3 de enero de 2007
Coste de ejecución
Increíble lo que pasa hoy Chelimo a Burbuja.info:

Coste de ejecución material de las obras, en euros por metro cuadrado construido:



Por si alguien no se ha fijado: 400 euros el metro cuadrado. 100 metros cuadrados, 40.000 €. Lo demás son hay-untamientos, contruhtó, pasapisero, comersiá, señó notario e impuestos varios. No digamos ahora comisiones bancarias e intereses, claro. Estas sanguijuelas quintuplican el precio que está pagando la gente.

Echad unas cuentas: ¿cuánto pagará al final alguien que se hipoteque a 40 años por ese piso de 100 metros que vale 40.000 euros? Tened en cuenta que 40.000 euros ahora mismo es lo que se tiene que dar sólo de entrada, después ya te dan la hipoteca de otros 160.000, aumentables según sube el Euribor.

19:32:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

17 comentarios:

Anónimo:
¡Vaya! Las buenas noticias corren como la pólvora.

Justo hace unos minutos me ha llegado un mail donde además de los datos que comentas viene la fuente de los mismos. Con tu permiso lo pongo tal cual lo he recibido, que está curioso:

-------------------------------
Atención a la noticia:

http://www.viviendadigna.org/?ver_noticia.php?id=4240

Resumen para los perezosos:

* Coste de ejecución + material de una vivienda de promoción privada: 358 ? 436 euros por metro cuadrado.
* Coste de ejecución + material de una vivienda de protección oficial: 329 ? 393 euros por metro cuadrado.

Los datos anteriores son los últimos disponibles (actualizados en 2006) y relativos a la Comunidad Autónoma de Madrid.

Fuente: El informe "MÉTODO DE DETERMINACIÓN DE LOS ``COSTES DE REFERENCIA DE EDIFICACIÓN´´", de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, de la Comunidad de Madrid. Aquí está el informe en PDF (para los escépticos):

http://www.madrid.org/bdccm/utilidades/costesreferencia/CORA_HTML_2006/documentos/METODO06cora.pdf#page=6

Tras leerlo detenidamente llego a la conclusión de que:

a) en este país somos subnormales profundos
b) consecuencia de lo anterior: nos merecemos lo que tenemos
c) antes emigro a Groenlandia y dedico mi vida a la caza de la morsa, que me compro un puto piso en Ejpaña. Los caprichos de los promotores, constructores, concejales corruptos y similares que se los paguen sus respectivas putas madres

Nunca lo he pedido, pero esta vez clama al cielo, así que si lo tienes a bien y/o estás hasta los huevos de que nos tomen por gilipollas:

¡PÁSALO!

Fdo: Un joven hasta los huevos de tanta mierda y corrupción en torno a un derecho recogido por la Constitución

PD: siéntete libre de añadir un "Su puta madre les va a pagar..." como forma de sumarte a la protesta:

1. Su puta madre les va a pagar los Cayennes, X5, Tuaregs y similares.
2. Su puta madre les va a pagar las compritas en "ElCorte".
3. Su puta madre les va a pagar las botellitas de vino de a 250 euros la unidad
4. Su puta madre les va a pagar las putas de lujo y la buena coca colombiana.
5. Su puta madre les va a pagar los caprichos inmerecidos pagados por los hipotecados de por vida
6. Su puta madre les va a pagar sus escapaditas a Punta Cana
7. Su puta madre les va a pagar el carpaccio de los sabaditos y el marisquito de los dominguitos
8. Su puta madre les va a pagar el plasma de 3.000 euros
9. Su puta madre les va a pagar los trajes de 1200 euros
10. Su puta madre les va a pagar los entrecots pagados a mi salud
11. Su puta madre les va a pagar las corbatas de 70 euros
12. Su puta madre les va a pagar lo último de lo último en gadgets que acabarán acumulando polvo.
13. Su puta madre les va a pagar el BMW, Mercedes, >insértese aquí cualquier marca de gama alta<, etc. que muy seguramente luego conducirán los fines de semana portando una gorrita de "San Miguel" y un palillo en la boca, camino de la casa en la sierra.

...
¡No con mi dinero! ¡NO con el sudor de toda una vida de trabajo, mi vida!
-------------------------------
3 de enero de 2007 a las 20:36.  

Anónimo:
Y donde lo construimos, en el aire? No habra que pagar tambien el terreno? A ver si pensamos mas y mejor, que el nivel intelectual del blog esta cayendo en picado...
3 de enero de 2007 a las 21:11.  

alberto:
"el nivel intelectual del blog esta cayendo en picado". Je, je, y tú que lo digas. El suelo es un recurso de la madre naturaleza igual que el aire y el agua. Aunque los hayuntamientos se crean que es suyo, en realidad es del Estado, o sea de todos, y ellos lo que hacen es "gestionarlo", se supone que por el bien común.

¿He dicho "bien común"?
3 de enero de 2007 a las 21:50.  

Anónimo:
"El suelo es un recurso de la madre naturaleza igual que el aire y el agua.(...) en realidad es del Estado, o sea de todos". Coño Alberto, sólo con una frase acabade estatalizar la propiedad privada. Al más puro estilo soviético. Yo te juro que tengo una viña en mi pueblo y según asegura la escritura es mía, sólo mía. No obstante estás invitado a un vasito de tinto, de buen rollo.
3 de enero de 2007 a las 23:45.  

Anónimo:
Antes de nada, felicidades por el blog Alberto.
Llevo bastante tiempo leyendo pero es la primera vez que me animo a escribir.
Solamente quería hacer una apreciación acerca de lo que habeis dicho sobre el coste de ejecución material, realmente no es el coste de una vivienda, para que lo fuera, habría que sumarle los gastos generales y beneficio industrial de la empresa constructora, el IVA de la mano de obra y los materiales, así como honorarios de proyecto, dirección, estudios, licencias y por supuesto los hay-untamientos...(que personalmente creo que es lo que más encarece todo)
Un saludo
4 de enero de 2007 a las 09:37.  

Héctor Pérez:
No, alberto, creo que aquí desbarras un poco (sólo un poco, eh).

En primer lugar no tienes en cuenta el beneficio del constructor (que si pone su dinero, su esfuerzo y su capacidad y se la juega merece un beneficio, ¿o acaso todos trabajariamos gratis?), en cuya cuantificación yo no me meto, eso sí (aunque soy firme defensor del mercado).

Por otra parte, el terreno no es como el aire y el agua. El suelo es susceptible de apropiación privada, el aire no, y el agua en principio tampoco, pero lo que se cobra es su transporte.

Por tanto hay que tener muy en cuenta el precio del suelo (no es lo mismo 1000 m2 en la castellana de madrid que en mi pueblo) en un mercado libre. Aunque algunos crean que lo de que el suelo tenga que ser de la colectividad y que ésta decida lo que hacer con el mismo (comunismo), eso lo único a lo que llevaría es a más corrupción. De hecho los que más propugnan la propiedad colectiva son los que más se quejan de la corrupción en los ayuntamientos, lo que en principio me parece un contrasentido, ¿no?.

También he leido la posibilidad de limitar el precio del suelo (mas dinero negro, ¿acaso alguien lo duda?), o de hacer todo el suelo urbanizable (excepto el protegido especialmente) lo que sin duda llevará a desmanes urbanísticos increibles (poner casas mezcladas con fábricas). Todas estas ideas, sin duda, tienen sus méritos aunque yo las veo extremistas y en definitiva contraproducentes.

En definitiva, Alberto, que nada es tan fácil como para resumirlo en una tabla y cuatro líneas, y esto lo digo dejando claro que yo soy de los que piensan que el precio de los pisos ha pasado ya hace tiempo cualquier punto razonable. Un saludo,

Héctor
4 de enero de 2007 a las 10:04.  

baburu:
Si te vas al PDF original dice que este precio "no incluye beneficio industrial ni gastos generales de la coordinación de los diferentes oficios." Imagino que se refiere al oficio de mafioso, con el de putero, con el de señorito de cortijo, ...
4 de enero de 2007 a las 10:13.  

elctrobert:
anonimo, el suelo es liberado con cuentagotas inchando artificialmente el precio por los ayuntamientos y utilizado para conseguir financiacion de forma que el pepito que se hipoteca paga la policia, recogida de basuras, iluminacion, etc. de todo el pueblo. Los impuestos locales deberian multiplicarse para que los ayuntamientos pudiesen cubrir costes y cada uno pagase por lo que consume, de esta forma la acumulacion de propiedades se volveria tambien mas complicada.
4 de enero de 2007 a las 10:29.  

alberto:
Muy buenos los comentarios, pero sólo un apunte: ¿habéis oído eso que circula por ahí acerca de Francia? No me hagáis mucho caso, porque no he encontrado la referencia, pero decía la cita: "la vivienda pasará a ser un servicio público al nivel de la sanidad o la educación". Es decir, que los franceses podrían exigir al Gobierno vivienda al igual que se exige escuela para sus hijos. ¿Estos es Unión Soviética? Yo creo que no, esto es acabar con una de esas lagunas que el sistema capitalista siempre ha tenido. Digámoslo claro: el capitalismo es muy bonito, pero tiene un talón de Aquiles que se llama especulación. Hasta que no entremos a fondo en ese punto, no dejaremos de tener problemas.
4 de enero de 2007 a las 10:37.  

alberto:
Aquí está la referencia de la que hablo:

En 20 minutos
4 de enero de 2007 a las 11:23.  

bacua.com:
Hace tiempo conocía el coste de construcción, mi primo es jefe de obra y me lo había comentado, lo que supongo que no tienen en cuenta en estos costes y en los que hacen en la realidad es el ir los sábados con la cuadrilla a casa del concejal, de su cuñado o de quien sea a hacer trabajitos o una piscina nueva pá los críos.
En fin, puta mierda de país, pero, como Héctor, yo también creo que el mercado los pondrá en su sitio.
Un saludo.
4 de enero de 2007 a las 13:13.  

Anónimo:
Transcribo un texto que me llegó hace tiempo en un correo electrónico. Desconozco su autor, pero según me comentaron apareció en El Pais ya hace un par de años.

Es posible que ya lo conocieras, pero aún así me ha parecido interesante.

Un saludo.

---------------------

Imagine que usted es propietario de una huerta de patatas sobre la que el Ministerio de Fomento proyecta hacer pasar el trazado de una autopista de peaje. ¿A qué precio le expropiarían su huerta en todos los países del mundo? A un precio medio de la producción de patatas de los últimos años, que le compense por la producción de patatas que usted va a dejar de lograr en los próximos años. ¿Imagina que entre todos los ciudadanos tuviéramos que entregarle una suma equivalente al 90% de los beneficios que la concesionaria de autopistas va a conseguir sobre sus metros de terreno en los próximos 25 años? Se habría convertido usted, sin ningún esfuerzo y sin arriesgar ningún capital, en empresario de autopistas, eso sí, entregando su huerta de patatas a cambio.

Esto ocurre con nuestra legislación del suelo, única en el mundo, que anticipa una renta fija para el suelo declarado urbanizable del 90% de los márgenes que posteriormente pueda obtener el empresario que, arriesgando un capital, decida construir, y permitiendo la venta inmediata del suelo revalorizado legalmente (fácilmente el 4.000%) o la constitución de hipoteca sobre él. En España la clasificación de urbanizable otorga al titular del terreno el 90% del aprovechamiento urbanístico del mismo, es decir, de los beneficios de los inmuebles que sobre él vayan a construir los promotores inmobiliarios, con independencia del uso que el propietario del suelo le esté dando. Estamos
ante un problema de definición del contenido del derecho de propiedad del suelo: ¿a quién pertenece el valor creado por el planeamiento urbanístico? Según nuestra Constitución, "la comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos".

Nuestra legislación del suelo limita esta participación al 10%, atribuyendo el 90% al propietario del suelo. La explicación histórica de esta peculiar regulación tiene que ver con las inversiones previas que el suelo urbanizable precisa para que efectivamente pueda construirse sobre él: hay que producir previamente unas infraestructuras que se caracterizan por sus importantes externalidades económicas: las calles y vías, el tendido eléctrico y de telecomunicaciones, las canalizaciones para abastecer de agua y evacuar los residuos de la ciudad, que confieren a una parcela tan sólo el 15% de su valor final en el mercado. Sin embargo, en 1956, fecha en que se aprobó la ley del suelo, nuestros ayuntamientos no disponían de los recursos financieros precisos para urbanizar los terrenos sobre los que las ciudades necesitaban crecer. Además, no había aún tejido empresarial especializado en la urbanización, ni crédito bancario disponible en los volúmenes precisos. Adicionalmente, los ayuntamientos encontraban frecuentes conflictos de interés para realizar las expropiaciones necesarias. En este contexto el legislador encontró la siguiente forma de financiar dichas obras públicas: otorgar el "aprovechamiento urbanístico" a los titulares de aquellas parcelas que el ayuntamiento clasificara como urbanizables, a cambio de dos contrapartidas: que los propietarios favorecidos por la clasificación urbanística costearan los gastos de urbanización (para lo que la ley les permitía hipotecar los terrenos, revalorizados precisamente por el planeamiento urbanístico) y que cedieran el suelo preciso para equipamientos (redes de agua, gas electricidad, viales, hospitales, colegios públicos, parques, etcétera). A esta cesión se le ha llamado tendenciosamente gratuita, cuando lo que realmente resulta tan gratuito como arbitrario es la elección y revalorización de una parcela clasificada como urbanizable.

Con independencia del anterior problema de asignación del valor creado por el planeamiento urbanístico, el mercado del suelo ha experimentado en los últimos años la paradoja siguiente: se ha incrementado de forma espectacular la oferta de suelo declarado urbanizable, pero el precio del suelo ha crecido exponencialmente. ¿Cómo se están valorando los suelos urbanizables? El plan municipal de urbanismo determina la edificabilidad o aprovechamiento medio de todas las parcelas. De esta forma, el propietario de una parcela urbanizable residencial la valora realizando una hipótesis sobre cuál será el precio del metro de vivienda en el momento en que se vaya a construir, restando de dicho precio los costes de construcción, y multiplicando el resultado por el aprovechamiento que fija el plan. De esta forma, en una coyuntura de burbuja inmobiliaria, el precio del suelo absorbe por anticipado la inflación de la vivienda. Podría pensarse que incrementando la oferta de suelo urbanizable, podría mitigarse esta situación, pero pese a que los municipios han declarado como urbanizable mucho más terreno del necesario para la expansión de su población, el precio del suelo no ha parado de subir. La explicación de la paradoja está en que la mayor oferta de suelo urbanizable es más que compensada por una demanda creciente de suelo, inducida por un mercado de la vivienda calentado por abundante crédito bancario a muy largo plazo, bajos tipos de interés y buena evolución de renta disponible. La desindustrialización es un efecto colateral de este proceso, pues el uso residencial desplaza al uso agrícola o industrial del terreno. Ya no es rentable hacer polígonos industriales, sino viviendas. Aunque la pobreza y la inconsistencia de las estadísticas de suelo y vivienda respectivamente no permiten un análisis de causalidad entre los precios del suelo y de la vivienda, todo parece indicar que el precio del suelo no determina el precio de la vivienda, sino más bien al revés. Incrementar indiscriminadamente la clasificación de suelo urbanizable, además de no solucionar el problema de la vivienda, supone un grave despilfarro de un recurso natural y escaso como el suelo, con el consiguiente perjuicio para nuestro medio ambiente. La experiencia de los últimos años, con incrementos simultáneos del precio del suelo y la cantidad de suelo clasificado como urbanizable, deberían servirnos de lección.

-------------
4 de enero de 2007 a las 13:34.  

Luismi:
Aquí unas noticias que pueden ser interesantes. Que cada uno saque sus propias conclusiones:


4 de enero de 2007 a las 16:52.
 

jl:
Muy clarito el texto que ha copiado el anónimo 04 enero, 2007 13:34
5 de enero de 2007 a las 15:30.  

Manu, the java real machine:
Está claro que la mano de obra y materiales de construcción no pueden justificar los actuales precios de las viviendas...

Para el que habla del suelo, haz una cosa...
Abrete el Google Earth o el Google Maps y fíjate en todo el terreno que hay alrededor de las grandes ciudades...
Te darás cuenta de que terreno ¡¡hay de sobra!!... así que el terreno no justifica los precios tan excesivos.

El problema, como muy bien dice Alberto, es que los Hay-untamientos se han creido que el suelo es suyo, lo cuál es mentira.
El Hay-untamiento no es más que un órgano de gobierno que eligen los ciudadanos del municipio para que trabaje por y para su beneficio (el de los ciudadanos) y no el beneficio particular de el alcalde y sus compinches.

Pero claro... supongo que para el alcalde es muy atractivo el poder hacerse con una buena bolsa de ? en 4 años de poder... para luego poder retirarse y dedicarse a 'sus labores' lejos de la vida política.
10 de enero de 2007 a las 11:12.  

will:
el gobierno francés inscribe cómo un derecho constitucional el derecho a un techo, no habla de VPO. Llevan prometiendo +850 VPO desde la epoca de Borloo en 2002 y ahora C.Boutin...pero solo han salido del suelo 82 viviendas. En Francia tampoco se desgrava intereses sobre el prestamo...Lo que hace falta es una comisión que estudie caso por caso las familias en necesidad de una vivienda y que puedan comprar la casa y alquilar el terreno con opción de compra a posterioiri...bajaría el endeududamiento de españoles, se amortizaria antes...en modo que los hogares no paguen intereses toda la vida. Por ultimo, los terrenos cedidos por los ayuntamientos no tendrian que estar sujetos al ITP
29 de enero de 2008 a las 16:50.  

RICARDO:
He llegado aqui por casualidad. Yo trabajo en la Construcción y aparte de stos precios que estipulais en ellos no estan incluido el unte que se hace a los jefes de obra para poder trabajar, lo que qyuiere decir que realmente los costes son más bajos. Entendeis el porque de la crisis en el sector ?? seria interesante reabrir esta pagina ya que veo que no hay comentarios hace mucho tiempo.
28 de febrero de 2008 a las 10:17.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja