12 de junio de 2006
En Levante ya echan el resto
Hoy en El País aparece un reportajito con un titular engañoso: "La Marina Baixa libera 45 millones de metros de suelo y triplicará su población en 15 años". La primera frase es un hecho, la segunda una suposición del periodista. Se libera ese suelo, pero el redactor da por hecho que suelo liberado = suelo comprado = suelo construido = viviendas vendidas = viviendas ocupadas. Y toda esa cadenita de suposiciones puede romperse por cualquier eslabón.

En primer lugar, sabemos ya que los tiempos en que todo el suelo se vendía han pasado. Y sabemos también que si los precios van a la baja, el suelo se lo quedarán los promotores hasta tiempos mejores. Y sabemos también que muchos promotores se quedarán con los apartamentitos en venta y se los tendrán que comer con patatas. Y sabemos también que aunque esos pisos se vendan, muchos son simples monedas de cambio para especuladores o segundas residencias para gente que casi nunca los ocupará.

Por tanto, el que la comarca de la Marina Baixa triplique su población en 15 años es más que dudoso. Yo diría que imposible, porque no hay infraestructuras.

¿Y por qué esas suposiciones tan raras? Pues, obviamente, porque la consigna en el grupo Prisa es atacar la sobreexplotación de los recursos naturales en Valencia. Claro, no pueden atacar la burbuja, porque ellos son ahora los grandes nuncabajistas, y tienen que venir con aquello de que "no habrá agua para todos".

Pero aparte de esas cosas, que me ponen a veces de mala leche, hay en ese reportaje algunos datos interesantes.

Esos 45 millones de metros cuadrados corresponden a pueblecitos de segunda o tercera línea de playa: Tárbena, Benifato, Beniardá, Vall de Guadalest, Finestrat, Callosa d'En Sarrià, Bolulla, Confrides, etc. Llegan hasta las montañas: Puig Campana, Serra Gelada, Aitana. Es decir, todos los pueblecitos que están a menos de una hora en coche de la playa se apresuran a vender suelo.

Esto para mí quiere decir que han llegado las prisas, que entienden que la música ha dejado de sonar y quien no se mueva rápido se quedará sin silla. De hecho, creo que para todos estos pueblecitos las sillas son muy escasas. Casi os diría con total seguridad que la mayor parte de esos metros cuadrados "liberados" (puestos a la venta) no se venderán, no se urbanizarán porque simplemente no habrá demanda.

Aquí cada alcaldito berlanguesco ha pergeñado un proyecto de megalópolis turística. Pero no puede haber cien benidorms en la misma comarca. La demanda de viviendas existe y es constante, pero no puede absorber esas barbaridades. Hacen falta décadas para que se vayan vendiendo esos terrenos, y antes de eso la burbuja explotará, la construcción y se parará y el sector entrará en una negra crisis.

16:28:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

3 comentarios:

Johnymepeino:
No olvides que la cosa empezó así
13 de junio de 2006 a las 10:44.  

Paulus:
El Levante EMV no pertenece al grupo PRISA, sino a Prensa Ibérica.
13 de junio de 2006 a las 13:25.  

paulus:
Ups, entendí mal el titular
13 de junio de 2006 a las 13:26.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja