9 de diciembre de 2005
Un día en la educación pública
Hoy no ha sido uno de los peores. He comenzado en un aula casi vacía: cuatro alumnos, uno de ellos retrasado mental. De los otros tres, uno es el tipo de empolloncete (pero conmigo ha suspendido); el otro tiene tendencia al discurseo, imita al Rey y a los políticos. No es un mal chaval. El otro es muy amable, pero no estudia nada. ¿Dónde estaban los demás? Han tomado puente por su cuenta.

Luego he estado con un solo alumno. El resto estaban de puente.

La siguiente hora la he pasado con el padre de un alumno, el tutor de ese grupo y el jefe de estudios. Me llamó hijo de puta dentro de clase. He presionado para que lo expulsen tres días. El tutor es uno de aquellos profesores del Franquismo, muy mediocres y muy pedantes. Tiene tendencia a la caridad cristiana, a perdonarlo todo. Es también partidario de regalar los aprobados. La forma de imponer disciplina en el aula debe ser la retórica, el discurso grandilocuente. Da grandes parrafadas, ellos ponen carita de buenos y acto seguido vuelven a las andadas.

Luego he tenido una hora de descanso. Entre las 11:00 y las 11:50. He leído un par de periódicos atrasados (nada nuevo: que si las casas en Alicante no van a subir mucho más, que si las empresas no sacan beneficios, que si la UE nos cortará el grifo).

A las 11:55 me he metido en la leonera. Son un grupito de tercero que está soliviantado. De ahí proviene el que me llamó hijo de puta. Llevan dos meses con indisciplinas, insultos y gamberradas. He ido pasando partes de incidencias, pero el tutor ha estado, como he dicho antes, haciéndose el simpático y frenando las sanciones. Y en esta situación estamos. Nada más entrar, he mandado callar a una, que me ha respondido "no me calla mi padre, ¿y me vas a callar tú?". He firmado un parte y la he bajado a la jefatura. Parece que se le abrirá expendiente y se irá a su casa unos días. Otra ha querido tentar la suerte también, con chulerías, gritos, malos modos. He tenido que poner otro parte y mandarla bajar (las acompaña el delegado del curso).

Luego han venido otra vez el jefe de estudios y el tutor a hacer sus discursos. Qué grandes políticos desaprovechados. Todo aparato, todo gallofa que al adolescente no interesa. Alguno bostezaba y miraba el reloj.

Cuando han terminado, hemos estado en una especie de careo con una de las expulsadas. Ha habido más discursos huecos. Luego nos hemos quedado los profesores hablando un rato: hay que bajar el listón, hay que ganárselos, hay que saberlos entender. Era la una y cuarto. He bajado las escaleras, he dejado mi gestor docente (lo llaman "tamagochi"), me he subido al coche y he salido disparado. Dos días libres. Muy pronto llega Navidad.

16:03:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja