5 de julio de 2006
Italia - Alemania
Esta noche muchos se van a tener que replantear sus comentarios futbolísticos. El coñazo ese de que sólo teniendo la pelota se juega al fútbol, que lo otro no es fútbol, etc. espero que se termine ya. El equipo italiano es seguramente el mejor del mundo porque sabe atacar rápido, por sorpresa, cambiar de la defensa al ataque en segundos, y porque tiene verdadera calidad en sus delanteros. Lo que he visto hoy ha sido uno de los mejores partidos desde hace mucho tiempo: grandes defensas, un gran portero como Buffon, jugadas de gran calidad y dos goles increíbles.

Yo iba con Italia, por lo que ya dije hace unos días: Alemania es un equipo tosco y musculoso. Los vi contra Suecia y no me parecieron nada del otro mundo. Me preguntaba si alguien puede ganar un Mundial chutando todo lo que pilla, desde cualquier posición. Y ahora está claro que no. El primer gol italiano lo demuestra: cuando todos clamaban ya por un disparo a ciegas, con prisas, el delantero busca y busca hasta que encuentra a Grosso desmarcado, y éste la pone perfecta al segundo palo.

El segundo gol ha sido el típico de italia, contragolpe y definición exquisita. Esto es lo que tenía que haber hecho Argentina, cuando le entró el cagazo y se encerró en su área. Italia no se ha acojonado en ningún momento, aunque ha fallado muchas ocasiones y ya no quedaba tiempo. Pero esos tíos, cuando están en el filo de la navaja, se sienten aún más cómodos.

Lo que hoy se ha visto es que la fórmula de Klinsmann, tiarrones grandes, fuertes, con mucho físico y zapatazos desde fuera del área no tiene mucho futuro. Ganaron a rivales inferiores, empataron con Argentina con mucha suerte y perdieron con Italia. Un balance bastante mediocre. En cambio Italia, con la calidad de toda la vida, está en la final.

Y merece un comentario Ballack. Lo querían vender como estrella, yo no sé si para hacer anuncios en la tele, pero el hombre es burro como él solo. Lo que ha chutado lo ha hecho fuera, la conducción del centro del campo no la ha sabido llevar (y así los italianos han tenido mucha más posesión), en defensa no ha hecho más que faltas y ha estado dando la nota todo el rato con choques de manos, palmaditas y otras tonterías. Si ese era el que iba a guiar a Alemania al título mundial, entonces apaga y vámonos.

Sólo me sabe mal por las alemanitas, que lloraban en la grada. Les han vendido una burbuja como nos hicieron aquí en España. Un 62% de la población veía el título ya en el bolsillo, pero aún no habían demostrado casi nada. Para un equipo que ha jugado seis de las últimas diez finales, quedarse en las semifinales en el Mundial de casa es un fracaso. Sobre todo porque los cuartos los pasaron por penaltis.



12:23:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

1 comentario:

Anónimo:
Tiene Vd. toda la razón, que gran ayer el de los italianos, probablemente el mejor partido que he visto en muchos años.. y Alemania de pena, me acuerdo de los tiempos de Rumennigge y Liztbarski. Así que cuando hablaban del tiqui-taca de España y el catenaccio italiano a mí personalmente me entraban ganas de dar un buen par de ostias a estos periodistas lamepijos que tenemos. También estoy deacuerdo en los acertados comentarios de Julio Salinas, probablemente uno de los pocos que merece la pena escuchar.


Un saludo.
5 de julio de 2006 a las 10:35.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja