6 de junio de 2006
Ya venden las casas sin luz ni agua
Ayer salió un reportajito en el diario Información en el que se muestra a unos jubilados ingleses en un pueblecito de Alicante llamado Tibi recogiendo agua verdosa de un riachuelo porque no tienen luz ni agua en sus casas. Esas casas son nuevas y las compraron en una urbanización que se llama Pinar del Río. Lo que no dice el artículo es cómo se llama la promotora. La han denunciado por estafa, pero está todavía intentando vender los chalets que aún le quedan a bajo precio. Esto es lo más acojonante, que mientras el juicio está en marcha, ellos seguirán trabajando, construyendo por ahí, y la gente no tendrá forma de enterarse de cuál es el historial de esa promotora.

La cuestión es que el ayuntamiento de Tibi no tiene infraestructura para llevar la luz y el agua hasta allí. Los jubilados vendieron sus casas en Inglaterra, se trasladaron y les dijeron que de momento tendrían un aljibe y un generador, pagando 250 euros al mes. Cuando la promotora se enteró de que la habían denunciado por estafa, porque no había ningún plan para llevar la luz y el agua hasta allí, lo que hizo fue retirarlo todo y abandonar a esta gente a su suerte.

Esas son las técnicas mafiosas que utilizan los constructores españoles. Esta gente se ha creído que son ya los dueños del país, que todos tienen que pasar por su aro. Se han ido creciendo junto con la burbuja y estamos ya en una ciudad sin ley. Al final, los gobiernos alemán e inglés tendrán que tomar medidas muy serias para controlar estas cosas, porque entre las expropiaciones de los famosos PAI, las estafas de chalets sin permiso de construcción y ahora los que están vendiendo sin luz y agua, esto es una merienda de negros. Sabía que en España éramos chapuzas, pero no imaginaba que llegáramos a tanto.

Un enlace sobre el tema: Abusos urbanísticos NO.

Y ya sabéis: contra toda esta basura: apoyad a Sociedad XXI, el partido de Pepito Relámpago.

11:57:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

5 comentarios:

rasante:
La Caixa espera vender su participación del 40% en inmocarral, porque les parece que para ellos no es estrategica.. hum, y estos si que saben de la pela....
por cierto, seguro que la forma de partido politico es la mas apropiada? es que suena tan regular... quizas plataforma, u otro truco semantico para que no te imaginen como un ser codicioso y devorador de niños.....
6 de junio de 2006 a las 17:42.  

alberto:
Ya he visto esa noticia en televisión, aunque creo recordar que lo que vende no es Inmocaral sino otra inmobiliria. Inmocaral sería la que compraría. Dicen en Idealista que La Caixa suelta lastre ante la crisis financiera que se avecina e Inmocaral simplemente se agarra a un claro ardiendo para no entrar en quiebra. No sé, los de Idealista a veces exageran mucho. Yo quiero antes ver cómo caen esos valores en Bolsa, eso ya sería una noticia importante.
6 de junio de 2006 a las 17:49.  

rasante:
uy, perdon, lo que vende es su participación en Colonial, y se lo vende a inmocaral. Que me lié.
http://www.elpais.es/articulo/economia/Caixa/estudia/vender/inmobiliaria/Colonial/Inmocaral/elpporeco/20060606elpepueco_3/Tes/
6 de junio de 2006 a las 17:49.  

Javi Moya:
lo próximo será venderlas sin techo...
o que ya directamente vendan cuevas... en Granada todavia hay gente q vive en cuevas... no?
6 de junio de 2006 a las 23:07.  

Anónimo:
Sin luz, sin agua... Alicnate no es el único sitio:

http://www.elconfidencial.com/noticias/noticia.asp?id=14324&edicion=09/06/2006&pass=

Estamos hablando de ¡¡¡¡22.000!!!! viviendas en mitad de la llanura toledana.
9 de junio de 2006 a las 12:58.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja