4 de julio de 2006
Alcoy: la trastienda valenciana
Detrás del escaparate valenciano, de esas playitas con bandera azul, Valencia esconde muchas cosas. En su trastienda están las antiguas zonas agrícolas e industriales, que sufren poco a poco la despoblación y el abandono. La gente no se hace la idea de que lo que llamamos "costa valenciana" es una estrechita franja de un kilómetro o dos al borde del mar. El resto de la Comunidad Valenciana son huertas, montañas, sembrados, poblachones industriales. A mí me gusta esa valencia industrial, que es a la que realmente pertenezco.

Empecemos nuestra excursión en la costa. Esto es lo que hay en los Arenales del Sol, en las playas del término municipal de Elche. Chalets, bosque de grúas, Mercedes:



No hacen falta comentarios. La siguiente foto está tomada desde la costa de Santa Pola, apenas tres kilómetros al sur de los Arenales del Sol. Lo que se ve al fondo es la llamada Isla Plana de Tabarca, que tendrá apenas tres o cuatro kilómetros de largo. He estado viviendo allí cerca de nueve meses y nunca he encontrado tiempo o ganas de tomar uno de los barcos que salen diariamente y visitarla. Me he quedado así, mirándola y mirándola cada mañana cuando iba a trabajar por la carreterita de la playa. Parece que hay muchas construcciones recientes.



Y esto es lo que hay en el interior, en la zona oeste del macizo al norte de Alicante, entre los pueblos de Gorga y Benilloba. Parece una antigua granja o granero. Fuese quien fuese el dueño, nunca se preocupó de acabar bien la obra:



Son muchos los negocios desaparecidos en esta tierra de nadie. Aparte de las labores agrícolas, había una cierta industria de la alimentación. Aquí la antigua fábrica de Harinas Climent:



Un poco más allá, ya en Benilloba, el restaurante La Ponderosa. Aún tiene algún cliente. Tiene un regusto entre película del oeste y aldea tardofranquista. Supongo que eran tiempos mejores, con una clientela engominada de domingo por la tarde, que irían en sus Mobilette a tomarse unas tapitas de jamón, sepia a la plancha o altramuces. Ahora mismo supongo que el local sobrevive de camioneros y algún albañil a mediodía.



Pero hay algo que sí que tiene el cartel flamante. Justo enfrente, un negocio de futuro para el pueblo:



Casa con 6 habitaciones, 3 baños, garaje, chimenea, aire acondicionado, calefacción, muebles, 400 m2: 237.000 euros. A lo mejor incluso hacen rebaja:



Parece que la especulación llega a todas partes. Lástima que el turismo no lo haga:



Se vende y se alquila. ¿Encontrará comprador antes de que se caiga a trozos? Acordaros de que la vivienda nunca baja, tan sólo se queda por vender. Al menos en España:



Esto son ya las afueras de Alcoy, un viejo barrio obrero en la ladera de la montaña. Aquí es donde vienen a hacer los pisos VPO, con las casitas de alrededor deshabitadas:



Alcoy tiene para mí el encanto de una ciudad oscura, otoñal, de perdida prosperidad. El tiempo erosiona los antiguos edificios de piedra, los negocios se van abandonando. Los mejores tiempos quedan ya lejos.



En la ribera del Serpis, que cruza la ciudad, están las fábricas abandonadas. Aquí se producían telas, calzado, muebles. No hay aparcamiento, los trabajadores se dejaban caer a pie desde los barrios altos por los retorcidos callejones. Los imagino casi de noche, en las mañanas de invierno, con el agua nieve cayendo sobre las boinas.



Esta es la foto que mejor resume la situación de Alcoy. Las fábricas abandonadas debajo, las construcciones residenciales encima. Esas construcciones han absorbido los puestos de trabajo de la industria. ¿Quien vivirá en esos pisos? Tal vez quienes construyan los siguientes pisos, y así sucesivamente hasta que la pirámide se rompa. Entonces, esas viviendas quedarán tan vacías como las fábricas.



Este edificio debió de ser precioso en su tiempo. Los empresarios alcoyanos se contaban entre los más dinámicos de España. Construyeron una ciudad en unas montañas escarpadas, a base de puentes y viaductos. En los años 50-60 aquí no existía el desempleo, recibían mano de obra de otras partes de España y los salarios estaban mucho más altos que en la costa.



Esto era un pequeño polígono industrial peatonal. La mercancía debía de salir en carros de caballos.



Y este es uno de los callejones de los que antes hablaba. Por aquí caminaban los obreros.


Pero no todo Alcoy está muerto. En el centro, la antigua zona residencial de los capitanes de empresa y sus hijos malcriados, hay una plaza cerrada al tráfico. Los bares se han hecho con ella y la utilizan como terraza.



Este es el Alcoy que aún mantiene cierta actividad. Poco a poco, las empresas y los trabajadores se van marchando. Me pregunto cómo estará esa calle dentro de veinte años. Tal vez tan abandonada como las fábricas cerca del río.



17:14:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

11 comentarios:

Enric:
Enhorabuena Alberto por enseñarnos que está pasando en Alcoy, y complementar la labor que está haciendo Aitana muy lejos de su ciudad. Ella es una fantástica alcoyana que ha decidido venir a Barcelona, a estudiar y a vivir viendo el panorama en su ciudad.

Para quien quiera remontarse al histórico Alcoy, cuando sus industrias eran puro bullicio, el libro de "Julia" de Isabel Clara Simó les dará una idea de sus gentes, de sus ilusiones, de su vida,... de su ciudad.

Aprovecho para felicitarte también por el blog, y tus fantásticos relatos.


Saludos desde Barcelona,
Enric
5 de julio de 2006 a las 01:03.  

Anónimo:
Verdaderamente precioso el artículo. Felicidades
5 de julio de 2006 a las 01:14.  

phantomasIII:
Me ha encantado tu reportaje, y te animo a que hagas otros semejantes.

Algún día le dedicaré un par de tardes y haré uno semejante sobre "la otra Sevilla"... Os vais a quedar boquiabiertos.

Saludos.
5 de julio de 2006 a las 11:22.  

Anónimo:
Hola Alberto.
Me ha encantado tu reportaje.Tenía pensado hacer uno similar sobre S.S de los Reyes y Alcobendas y ahora me he animado más.Aquí ,este año,todavía veo abrir inmobiliarias de barrio.El personal sencillamente se ha vuelto loco así qque cuando pase lo inevitable no pienso sentir compasión de nadie.Tendrán lo que se merecen.No es que falte información,que la hay y buena,es que este pueblo mío está drogado con el ladrillo y el cemento.Siguen al pie de la letra la Ley de Say "Toda oferta genera su propia demanda" o sea se construye para que lo compre el que lo construye.Lo malo es que esa Ley quedó invalidada con la recesión del 29 con alguna anterior.
8 de julio de 2006 a las 12:52.  

Anónimo:
Lo que dices de Alcoy es verdad, pero la gente aqui es muy orgullosa para admitir que su pueblo se está quedando en ruinas, por lo que puedo ver, el pueblo se mueve por el comercio es decir, las tiendas que estan en la avenida principal, y muchas gestorias, eso es todo lo que hay aquí, pero lo que mas me sorprende es la capicidad de la gente por aparentar lo que no es, van de gente muy rica y la verdad estan endeudados hasta el cuello,y la mayoría no terminan los estudios, pero son tan creidos que ocultan la ignorancia que tiene de una forma que te hacen persar que lo saben todo.
21 de julio de 2006 a las 11:14.  

Anónimo:
hay alcoy mi querido alcoy .gracias por plasmar en fotos lo que esta pasando.dicen que estan recuperando el centro yo lo veo como un queso de gruyer.llenito de agujeros.por aqui y por alla.yo vivia en el centro donde se rodo manolete (vamos en la misma calle)y lo que queda alli son ¡¡¡solares!!que vendrian muy bien para aparcar o para sacar a los perros a pasear(eso es otra historia).los que vivan en esos pisos (ricachones) viviran debajo del puente de san jorge(ja,ja,ja)ellos tan estiraos con la boquita tan apretadita todos ellos.atras quedaron aquellos tiempos de jugar en la placeta del fosar,comprar chuches ca la señora basilia...¡¡¡hay aquellos maravillosos años.
29 de diciembre de 2006 a las 17:42.  

Anónimo:
!Enhorabuena por el reportaje, las fotos me han encantado!
9 de mayo de 2007 a las 18:27.  

Anónimo:
Estoy pensando en mudarme a Alcoy porque me ha enamorado de la ciudad. Claro que no es divertido oir que no hay trabajo etc. Pero creo que Alcoy vive de sus pobres estudiantes y del ladrillo, de momento.

Porque en la costa ya no se vende como antes ya que la gente no esta dispuesta a pagar los precios de locura que hay cuando no hay trabajo bien pagado y cuando siguen construyendo tanto. Lo malo es que cada persona intenta hacer negocio con el ladrillo y no funcciona a la larga. Las promotoras y las inmobiliarias necesitan vender muy poco para sobrevivir ya que sus ganancias por cada propiedad vendida puede suponer unos 6 meses mas de vida de su negocio... con vender solo 2 propiedades caras al año - se mantienen abiertos... ¿pero hasta cuando? Algunos están cerrando ya o intentando traspasar su negocio a gente que no sabe.

¡En Alcoy hay alma, historia, cultura! Y se puede conseguir pisos antiguos por un precio no tán sobrevalorado como los que hay en la costa. Se puede vivir bien si uno trabaja con una empresa on-line.
5 de octubre de 2007 a las 02:00.  

cook:
La balanza no es correcta...se debe observar todo desde un prisma limpio y creo que el suyo con todos mis respetos está algo empañado. Las cosas están feas, pero no solo en Alcoy...Si usted observa las crisis españolas que también afectan al País Valencià, son transitos, ¿o no recuerda la crisis textil de los "90"?...siguen los mismos, más trabajadores, mas o menos estirados, más o menos hijos de papá malcriados o endeudados... pero lo que nunca nospodrán robar a los alcoyanos es el ánimo e impetú por emprender.
Un saludo y gracias por exponer su visión.
23 de febrero de 2008 a las 17:24.  

Anonim:
Estic enamorada d'Alcoi, mai canviaré les nostres serres per cap altra cosa...
26 de febrero de 2008 a las 21:22.  

benillobera:
Un poco más allá, ya en Benilloba, el restaurante La Ponderosa. Aún tiene algún cliente. Tiene un regusto entre película del oeste y aldea tardofranquista. Supongo que eran tiempos mejores, con una clientela engominada de domingo por la tarde, que irían en sus Mobilette a tomarse unas tapitas de jamón, sepia a la plancha o altramuces. Ahora mismo supongo que el local sobrevive de camioneros y algún albañil a mediodía.



Soy de Benilloba y suscribo lo que dices...

Eso sí, el futuro de negocio del que hablas copio el nombre de uno anterior, Aitana Resort.


En cuanto a Alcoi pues bueno supongo que hubo tiempos mejores, el centro está siendo reformado, esos agujeros del queso se están tapando con múlitples pisitos a un precio no demasiado excesivo, así que en breve será una zona con juventud...
8 de marzo de 2008 a las 17:18.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja