25 de enero de 2002
Mis ideas sobre Perl
Cuando aparecieron las primeras páginas web, Perl era un desconocido lenguaje de administración de estaciones de trabajo que sólo utilizaban los informáticos iniciados en el mundo Unix.

Pero, cuando se empezó a pensar en utilizar pequeños programas que devolvieran datos procesados y formateados en HTML, Perl emergió como el lenguaje más indicado para desarrollar lo que se llamarían CGIs, por tener una sintaxis muy parecida a la de C (el lenguaje que dominan todos los informáticos), por estar pensado para manipulación de textos, por ser un script, y sobre todo por el impulso de su creador, Larry Wall, que fue capaz él solo de idear uno de los lenguajes más rápidos y potentes de la actualidad.

En sus inicios, Perl no estaba orientado a objetos, pero con el tiempo ha ido incorporando características de programación más moderna. Actualmente Perl soporta objetos y, algo que pocos saben, también la programación cliente/servidor.

Por ahí oigo que Perl está viejo, que Java es el futuro, que la comunicación entre CGIs tiene que hacerse con archivos de texto, e incluso que no está orientado a objetos. Pero Perl tiene características que van mucho más allá de los clásicos CGI:

Con Perl se pueden establecer conexiones de flujo a nivel de socket, es decir, los programas pueden enviarse datos a través de un puerto directamente, al estilo cliente/servidor.

Perl puede utilizar invocación remota de métodos, al estilo de Java, que aquí se llama "Remote Procedure Call". Con esto, se puede utilizar un objeto o un método que resida en otro servidor.

Perl puede apoyarse en extensiones prefabricadas en C para aumentar su funcionalidad. De hecho, esa es una de las mejores características que tiene actualmente, porque esas extensiones en C van empaquetadas en módulos que simplemente se descargan de internet, se instalan con una simple orden de comandos, y están dispuestas para ser utilizadas.

Pero también pueden hacerse extensiones en Perl para programas en C, embediendo el intérprete Perl en la aplicación en C y aprovechando las funciones más potentes de manipulación de textos de Perl, por ejemplo.

Con Perl pueden hacerse también programas con interfaz gráfica, utilizando el paquete Tk, que es el mismo que utiliza el lenguaje Tcl.

Perl puede, utilizando un módulo llamado DB::File, almacenar datos en un archivo de texto y hablarle a ese archivo de texto en lenguaje SQL, de forma que podemos fabricarnos una base de datos sin utilizar ningún gestor de base de datos, y lo que es mejor, sin depender de ninguna plataforma concreta. Ese sistema es el que utiliza ahora mismo el famoso Movabletype.

Y, por supuesto, también podemos comunicarnos con gestores de bases de datos relacionales utilizando el módulo DBI, que nos permite hacer scripts con código SQL que sean independientes de la base de datos.

Por último, no hay que olvidar que el intérprete de Perl es abierto, se distribuye el código fuente, aunque el copyright pertenezca a Larry Wall, y un desarrollador experimentado puede configurar ese intérprete para que haga lo que él quiera. Eso ha traído que Larry Wall reciba muchas sugerencias sobre cómo mejorar el programa, y, desde la liberación del código, Perl ha experimentado un impulso muy importante.

Todo esto está muy bien desarrollado en el libro Advanced Perl Programming, de Sriram Srinivasan, uno de los libros buenos que he leído de informática.

En realidad, pienso que Perl es mucho más indicado que PHP para programar páginas web, no solamente porque es más potente, sino porque la comunidad de desarrolladores es mucho más grande y te facilita la tarea mucho. Quienes están interesados en PHP generalmente son diseñadores que prefieren esquemas centrados en la presentación, para poder abrir Dreamweaver, maquetar la página, y sólo después insertar algo de código. Pero si alguien piensa primero en la lógica del programa y solamente después hace la maquetación de la página, no tiene sentido utilizar PHP, porque Perl es mucho más adecuado. Además, aprendiendo Perl prácticamente se aprende también C, que es la madre del cordero de la informática, y de C se puede saltar muy fácilmente al resto de lenguajes.

A mí me interesó sobre todo Perl porque, aunque puede llegar a ser muy complejo si lo necesitas, es muy sencillo empezar con él. Solamente con escribir print "hola"; ya has conseguido tu primer programa en Perl. Y eso me hizo aprender divirtiéndome, en lugar de estar empollando un montón de métodos y objetos, como pasa con Java.

16:13:00 ---------------------  

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja