocatoria de Starting Grants sólo hayan sido elegibles trece proyectos españoles, la mayoría de ellos en el área de biomedicina (6) y que tres de ellos hayan recaído en investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). Eso nos coloca por debajo de países como Reino Unido, Francia o Alemania, pero también por debajo de países mucho menos poblados, pero con una tradición de apuesta por la innovación y el riesgo, como Holanda o Israel.
Pero quizá el problema que me interesa más resaltar no es el que se refiere a mi caso o al de mis colegas, sino al que parece afectar a cualquier valoración de la creatividad y la innovación de las jóvenes generaciones y que viene aparentemente condicionado por un clientelismo de quienes han copado los centros de decisión –especialmente económica—en España.
Por ilustrar esto con otro ejemplo muy dispar: la película "Los Cronocrímenes" de Nacho Vigalondo, un director nominado al Oscar por un corto, que al acabar su primer largometraje -haciendo una película arriesgada y alejada de la tradición cinematográfica española, pero llena de talento-, ha tenido que triunfar primero en Estados Unidos y en Europa para poder ser distribuida en España.
Tal vez ahora que el negocio piramidal inmobiliario está desmoronándose día a día en España y que la deslocalización industrial va a dejar sin trabajo a muchos jóvenes confiados, nos demos cuenta de que arriesgarse a hacer aquello que otros no hacen es una forma de intentar generar riqueza y no una forma de estrellarse. De momento, el proyecto que ustedes rechazaron durante cuatro años ya ha dado lugar a una patente en el campo de la biomedicina. Es pronto para saber si esa patente generará riqueza, pero le aseguro (y son libres de no creérselo una vez más) que tiene el potencial de hacerlo.
Reiterando mi más afectuoso agradecimiento por su felicitación, confiando en que las cosas cambien y esperando poder saludarla personalmente en alguna ocasión, reciba un cordial saludo.

Dr. Eduardo Moreno Lampaya
Jefe de grupo de Competición Celular.
CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas)


El pasado día 15, el Consejo Europeo de Investigación (ERC, European Research Council), en el marco de su programa «Ideas», seleccionaba entre más de nueve mil trabajos una línea de investigación presentada por Eduardo Moreno Lampaya, jefe del Grupo de Competición Celular -adscrito al Programa de Patología Molecular- del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).
La selección del proyecto de investigación «Supercompetidores» por parte del ERC conlleva una dotación económica de un millón de euros durante cinco años, a la mitad de los cuales Eduardo Moreno deberá presentar una memoria sobre el curso de sus trabajos, que ahondan en el estudio del mecanismo biológico por el que las células cancerosas prosperan en las etapas pretumorales, eliminando a las células sanas sin provocar malformaciones ni señales de alarma. La beca da al científico la posibilidad de trasladar sus estudios a otras instituciones de investigación europeas, ya que es personal, y Moreno podría formar un nuevo equipo de trabajo fuera de España. Sin embargo, el jefe del Grupo de Competición Celular del CNIO prefiere seguir sus investigaciones en nuestro país.
Valoración a la baja
Lo relevante del caso no es, con ser importante, la selección del proyecto por el Consejo Europeo de Investigación, sino que esta misma línea de trabajo fue propuesta durante cuatro años consecutivos al Ministerio de Educación y Ciencia con el fin de obtener fondos para su desarrollo, y otras tantas veces fue desestimada, en cada ocasión con una valoración más baja que en la anterior.
Esta repetida descalificación no ha impedido que la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, felicitara al investigador en una carta remitida el pasado día 20, a la que ha tenido acceso ABC, en la que afirma que la selección del proyecto de Moreno Lampaya «es una merecida recompensa al esfuerzo y al trabajo realizado a lo largo de su carrera, y un estímulo para perseverar en el futuro. Como ministra de Educación y Ciencia -continúa Cabrera-, quiero transmitirle mi reconocimiento y animarlo a continuar desarrollando su trabajo de investigación dentro de los máximos estándares de calidad».
No parece que antes de la distinción por parte del ERC el proyecto de Moreno Lampaya transitara «dentro de los máximos estándares de calidad», a juzgar por la opinión del Ministerio y de sus comisiones de evaluación.
Eduardo Moreno, en declaraciones a ABC, considera que «algo extraño, cuya naturaleza se me escapa, ha ocurrido en el Ministerio con relación a este proyecto». El investigador ha respondido a la felicitación de la ministra con una carta abierta, a la que ha accedido también este diario, en la que comunica a Cabrera que «este mismo proyecto de investigación ha sido rechazado cuatro años seguidos por la agencia de evaluación de su Ministerio».
«Los dos primeros años se me dijo que no funcionaría -continúa Moreno-, que era demasiado ambicioso y que no había evidencia de que lo que yo buscaba existiese... Cuando ya era evidente que el proyecto funcionaba y que los genes que yo buscaba sí parecían existir... de modo extraoficial se me vino a decir que yo era un arrogante. Este año..., en parte porque ya no tengo confianza en su sistema de evaluación, ni siquiera me he presentado a la convocatoria de su Ministerio».
«¿El siguiente paso será tener que marcharme del país? -se pregunta el investigador-... Esencialmente me van echando poco a poco, y de momento Europa me acoge por segunda vez».
Moreno Lampaya, que hizo su tesis de la mano de Ginés Morata, Príncipe de Asturias de Investigación Científica, ha desarrollado su labor, entre otros centros, en el Instituto de Biología Molecular de Zúrich, en el Instituto de Biología Molecular Severo Ochoa, del CSIC, y ahora en el CNIO. No es en absoluto un recién llegado, puesto que ha publicado ya buen número de trabajos en las más prestigiosas revistas científicas. El último, el pasado 14 de enero, en «Nature Reviews Cancer», sobre cómo las células tumorales prosperan por «asesinato» de las células sanas, su campo de trabajo favorito. Y no le ha faltado la financiación de la Comunidad de Madrid, Caja Madrid y la Mutua Madrileña.
«Becarios exprimidos»
Ayer, mientras un grupo de «becarios exprimidos», pertenecientes a la Federación de Jóvenes Investigadores, entregaba a la ministra Cabrera un simbólico cesto de naranjas en la Universidad Autónoma de Madrid, Eduardo Moreno comentaba a este diario que «más que un problema político es cultural... en España las autoridades se asustan ante los proyectos arriesgados e innovadores. Te dicen «esto no lo ha hecho nadie en el mundo». Claro, si ya se hubiese hecho no lo investigaríamos». El joven científico -Madrid, 1970-, cree que «debe modificarse el sistema de evaluación de proyectos, que aquí es anónimo a diferencia de Europa; y falta, sobre todo, una apuesta decidida por la investigación y el futuro».
5 de marzo de 2008 a las 19:13.  

 alberto 
:

Cagontó!! Las ministras del cupo... España, que sólo tiene 5 premios Nobel, tiene uno de medicina. Es la única ciencia en la que no hacemos el ridículo. Si ahí no meten dinero, ya no sé dónde.
5 de marzo de 2008 a las 20:49.  

investigeitor:
Por favor, ANÓNIMO, ¿podrías poner un enlace al sitio donde encontraste la carta abierta? No cuestiono su veracidad, sino que me gustaría leer más sobre esta historia.

Gracias.
5 de marzo de 2008 a las 21:44.  

espartacus:
jaja, y ZP diciendo que aumenta y apoya a la I+D, para esto es mejor que se quede quieto y no interfiera con su burocracia y ministras de cuota.

Este caso del científico "linchado" por las eminencias ministeriales, sólo podía pasar en Espana. En cualquier país mínimamente aseado en ciencia y menos paleto, no son los políticos ni los ministerios quienes deciden el destino de los proyectos enviados. En su lugar son agencias independientes del poder político las que mandan esos proyectos a REVISORES EXTRANJEROS (en inglés) de prestigio en el campo; jamás a nacionales como se hace en Espana, pues es evidente que los nacionales, que están compitiendo por los mismos recursos, tenderán a tumbar a aquellos investigadores jóvenes que les puedan hacer sombra en el futuro. Esto es lo que ha pasado con este hombre. Es un caso de mafia caciquil promovida por los políticos vía ministerios y delegada a los catedráticos y profesoretes enchufados de la universidad espanola que juzgan esos trabajos.
6 de marzo de 2008 a las 00:20.  

BOFH:
Tissat? No jodas, que ya se de quien estas hablando. Yo trabajo en Tissat xDDD

Esto se lo tengo que enseñar a los compañeros que se van a descojonar del comentario del "personaje" ese xDDDD

Me has alegrado la mañana Alberto ;)
6 de marzo de 2008 a las 09:00.  

Juan:
Hola, soy el anónimo que ha mandado la carta. La noticia completa salió en ABC y en 20 minutos. En ABC salieron fotos de las cartas. Yo tengo el texto completo porque Eduardo Moreno Lampaya es amigo mío y me la mandó por correo electrónico.
6 de marzo de 2008 a las 12:33.  

Anónimo:
Don Alberto, échele un vistazo a esto cuando pueda.

http://www.libertaddigital.com/noticias/kw/bernat_soria/curriculo/lopez_pinero/pinero/sanidad/soria/kw/noticia_1276325190.html
6 de marzo de 2008 a las 22:08.  

Eduard:
Hola Alberto, només una curiositat que no té res que vorer amb les teues memòries periodístiques, però és que resulta que hi ha un blog d'un xic de Pedreguer que li diuen Albert Noguera, i m'ha fet gràcia la casualitat de trobar dos xics de Pedreguer, amb el mateix nom, escrivint per internet. Per si ho sabies o és familiar teu. Salut i bon cap de setmana. http://albertnoguera.blogspot.com/
7 de marzo de 2008 a las 11:37.  

VICENTEGALA.COM:
ENTRADILLA EN MI WEB A MI NO ME IMPORTARIA PAGAR MAS POR EL PAN LOS HUEVOS O LA LECHE EL PESCADO SIP EL DINERO FUERA PARA EL GANADERO O EL AGRICULTOR O EL PESCADOR PERO NOP ES PARA LOS BANCOS HE INTERMEDIARIOS ESTOP ES LO QUE HAY
7 de marzo de 2008 a las 12:16.  

Anónimo:
Otro "escandalito" más, esta vez a cuenta del presidente y vicepresidente de la CEOE. Es que no hay institución en esta "democracia" libre de golfería y corrupción?

Hombres de honor
La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), sindicatos (UGT y CCOO) y partidos políticos mayoritarios, verán incrementadas significativamente sus asignaciones a cargo de los fondos públicos en 2008. El aumento se justifica como si fuera en beneficio de sus asociados, que en teoría son los trabajadores, empresarios y votantes del país.



No obstante, ninguna de estas tres organizaciones tiene un funcionamiento democrático. En el caso de la patronal, su actual presidente, Gerardo Díaz Ferrán, que al mismo tiempo ostenta los cargos de presidente de la confederacion empresarial madrileña, vicepresidente primero de la cámara de comercio y dueño del grupo Marsans, accedió al puesto por recomendación del último presidente, José María Cuevas, siendo su nombramiento ratificado por los vicepresidentes de la patronal. Ante tal irregular forma de elección de los puestos directivos, con pago de favores de por medio y escaso control sobre actividades que puedan dañar a la reputación de la confederación, no parece extraño que aparezcan casos de corrupción entre sus miembros.



En documentos filtrados, a los que este Diario ha tenido acceso, se prueba que el presidente, Díaz Ferrán, habría defraudado a Hacienda la cantidad de 100 millones de euros, utilizado dinero negro para pago corriente y maquillado la contabilidad de sus empresas, ocultando pérdidas y mostrando beneficios inexistentes que luego eran deducidos como inversiones en la declaración de impuestos. De manera similar, su vicepresidente, Gonzalo Pascual, y participe junto a él en la compañia Spanair, estaría implicado en fraude a Hacienda y blanqueo de dinero.



Ninguno de los dos ha dimitido de sus cargos en la confederación tras conocerse su encausamiento por el juzgado de lo social número 2 de Madrid, a partir de la denuncia hecha por exdirector financiero del presidente, José Luis Vicente Mediato. Tampoco los responsables ejecutivos lo han pedido, prefiriendo que sea una improbable condena lo que oblige a la dimisión, antes que dejar en evidencia a un sistema que ha hecho posible elegir a probados hombres de honor y mérito para los más altos puestos.

fuente: http://lupa.110mb.com/
7 de marzo de 2008 a las 12:57.  

Jesus:
Hola Alberto, felicidades por tu blog. Hace poco ví por aquí la pirámide de población española http://farm4.static.flickr.com/3145/2307491548_378865f175.jpg y desde entonces le vengo dando vueltas a esos datos.

Indagando un poquito, he dado con estos gráficos, que además también analizan la población inmigrante:
http://wonkapistas.blogspot.com/2007/03/pirmides-de-poblacin-de-espaoles-y.html
7 de marzo de 2008 a las 12:58.  

burbubuster:
Teneis razón, hay que destinar todo el dinero del pais a fabulosas investigaciones como esta:
http://www.abc.es/20080308/sociedad-sanidad/cirugia-proporciona-entre-centimetros_200803080247.html

¡Estudiar medicina para esto1 ¡Qué lástima!
8 de marzo de 2008 a las 13:24.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja