23 de junio de 2007
Perversión y muerte de un sistema
Gloriosas palabras:
la especulación inmobiliaria ha sido un factor determinante en la perversión del sistema de valores en los que una sociedad debe basarse, si quiere tener futuro. cualquier necio-afortunado-listo-canalla que ha conseguido -y pretende seguir haciéndolo- enriquecerse a costa del trabajo ajeno gracias a especular con la vivienda, puede ahora reirse de aquellos que tras muchos años de esfuerzos, en el aula o en la empresa, han conseguido únicamente un empleo dignamente remunerado que no les permite sumarse a la orgía especuladora y que les obliga a verla desde fuera, con una sensación que oscila entre la frustración y el asco. el estado, el supuesto garante del bien común, ha permanecido impasivo ante este proceso continuado de perversión de los valores sociales porque -según el paradigma dominante- el precio de los inmuebles los fija el santo mercado, que como sabemos, está por encima de todo, incluido el mismo estado, y por supuesto, de los intereses del conjunto de la sociedad. ¿hasta cuándo la gente honesta y valiosa de nuestro país tiene que soportar esta situación que ofende a la inteligencia y al sentido común?
Lo firma Jovellanos, nada menos.

Pocos ilustrados ha habido en España y muy arrinconados. Feijoo, Cadalso, Jovellanos y para de contar. Nuestra generación yo creo que es más ilustrada que romántica. Ese péndulo entre lo apolíneo y lo dionisíaco del que hablaba Nietzsche en nosotros está claramente de parte de lo apolíneo, de la razón, el análisis y la ciencia. Producto de eso son los foros y los blogs. Claro que de momento somos sólo un pequeño grupo de "novatores" sin gran relevancia. Hombre, una buena mordida le hemos pegado a la burbuja. Pero lo importante no es llegar pronto al poder, hacer una sesentayochada, un fogonazo que se extingue enseguida y luego todos a cambiarse la chaqueta. Lo importante es que nuestras ideas, elaboradas como un sistema coherente y sostenible, se impongan poco a poco y luego perduren durante muchas décadas. Para esto no hay ninguna prisa.

21:41:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

11 comentarios:

Valcárcel:
Todavía queda bastante para que nuestra generación alcance el poder. En cualquier caso tengo muchas esperanzas en nuestra gente. Disponen de una formación bastante más amplia y creo que la honradez está más arraigada. Veremos qué pasa dentro de varios lustros.
23 de junio de 2007 a las 22:50.  

kat:
Valcárcel, no te engañes, cuando nuestra generación llegue al poder pasará exactamente lo mismo de siempre: que quienes lo hagan se habrán seleccionado entre los peores, serán quienes antes hayan entrado en la maquinaria de los partidos políticos, quienes más culos hayan lamido y quienes más cabezas hayan pisado trepando hasta las posiciones más altas. La política es así y la fe en los políticos es la antesala de la frustración.

Por otra parte, y respecto al comentario citado en la entrada del blog, si esa supuesta "formación superior" que se supone que tiene nuestra generación consiste en llamar "libre mercado" a un sistema donde la emisión de dinero es un monopolio de un banco central europeo lejano que fija tipos de interés totalmente desacoplados de nuestro ciclo o un mercado del suelo donde el concejal de turno decide qué, quién y dónde se puede construir, entonces me descojono yo de nuestra generación y de su formación.

Ya lo he visto en varios posts anteriores y, aunque no sea una postura popular, me gustaría decir que no comparto en absoluto esa confianza en "la juventud". En el entorno en el que yo me muevo, que supongo no será muy distinto del de la mayoría de los aquí presentes (clase media, formación universitaria...), el concepto del ahorro no existe y la búsqueda de la gratificación inmediata frente a la cultura del esfuerzo está más que arraigada. Cuando dentro de unos lustros "nos" toque mandar, va a ser interesante ver qué clase de sociedad puede tener lugar con semejante visión de la vida.
24 de junio de 2007 a las 11:30.  

Anónimo:
Me pongo mala de tener que darte la razón, cuando veo quienes ascienden y de que manera, para el más noble de los cometidos que es la toma de decisiones para el bien común.
De todos modos no me canso se pedir un endurecimiento de penas para servidores públicos corruptos, para ir limpiando maleza en el bosque de la mediocridad. ¿Donde quedó el honor?.
24 de junio de 2007 a las 13:53.  

fibercool:
Lo que es un bombazo es el documental de informe semanal de esta semana...

Lo he visto por googlevideo pero lo he subido a youtube a ver si llega a mas gente:

http://youtube.com/watch?v=82igPvu09_c
http://youtube.com/watch?v=N6unLg6izFo


Como lo interpretas lo de informe semanal Alberto? Un futuro "ya lo deciamos" tal vez?
25 de junio de 2007 a las 01:13.  

Tony:
Nuestra generacion? La del "nuncabajan"? La generacion que unicamente aspira a aprobar unas oposiciones y rascarse los huevos el resto de su vida? La que idolatra al que se hace rico con un pelotazo? La que jalea a personajes como Sardá y su circo? Pues menuda generacion nos espera...
25 de junio de 2007 a las 10:24.  

Jose:
fibercool no lo había visto, gracias por subirlo.

Bueno yo creo que por fin la TV estatal hace justicia, y nos empieza a contar la verdad...
25 de junio de 2007 a las 10:45.  

Manu, the java real machine:
Cuanta razón en esas palabras...

En teoría, el mercado se autoregula sin necesidad de intervenciones externas... pero cuando entran factores como los especuladores, sin que el Gobierno haga nada por evitarlo, tal autoregulación se desvirtúa y se corrompe.

Bien lo saben PP y PSOE, que con la excusa del Liberalismo, han dejado que amigos constructores y amiguos políticos influyeran en el mercado para especular con él...

Especula el constructor que se dedica a acaparar terrenos, y que unta al político para que se los recalifique... especula el concejal que recalifica según lo que recibe y no en función de las necesidades del mercado...

Y lo malo, es que cuando ocurre esto los ciudadanos, lejos de quejarse y exigir mayor transparencia, también se quieren sumar para hacer su agosto particular...

Yo también tengo muchas esperanzas en nuestra generación...
El problema, es que ahora mismo los partidos políticos están copados por los cuatro listos de turno que tan solo buscan llenarse los bolsillos.

Y es así porque nosotros mismos lo permitimos.
Porque les sigamos dando el tan necesario voto, o nos quedemos en casa sin ir a votar para que esos partidos, con el voto de sus 'fieles' puedan seguir manteniéndose en el poder...

Si los descontentos ejerciéramos el derecho al voto, castigando a los partidos que nos han fallado y dándoselo a otros partidos más limpios, obligaríamos a los primeros a renovarse y hacer limpia para poder subsistir.
25 de junio de 2007 a las 10:53.  

Villacampa:
Yo no creo nada en mi generación.

Esa que es incapaz de ir a los sitios sin dejar su marca:
Más de 100.000 kilos de basura dejan las playas sucias hasta media mañana

Y eso es algo que se repite allá donde la marabunta de nuestra y las siguientes generaciones. Con cualquier excusa, da igual que sea un botellón o lo que sea, allá donde van son incapaces de mostrar un ligero respeto.

En mi facultad cuando se hacía la fiesta de las paellas pasaba lo mismo en un entorno natural maravilloso que quedaba destrozado por unas semanas gracias a mis compañeros.

Si somos incapaces de mostrar un respeto por lo que rodea, que no serán capaces de hacer allá donde manden.

Miedo me da.
25 de junio de 2007 a las 14:45.  

Anónimo:
kat, totalmente de acuerdo. Sí me da miedo de lo que pueda llegar a hacer esta generación del babyboom (que es también la mía) y su obsesión por opositar y admirar la cultura del pelotazo. Pero incluso así, la generación de la Playstation que viene detrás, con su cultura de consumo exacerbado y de conseguir todo lo que le apetece sin pararse a pensar siquiera en las consecuencias y sin invertir el más mínimo esfuerzo.... eso va a ser de agarrarse bien fuerte.
25 de junio de 2007 a las 15:49.  

Anónimo:
Yo, la verdad es que no tengo mucha confianza sobre la juventud. Se quejaban mucho de nuestra generación (tengo casi 30 años), pero lo que viene por detrás, los chavalitos albañiles de 20 años con sus dineritos en el bolsillo para la borrachera de fin de semana o el Audi A3 nos hará buenos a nosotros. Todo es resultado del fenómeno de la "albañilización demográfica" de nuestyra sociedad. Abandonan los estudios a los 16 años para irse a la obra. Que no les falte trabajo en el futuro, porque si no, no sé dónde les pondremos a trabajar. Seguramente, cuando baje el trabajo en la construcción, el Gobierno creará uno de esos planes que tanto les gusta. Por ejemplo, pueden sacear un modulo de esos de FP llamado "Del cayuco a la robótica", para aumentar la innovación de las exportaciones al estilo japonés. jajajaa. Además, no sienten ningún respeto hacia nada estos chavalillos. Todo lo miden con el dinero y las apariencias; es decir, gente sin personalidad. Yo salgo or la noche y veo a la gente y pienso: estos son los que darán el impulso innovador que necesitamos?
26 de junio de 2007 a las 11:17.  

Anónimo:
La autorregulación de los mercados es la gran mentira del liberalismo económico. La famosa mano invisible de Adam Smith es la mayor patraña que nos han inculcado estos saqueadores del gran capital.

El liberalismo económico tiene un lado tremendamente perverso: fuerte tendencia a la concentración de capital en pocas manos. La situación que se crea es un mercado fuertemente intervenido por parte de un reducido grupo de agentes del sector privado.

Después de décadas mamando capitalismo, después del rotundo fracaso del comunismo, la población ha aceptado la ley de la oferta y la demanda como dogma y cualquier vendedor de humo justifica los abusos económicos basándose en ella. Por supuesto nadie duda, todos la hemos aceptado en toda su plenitud y sólo entonamos un: es lo que hay, es la ley de la oferta y la demanda...
26 de junio de 2007 a las 22:09.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja