25 de julio de 2006
Algunas frases de Baroja
Ya sabéis lo que me gusta Pío Baroja. Estoy estos días leyendo los últimos tomos de sus memorias. Ahora mismo estaba leyendo Ayer y hoy, que es una pequeña recopilación de ensayos y artículos. Casi todos se refieren a la República, la Guerra Civil y la inmediata posguerra. Estoy encontrando, como siempre, frases que vale la pena recordar. Dice al final del capítulo XI:
En medio de la ruina en que nos encontramos los españoles, en medio del crimen, de la crueldad canibalesca y del robo, todavía nace un optimismo estólido para el día de mañana. Este animal violento que fusila y se baña en sangre y en lágrimas sueña a veces con un estúpido paraíso en el que todos sean buenos y piadosos. Es tal ilusión, no cimentada en nada, una de las más extrañas aspiraciones del hombre de hoy.
Y justo después, comenzando el capítulo XII, habla de la República. Fijaros bien y encontraréis concomitancias con el Gobierno de ZP:
Todo el mundo sabe cómo apareció la República en España. Para la mayoría iba a ser una aurora, un gobierno discreto, amable y fecundo. Iba a remediar los males del país, a impulsarle por un camino de reformas justas.

Yo fui uno de los escépticos, porque no creía en el personal republicano formado por ateneístas, profesores, oradores y gacetilleros.

El nuevo régimen debió comenzar con cautela y hasta con desconfianza, y empezó imprudentemente, con jactancias, con un deseo inmoderado de éxitos fáciles y una actitud y un despotismo para los enemigos insensato.

Yo creo que lo que ha producido la terrible situación que arruina a España ha sido en gran parte una cuestión de orgullo y de vanidad. El Gobierno de nuestra República no comprendió desde el primer momento que el español es violento y susceptible, y que debía a su enemigo tradicional, al conservador, al católico, al reaccionario, tratarle con cierta consideración, como a vencido.

Esa táctica maquiavélica de que al adversario no se puede exterminar hay que respetarla, no la comprendieron nuestros hombres públicos. Toda su política insensata fue irritar al vencido. No veían que, mientras aumentaban sus manifestaciones de acritud y de despotismo, gran parte de España se iba encolerizando de tal modo que su cólera al fin ha tenido que reventar de alguna forma.


17:21:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

4 comentarios:

Alguna Vez:
Está claro: Al enemigo tradicional, al conservador, al católico... a ese hay que respetarle, porque es el único con derecho (un derecho de origen divino en este caso) a gobernar con manifestaciones de acritud y de despotismo. El otro cuando llega al gobierno tiene que mostrarse respetuoso, porque sino, si hace lo mismo que ellos no esta mostrando el respeto debido a quien de verdad tiene derecho a gobernar, y entonces tendrá derecho a romper con las reglas del juego, porque esas solo valen cuando les benefician a ellos. Fiel descripción de las cualidades democráticas de la derecha de este país, que lamentablemente no han cambiado mucho en el tiempo.

Otra cosa es que recrimine a la Republica no haber sabido lo que había en el otro lado y actuado en consecuencia
26 de julio de 2006 a las 08:10.  

Manu, the java real machine:
Pues no le falta razón al texto.. por mucho que les duela a muchos, la República está muuuuy idealizada...

Se habla de ella como solución a todos los problemas actuales, como si la República fuese a traer trabajo para todos, vivienda para todos, igualdad a todos los niveles sociales, acabar con la alta criminalidad, acabar con los empleos precarios...


Y es cierto, los republicanos no supieron ganar... en lugar de dedicarse a lo que tenían que hacer a partir de ese momento, que era a gobernar mejor y demostrar que realmente la República era mejor... se dedicaron a ir saldando viejas cuentas y rencillas... aprovechando que estaban gobernando.


Alguna vez... lo que hicieron los Republicanos no es defendible... y tanta culpa tuvieron ellos de que se llegase a una guerra civil, como la derecha.

Pero si en lugar de creer que tenían vía libre para acabar con los otros, hubiesen demostrado más respeto y hubiesen trabajado por hacer las cosas bien... dudo mucho que hubiésemos llegado a sufrir una Guerra Civil.
26 de julio de 2006 a las 11:37.  

El Hombre Iracundo:
O es que lo entiendo mal o es que estoy viendo que no sólo baroja justifica la Guerra Civil como un mécanismo natural para resolver conflictos, sino que hay algún comentarista que hasta lo ve completamente normal.

o soy yo el que está mal o es que el mundo está perdiendo el norte.
1 de agosto de 2006 a las 14:32.  

AYN RANDiano:
?Todas las iglesias de Madrid, no valen la vida de un republicano?, dijo Azaña en mayo de 1931.

La "República" dejó de existir entonces. Mayo de 1931. No duró ni un mes.

Cuando el presidente del gobierno autoriza de forma explícita la destrucción de la vida y propiedad de una parte de la población, la "República" es tan "republicana" como la "república" de Saddam Hussein, donde el hijo del dictador vertía plomo fundido por los oídos a la gente que le caía mal, por divertirse.

Ah, y soy ateo. Pero defiendo el derecho absoluto de las personas a engañarse a sí mismas con dioses, patrias, "solidaridades", ecología acientífica, drogas, prostitutas, parapsicología y todo lo que estimen oportuno (es su vida, no la mía), siempre que lo paguen de su bolsillo.

Baroja no "justifica" nada. Simplemente EXPLICA lo que pasó.
19 de diciembre de 2007 a las 14:42.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja