12 de febrero de 2006
Comentarios en los blogs
Muy interesante la entrada de Minid sobre los comentarios en los blogs. Iba a dejarle un comentario, pero parece que no le gustan mucho.

A mí Diego Martín Lafuente es un tío que me cabe bien. Hace tiempo que lo sigo y me parece uno de los mejores bloggers en español. Es, en la "lista A", el más joven y el que más experiencia tiene. Ahí queda eso.

Sobre todo admiro su fidelidad a unos principios. Pudiendo ganar un dinero con lo que él escribe, dice que la publicidad no interesa y no la pone. Esos que ponen publicidad en lo que escriben otros podrían aprender de él.

Dice Diego que los que comentan en su sitio lo hacen para ponerse el enlacito. Pues yo guardo, casualmente, un e-mail que él me envió el 28 de octubre de 2001. Dice, entre otras cosas, esto:
Yo tengo dos sitios, uno es mi weblog... donde escribo sobre ia y diseño web, y muchas cosas mas... depende el animo... escribo mucho u sin cuidar mi ortografia... despues tengo otro sitio mas que te invito a que lo veas http://bio.codelarvs.com.ar trata de mi sitio personal... donde tengo publicaciones que escribo en mis noches de soledad en la cama... o en mi pieza sobre usabilidad, informacion de la arquitectura y diseño...
Claro, yo no recuerdo qué pensé en aquel momento. Tal vez pensé: "es un tío majo este Diego Martín, me voy a leer su blog". O tal vez pensé: "este tío quiere que le ponga un enlace, dado que acaba de empezar". Yo supongo que pensé la opción A, dado que siempre seguí leyéndolo.

Pero todo el mundo puede, en un momento dado, desconfiar.

A mí antes, cuando todos se ponían comentarios, no me gustaban los comentarios. Nunca dije el verdadero motivo, pero lo voy a decir ahora: los abrí una vez y enseguida vi que el número de comentarios no se correspondía en absoluto con el número de visitas. Eso hacía que mi blog pareciese poco visitado. La vanidad es una mala consejera, y los cerré.

Ahora estoy muy contento con mis comentaristas, porque son pocos y bien avenidos. De momento están aportando contenido útil. Pero si las visitas crecen, tal vez los cierre por una razón muy poderosa. Esa razón no la ha dado Minid en su entrada, y me sorprende, porque se cae por su propio peso: si tú no controlas lo que alguien publica en tu dominio, pero legalmente eres el responsable de lo publicado en tu dominio, estás con el culo al aire. Cualquiera puede entrar, insultar al Rey de España, calumniar a un gran empresario, llamar al "alzamiento nacional", poner una foto de Mahoma, o cualquier otra cosa que te cueste una querella, un proceso de guerra o una fatwa. Luego irás corriendo a que detecten la IP, etc. Pero si la IP no se encuentra o el tío utilizó un ordenador que no era suyo, con la ley en la mano eres tú el responsable.

Por eso, voy a mantener los comentarios de momento, pero a la primera que se saquen los pies del tiesto, los pondré bajo moderación. Si el número de comentarios llega alguna vez a ser muy alto, o yo llego a tener mejores cosas que hacer, los cerraré del todo. Así de simple.

17:29:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja