13 de abril de 2007
En Denia ha empezado la mascletá
Me iba ya a dormir, pero esta noticia no puedo dejarla pasar: Denia lidera la caída de precios de la vivienda en España.

Y esto, queridos amigos, creo que yo ya lo avisé en agosto pasado... (y que sirva de lección para esos que se ríen del "lonchafinismo").

No me diréis que no estoy en el mismo ojo del huracán. Hace dos años estuve viviendo y trabajando en Denia y cruzaba el pueblo todos los días en bicicleta. La felicidad por allí era completa: coches y coches circulando todo el día, no se sabía hacia dónde, bloques y más bloques estalinistas en construcción. Todo el mundo comprando y gastando. Era como estar en fallas todo el año.

Y a mí algo empezó a olerme mal. Resulta que el pueblo estaba lleno toda la semana y se notaba vacío el fin de semana. Aquello era lo contrario de lo normal en un pueblo turístico, claro. Entonces, si todo el mogollón que se veía por las calles no era de turistas, qué coño hacía toda aquella gente por allí? Pues trabajar en dos cosas: construcción y servicios para trabajadores de construcción. Entre esos servicios, pues aguantar a sus hijos durante la mañana (ahí entraba yo).

Allí todo el mundo trincaba y se forraba a la chita callando. El valenciano es astuto y no demuestra lo que tiene, pero los bolsillos estaban inflados.

Recuerdo un caso concreto que tal vez os interese: yo daba español a niños extranjeros (y ya sé lo que vais a decir, pero me encantó aquel trabajo). Tenía un par de alumnos alemanes que acababan de llegar. Su padre era un arquitecto de Frankfurt que allí ganaba para vivir bien y poco más. Se instalaron en un piso de alquiler a principios de curso. Para después de Navidad me contaron los chavales que se habían mudado a un chalet en propiedad con piscina. Para después de Pascua se iban a comprar ya el Cayenne (yo estaba ya harto de ver cayennes, la verdad, ya ni los miraba).

Otra pequeña anécdota dianense: fui con mi novia a un restaurante del puerto, una cosa decente, carne y pescado, tranquilito, entre semana. Pedimos chuletón, tal y cual. El dueño era un listo madrileño o castellano, español forastero, bastante joven. Se pasó la noche frotándole la espalda a un tío con pescuezo de buey, supongo que constructor o algo así. A nosotros nos sentó en un rincón, al lado de la estantería con los cuchillos. Acabamos de cenar y nos sopló 72 euros el hijo de puta. No dejé ni un céntimo de propina.

Os prometo volver a ir a ese restaurante esta primavera y os hablaré de precios. A lo mejor hasta el dueño es otro.

¿Otra anécdota? Esta me duele más. Mi mejor amigo de toda la vida, economista y con empresa propia, compró sobre plano por 208.000 euros un ático dúplex. Yo lo conseguí medio convencer de mi burbujismo pero su situación no era como la mía: acababa de vender un piso que había comprado años antes, la novia ya llevaba siete años con ella... Hacienda, la suegra, Perico el de los Palotes, toda la presión confluía en un único punto y no pudo hacer nada. Hace pocas semanas por fin me enseñó su piso, con maravillosas vistas a un espeso bosque de grúas.

Otro amigo economista (a falta de algunas asignaturas), que vende coches en Pedreguer, también hizo su gran jugada: un diminuto adosado cerca de la playa por 162.000 euros. No es una cifra tan abultada, pero tiene una peculiaridad: consiguió comprar justo en el tope de precios y en el mínimo de tipos de interés. No se pudo cuadrar mejor la "inversión".

Y eso me demuestra que la formación teórica en economía, solamente con cifras, sin saber mirar la "loncha fina", no sirve de nada, la verdad. Y menos en un país como España, donde todas las cifras son falsas.

¿Y qué va a pasar ahora en Denia? Pues volverá a un letargo de diez o doce años, algo así como a finales de los 80 y principios de los 90. Los precios de todo irán cayendo sin que nos demos mucha cuenta. Poquito a poco se irán vaciando las calles, vendiendo los pisos mucho más baratos, y los que somos de allí viviremos mucho mejor. Si algún pino queda aún, tal vez se salve, aunque pocos huecos han dejado. Esperemos que se vayan largando todos los forasteros que han venido a lucrarse destrozando nuestros recursos naturales y podamos tener a partir de ahora la fiesta en paz. Vienen tiempos de modestia y buen vivir, camaradas. Los estaba esperando.

01:29:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

12 comentarios:

Anónimo:
Fijate que cuando hace algunos dias lei el titular "Plateau of Denial", lo traduje"libremente" como meseta en Denia, o estabilización(de precios) en Denia. Al final tengo razón y todo.
13 de abril de 2007 a las 09:04.  

alberto:
Perdonadme, pero se me han borrado accidentalmente cuatro comentarios. El que quiera que lo vuelva a mandar.
13 de abril de 2007 a las 13:29.  

Iñigo:
Buf! menudo panorama.
Un consejo: si no te gusta el servicio de un restaurante deja 1 céntimo de propina.
Es mas o menos lo mismo que no dejarla, pero al camarero le molestará mucho más que si no dejas (sobre todo en países de propina obligada como Mexio o gringolandia)
13 de abril de 2007 a las 13:32.  

Anónimo:
"Esperemos que se vayan largando todos los forasteros que han venido a lucrarse destrozando nuestros recursos naturales y podamos tener a partir de ahora la fiesta en paz."

eso que se larguen los madrileños unineuronales e incompetentes sexualmente de los que vive Valencia y dejen de contaminar nuestros Paisos con sus ejque, sus modales pueblerinos y sus coches sin tunear...
13 de abril de 2007 a las 13:49.  

Un_pisito_pal_payo:
Je, je. No me digas que no miraste la carta en el restaurante, porque ahí vienen los precios. O a lo mejor estaba en valeciano y no os enterasteis.... (de buen rollo, que conste).
Lo malo de todo esto va a ser que dentro de unos años la mayoría de la gente de esta generación va a seguir sin piso, sin poder pagar un alquiler, con un trabajo de mierda y haciedo virguerías para tomarse una caña. Y los chuletones se los seguirá tomando el del cuello gordo, que aunque quiera no va a poder gastarse toda la pasta que ha ganado.
13 de abril de 2007 a las 13:50.  

alberto:
Pues eso se me olvidó decirlo: el cabrón tenía una carta en la calle con precios "aceptables", el chuletón a unos 10 euros o así. Pero luego en la factura se había puesto a cobrarnos la mesa, el servicio, el tomate picado, el pan, el aire respirado y el desgaste de la silla. Total, al doble de precio de lo que calculaba. Y creo que lo hizo para que no volviésemos, porque no querían gente de medio pelo en aquel lugar selecto.

(Os juro que este sábado voy y le echo una foto al restaurante)
13 de abril de 2007 a las 14:31.  

Anónimo:
Y esto, cómo lo veis?
El Gobierno ve 'probabilidad cero' de que haya una caída brusca del precio de los pisos
M
13 de abril de 2007 a las 20:54.  

Anónimo:
Soy nuevo por aquí

Ya sabía yo que esta noticia te pondría tan cachondo como a mí.

TEngo ganas de volver a Denia, donde guardo muchos recuerdos de mi juventud en una casita cercana a la playa, rodeada de hierbajos por todos lados y de parcelas abandonadas, de edificios setentones con el bar en los bajos.
De calles de tierra que se pierden en las dunas. De casas que se caen donde jugábamos al escondite.


Tengo ganas de volver y que me hierva la sangre, tengo ganas de ver el mar enfrente y el asfalto y cemento detrás. Tengo ganas de ver la carretera acosada por los complejos bautizados con nombres estúpidos "BlauMar I i II", "Las Rocas", "Las brisas",

Sólo espero que los carteles de "Se vende" abunden, por doquier. Que transmitan angustia, que tiñan el paisaje de color crisis fosforito.
14 de abril de 2007 a las 00:51.  

Manu, the java real machine:
Has borrado mi comentario...

Y lo peor es que no me acuerdo de lo que ponía... :D

Bueno, se veía venir...

Y no solo en Denia se han subido muchos a la parra... en Madrid todo subió y nadie se quejó al compás de las bajadas de tipos de interés, llegada del Euro y subidas de precios de pisos...

Y también se ve mucho BMW, mucho Mercedes, mucho Audi...

Y mucho paleto venido a más, con señora vestida de gala al lado, que intenta aparentar un caché mayor al que tienen... con coche de 60.000? en el garaje, y niños de 20 años, con sus respectivos BMW o Audi...

Pero ya se empieza a notar la falta de liquidez a mediados de mes...

La carretera, con menos atascos de los habituales...
Los bares más vacíos que de costumbre...
Más gente comprando en supermercados Lidl o DIA, que son más baratos que el Carrefour o el Alcampo.

Y en el trabajo, mucha más gente en el comedor de la empresa (aunque es un asco) y más tarteras...

La prueba definitiva será el verano... ¿se irán los españolitos agobiados por hipotecas de vacaciones? ¿pagarán 1500? por una semana de hotel? ¿o 1000? por una semana de alquiler en un apartamento de 30m2?...

En parte me alegro por vosotros, los que vivís en Denia...

El pueblo de mi madre, frente a Vigo, también se ha visto afectado desde hace un par de años por esta fiebre del ladrillo y la construcción de viviendas vacacionales...

Y lo cierto es que rompen con el aspecto del pueblo, el paisaje y la tranquilidad de un sitio a donde ibas a disfrutar del tiempo, sin prisas ni agobios...
16 de abril de 2007 a las 12:41.  

Julio:
Estimado Alberto,

Adjunto te mando una vuelta de tuerca más al tema de la vivienda. En Málaga esto va en picado. Mira esta página de hoy, fresquita y juzga por ti mismo:


Que tengas un buen día :)
17 de abril de 2007 a las 11:22.
 

Anónimo:
Hola, es una pena que bajen los pisos y que la gente que se ha metido en hipotecas porque en algún lugar tienen que vivir, malvendan para poder vivir, además vivo en Denia y trabajo allí y miedo me da pensar en las pobres zonas costeras que viven de todo el turismo, cuando este no vaya allí y no compren en sus tiendas, ni contraten sus servicios, ni haya niños extranjeros para ser alumnos, que pasará? miedo me da pensar en esto, zonas costeras vacias solamente la gente de allí sin dinero para gastar pues no hay trabajo, ¿que pasará? tendremos que ir a las grandes ciudades donde hay para todos verdad? hay que pensar que vivimos del turismo y cuando este no este ¿que haremos?
28 de mayo de 2007 a las 15:35.  

alberto:
¿De qué manera relacionas tú el que bajen los pisos con la falta de turismo?
28 de mayo de 2007 a las 15:48.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja