19 de octubre de 2003
¡Jobs volvía a tener la clave!
"¿Quieres seguir vendiendo agua con azúcar o quieres cambiar el mundo?". Si no conoces esta frase es que no sabes nada de la historia de la informática.

Esteve Jobs es el verdadero supersmart de las tecnologías. Nadie como él entiende de qué va esto de la informática e internet. Durante años han estado pegando cornadas dos masas de ignorantes: unos que querían erradicar los archivos MP3 de internet, algo tan fácil como eliminar el agua de Asturias, por ejemplo, y los otros encastillados en sus programas ilegales para burlar los derechos de autor de los artistas e inventando increíbles teorías acerca de la propiedad intelectual y el derecho de copia.

Pero Jobs volvía a tener la clave. Con esa claridad de pensamiento que ya tenía de joven, ha vuelto a hacer fácil lo dífícil: descarguemos la música por internet, grabemos las canciones en CDs y compartámoslas con los amigos, pero que se paguen los derechos a las personas que trabajan para crear esas canciones.

En abril Jobs lanzó la tienda de música on line 'iTunes' sólo para usuarios de Mac. Las canciones se venden a 99 centavos de dólar y tienen una calidad de MP3 a 128 k. (bastante buena). Aprovechando la costumbre de la gente de utilizar programas paralelos para estas descargas, lanzó un programa especial optimizado para elegir las canciones y descargarlas.

¿El resultado? Diez millones de canciones vendidas a día de hoy, con un ritmo de descargas actualmente de medio millón a la semana.

Estas cifras sólo incluyen al 3% de los PCs conectados a internet (los que usan Mac). Pues bien, ahora Jobs acaba de lanzar la versión de iTunes para Windows y prevé tener vendidos cien millones de canciones en abril próximo.

Esto no es sólo un nuevo negocio en internet que funciona, es el fin de una de las polémicas más irracionales de la historia de la Red. Tengo que reconocer que no entendía la virulencia que habían tomado los argumentos y que temía que alguna bofetada se escapara para los escritores. Pero con el iTunes para Windows muchas cosas van a terminar en seco. El futuro de la música está perfilado ya: canciones en MP3, algunas pagadas, otras prestadas (legalmente) por los amigos, reproductores portátiles, altavoces buenos en el ordenador, reproductor en el coche, DVDs con miles de canciones bien organizadas...

Es una explosión del negocio sin tener que pasar por esos locales hacinados y sudorosos en los que se tocan los conciertos. ¿Cómo se pudo llegar a creer que los conciertos eran el futuro de la música cuando todos los signos culturales llevan hacia el individualismo? El siglo XXI es el siglo de la experiencia gozosa de la independencia individual, es el siglo de la disolución de las masas, que pasan a convertirse en redes (¿no habéis leído mi columna sobre el tema?). No son conciertos a hora fija con entrada y gorila en la puerta el futuro, es la música en todo lugar a todas horas, la música que relaja o llena el tiempo en estresantes jornadas laborales o fines de semana de mucha carretera.

No voy a meterme en el tema del futuro de la industria. Las empresas privadas que no funcionen tendrán que ir cerrándolas. Lo único que tengo claro es que sin cantante no hay canción, mientras que las otras rémoras que arrastran los discos pueden ser prescindibles en un momento dado. Que abran los ojos porque Jobs puede haberles pintado una cruz en la puerta.

15:43:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.

1 comentario:

Anónimo:
Glenn Gould el pianista pensaba lo mismo, que el fin de los conciertos estaba próximo. Él apostaba de pleno por las grabaciones, por eso se retiró célebre y joven para desarrollar su carrera en los estudios de sonido.

Un saludo.
1 de diciembre de 2007 a las 07:03.  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja