8 de marzo de 2007
Esas españolitas...
Jeje, qué historias más alegres cuentan algunos. La españolita de mi generación es una pequeña (y estrecha) joyita que sabe hacernos hombres de verdad:
TemaEscrito por baraka el Lun Mar 05, 2007 10:45 am

Tenía un hija de tres años con ella, y ella un hijo de otro matrimonio que se había convertido en mi hijo también. Despúes de siete años, en las navidades de 2006, me dice de repente que se quiere separar. Que está en crisis, y que me vaya da casa.

Nuestra vida era tranquila, nuestros hijos crecían maravillosamente, nuestra posición económica era desahogada...Intenté por todos los medios encontrar la manera de salvar nuestro matrimonio, todo lo imaginable para mantenernos juntos. Insiste en que me vaya, o se irá al juez para que me eche de casa. Me quedo destrozado ante la simple idea de quedarme sin los niños, sin mi familia.

Para no hacer tierra quemada de la relación y poder dejar abierta la puerta para el futuro, le ofrezo comprar la casa, que ella se compre un piso, y poder juntarnos otra vez al cabo de un tiempo. Me chantajea vilmente para sacarme un dinero que no le corresponde. O le doy las cantidades que ella quiere, o se va al juez. Prácticamente, la casa la había pagado entera yo. Ella no tenía un duro cuando nos conocímos.

Roto por la situación, entro en una dinámica de locura..Acepto todo lo que me pide en el convenio de mi hija. Los abogados me dicen que estoy loco, pero yo no quiero llegar a juicio y que todo vuele definitivamente por los aires. Al final, después de aceptar unas condiciones draconianas, mis abogados la presentan un documento para, simplemente, acepte no ir a juicio posteriormente tras todo lo que yo he aceptado. Se niega. Yo había entregado ya tres millones para la compra de su piso. Al final, por dignidad, no puedo firmar nada. Al día siguiente, me pone la demanda ante el juez.

Ya empiezo a sospechar en la presencia de un tercero. La "cazo" mintiéndome en un viaje a la Feria de Sevilla. Definitivamente, creo que hay otro. Cuando se lo planteo con firmeza, me responde con una demanda de acoso psicológico. La Guardia Civil me saca de mi casa en coche de policía. Como son conscientes de lo que está pasando, y en contra del procedimiento, me dejan libre esa misma noche, porque según la ley del "Justiciero de las mujeres", (del cobarde que deja asesinos sueltos) hay que pasar dos días en la carcel hasta que salga el juicio. (Los medios de comunicación deberían tratar la auténtica masacre legal que se está haciendo con muchos hombres por parte de las mujers, y no solamente hablar de la violencia física de los hombres). Ni siquiera se llegó a juicio, porque ella y su abogada negociarion la retirada a cambio de una pensión de 500 euros hasta que salieran las medidas provisionales. Ella me reconocería tiempo después que puso la demanda porque no estaba dispuesta que yo estuviera en casa hasta que salieran las medidas provisionales. Claro, ya la había pillado, no podía hacer su vida tranquilamente...

Ya fuera de mi casa (salí con una maleta, y no he vuelto), pongo un detective. A la hora de empezar a trabajar, ya les ha pillado. El es un tío conocido de su trabajo, con mucho dinero y de buena posición social. A ella le pasó un tren que no desaprovechó. Viene de lo que ella considera una buena familia, que siempre estuvo arruinada. Su padre es conocido públicamente por sus problemas legales...Hoy, se está pegando la buena vida con este tío, viajes, le pasa dinero para su mantenimiento, etc...Incluso con las imágenes del dvd que grabó el detective, y todo lo que ha venido después que no puedo contar aquí (las mil y una veces que les he pillado después), ella lo ha seguido negando todo.

Salieron las medidas provisionales. Tengo que pagar para gastos de mi hija una cantidad que incluye hasta la chica que limpia la casa.Ella lo argumentó como cuidadora de mi hija. Tengo que pagar la hipotéca. Ella se niega a vender la casa, porque quiere seguir viviendo en ella. Ahora estoy en una casa de alquiler, y económicamente ya no voy a poder con todo...

Y tengo que soportar que, cuando llevo a mi hija a mi casa, el tío esté metido en mi propia casa.

Y juro por mi hija que no la hice nada para merecer todo esto que he contado, y que es verídico, y puedo demostrar con papeles.

Al menos, me he desahogado...
Del foro de El Mundo (a través de Burbuja.info).

15:38:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

14 comentarios:

Anónimo:
pobre hombre.....pero yo ..en defensa de mi genero, afirmo que no todas somos iguales....afortunademante.
8 de marzo de 2007 a las 16:23.  

El Sebas:
Que no hizo nada para merecer eso? Ser tan gilipollas se merece un castigo como el suyo o peor.
8 de marzo de 2007 a las 16:27.  

Carlos:
"Todos somos iguales, pero unos mas iguales que otros".

Cita de Rebelion en la Granja 1937
8 de marzo de 2007 a las 16:53.  

Anónimo:
Y es que la española cuando putea, putea de verdad!!!!!!!!!
Putea con quien no es el marido y al marido lo putea bien puteao.
Esperemos que todas las españolas no sean tan p***s porque al que le toque una de estas, mejor que haga puenting sin cuerda.
Pero para algunas por un pisito, no digamos por una casa y por pegarse la vida padre, todo vale.
A este tipo de personas (porque tambien los hay hombres) les deseo lo mejor porque se lo merecen o sea un cancer que echen el higado por la boca.
8 de marzo de 2007 a las 17:30.  

Anónimo:
Que manía con que si las españolas o los españoles. Esto pasa en todo el mundo. En EEUU a la mínima te ponen una denuncia por maltrato y los servicios sociales te sacan de tu propia casa. Conozco más de un caso.
8 de marzo de 2007 a las 18:06.  

Anónimo:
No me creo que una persona (sea hombre o mujer) se levante por la mañana y decida destruir la vida de su cónyuge de un día para otro.

Me suena un poco a un historia que leí no se donde que decía algo así como pues después de x años dejo al tio y se fue con su ex que era yonki.... Es duro decirlo, pero si no conoces a la pareja -o la conoces, pero te arriesgas igualmente- con la que vas a vivir teóricamente el resto de tu vida, en parte la culpa es merecida.

Saludos
8 de marzo de 2007 a las 18:08.  

Preem Palver:
Buenas Alberto.

La discriminación positiva no deja de ser discriminación.

Es cierto que el tema de los malos tratos es muy complicado, día tras día mueren mujeres a manos de sus parejas (y también, por que no decirlo, algún hombre) pero con estas leyes no van a conseguir nada.

Por muchas ordenes de alejamiento que pongan, por mucho que alejen al padre de los hijos y le impongan al hombre pensiones (en muchos casos escandalosas) si el individuo está decidido a matar, acabará con ella.

La única solución ante este tema es proporcionarle una seguridad personalizada a las mujeres con riesgo de sufrir este tipo de agresiones. Pero claro, sale mucho más caro pagar a un policía que hacer una ley inútil cuyo objetivo es simple y llanamente acallar a las masas.

Ojo a esta carta al director del diario La Vanguardia:
http://colometa.blogspot.com/2006/10/polticament-incorrecte-ii.html

¡Un saludo!
8 de marzo de 2007 a las 19:09.  

alvarolg:
Joder que duro. Lo triste es que este hombre tenga que ir con "los papeles por delante", y a cualquier mujer le baste su palabra.

Entiéndaseme, no es machismo, es que estoy harto de esta falta igualdad, de la hipocresía política, de la discriminación "positiva" y de la puta madre que le parió a más de uno ó una (paridad ante todo, sic).

En cuanto hay hijos de por medio, el edén puede convertirse en un infierno de forma inversamente proporcional a tus ingresos.
8 de marzo de 2007 a las 20:02.  

Anónimo:
¿Me permites que yo también te cuente mi historia, Alberto? No sólo hay joyas-mujeres, también hay joyas-hombres...

Conocí a mi marido cuando teníamos los dos quince años, en el instituto. Fue algo muy hermoso y nos enamoramos. Después de unos años de relación, en los que viajamos, hicimos vida de pareja, disfrutamos como nunca, lo ayudé económica y moralmente en la preparación de su oposición mientras yo dejaba aparcada mi carrera universitaria, decidimos casarnos.

Así lo hicimos y nos fuimos a vivir a una gran ciudad, donde a los dos meses yo también había conseguido encontrar trabajo. Todo fenómeno, los dos felices, muy desahogados, etc.

A los tres años de casados, decidimos tener un hijo. Los dos, no mentí, ni me quedé sin querer, ni nada por el estilo. Recuerdo la fecha, fue durante unas vacaciones. Cuando volvimos a casa, mi marido me dijo que era mejor esperar un poco de tiempo más, y yo estuve de acuerdo, después de todo no había prisa. Pero cual no sería nuestra sorpresa, que me dí cuenta de que estaba embarazada. A partir de ahí todo cambió.

Sólo puedo decir de esa etapa terriblemente dolorosa para mí, es que mi marido se convirtió en un auténtico extraño, en alguien totalmente desconocido. De repente se dio cuenta de que no servía para vivir en pareja ni para tener responsabilidades. Empezaron los comentarios dañinos, la puesta de cornamenta (yo ya no era apetecible, según él), las mentiras, las escapadas nocturnas, las facturas desorbitadas de teléfono, las minimizaciones intempestivas de messenger cuando yo entraba al despacho, y un largo etcétera, que, como digo, es muy doloroso de recordar.

Nació nuestro hijo y pareció que la cosa volvía a su cauce. Me tragué mi orgullo como mujer y como persona por nuestro hijo y por todos los años que llevaba junto a él. Pero no sirvió para nada. Cuando nuestro hijo tenía un año, volvió a las andadas y esta vez fue peor, porque a eso hay que añadirle agresiones físicas; pero los golpes del alma duelen muchísimo más, son mucho más dolorosos.

Ya era la situación insostenible cuando hablamos de separación, pero él estaba muy bien con una mujer en casa que le lavaba, le planchaba, trabajaba, cuidaba del niño, haciendo él en la calle o EN MI PROPIA CAMA, lo que ya no hacía conmigo, debía yo darle asco por aquel entonces.

Reuní fuerzas de donde no las había, pedí el traslado en el trabajo, cogí dos maletas y le dije que me marchaba. Él me dijo que vale, pero que me llevara al niño... Sin palabras.

A los cuatro años he conseguido que disolviéramos gananciales (por supuesto yo he pagado la hipoteca, la mitad, durante todo este tiempo), he conseguido que fuéramos de mutuo acuerdo en el divorcio, pero ahí es donde me sorprendió. Me pidió la custodia compartida, cosa que incluso llegué a acceder. Pero ¡¡¡¡Sorpresa!!!!! Ha conocido a la mujer de su vida y.... La custodia toda para mí, no ve a su hijo, regateó en la pensión alimenticia para él, para su propio hijo, (300 euros de 3000 euros que gana), diciendo encima que era como todas las mujeres, una aprovechada.

Os digo una cosa? Lo mejor que me ha podido pasar, soy yo otra vez, mi hijo crece sano y feliz y ese inútil ni se preocupa de su hijo, que cada vez pregunta más por él.

Para que veáis que de tiparrac@s está lleno el mundo...
8 de marzo de 2007 a las 20:22.  

Anónimo:
Mi mujer tiene muy claro lo que hay, si me hace una de estas, me voy al paro, dejo de pagar la hipoteca, me declaro en la ruina y no paso un duro de pensión, y me busco un curro en negro para vivir.

Que pague ella la hipoteca si quiere o que se la quede el banco, en cualquier caso si la vende la mitad me corresponde independientemente de quien la pague y si se la queda el banco eso que me ahorro.

A uno lo pueden tomar por gilipollas pero de ahi a serlo va un trecho...en esas condiciones a saber si la hija es suya...que va a ser que no....
9 de marzo de 2007 a las 10:16.  

John Constantine:
Creo que la cuestión es simplemente que el mundo está lleno tanto de tiparracos como de tiparracas. Y estas personas son gentuza independientemente de su sexo.
9 de marzo de 2007 a las 14:38.  

Dekarde:
No creo que sea solamente una cuestión de buenos y malas, o malos y buenas. Si un grupo social se encuentra -por el motivo que sea- en condiciones de ejercer un dominio despótico, es inevitable que lo ejerza. Es algo parecido al tema de la honradez de las personas honradas: ¿cuántas de ellas lo seguirían siendo si tuvieran la seguridad de que podrían robar, por ejemplo, sin que jamás fueran castigadas por ello? El problema no es que las tías sean malas, sino que la actual legislación les concede en general una situación de privilegio con respecto al varón que ha tenido la imprudencia de fecundarlas por lo legal, y, claro ellas lo utilizan. Cierto que hay algunas que tal vez no lo hagan, pero aun en esos casos el poder, la vara de mando, la autoridad están ahí, en la sombra, aunque por personalísima elección no se ejerzan (mientras el varón se comporte y progrese adecuadamente, claro; si no, pues a llamar a los técnicos de Balay: ?Hay que cambiar...?).
10 de marzo de 2007 a las 15:24.  

Manu, the java real machine:
Los hijos de puta no entienden de género...

Y la culpa de todas estas cosas, son unas leyes absurdas que permiten la discriminación positiva por un lado, y la proliferación de sinvergüenzas por otro...

Para ser justos, estas cosas se tendrían que resolver diviendolo todo al 50% (en régimen de gananciales), pensión para ayuda de los hijos y cada uno por su lado...

Y que el Estado se ocupase de dar ayudas a los padres o madres separadas que lo necesiten... que no todo consiste en dar ayudas a los inmigrantes.
12 de marzo de 2007 a las 10:49.  

Julio:
La solución al tema no es legal sino social y de educación.

Por un lado la Ley no debe dar casi siempre la razón a la mujer en menoscabo de los derechos del hombre y por otro lado el hombre no debe entender a la mujer como "una madre que además se la puede fo****", o sea una posesión más.

Incluso si pusieran cadena perpetua o la pena capital, mientras la "discriminación positiva" exista y perjudique en 9 de cada 10 casos al hombre, incluso siendo inocente, seguiría habiendo muertes.

¿Por qué? Porque... si una persona (hombre o mujer) está decidida a perder lo único que tiene (o que le han dejado) y que nadie le puede quitar (su propia vida), no hay nada que hacer.

Si una persona va a matar y luego suicidarse, NADIE le detendrá, ni la Ley ni la cárcel ni nada.

Por eso no es raro que ocurran tragedias en parejas "normales" que nunca han discutido, cuando la mujer se queda con casa, hijos pensión, etc., mete a un "amigo" en la casa (que incluso puede seguir a nombre del ex-marido) y el hombre en cambio tiene que irse a malvivir alquilando un cuarto con dos o tres más y su vida deja de tener sentido.

Mientras no quieran ver esta REALIDAD, las muertes no harán más que aumentar.

No quiero en NINGÚN CASO justificar los asesinatos, pero sí quiero hacer ver que la ley injusta crea situaciones límite y, no me extraña que a algunos hombres se les vaya la cabeza y corten por lo sano...
15 de marzo de 2007 a las 12:46.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja