11 de septiembre de 2006
Cuidadín con Alicante
La construcción pierde en Alicante en sólo 9 meses 1.500 empresas y 10.200 empleos.

La burbuja en Alicante está aún más pinchada que en Madrid. Ya avisó González Pons de que los precios se iban para abajo. Ahora ya la construcción se para y muy pronto la marcha de estos 10.000 empleados generará más desempleo en otros servicios.

Ya hace tiempo que se vio que en Torrevieja los precios se habían desplomado. Entonces, yo creo que Alicante puede ser una especie de laboratorio de prueba sobre lo que puede ser el pinchazo en el resto de España. Aunque tiene varios factores peculiares, unos buenos y otros malos.

Entre los buenos:Pero no todo es tan fácil. Hay varios factores que juegan en contra:Esto, por supuesto, es mi opinión. Si alguien tiene alguna discrepancia, que la diga. Yo creo que aquí no va a cundir el pánico porque ahí está Europa para echarnos un cable vía turismo. De hecho, cuando la burbuja pinche en toda España el único negocio que va a mejorar claramente (gracias a la deflación) va a ser el del turismo. Y ahí los valencianos sabemos pasar bien el cazo.

20:49:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

14 comentarios:

Manu, the java real machine:
No te falta razón...

Para mí el principal problema va a ser hacerse cargo y recolocar a esos 10.000 nuevos desempleados.
Por un lado son 10.000 trabajadores menos cotizando, por otro son 10.000 prestaciones de desempleo más...

Y por otra parte, si la mayoría de esos desempleados de la construcción son inmigrantes, pueden ser un nuevo foco de problemas si empiezan a verse agobiados por no encontrar nuevos trabajos.
La experiencia nos dice que en casos así, es fácil que algunos empiecen a hablar de 'discriminación' por ser extranjeros, y que eso conlleve a enrarecer un clima de por sí ya malo.

Es lo que sucede, cuando un gobierno se dedica a practicar una política de puertas abiertas, con papeles para todos, para satisfacer las necesidades de los empresarios...
Y es algo que desde hace tiempo algunas voces vienen avisando... porque si es cierto que la inmigración ha ayudado a mejorar la economía... ¿qué haces cuando vienen las vacas flacas?

Espero que quienes tienen que dar la cara ahora, sepan reaccionar y empezar por mejorar el sector de la industria, que cada día va a peor.
Pero lo cierto es que con la entrada en el Euro lo tenemos complicado, al resultar más caros que otros paises europeos y asiáticos, en cuanto a costes salariales y de fabricación.

Sobre que bajen los precios, mucho tendrían que hacerlo para que los españolitos de a pie, con las subidas de tipos en ciernes y mega-hipotecas en sus pisos, se animen a comprar una casita en la playa.

Quizás se pueda recuperar un poco el sector si empiezan por bajar los precios de los alquileres veraniegos...
12 de septiembre de 2006 a las 11:08.  

alberto:
Bueno, Manu, en el artículo se dice que esos trabajadores de momento se han ido con sus empresas a Murcia, Almería o Málaga. En el INEM se han apuntado algunos, pero estoy esperando los datos de septiembre, porque los de agosto siempre dicen que se deben a la "temporalidad". En cuanto a los apartamentos de la playa, creo que la intención es venderlos a europeos, más que a españoles, que estoy de acuerdo en que no dan más de sí.
12 de septiembre de 2006 a las 11:17.  

El Hombre Iracundo:
Alberto,

Hoy te veo muy positivo. Me gusta.

Quería añadir un apr de ideas:

El dato dice que se han perdido 10 mil en 9 meses y son básicamente empresas auxiliares. Son unos mil puestos al mes. habrá que ver como ha ido absorbiendo la economía de la zona el desempleo, pero me da la sensación de que no muy mal. también te puedo asegurar que esos datos también se dan en otras comunidades. Aunque la verdad, creo que hay sitios donde la construcción baja, pero otros donde sube (pongo por caso Castilla La Mancha).

Muchos de estos profesionales pasarán a ser autónomos (que ya me conozco yo a los albañiles y demás). El sector de la reforma y el mantenimiento es algo menos jugoso, pero bastante lucrativo como autónomo. La menos mientras haya dinero en el bolsillo del resto de españoles que no ganan directamente dinero de la construcción.

Por otro lado, los niveles que serían razonables para que esto no fuese tan mal es bajar de las casi 800.000 licencias de obra nueva a las 400.000 a un ritmo prudencial. lo cierto es que la subida del año pasado a este ha sido de vértigo. De 700.000 a casi 800.000. El salto fuerte fue en 2002-2003.

Vivienda . atención a los datos al cruzarlos porque hay datos de obra pública, con VPO y vivienda libre, así como para empresas y demás. Cruzando todo tenéis una visión más global del asunto. Un nivel natural para nuestro país está más cerca de 400.000 que 800.000 mil. Cuando tengamos más tiempo hablamos del mercado del suelo urbano y quien lo controla, porque las estadísticas que os paso algo dicen.

Otro asunto son los sueldos medios que se estaban ofreciendo en el sector hasta ahora. También el origen de dicha mano de obra y que va a hacer (ya conozco más de un inmigrante sudaméricano que ha decidido vovler porque ha hecho la suficiente fortuna como para regresar a casa a montar negocios de construcción).

Por hacer unos pocos apuntes a esta cuestión.
12 de septiembre de 2006 a las 13:52.  

IVAN:
Hola Alberto. Enhorabuena por tu blog. Hoy publiqué en el mio tu historia de Pepita Nuncabaja, por supuesto a tu nombre, con fecha de publicacion en tu blog y link.
A parte he añadido un link a tu pagina desde mi apartado WEBS AMIGAS de mi blog.

Saludos y muchas gracias.
12 de septiembre de 2006 a las 13:55.  

alberto:
Gracias, Iván.

Al Hombre Iracundo le agradezco también su contribución. Fijaros el resto de comentaristas cómo ha puesto los enlaces, no copiado y pegado los URL (porque joderían la maquetación).

Pero me gustaría añadir esta reflexión: si España necesita realmente 400.000 viviendas al año, más o menos, y se ha estado durante cuatro años construyendo unas 800.000. Entonces, ¿tengo que suponer que hay un stock de 1.600.000 viviendas? ¿Y tengo que suponer que, para ir dando salida a ese stock, nos van a tocar cuatro años más con construcción residencial cercana a cero? Me parece a mí que el "aterrizaje suave", la "vuelva a la normalidad" y demás no van a ser tan fáciles.
12 de septiembre de 2006 a las 15:06.  

El Hombre Iracundo:
Nadie dijo que fuese fácil.

A tu argumento hay que añadir un par de cosas.

La demanda de segunda residencia (para extranjeros o nacionales) ha crecido de manera importante, por lo que se justificaría un subidita. Además toca cubrir a la generación del baby boom, por lo que se podría hablar de otra más. En mi opinión el actual nivel de precios deja a muchos fuera del mercado y la alternativa del alquiler no se está potenciando como debería (procedimientos de deshaucio, garantías de cobro, seguros, sociedades de gestión de inmuebles en alquiler etc...). Toda esa gente sigue necesitando una casa donde vivir, ergo siguen siendo necesarias casas.

Ahora bien. Cuantas casas están vacias? Cuantos propietarios de las mismas están dispuestos a alquilar? cuanto realmente están interesados y prefieren tenerlas vacias (opción libre, por otro lado)?

Definitivamente la pregunta no es fácil, pero creo que parte de la información se puede sacar de esas mismas fuentes. más aún, hace poco se comentaba la posibilidad de duplicar el IBI de los inmuebles desocupados. Una operación así revelaría ese dato que sería muy importante para aclararse con este asunto de la brubujilla.

No creo que realmente exista un stock de inmuebles infrautilizados tan alto. Cuando encuentre los datos actualizados del censo de viviendas te digo cuantas hay contabilizadas, pero recuerdo que mi último dato rondaba los 21 millones, lo que da como para 2 o 3 españoles por vivienda. Pero habría que descontar las viviendas de extranjeros, segundas viviendas, el porcentaje de casas en estado deficiente (que hay muchas) y aquellas cuyo propietario no quiere ceder porque no y ya está.

En general entiendo que es un problema de precios que no coinciden con la demanda y oferta (menos aún con los sueldos). La cuestión es que quienes fijan los precios (constructores-promotores-propietarios de segunda mano+municipios) han decidido dar empujones a los precios en tanto existe una demanda continua. En cambio, los españoles hemos respondido consumiendo más cuando los niveles de precios ya habían excedido lo financieramente razonable.

Las cajas y bancos no han hecho su labor (en realidad que van a hacer dependen de la competencia, si no se ponen de acuerdo en prohibir que alguien se endeude por encima del 50% de sus sueldo lo tendría que haber prohibido el Estado de la misma manera que prohibe con leyes penales el suicidio, por ejemplo) de negar a sus clientes con más riesgo, o al menos los criterios del riesgo en estas entidades ha sido un tanto laxso.

El primer indicador de un pinchazo lo van a notar en la construcción y sectores afines (como el mío) que verán las carteras de pedidos mermarse, lo que llevará a los despidos y reducción de actividad que puede generar a su vez un efecto domino en otros sectores. Insisto, siempre que la reducción de actividad sea desmesurada.
12 de septiembre de 2006 a las 16:09.  

alberto:
¿A la generación del baby boom todavía hay que colocarla? Llevan colocándola desde que empezó la burbuja. De hecho, creo que no queda españolito con mínima solvencia en la franja de edad de los 23 a los 35 que no esté hipotecado hasta las trancas. De hecho, creo que de ahí ha venido el parón de demanda, el bajón de hipotecas contratadas y demás.

En cuanto a las viviendas vacías, yo no me fijaría tanto en las que están en este momento vacías como en las que están preparadas para salir al mercado en los próximos años. Son obras iniciadas y no se pueden parar. Esto en un contexto de frenazo fuerte de la demanda.
12 de septiembre de 2006 a las 16:24.  

El Hombre Iracundo:
La mayor parte de las viviendas en construcción aún se han vendido bajo plano y es ahora cuando se empieza a hablar que en las próximas promociones ya no va a ser tan fácil. Es un rumor creciente.

En cuanto a lo del baby boom estamos hablando de las viviendas de los últimos 5 a 6 años. Eso incluye la mayor parte del baby boom (entre los que nos encontramos tú y yo). Muchos compañeros de generación siguen en las casas de sus padres con 35 años (salvo que los reportajes burbujiles mientan y eso de que la gente sigue en casa con 35 sea mentira). ya sé que me dirás que será por jeta y ganas e chupar la sangre a los padres, aunque también puede ser porque no están dispuestos a sacrificarse en este holocausto (en el sentido estricto) generacional que va a suponer la burbuja (yo tampoco estoy dispuesto y por eso he vivido en alquiler y me he comprado una casa que aunque suban los tipos al doble no me afectará a muerte. Eso sí. vivo en medio del desierto manchego.

Sólo espero que estos vínculos que he pasado permitan ampliar la perspectiva.
12 de septiembre de 2006 a las 17:18.  

alberto:
Se agradecen los enlaces, pero un comentario equivocado puede confundir a los lectores. El baby boom no da más de sí, lo que queda con los padres es residual, la gente que no tiene dinero para irse ni de alquiler. Esos no van a comprar. Los sueldos del baby boom no van a subir al doble, tienen peligro de bajar por la crisis que se avecina. Yo pertenezco a esa generación y estoy seguro de que mi sueldo lo van a bajar.

Los burbujistas somos una estrechísima minoría. Ahora que está todo el pescado vendido viene alguno a darnos la razón, pero antes éramos quijotes.

Lo de compras sobre plano, han bajado mucho, y además la mayoría son de pasapiseros que se quedarán seguramente pillados.

Entonces, las cartas ya están dadas. A partir de ahora, a cada uno que Dios le reparta suerte.
12 de septiembre de 2006 a las 18:02.  

LoboDeMar:
Coincido con bastante de lo que dice El Hombre Iracundo (16:09). Sin embargo, discrepo en su visión del origen de la demanda.

Por un lado, sobre la demanda extranjera, y a tenor de las experiencias de algunos conocidos extranjeros a los que he conocido recientemente, me da la impresión que cada vez menos quieren venir aquí. Razones que me comentan: principalmente precio -ya no somos el chollo de los tiempos de Paco Martínez Soria- pero también sequía, masificación y, atención, inseguridad. A este panorama hay que sumarle la competencia de algunos países del mediterráneo, p.ej: Croacia y Grecia, mucho más virginales, baratos y alineados con el turismo de calidad que busca el europeo medio.

Esto que comento, que puede ser una interpretación un poco subjetiva y tomada de una muestra no muy grande, lo corroboran datos como estos:

La inversión extranjera en vivienda cae por tercer año consecutivo

En resumen, seguimos siendo un país atractivo para muchos extranjeros, pero cada vez menos y para menos.

Sobre la demanda nacional, yo apunto más bien a la inercia especuladora como la principal responsable de la presión compradora, con la consiguiente estimulación de la oferta. Es ésta principalmente la que durante 2003-2004 hacía que se agotasen las existencias a los pocos días de anunciarse la próxima construcción de viviendas.

Por mi zona, Valencia, he podido comprobar esto de primera mano y en un buen número de casos. La demencia compradora especulativa ha sido tal que ha acabado por crear su propia demanda, y de paso ha espoleado a la demanda de residentes finales, los cuales unas veces por temor a quedarse fuera, otras tentados por futuras revalorizaciones, se han sumado a la fiesta.

El inmenso monstruo así creado, depende irremediablemente de los nuevos compradores (first-time buyers) para no derrumbarse. En cuanto estos no puedan entrar al sistema, bien por nivel de precios -veáse salarios medios de los jóvenes e inmigrantes-, bien por dificultades para obtener financiación -véase tendencia actual del euribor-, la misma espiral ascendente que ha seguido la demanda iniciará un cambio de sentido a la baja:
- sin ellos se va parte de la demanda directa. Resultado: ya no son necesarias tantas viviendas
- por otro lado, muchos maduritos orondos y felices no pueden vender su vivienda para adquirir otra -cambio por mejora-. Resultado: ya no son necesarias tantas viviendas
- por último, los especuladores, al ver que la demanda pierde efervescencia y que baja la rentabilidad/seguridad de la inversión ladrillera, se retiran a sus rediles a gozar de los beneficios. Resultado: ya no son necesarias tantas viviendas

Es un hecho que en muchos mercados el aumento de la demanda crea más demanda, y el inmobiliario es un vivo ejemplo de ello. El problema es que dicho mercado ha depredado a otros sectores y a día de hoy ha creado una fuerte dependencia, de manera que si éste flojea, lo hará el conjunto de la economía produciéndose una espiral ascendente de terribles consecuencias: cuanto más flojee el ladrillo y más flojee lo inmobiliario peor se pondrá la economía, empeorando aún más el mercado inmobiliario, lo que dañará todavía más a la economía, etc, etc.

Personalmente, pienso que por la estructura y la composición de nuestra economía, por la conyuntura macroeconómica en la que estamos y por otra serie de imponderables como el inminente cambio de ciclo o la burbuja de las materias primas, España va directa hacia una crisis económica sin precedentes. Vamos a tener nuestro particular batacazo del 29:
- al carecer de una industria que pueda reemplazar con solvencia a la del ladrillo
- al tener a una de las poblaciones más endeudadas del mundo -estamos cerca del gripaje de nuestro segundo motor: la demanda interna-
- al haber dilapidado -e inmovilizado en ladrillo- dinero a espuertas, procedente de los fondos de cohesión, en lugar de haber dinamizado el tejido empresarial -véase Irlanda, el Tigre Celta-. Hemos perdido una oportunidad histórica e irrepetible de dar un salto cualitativo
- al tener una de las economías más desequilibradas de Occidente
- al tener un Estado del Bienestar ineficiente -y últimamente ineficaz- que va a aumentar su exigencia de coberturas en cuanto las cosas se pongan feas

Sé que suena muy catastrofista. Tanto que parece improbable al ser tan descabellado o dantesco lo que digo. Pero el futuro no por negro deja de ser improbable. Que no queramos que suceda no quiere decir que no pueda suceder.

Por ejemplo, hace 5 años y dos días exactos el 101,01% de nosotros hubiésemos sentenciado que un atentado contra las Torres Gemelas utilizando aviones secuestrados por miembros de Al-Qaeda residentes en los EEUU hubiese sido, como poco, imposible y cercano a la ciencia-ficción. El gobierno no lo hubiese permitido.

5 años y un día después vemos que no fue así. Pasó, pese a que a nadie le guste el hecho. Sucedió, sin más.

Pues bien, la situación española es delicada como hacía mucho tiempo que no lo había sido. Se ha creado el caldo de cultivo ideal para que esto estalle -en lo económico y puede que en lo social- y quedemos tocados durante al menos una década. No hay que caer en la autocomplacencia de que no puede ser, de que es demasiado crudo como para ser verdad.

El sistema está desequilibrado y volverá por sí sólo a su punto de equilibrio. Y con mayor fuerza cuanto más lejos se encuentre de él.

Un saludo.
12 de septiembre de 2006 a las 18:42.  

alberto:
Totalmente de acuerdo excepto en lo primero: los extranjeros no vienen más aquí porque no pueden ya comprar, o no les interesa de momento. Pero Grecia, Croacia, Turquía, están muy por detrás de nosotros en muchas cosas. Yo he visto trabajadores alemanes venirse a España a cobrar menos, sólo por el clima. También he oído por Alemania que a España se refieren con algo de retintín, como nosotros diríamos Torremolinos, un destino kitsch, pasado de moda. Pero yo creo que hay demanda más que sobrada. Sólo manteniendo el número de visitantes actuales, con su aumento del nivel de ingresos más nuestro abaratamiento de precios (vuelvo a recordar la deflación que se nos avecina) el gasto será mucho más fuerte.

Y si queréis, os digo cuáles creo que pueden ser los dos salvavidas de España (si los políticos no lo impiden): el turismo y la industria de la alimentación. Ahí tenemos ya dos vías en las que empezar a trabajar ya mismo.

De hecho, creo que voy a hacer un post entero sobre esto.
12 de septiembre de 2006 a las 19:16.  

Manu, the java real machine:
Coincido con Alberto...

La generación del baby boom ya estamos colocados, al menos los que hemos podido coger un piso a un precio razonable y pagarlo... el resto, aunque quieran, no pueden pagar las actuales hipotecas.

Un ejemplo, mi hermano pequeño y mi hermana... el primero es funcionario, y no puede meterse en un piso a pagar 240.000?... de entrada yo no le dejaría... mi hermana, con su sueldo de peluquera no puede meterse a pagar ni 180.000? por un piso cualquiera, así que está de alquiler con su chico.

Sobre el turismo, obviamente nos ayudaría a mantenernos mucho tiempo... pero cuidado, porque en el turismo también se han disparado los precios, y si antes a un alemán de clase media le salía muy barato venirse a España, ahora entre el Euro y las subidas de precio, ya no le sale tan barato...

La alimentación sigue siendo una gran baza... nuestros productos son muy buenos, y reconocidos en gran parte del mundo...
De hecho el marido de mi prima me contaba que en el mercado de Valencia, los empresarios vendían las frutas de la huerta Valenciana a otros paises europeos, a muy buen precio, y compraban en esos paises otras frutas de peor calidad que vendían en el mercado español bajo su denominación de origen...

El problema es que en la agricultura no se han hecho esfuerzos por mejorar la productividad o mejorar las técnicas de riego... así que corremos el peligro de quedarnos también sin huertas...
13 de septiembre de 2006 a las 11:03.  

Anónimo:
Yo alucino leyendo que el futuro está en la industria de la alimentación y que si no se han mejorado las técnicas de riego, etc. La agricultura en este país se ha convertido en un negocio ruinoso, excepto en algunos casos muy concretos. Y las técnicas de riego, por lo menos en la Comunidad Valenciana, se han mejorado mucho, y que no os suene a propaganda electoral del PP, pero es verdad.
Mi padre, mi abuelo paterno, mi abuelo materno y mi bisabuelo fueron exportadores de cítricos. Mi padre cerró el negocio hace ocho años, lo que en los años 50 - 60 - 70 era la gallina de los huevos de oro se había convertido en una ruina, los precios en los mercados mayoristas europeos no han subido casi nada y el coste de la vida en este país ha aumentado tremendamente. Mi familia siempre ha tenido algo de tierra y seguimos manteniendo una parte, las naranjas en el campo se pagan al mismo precio, repito, AL MISMO PRECIO que hace diez años, cuando los costes de producción se han multiplicado por cuatro, por lo menos.
De ésto debes saber tú algo, Alberto, en tu pueblo cada vez hay más campos de naranjos abandonados. Aunque allí tenéis el problema añadido del pequeñísimo tamaño de las parcelas.
La otra parte de tierras que no conservamos es la que el plan general de mi pueblo recalificó como urbanizable. La urbanización y venta de éstas tierras ha sido un negocio infinitamente más sencillo y rentable que partirse los cuernos durante muchos años cultivando naranjos o exportando fruta a los mercados europeos. Triste pero cierto.
13 de septiembre de 2006 a las 18:04.  

alberto:
Efectivamente, conozco muy bien el tema. Mi abuelo era labrador propietario, de los acomodados. Tenía tantas tierras que a veces debía contratar a otras personas para la recogida. Todo el franquismo se lo pasó viviendo bien, no digo de lujo, pero bien. Luego mi padre ya tuvo que buscarse la vida porque se vio que la agricultura no iba a dar. El pelotazo más grande de mi padre fue vender unas tierras que había heredado de mi abuelo para que hicieran el campo de golf que hay ahora. Claro, esto fue antes de que la ley del PP permitiera expropiar a precios irrisorios.

Efectivamente, qué tiempos aquellos en los que la agricultura daba dinero. Y qué tiempos aquellos en los que sólo tenías que recalificar para que cayese el chorrito de dinero. Ambos han terminado.

Yo creo que has confundido industria de la alimentación con agricultura. La industria de la alimentación incluye desde los jamones Navidul hasta Pans & Company, pasando por todos los vinos, los zumos y demás. Es un negocio en expansión en todo el mundo, hay grandes marcas, y más las va a haber.
13 de septiembre de 2006 a las 19:40.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja