26 de julio de 2006
La chica del Creama
Ayer encontré una de esas hembras ejemplares que son el orgullo de la raza española. Estaba en una oficina llamada Creama, en Denia. Este Creama es el Consorcio para la Recuperación Económica de la Marina Alta. No sé por qué no se llama Crema.

Yo estaba allí porque mi contrato con la Conselleria de Educación termina cada 30 de junio, y debo apuntarme al paro hasta septiembre, que vuelvo a trabajar haciendo sustituciones. Esto a mí no me parece demasiado bien, porque es una incomodidad y algo humillante ser considerado como parado, haciendo papeleos inútiles. Ya sé que alguien dirá que soy un engreído por avergonzarme de que me vean como un parado, pero cada vez que voy a esa oficina sólo encuentro inmigrantes, gente muy joven, alguna pobre mujer de mal aspecto y poco más. Tíos de 30 años con una licenciatura no hay. Y si los hay, es evidente que son vagos mantenidos.

A lo que iba, ayer me mandaron a hacer una "entrevista en profundidad" en ese Creama. Llegué y pregunté en la recepción. Allí estaba esta chica morena de ojos vivos y piel bronceada. Tenía un rostro mediterráneo parecido al mío, con la nariz algo más afilada. Pero, sobre todo, hablaba con una voz potente y segura. Daba confianza estar con ella. Mientras le hacía algunas preguntas, vi que llevaba un escote hasta los mismos pezones. Por la parte del canalillo, veía hasta el ombligo. Tenía todos los pechos perfectamente bronceados, sin marcas del bikini. A mí estas mujeres que enseñan su cuerpo me parecen más bondadosas y sociables. Si yo fuera político, rebajaría el IVA de los vestidos escotados. Pueden ser un incentivo a la natalidad.

Esta mañana he vuelto, con todos mis títulos, certificados y demás hojarasca, para que actualicen mi ficha. He vuelto a hablar con ella y he confirmado que es una de esas mujeres con gran seguridad pero sin chulería. Qué pocas de esas se encuentran por la vida.

Me gustaría hacerle una foto para que la vierais, pero no encuentro ninguna excusa creíble para ir allí con la camarita. Si alguien tiene más jeta que yo, pues ya saben, calle 9 de octubre, s/n, Denia.

La entrevista ha sido con una chica más joven que yo, y ha consistido en una inscripción de mis papeles en el ordenador. Luego nos hemos sincerado y me ha dicho que hay muchos profesores falsos parados como yo. Y yo le he dicho que espero que no me llamen para entrevistas de trabajo. Me ha comentado incluso hasta lo que ganan los docentes de Mallorca, que parece que es mucho más que aquí.

Me está gustando ver que mi generación se va colocando bastante bien en la administración. Somos el relevo natural de una generación que también se colocó masivamente, por varias circunstancias, y que ahora se jubila. Esto yo creo que es beneficioso, porque los funcionarios somos un poco como los bloggers: uno por uno no pintamos mucho, pero muchos en bloque somos un poder fáctico de gran calado.

Al salir la tía buena estaba hablando por teléfono. Parece que la otra funcionaria ha salido detrás de mí para llamar al siguiente. Justo cuando me acercaba a la puerta parece que ha colgado el teléfono y le ha preguntado a su compañera:

-¿Este cómo se llamaba?

-Alberto.

11:46:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

11 comentarios:

Mironcete:
Cuando me encuentro con una morenaza superescotada como la que mencionas, la mayor parte de las veces no sé que hacer: la miro con admiración y deleite? es lo que desearía pero, ella lo mismo se lo toma mal y ve suciedad en mi mirada admirativa... y si es así, porque se escota tan atractivamente? quiero decir: si enseñas algo, es para que alguien lo mire, y si no, no lo enseñes.
Si voy con mi mujer si sé lo que hacer taxativamente: miro para otro lado como si no me hubiese fijado, si no, luego no hay revolcón, pero eso es otra historia! ;-)

Un saludo Alberto.
26 de julio de 2006 a las 12:30.  

alberto:
Je, je, pues yo la he mirado y remirado tranquilamente, aunque por poco tiempo. Algo está cambiando en la administración, porque no me han hecho esperar nada :-(
26 de julio de 2006 a las 12:35.  

Anónimo:
Ole por las morenazas. Bellezones bien lucidos es lo que este país necesita, empezando por la televisión que no muestra casi chavalas potentes. Que tomen nota de la televisión italiana.
26 de julio de 2006 a las 15:15.  

Marta Salazar:
una sola pregunta (para ver si entiendo una parte de la psicología masculina) y espero que me la contestes en forma sincera (si no, no la respondas):

te casarías con ella?

Saludos!
26 de julio de 2006 a las 20:50.  

alberto:
Hola, Marta:
me casaría con ella sin dudarlo en caso de tener la oportunidad. Es una muchacha de la tierra, algo más joven que yo, que habla valenciano y tiene un trabajo fijo. Su familia será igual o mejor que la mía. Seguramente tendrá los dos apellidos catalanes. Hasta Sabino Arana se casaría con ella.

Pero estoy seguro de que tiene pareja estable, por la seguridad y la tranquilidad que tenía.
27 de julio de 2006 a las 00:13.  

Anonima pero cariñosa:
che profe de lo que se entera una xDDDD .Ya decia yo que que no eran imaginaciones mias y que me mirabas las tetas xD si esque el que es hombre es hombre jajajaaja
27 de julio de 2006 a las 13:31.  

alberto:
¿Cuándo he mirado yo tetas de alumnas? Nunca en la vida. Esta del Creama es ya mayor de edad. Lo que tenéis que hacer es dejar de vestiros como os vestís, ¡que se os ve todo! :)
27 de julio de 2006 a las 14:18.  

Anónimo:
Jo, tío, hay que sacarle una foto...es que a mí desde Bilbao me pilla un poco lejos que si no...seguro que por lo menos me pasaba por allí para verla. Aunque casi no me hace falta, ya que con tu descripción me parece que yo también me casaría con ella.
27 de julio de 2006 a las 18:16.  

Marta Salazar:
Hola hola Alberto querido! Gracias por tu respuesta.

Lo preguntaba porque como escribes que "A mí estas mujeres que enseñan su cuerpo me parecen más bondadosas y sociables".

No te olvides que si ahora te muestra a ti sus bondades, lo más probable es que se las mostrará también a otros hombres después de estar casada.

O me queivoco?
30 de julio de 2006 a las 16:23.  

alberto:
Je, je, hombre, Marta, eso es lo de menos. Hace pocos días fui con mi escúter a una playa de un pueblo cercano que se llama Jávea. La playa en concreto se llama la Cala de la Granadella. Paré el escúter justo detrás de una pareja que estaba tomando el sol. Ella iba en top less y él me vio mirando a su mujer y no me dijo nada. ¿Quién se pone celoso por eso en los tiempos que corren? Aquí en esta zona hace tanto calor que es casi tradicional que los cuerpos queden a la vista.

Y, por cierto, esa zona en la que tú vives, Renania del Norte-Westfalen, tiene las mujeres con la sexualidad más bárbara de Europa. Al menos en mi opinión. Te podría contar muchas anécdotas. Y no lo digo para criticar, porque ya sabes que yo me mudaría ahí sin dudarlo. Lo que ocurre es que me ha chocado tu comentario.

Yo no sé si para bien o para mal, los tiempos en los que el marido tenía un sentido de propiedad total sobre su pareja, en Europa han pasado. Los hombres de mi generación tenemos que esquivar peligros mucho mayores, como divorcios en malas condiciones, hijos que no son nuestros, denuncias de malos tratos falsas.

¡Quién pillara a una mujer como tú en estos tiempos! :)

Un saludo.
30 de julio de 2006 a las 16:55.  

Marta Salazar:
Hola, bueno, gracias por tu respuesta. Veremos, veremos.

Yo pienso que no va por el lado de la propiedad sino de la fidelidad, de la confianza mutua, del respeto y del carino.

Lo de la sexualidad más bárbara de Europa... tendrías que preguntarle a los hombres alemanes; pero bueno, no nos metamos en temas espinudos.

Un saludo grande!
30 de julio de 2006 a las 22:31.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja