25 de enero de 2006
La nueva Ilustración
Todo el mundo reconoce que estamos ante un periodo de incertidumbre. Hay varios signos que demuestran el fin de una época en Occidente: el llamado "invierno demográfico", la inmigración descontrolada, el terrorismo de Al Qaida.

Yo pienso que el sistema norteamericano, el que impusieron a Europa tras la II Guerra Mundial, está agotado. No pueden seguir soñando que tienen el mundo bajo control militar. Tampoco son capaces de garantizar trabajo para las generaciones venideras. He oído por ahí que estamos ante una lenta espiral que nos llevará desaparecer.

Y yo sólo estoy esperando tres cosas: la fusión nuclear, el control estatal de la natalidad y la planificación económica con ordenadores.

Lo de la fusión nuclear parece una quimera inalcanzable. Una fuente de energía inagotable, sin peligro alguno, sin residuos. Demasiado bonito para ser verdad. Hay algunos que creen que nunca se conseguirá. Yo creo que en 50 años tendremos esas centrales funcionando y la escasez de energía será sólo un recuerdo, lo mismo que la escasez de comida ahora. Y creo también que el invento surgirá en Europa, como casi todos. Esto dará un empuje a nuestra economía tan fuerte que permitirá a la mayoría vivir sin trabajar: madres, estudiantes, jubilados a partir de 55 años, escritores fracasados. Los trabajos precarios se irán progresivamente robotizando.

Y claro, el problema demográfico es algo tercermundista, paleolítico. Es como cambiar de pueblo porque se han acabado los conejos que cazar. La natalidad no puede entregarse al egoísmo de cada ciudadano. Hay que racionalizarla de una forma científica.

Claro, para esto hay dos grandes impedimentos: ese "liberalismo" norteamericano, que he dicho ya que no funciona más, y el miedo a los cambios profundos. Alguno también dirá que si eso lo hacía Hitler y bla, bla, bla. Tonterías: nuestro problema es muy gordo y la solución es muy fácil. No nos acojonemos.

Yo creo que lo mejor sería, mientras nuestras técnicas sean tan rudimentarias, la inseminación artificial de mujeres voluntarias. Más adelante ya podríamos desvincular la gestación del útero humano. Esas mujeres, por supuesto, cobrarían un precio justo: por un hijo, un piso; por dos hijos, un adosado; por tres hijos, una casa con parcela. Amigos, el que algo quiere, algo le cuesta. No podemos vivir como tiburones financieros, especulando hasta con el pan, para luego pedir altruismo en los demás.

Y con esto, llegaríamos a la tasa de reposición casi perfecta: tantas personas murieron el año pasado, tantas haremos nacer el año próximo. Los hijos que se quisieran tener por libre, necesitarían un permiso del Estado y no tendrían beneficios fiscales.

La manutención de todos los niños se haría, por supuesto, en centros del Estado. Nadie podría vivir con su hijo. No necesitamos que vayan transmitiendo sus complejos y sus neurosis a los ciudadanos más jóvenes. Educadores profesionales ya se encargarían de hacer las cosas bien.

Esto tendría otro efecto muy positivo: el viejo sueño de Karl Marx se haría realidad, desaparecerían radicalmente las clases sociales. Aunque es cierto que de un modo más bien leninista, reforzando el poder del Estado en lugar de destruyéndolo.

Estoy hablando completamente en serio.

Y el toque final para esa nueva sociedad sería la planificación económica con ordenadores. Los planes quinquenales soviéticos no funcionaron bien, de acuerdo. La estatalización de toda la economía no funciona bien, de acuerdo. Pero ya estamos viendo que el mito romántico del liberalismo no funciona tampoco: se crean burbujas especulativas, se cae en extraños agujeros demográficos, se llenan las calles de tíos raros que nos odian. Con el capitalismo, las cosas van a veces bien, pero caminamos sin rumbo.

Yo propongo un modelo mixto: libre mercado para el sector terciario, salvo monopolios de facto que habría que erradicar (por ejemplo, Telefónica de España), pero estatalización del suelo, de todo el sector primario y de parte del secundario. Nada de autarquía: puertas abiertas, importación, exportación, libertad de expresión y de asociación.

La democracia, con votos ponderados: no es lo mismo un padre de familia, que un chaval de 18 años, que un delincuente, que un anciano que no sabe leer. Los votos de la gente culta, de los cabezas de familia, de profesionales de éxito tendrían que valer más.

Pero, sobre todo, me interesa la planificación económica. Esto creo que es el futuro. Habría que desarrollar software que relacionase a través de la Red las necesidades o deseos de los ciudadanos con los servicios correspondientes. Allí donde hubiese una necesidad, allí diría el ordenador que hay que poner el negocio. La investigación en nuevos productos la puede hacer el Estado mejor que el sector privado, pensad en las universidades.

Esto ya está sucediendo. La economía cada vez está más planificada. Los gobiernos lo calculan ya casi todo. Lo que no hacen con inyecciones de dinero, lo hacen con leyes.

Para mí, la economía es una parte de la actividad humana. Una parte que puede ser grande o pequeña. Los EE UU serán recordados en la Historia por esa obsesión económica, el vivir sólo para el dinero, medir al hombre en función de su productividad.

Creo que, poco a poco, los robots y los ordenadores irán reemplazando al hombre en la gestión económica. Los bienes y servicios simplemente estarán ahí, sólo tendremos que expresar nuestros deseos al programa de gestión informatizado y se cumplirán. Esto es más fácil de lo que parece, el principal obstáculo para ello es toda esa mitología barata que nos han vendido con Hollywood: la "idea" genial, el emprendedor, el triunfador.

Nadie puede tener una idea genial en economía si antes no existe un deseo en el comprador. Por tanto, la "idea" no la tiene el emprendedor sino el cliente. Además, la mayoría de nuestros deseos son artificiales, los ha creado la publicidad. Y creo que si hemos podido librarnos de la religión, también deberíamos de poder hacerlo de la publicidad.

No me alargo más. Pienso que ese "ocaso de Occidente" que ven algunos no es más que una etapa de transición, el cambio necesario entre el siglo XX y el XXI. Tenemos recursos de sobra para seguir mejorando nuestras vida, pero el Tío Sam ya no puede hacer nada por nosotros. Necesitamos una nueva Ilustración en Europa, menos comerciales, menos vendedores de leche y más hombres de ciencia con empuje.

Ya hablaremos más de esto.

15:43:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

16 comentarios:

Félix:
Ostras Alberto, con lo de la inseminación artificial de mujeres voluntarias creo que te has pasado un poco, por un momento he pensado que estaba releyendo 'Un mundo feliz'. Pienso que la familia es un valor importante de la sociedad, aunque cada vez menos, eso sí. Pero yo lo valoro mucho. Sobre el resto no se que opinar, me han sorprendido tus ideas tan revolucionarias. Estoy de acuerdo en que nuestra sociedad empieza a oler mal, y que hace falta un cambio drástico, pero yo ahora mismo pienso que el problema de base esta en la desigualdad social, hasta que no se solucionen los problemas en Africa y Oriente, por poner un ejemplo, aqui seguiremos teniendo problemas.
25 de enero de 2006 a las 17:22.  

alberto:
Bueno, Félix, yo también pensaba eso hasta que leí el artículo de Marta Salazar. Nuestro problema es básicamente que la población envejece y antes o después se colapsará todo el sistema. La desigualdad social en África es otro problema importante, pero más bien suyo que nuestro.
25 de enero de 2006 a las 17:52.  

Lola Viajera:
Yo también estoy sorprendida con tus ideas.

Pero no estoy de acuerdo para nada con la idea de la inseminación artificial. No estoy dispuesta a quedar embarazada por medio de maquinas, a permitir que alguien cresca en mi, en mis entrañas sin siquiera gozarme el acto de hacer el amor o tener sexo, para obtener un techo. Estoy muy a favor de la inseminación artificial para esas parejas que no pueden tener hijos, pero no como lo propones. Es demasiado frío. Hasta se puede interpretar como otra forma absurda de ventas, compras y servicios. Capitalismo sin dinero. Nada de capital, por una vida, te damos casa.

Creo que cada madre después de parir con dolor y amor, tiene el derecho de, junto a su pareja, criar al bebé como mejor entiendan. Tampoco estaría dispuesta a que un "profesional" le enseñara mierdas a mi hijo, para eso van a la escuela y no hay porqué separar la familia tan cabronamente. Preguntale a cualquier persona sin padre, sin madre o huerfana, si no a sentido un vacio inmenso a lo largo de su vida ? Y ese, con que lo piensas llenar ???

Es genial que seas tan revolucionario. Pero, olvidaste que somos humanos ? Le falta afecto a tu nueva sociedad.

Al final de cada vida, la conclución es la misma, todo lo que uno verdaderamente tiene aparte del propio ser, es la familia. Todo lo demás siempre es pasajero, los trabajos, los amigos, lo material...

Sinceramente para entrar en ese viaje que propones, prefiero seguir trabajando hasta el cansancio, vivir con poco tiempo, siempre andar corriendo, todo a lo gringo, pero con el sudor de mi frente obtendría un hogar, con un pene crearía a mis hijos y con amor, paciencia y cariño los ayudaré a crecer. Eso hicieron conmigo y no estoy mal.

En fin al menos tienes ganas de cambiar al mundo.
25 de enero de 2006 a las 21:21.  

Lola Viajera:
Un administrador del blog ha eliminado esta entrada.
25 de enero de 2006 a las 21:21.  

Lola Viajera:
Un administrador del blog ha eliminado esta entrada.
25 de enero de 2006 a las 21:21.  

Lola Viajera:
Un administrador del blog ha eliminado esta entrada.
25 de enero de 2006 a las 21:22.  

ex blogger:
¿Ponderación del voto?

¿Pretendes que tengan mayor capacidad de decisión (aún más) Losantos, Vidal o 'Nenuco' Escolar que un currito honrado? ¿Y cómo se mide eso de la cultura?

Uf, uf, uf...
26 de enero de 2006 a las 09:44.  

Lola Viajera:
Y con eso de padres de familias, quieres decir también madres de familia ? Porque cada día, hora, minuto y segundo hay más y más madres solteras, luchadoras, profesionales e importantes. Piensas que está demás nuestro derecho al voto ?? Me contestas luego.

Pero esto me huele a dictadura.
Que peste a macho... uy fo !
26 de enero de 2006 a las 10:03.  

Félix:
Acabo de leer el artículo 'El invierno demográfico' de Marta Salazar. Creo que define bien el problema actual de Europa, pero divaga cuando intenta presentar soluciones. Cierto es que estamos hablando de un problema de dificil solución.

Cuando yo hablaba de la desigualdad social en Africa no me explique bien, me refería a que mientras que los paises de África nos vean como el 'paraiso' no dejarán de migrar hacia nuestras tierras. Solo el día en que haya igualdad, y en todos los paises se pueda vivir bien se acabará la inmigración masiva y descontrolada y el odio hacia el país rico. Si, ya lo sé, esto es una utopía.

La solución que según Marta Salazar apoya el FNUAP no me parece correcta. Ver en la inmigración la solución a nuestros problemas me parece mala solución. Aunque visto lo visto Zapatero ya la está poniendo en práctica. Creo que tanta inmigración va a generar, y de hecho ya lo está haciendo, grandes problemas sociales. Yo veo esta una solución donde se deja a los jovenes fuera del sistema. Los inmigrantes aceptan trabajos con sueldos bajisimos y mantienen una economía donde los únicos que siguen ganando son los bancos, el estado y todos los mayores con buenas pensiones. Hay que joderse.

La inmigración debería controlarse de forma estricta, punto número uno. De hecho la utopía de igualdad económica en todo el mundo solucionaría este problema, pero bueno, de momento habría que controlarla.

A partir de ahí empezaría a analizar la situación. ¿Que pasa? ¿Que no hay nacaimientos? Por algo será. Los jovenes de hoy en día ganan muy poco dinero o están en el paro. Es dificilísimo comprar una vivienda. Así que no les pidamos que tengan hijos porque no están muy por la labor. En este punto discrepo de Marta Salazar cuando habla de la revolución sexual, antinatalista y el miedo al compromiso, al matrimonio y a los hijos. Dales a esos miedosos un sueldo de 2000? y verás que pronto pierden el miedo.

Si en Europa las personas cada vez tienen mayor esperanza de vida pues tendrán que trabajar mas años, es de cajón. Antes la gente trabajaba hasta los 60 y moría a los 65. Ahora se trabaja hasta los 65 (cada vez menos) y se llega a los 90. Esto no se puede aguantar, así que los mayores deben trabajar hasta los 70 de momento, y la mayoria llegan con energia de sobra a esas edades.

Sobre este punto Marta Salazar argumenta que sería un descalabro, porque provocaría mas paro del que hay. Veamos, si en España hay 44 millones de personas, ¿Cuantos deben trabajar? ¿La mitad? ¿10 millones? Visto lo visto, cada vez trabaja menos gente y sigue habiendo paro ¿Como puede ser? Tal vez el problema esté en que España sea uno de los paises a la cola en cuanto a innovación y creación de empresas, tal vez el problema sea que con la burbuja inmobilaria se está hipotecando a la sociedad y los únicos que estan ganando son los bancos, tal vez haya demasiado funcionario en España chupando del tarro y cobrando el doble de lo que se cobra en el sector privado (trabajando la mayoria bastante menos), tal vez se debieran privatizar o cerrar muchas cosas.

Y tal vez con todo esto dispondríamos de mas recursos para crear mas empleo y empresas, se mejoraría y mucho la economía del país, podrían trabajar los jovenes y los mayores hasta los 70, aumentaría la natalidad y habrían buenas y merecidas pensiones. Tal vez.
26 de enero de 2006 a las 10:29.  

alberto:
Bueno, parece que no os acaba de convencer mi cibercomunismo. No me gustan las dictaduras, pero tampoco me engaño con el régimen actual: ¿cualquiera puede decir lo que piensa? No lo creo. Las ideas racistas y machistas no se consienten, aunque la mayoría de la población las tenga. Yo mismo me callo muchas cosas en mi vida diaria que no me conviene decir. También cumplo un montón de leyes. Cuando he votado, el que ha recibido ese voto luego me ha tomado el pelo. Entonces, yo no veo diferencia entre democracia y dictadura, más bien diferencio entre gobiernos buenos para los ciudadanos y gobiernos crueles, egoístas, mentirosos, corruptos y todo lo que hemos tenido en España.

Un ejemplo: la dictadura de Primo de Rivera fue buena para España y gustó al ciudadano. La democracia anterior, la de la Restauración, era una mentira tras otra y puso a España en quiebra.

Y en cuanto a eso que dice siempre Félix, que los funcionarios se tocan los huevos, no lo tengo tan claro. Cuando voy a los servicios públicos me suelen tratar muy bien y con sinceridad, mientras que las empresas privadas sólo intentan manipularme con buenas caras que son falsas. La empresa privada está también llena de ceporros. Si los fontaneros fuesen funcionarios, todo el mundo diría que no trabajan nada. Y no hablemos de las compañías aéreas o telefónicas, las privatizaron y ahora funcionan peor.

Lo de la jubilación a los 70 años, ahora mismo es posible voluntariamente. Yo apoyo esa idea de Félix como remedio transitorio, pero el objetivo del ser humano debe ser vivir cada vez más y trabajar cada vez menos. Parece utópico, pero hasta ahora hemos conseguido muchas cosas que parecían increíbles.

Y para Lola Viajera: tienes muchos prejuicios. Ponte en la situación de un hombre medieval, creyente en el orden religioso del mundo, con un padre allí arriba mirando por él. Y piensa cómo vería nuestro mundo actual. Con decirte que en el siglo XIX, cuando inventaron la máquina de vapor, dijeron que correía a 40 km/h. y hubo algunos expertos que dijeron que el ser humano enloquecería a velocidad semejante... Yo creo que al toro hay que cogerlo por los cuernos: a grandes problemas, grandes soluciones. El siglo XXI necesita encontrar un rumbo claro.
26 de enero de 2006 a las 13:58.  

Félix:
Alberto, ante todo quiero que sepas que eres una de las personas que conozco que habla mas claro. Y valoro mucho tu opinión. Creo que eres un tipo muy válido y con buenas ideas. Y además me gusta mucho tu forma de escribir, tanto opinión como relatos o novela. De hecho me siento orgulloso de estar entre tus amigos, espero que por mucho tiempo.

Y no me enrollo más en público, no vaya a caer en peloteos que para nada busco. Me interesa tu forma de pensar y punto.

Sobre los funcionarios quiero decir una cosa. Hay funcionarios ejemplares, fueras de serie, y tal vez sea algo injusto con ellos, la verdad. Pero es que medidas como las últimas tomadas por el gobierno para que un funcionario no trabaje hasta más allá de las seis de la tarde me tocan los huevos, cuando hay gente que trabaja hasta las tantas o hace turno de noche. Tengo amigos profesores, funcionarios, que darían dinero porque hubiese un mínimo control de trabajo en sus centros, porque hay compañeros que no pegan ni chapa, y eso les quema mucho. Opinan y opino que si un tío no vale pues a la calle, donde sea.

También es cierto que hay miles de empresas que despilfarran dinero, y entre más grandes peor. La verdad es que es difícil opinar sobre estos temas porque siempre están llenos de matices. El gran problema de fondo es que la economía española empieza a hacer aguas, somos los menos competitivos de Europa. Y cuando en breve la burbuja inmobiliaria reviente, que lo hará pronto, ya veremos que pasa.

Y sobre la utopía de trabajar cada vez menos. Para que hablar del tema. El día que España vaya bien empezaremos a hablar del tema. En eso creo que estamos de acuerdo.
26 de enero de 2006 a las 16:33.  

alberto:
Bueno, Félix, gracias por tu apoyo. No te preocupes, yo sé por qué esta Lola Viajera ha entrado tan agresiva, y no es por este artículo.

Sobre los problemas de la economía española, cien por cien de acuerdo, hemos vivido un subidón ficticio por los fondos de cohesión europeos más la burbuja del ladrillo. La resaca de eso será buena.

Ahora mismo estoy viviendo en Alicante, y ya sé por qué España nunca tendrá dinero, no hay más que verlos conducir, no respetan las normas y la policía se toca los huevos. En una carretera que pone como máximo a ochenta, voy siempre a cien, y me adelantan a más de ciento cuarenta. Eso a las siete y media de la mañana. Esa gente estuvo viendo la tele hasta la una, luego durmió seis horas, se tiró agua a la cara, se bebió un café con leche y se subió al coche. Hasta las once o por ahí no se habrá quitado el sueño de encima. ¿Tú quieres que esos rindan como los alemanes? Esto daría para otra columna entera. Luego, a media mañana, cuando recuperan la energía, la gastan en charlar con los compañeros.
26 de enero de 2006 a las 17:45.  

Lola Viajera:
Y que es lo que me molesta ???
26 de enero de 2006 a las 18:21.  

Marta Salazar:
Buenísimo, le acabo de poner un enlace!
28 de enero de 2006 a las 13:13.  

Marta Salazar:
Ah! Felix, la verdad es que no no planteo esto "Sobre este punto Marta Salazar argumenta que sería un descalabro, porque provocaría mas paro del que hay" como mi opinión; es una de las opiniones que existe, pero no la hago mía... por el contrario, se puede perfectamente discutir.

Es que no divago en cuanto a la solución: no hay solución.

La migración es inevitable, pero no es suficiente, sobre todo porque los migrantes no están capacitados para trabajar en los puestos que se necesitan y porque los gobiernos no están dispuestos a que la migración sea selectiva.

Y cuando han dicho, como en Alemania: ok, ahora necesitamos por ejm., expertos en computación, a ellos sí los dejamos entrar, entocnes NO LLEGAN, NO QUIEREN VENIR A EUROPA, prefieren los EEUU.

EEUU sí es un país que se queda con los mejores cerebros y que sí es un país que selecciona al inmigrante.

Bueno, ahora visitaré tu blog y gracias por tu ocmentario acerca del tema!
28 de enero de 2006 a las 13:21.  

alberto:
Muchas gracias, Marta! :)
28 de enero de 2006 a las 13:37.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja