10 de mayo de 2006
Care Santos cierra su blog
Care Santos ha cerrado su blog. Era uno de los pocos que yo leía, como se puede ver en la columna de la izquierda. Me interesaban sobre todo sus cotilleos sobre el mundillo literario y los detalles sobre sus viajes y vida privada. Más que nada por saber cómo es el mundo literario profesional (no parecía gran cosa, ciertamente).

Además, Care Santos es una de esas personas que caen bien, aunque no se compartan sus opiniones. Quienes me leen saben que mi idea de la literatura es opuesta a la suya, pero eso no me importaba.

Ese blog era un experimento interesante, era aquello de lo que tanto se habló hace poco: que los escritores se "acercaran" más a los lectores. Yo tenía la sensación de que el excesivo acercamiento no era bueno, pero el blog de Care Santos me había hecho dudar.

Por el otro lado, me interesaba el experimento de su blog para hacer un estudio de mercado en mí mismo. Quería saber si yo, después de leerla durante meses en internet, acabaría comprando alguna de sus novelas. Y la verdad es que lo estuve pensando, pero dos cosas me llevaron a no hacerlo: no había ningún libro suyo en la mesa de novedades, y tenía una larga lista de otros libros ya en mente.

Entonces, se entiende que no vale la pena un esfuerzo de meses escribiendo para vender un puñado de libros, en el mejor de los casos. Eso refuta otra de las falacias de los blogs: no son herramientas promocionales, salvo casos de llegada inusual a los medios que haga estallar el número de visitas. Pero si esa llegada a los medios ya se tiene por el otro lado, el blog no pinta nada.

Y aún encontré otro efecto en ese blog, esta vez positivo. El sábado pasado me compré la revista Qué Leer y como siempre venía cargada de estampitas de escritores con cubatas en la mano. La fiesta de esto, la fiesta de esto otro. Todas las caras aceitosas, arrugadas, degradadas allí representadas me causaron el mismo rechazo de siempre. Sólo una gordita vestida de negro me resultó simpática: era Care Santos con algunos otros amigos.

Entonces, tal vez el blog de un escritor sí que sirve para algo: atenúa parcialmente la envidia de los otros escritores sin éxito. Aunque no sé qué utilidad pueda tener eso.

Los motivos del cierre de su blog, sólo ella los sabe. Pero podría ser alguno de estos:Yo, por mi parte, lo tengo claro: este blog sirve de entrenamiento y laboratorio de nuevos productos. Algo así como mi departamente de investigación y desarrollo. Pero si algún día tengo éxito con las novelas (hablo de éxito de verdad) convertiré esta página en un sitio meramente promocional, con fotitos de mi cara en varias posturas y un mensaje autógrafo que diga: "Querido lector: gasta tu dinero en mis libros lo antes posible. Con mucho cariño, tu amigo Alberto Noguera".

15:38:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

5 comentarios:

Xavier M.:
(por si te resulta de utilidad en tu "investigación") Hoy he encontrado tu blog. La verdad, no sé cómo he llegado, pero seguro que ha sido de rebote. Tampoco sé por qué me he quedado; supongo que influyó que primero leí un cuento algo extraño de un tío que iba en autobús y no conseguía ligar (para una vez que toca compartir asiento con una tía buena? manda huevos). Luego vi que habías publicado un par de novelas, pero la reseña de la Casa del Libro era como para espantar a cualquiera. Y esos comentarios sobre economía y tal? pero bueno, el caso es que leí bastante, algunas cosas me hicieron más gracia que otras e incluso me he formado una cierta opinión sobre tu estilo. Ahora me queda decidir si compraré tus novelas o no. La verdad, no lo tengo claro. Pero, al menos, me lo estoy pensando. Creo que eso es un punto a favor de los blogs de escritores, ¿no?
19 de mayo de 2006 a las 11:10.  

alberto:
Bueno, Xavier, yo también me pensé si comprar las novelas de Care Santos, pero del pensamiento al hecho hay un trecho. Sinceramente, si tienes que comprar una novela de las dos te recomendaría la segunda, Las Ondas de Elliott, que creo que me salió mejor. Además, la primera está circulando en PDF por internet, sólo hay que buscarla en Google.

Sobre esos comentarios de la Casa del Libro, los malos son casi todos falsos. El primero que apareció fue justo después de una fuerte discusión en un blog, en plan venganza. Incluso hay uno que va firmado con el nombre de un alumno mío, con lo que evidentemente ha sido otro alumno, alguno de los suspensos. Ese es el problema de los comentarios en la Casa del Libro, que no comprueban nada y cualquiera que quiera hacer daño, sin haber leído el libro, puede entrar y ladrar todo lo que quiera. También puede una misma persona escribir con veinte nombres distintos, no filtran absolutamente nada.

Los comentarios que me han llegado a mí son positivos en algún caso, y en otros casos parece que se han aburrido. Tú mismo.

Lo que sí que me estoy planteando es quitar los enlaces a la Casa del Libro y enlazar a otra librería.

Saludos.
19 de mayo de 2006 a las 15:56.  

x:
tienes razon
17 de febrero de 2008 a las 18:49.  

Care:
Tienes razón, Alberto: el mundillo literario, por dentro, no es gran cosa. En eso, aciertas plenamente. Saludos.
20 de marzo de 2008 a las 23:26.  

 alberto 
:

supongo que quieres decir que en lo otro no acerté :) bueno, esta entrada es muy vieja ya. Sobre todo en lo de gordita no acerté, ahí en la foto de tu blog estás estupenda!
21 de marzo de 2008 a las 02:10.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja