17 de noviembre de 2006
Cuento de Navidad
Mirando los referrals de esta web me encuentro cosas muy extrañas. Ayer acabé en un foro lleno de gifs animados, con muy pocas visitas. Iba a marcharme cuando una historieta me llamó la atención. Decía así:
Esto ya sé que no lo vais a creer y que va a venir garulliiii77 a reírse de mí, pero os juro por mis avales que es la pura verdad.

Resulta que ayer fui al Corte Inglés a comprar los regalos para mi churri y salí asqueado de papá noeles y felices navidades. Yo no les compraría nada, y menos después de saber que han trincado un buen pellizco del Gordo de ayer. Estos membrillos que no trabajan más que plegando y desplegando camisas... Pero como estas navidades estamos que nos salimos, el Pocero por fin ha solucionado el temita del agua, en nada firmamos la hipoteca, y ella me ha dejado meter el BMW, pues quise estirarme un poco, qué cojones.

La cuestión es que salí con el maletero lleno y la boca muy seca. Cuando me quise dar cuenta, estaba metido en un atasco bestial. Cuando ya no pude más aparqué en una acera, detrás de un camión que ocupaba el paso de cebra, y me puse a buscar un bar. Miré un poquillo aquí y allá y sólo encontraba escaparates de tiendas ya cerradas. Luego me metí por una callejuela llena de bolsas de basura y cartones mojados y encontré una especie de tasca con un cartelito fosforescente que ponía: "el despertar". Aquello parecía un puticlub, pero hubiese pagado 30 euros por una cerveza fresquita.

Detrás de la barra me encontré al típico menganillo fracasado, de esos que resuelven el mundo allí viendo la tele mientras limpian un vasito. Tenía la nariz roja y con capilares morados, y unos ojos saltones y amarillentos. Me imaginé que llevaría 40 años de alquiler en aquella zahurda, por no haber tenido los bemoles de pedir un crédito y prosperar.

Le pedí una caña, el tío me la puso con parsimonia y pegué un buen trago. Y aquí viene lo fuerte: enseguida me vino un mareo fortísimo, casi me caigo al suelo. Intenté largarme sin decirle nada al tío aquel pero me pequé una leche y acabé con las colillas pegadas en el jersey. Llegué como pude hasta una de las sillas y tiré mano del móvil para por lo menos llamar a la poli. Lo que pasa es que creo que perdí el conocimiento.

Lo siguiente que recuerdo es a un tío muy rubio, con los ojos verdes, que me ponía una mano en el hombro. Llevaba un traje verde y tenía una sonrisa de esas de comercial. A mí me dio muy mal rollito.

"¿Qué me ha pasado?", le pregunté.

"No lo sé, cuando he llegado estaba usted durmiendo".

Miré a ver si estaba el de la barra y no había nadie. Yo todavía seguía con ganas de largarme o llamar a la policía, pero no sé por qué no hice nada.

El tío me preguntó con acento alemán: "¿ha recibido usted nuestra revista?". Yo le dije si era uno de esos plomazos de Tecnocasa y me dijo que no. Se sacó del forro de la chaqueta una revista inmobiliaria y me hizo mirarla.

No me preguntéis por qué le seguí el cuento al tío aquel. Tenía algo que acojonaba. Parecía de hielo, me estaba entrando incluso cada vez más frío. La cuestión es que abrí la revista y empecé a pasar páginas:

Unifamiliar, 800 m2, carbono, cerámica, coeficiente ocho, totalmente autolimpiable, sótano epitélico, tejas en marfil, orientación variable. 2.500.000.

Apartamento modular, compatible con bloques Faxta 1.2 y posteriores, 140 m2, cocina y baño autolimpiables, cerámica, látex y kevlar larga duración. 900.000.

Precioso chalet overcraft, turbinas 3.000 Kw, dos baños audiovisuales, sótano refrigerante, gran buhardilla epitélica, gestor cuántico, autolimpiable, marfil, cerámica, maderas nobles, sensor UVA, aislantes triples. 6.200.000.

Las fotos eran de unas casas normaluchas, con las ventanas muy grandes, las paredes como de plástico y los tejados blancos.

Miré la portada de la revista y aquí es cuando empecé a acojonarme. Ponía: "NaturCasa, Boletín Impreso, octubre-diciembre 2036". Empezaron a temblarme un poco las piernas, pero quise hacerme el socarrón.

"Marketing de ciencia ficción. No está mal".

El alemán sonreía.

"¿Y qué decían los burbujetas, que los precios iban a bajar? Je, je".

El alemán se me quedó mirando:

"Son pesetas".

"¿Cómo? ¿Qué coño pesetas?".

"Permítame que me presente", dijo mientras se metía una mano en el bolsillo de la chaqueta. Sacó una tarjeta y me la dio. Sólo había unas letras gruesas: "El espíritu de la Burbuja".

"¿Esto qué coño es?"

"Soy el espíritu de la Burbuja, y he venido para enseñarle el futuro de España".
>>Continuará.

18:11:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

6 comentarios:

Equilibrio:
He de reconocer que me ha impactado el final. También creía que eran euros y que sería algo así como el espíritu del ladrillo XDD

PD: no es tuyo el relato?
17 de noviembre de 2006 a las 21:18.  

Anónimo:
¿Crees que es posible que vuelva la peseta?
Yo no lo creo porque como vuelva, no solo se hundira España, tambien se resentira la union europea y se devaluara el euro.
Aunque si se devalua el euro, seria bueno para las exportaciones europeas....
No seria de extrañar porque España se lo tiene merecido...
17 de noviembre de 2006 a las 22:13.  

Anónimo:
Lo que daria yo porque hubiera seguido la peseta y no tuvieramos estos incrementos en los precios, burbuja inmobiliaria...
17 de noviembre de 2006 a las 22:18.  

Anónimo:
Para que las viviendas tuvieran esos precios (aunque sea en pesetas), ¿cómo tienen que haber bajado los sueldos?
18 de noviembre de 2006 a las 11:51.  

fernando mh:
Mu buena la primera parte del relato. Me has dejado con las ganas del resto. Tiene buena pinta.

Quedo a la escucha...(más bien, a la lectura)
18 de noviembre de 2006 a las 13:01.  

Anónimo:
Joder, hoy he llamado a mi padre por telefono y hablando sobre la mierda de los pisos, me dice:
Vistes ayer en la tele a un hombre que daba un riñon por un puesto de trabajo.
Mi respuesta no,(pensando a ver que coño me va a contar ahora de los realitys show, telebasura estos).
Total que empieza a contarme: Es un hombre que esta tirado en la callle y esta desesperado por un puesto de trabajo para tener una vida digna, si lo entrevistaron y decia que antes era un empresario que le iba muy bien la vida, que habia visto a otros empresarios en la ruina, pero que le cuando los veia pansaba a mi no me puede pasar eso me va muy bien.
AHHHH se me olvisaba a que no sabeis de donde era ese hombre,pues era de ARGENTINA,Si de Argentina y con la crisis de su pais se fue a la ruina.
A que no sabeis lo que dijo tambien, pues dijo que la situacion de Argentina antes de la crisis era la misma que ahora en esta republica bananera.
Total que mi padre y yo reflexionamos sobre la situación y yo en conclusión le digo a mi padre: mira que si quiebra el banco y nos joden parte de nuestros ahorros, mi padre responde buahhh no te preocupes tranquilo, ahora la situacion esta bien, eso puede pasar dentro de 2 o 3 años cuando no les pagen a los bancos y puede que algunos quiebren.
Eso descartando que nos pegen la patada del euro o sea siendo optimistas, porque como dice mi padre no vamos a estar en la carcel y con miedo, mas bien con panico porque esta opcion es mas de panico que de miedo.
A ver si tanto oir que viene el lobo y al final llega mas salvaje que nunca.
18 de noviembre de 2006 a las 21:49.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja